#ZNStarWars – La aventura de los Ewoks

Por
2
3347

A pocas horas de que se estrene de forma masiva en miles de salas de todo el mundo el episodio VII de Star Wars estaría bien recordar que una vez ya hubo otro episodio que continuó las aventuras de la saga galáctica, y que en el momento de su estreno fue considerado como la continuación de El Retorno del Jedi. Por supuesto me estoy refiriendo a Caravan of Courage (an Ewok adveture) o como se conoció en España: La aventura de los Ewoks: Caravana de valor.

Hagamos un poco de memoria. En 1983 se estrenó El Retorno del Jedi, el episodio que cerraba la trilogía de La Guerra de las Galaxias en el que se resolvía el conflicto entre la Alianza rebelde y el malvado Imperio Galáctico y se cerraba el complejo drama familiar de los Skywalker. Se trataba de un episodio eminentemente destinado a cerrar la saga y atar los cabos sueltos que habían quedado tras El Imperio Contraataca aunque eso no impidió que George Lucas y sus colaboradores tuvieran tiempo para introducir un nuevo escenario al cada vez más amplio abanico de planetas que iban desfilando por la saga. En esta ocasión se presentó Endor, o más bien, la luna santuario de dicho planeta, en la que el Imperio estaba construyendo su nueva Estrella de la Muerte. También hubo tiempo para presentar a la población nativa de esta luna, los Ewoks, unos simpáticos aunque belicosos personajillos, de corta estatura y recubiertos de pelo con apariencia de osos de peluche. En la trama de la película los Ewoks capturaban a los protagonistas e intentaban hacer una barbacoa con ellos aunque una vez aclarado que no eran sus enemigos, se aliaban con los rebeldes y ayudaban a Han Solo y los suyos a derrotar a las fuerzas imperiales en el planeta.

Tras el estreno de El Retorno del Jedi, esta curiosa incorporación a la mitología de Star Wars cosechó un enorme éxito entre los niños de la época que vieron en los Ewoks los personajes perfectos con los que reconectar con este universo cinematográfico tras un episodio, El Imperio contraataca, mucho más oscuro y serio. Visto con la perspectiva que da el paso del tiempo, la incorporación de los Ewoks es una prueba más de la tendencia de George Lucas de poner a prueba a los fans de su creación más famosa con la incorporación de personajes que deben funcionar como alivio cómico y que acaban rozando lo ridículo. Por suerte, en este episodio Lucas no acabó de cruzar la raya que si cruzó con Jar Jar Binks y los Ewoks consiguieron el favor del público y las simpatías de millones de niños que consumieron todo el merchandising que apareció con estos peludos personajes. Así no es de extrañar que con el éxito de la película aún en el recuerdo del público, cuando se planteó la posibilidad de continuar explotando el filón de la saga se optara por aprovechar el tirón de estos menudos y entrañables personajes y se les diera el protagonismo de su propia aventura.

Los ewoks vuelven a la acción
Los ewoks vuelven a la acción

La aventura de los Ewoks

Al año siguiente del estreno de El Retorno del Jedi, en 1984, Lucasfilm propuso a la cadena ABC (premonitoria la decisión, puesto que dicha cadena es propiedad de Disney) la realización de un especial televisivo protagonizado por los Ewoks que sería emitido a finales de Noviembre coincidiendo con el periodo de vacaciones de Acción de Gracias. El control creativo del proyecto recaería en manos del propio Lucas quien se encargó del argumento mientras que el guion final lo escribiría Bob Carrau. La dirección correría a cargo de John Korty, un veterano del mundo de la televisión, y el diseño de producción, parte fundamental de la saga, estaría en manos de Joe Johnston, un especialista de la ILM que más adelante se convertiría en director de varias cintas de éxito como Jumanji o Capitán América: El primer vengador. Con un equipo creativo perfectamente controlado por Lucas, el proyecto se desarrolló sin problemas y se estrenó el 25 de noviembre de 1984.

La historia se sitúa en la luna de Endor donde la familia Towani se ha estrellado con su nave espacial. Los padres, Catarine y Jeremitt se separan de sus hijos, Mace y la pequeña Cindel, y mientras los están buscando son capturados por el gigante Gorax. Al día siguiente, Mace y Cindel son encontrados por una familia de Ewoks quienes los acogen en su hogar. El jefe de esta familia es Deej y el benjamín es Wicket quien entabla amistad con la pequeña Cindel. Los niños y los Ewoks emprenderán un largo viaje hasta la guarida de Gorax para intentar rescatar a los padres de Mace y Cindel y por el camino tendrán que afrontar numerosos peligros y luchas con bestias feroces. Aunque también encontraran aliados como el feroz guerrero Ewok, Chukha-Trok o Izrina, una wistie o hada de los bosques de Endor.

Wicket y su nueva amiga
Wicket y su nueva amiga

El resultado final, teniendo en cuenta los medios disponibles en la época y el ajustado presupuesto televisivo, es un producto de entretenimiento muy digno, destinado a un público infantil, pero que en ningún momento toma por idiota al espectador. Teniendo en cuenta al público al que va dirigida, la película cuenta con escenas de considerable intensidad, como el ataque del lobo-oso, el encuentro con las arañas gigantes o la lucha final con Gorax así como momentos dramáticos como la despedida del clan familiar Ewok o el destino final de Chukha-Trok, que confieren al conjunto una entidad respetable como historia de aventuras iniciáticas y de conocimiento del mundo. Como es de esperar en este tipo de relatos, los personajes sufren una evolución a lo largo del viaje y Mace pasa de ser un muchacho que desprecia a los Ewoks por ser primitivos a acabar respetándolos por su valentía y altruismo. Esto no quita que la cinta cuente con algunos defectos, como un ritmo un tanto moroso y unos personajes infantiles que por momentos resultan cargantes (marca de la casa supongo).

El guion (o más bien el argumento) de Lucas es una apuesta por la aventura en estado puro y llama la atención por los numerosos elementos fantásticos que incluye. Si no fuera por la presencia de los Ewoks y por algún otro detalle estético, se podría decir que la historia está más próxima a Willow (la película de fantasía épica que escribiría el propio Lucas un par de años más tarde) que a la Guerra de las Galaxias y eso es debido a las escasas conexiones y referencias al resto de elementos de la mitología establecida. En ningún momento se hace mención al Imperio o la Alianza y, salvo los Ewoks, todas las criaturas que aparecen son de nueva creación. Incluso Endor resulta diferente al mostrado en El Retorno del Jedi con paisajes desérticos alejados de los bosques mostrados en la película. Una de las pocas concesiones a la saga galáctica es la indumentaria que lleva Mace, de apariencia muy similar al mono de vuelo naranja que luce Luke cuando pilota su Ala-X.

Hoy en día la película quizás no encaje tanto con la sensibilidad del público infantil debido a su ritmo, un poco lento por momentos, y a sus efectos especiales tradicionales (que no dejan de ser entrañables) aunque sigue siendo un buen ejemplo del cine de aventuras que se hacía en los 80.

A pesar de ser un producto pensado para la televisión, la entidad del film y la popularidad de los personajes hicieron que se estrenara comercialmente en cines en varios países, incluida España, donde llegó en verano del año siguiente.

La aceptación del especial fue bastante considerable, lo que propició la creación de una secuela que apareció al año siguiente y que llevó por título La batalla del planeta de los Ewoks. Esta segunda parte retomaba a los protagonistas donde se habían quedado en la aventura anterior, viviendo con los Ewoks en Endor. Al principio del relato, el poblado Ewok es atacado por unos esclavistas que secuestran a la mayoría de los Ewoks y asesinan a los miembros de la familia Towani, menos a la pequeña Cindel. Ésta, junto con Wicket emprenderá un nuevo viaje para rescatar a los suyos. Por el camino encontrará a otro humano atrapado en la luna de Endor quien le ayudará a liberar a sus amigos peludos y huir por fin del planeta.

Esta segunda parte mantenía el tono fantástico de la primera e incrementaba los elementos dramáticos y de terror, siendo un nuevo entretenimiento bastante digno, considerando los medios de que disponía. En esta ocasión además también se incrementó el número de referencias al universo de la saga aunque fueran más bien estéticas como las luchas con blasters o la presencia de naves espaciales.

Cartel de la Batalla de Endor
Cartel de la Batalla de Endor

La polémica

Como apunte final, me gustaría remarcar cierta polémica que rodea a este film y su secuela y que viene a demostrar dos cosas: la capacidad de buscar tres pies al gato de algunos fans y lo inútil que resulta buscar coherencia en sagas de entretenimiento que han sido desarrolladas sin seguir un plan establecido.

Las cuestiones relevantes sobre estos films son dos: ¿cuándo se ubican cronológicamente dentro de la saga las dos películas? Y ¿forman parte del canon de la saga o no? Según la versión oficial, las películas se situarían en algún momento entre los episodios IV y VI, es decir, antes de los acontecimientos de El Retorno del Jedi. Eso explicaría porque no hay referencias ni rastro del Imperio en Endor ya que éste aún no se habría instalado en el planeta. Ahora bien, si lo narrado en los films tuvo lugar antes de El retorno del Jedi y Wicket convivió con humanos durante una temporada hasta el punto de aprender a hablar su idioma, ¿por qué cuando se encuentra con Leia se sorprende como si fuera la primera vez que viera un humano? ¿y por qué no intenta comunicarse con ella con lo que aprendió de Cindel? La versión oficial es que Cindel le enseño un idioma diferente al que hablan Leia y el resto de los rebeldes. Ahora bien ¿no estaba por allí C3PO que tantos idiomas sabía hablar? Y otra cuestión, si los Ewoks habían entablado amistad con una familia de humanos, ¿por qué se intentan comer a Luke y a Han? ¿se han vuelto antropófagos? Para echar más leña al fuego, esta situación cronológica se estableció años después del estreno de las cintas ya que en su momento Lucas afirmó que estas historias tenían lugar años después de El Retorno del Jedi.

Esto lleva a la segunda cuestión, ¿forman parte del canon de la saga? Según los criterios que fijan que es canon todo aquello escrito por Lucas entonces sí se deben considerar por parte de la historia oficial de la saga puesto que el guion de ambas cintas partió de un argumento de Lucas. Si esto es así, la presencia de elementos mágicos daría una nueva dimensión al universo en el que se desarrollan las aventuras de Luke, Han y compañía.

Como se puede comprobar hasta de un producto fruto de un momento determinado y con el objetivo de aprovechar el tirón comercial de un éxito puede ser fruto de controversia cuando se intenta tomar demasiado en serio. Lo que habría que hacer es tomarlo tal cual y disfrutarlo por lo que es y no por lo que debería ser.

2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
_kam1kaze_
_kam1kaze_
Lector
17 diciembre, 2015 13:09

Justo ayer estaba pensando como se llamaba la película de los Ewoks xD

billyboy
billyboy
Lector
17 diciembre, 2015 16:06

La segunda parte recuerdo que me dejo un mal sabor de boca,sobre todo con la muerte de toda la familia al principio de la pelicula menos la niña,no me podia creer que el chaval protagonista de la 1º muriera a las primeras de cambio,mientras la veia aun pensaba que podia aparecer,pero no,se muere y ya esta.

Ademas la primera me parecio «mas magica» en cambio la segunda…mas mundana.