ZNPodcast #Quedateencasa – Secret Wars (1984), de Jim Shooter, Mike Zeck y Bob Layton

¡Únete al club de lectura del podcast de Zona Negativa! ¡Únete al movimiento #Quedateencasa!

¡Bienvenido al club de lectura comiquero de Zona Negativa!

Ante la actual situación de alerta sanitaria, en Zona Negativa queremos unirnos al movimiento Quédate en casa. Os proponemos pasar la cuarentena en nuestro club de lectura comiquera. En este programa hablaremos de Secret Wars, de Jim Shooter, Mike Zeck y Bob Layton, como ya sabéis, al final del programa podréis saber cuál será la lectura que abordaremos en el próximo podcast.

Cada día, a las 11:00h de la mañana tendrás el nuevo capítulo en Ivoox y en la web a las 17:00 de la tarde. ¡No te lo pierdas!

Colaboradores: Nacho Teso, Luis Javier Capote Pérez, Miguel Ángel Crespo y Jordi T. Pardo
Edición: Jordi T. Pardo y Mònica Rex

Suscríbete a nuestro podcast en iVoox, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts y búscanos en tu app de podcast favorita.

Artículo sugerido para quedarse en casa

Secret Wars. Revisitando el Mundo Batalla original

Artículo anteriorLecturas en cuarentena
Artículo siguienteReseñas DC USA – Batman: The Adventures Continue #1
Empecé con series animadas como 'Spider-Man y sus Asombrosos Amigos' y el 'Spider-Man' de los 90. En las viñetas, mis primeros números fueron unos 'Marvel Team-Up' de Bill Mantlo, Chris Claremont y John Byrne. A eso le siguió Gerry Conway en 'Amazing Spider-Man', con la muerte de Gwen Stacy. El asunto continuó con los 'X-Men de Claremont' desde que se afianzan en Australia, y fui creciendo acompañado del 'Ultimate Spider-Man' de Bendis, cuyos 'Nuevos Vengadores' me abrieron al resto del actual universo Marvel. La Casa de las Ideas es mi sitio, y actualmente disfruto del 'Venom de Cates/Stegman', el 'Immortal Hulk de Ewing/Bennett', 'Daredevil de Zdarsky/Checchetto'... y de cualquier buena serie que me haga recordar por qué disfruto con esto de los cómics.
La Laguna (1973). Mi primer contacto con los tebeos fue un número de la revista "Mortadelo" y un ejemplar de la colección "Olé" dedicada a la familia Cebolleta. Después llegaron Astérix, Tintín, Superman, Dreadstar, los Vengadores... y hasta ahora.
Barcelona (Septiembre, 1980). Licenciado en Historia. Empecé mi relación con el mundo de la viñeta leyendo las adaptaciones de clásicos ilustrados. Más tarde, conocí a personajes icónicos de la historieta nacional como Mortadelo y Filemón, Superlópez y Pafman, entre otros muchos. Las publicaciones de Forum me introdujeron al mundo de los superhéroes, Dragon Ball me brindó una puerta de entrada al manga y con V de Vendetta descubrí las posibilidades reales del cómic. En la actualidad, el cómic independiente y el manga son mis principales intereses como lector. Colaboro en Zona Negativa hablando de cómic y otras galaxias cercanas. También participo en otras publicaciones del medio como Comicmanía y Otaku Bunka
Psicólogo nacido en Murcia en 1984. Lector de todo tipo de tebeos desde niño, pero sobre todo de Marvel. Interesado en la forma en la que el cómic refleja el mundo real y transmite ideas relacionadas con problemáticas sociales. Feminista y parte del colectivo LGBT+. Preocupado por la integración y la diversidad, tanto dentro como fuera del cómic.
(Barcelona, 1990). Licenciada en Filosofía y graduada en Medicina. Entré en el mundo del manga gracias al boom del anime de finales de los años noventa con series como Utena, la chica revolucionaria, Evangelion y Cowboy Bebop. Después de leer a Tezuka, Taniguchi y Urasawa, salté a la lectura del cómic de cualquier procedencia, género y estilo. Recientemente, me he volcado en el mundo del podcasting medio que me permite explorar nuevas formas de divulgación. Fui jurado de los XXV Premios Manga Barcelona organizador por Ficomic. Mi máxima: las buenas historias son aquellas que dejan huella en el alma del lector.
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
kursal
kursal
Lector
14 abril, 2020 15:46

Sin duda, el cómic al que le tengo más cariño. Con él me enganché a este mundo de manera definitiva. Pena que los últimos números estuvieran tan mal dibujados. La historia era simple pero atractiva.