#ZNLibros Las estrellas, mi destino

Por
2
1235
 

Edición original: The Stars my Destination
Edición nacional/ España: Gigamesh Bolsillo
Autor: Alfred Bester
Formato: Bolsillo
Precio: 8€

 

Tigre, tigre

Alfred Bester me ha dejado roto. Con esta única frase podría terminar ya la reseña de Las estrellas, mi destino. Sinceramente no esperaba reseñar tan pronto otra novedad de Gigamesh y menos de la colección Omnibus, de la que no tengo nada más que alabanzas, y más ahora con el nuevo diseño que presentan los libros de bolsillo desde esta misma publicación. No esperaba, decía, volver a reseñar tan pronto porque Gigamesh nos ha dado unas navidades llenas de novedades y quería dosificar estas lecturas.

Pero el tigre tenía otros planes.

En el siglo xxv, cuando las técnicas de teleportación han cambiado de forma radical la sociedad de la Tierra, un hombre motivado por pasiones extremas emprende un carrera desesperada por cambiarse a sí mismo. Gully Foyle fue abandonado a su suerte y logró sobrevivir milagrosamente a una situación sin esperanzas; desde entonces ha venido acumulando riquezas y poder con un único objetivo: vengarse.

La obsesión por la venganza, pero también la búsqueda de la identidad y la evolución de la humanidad gracias a las técnicas mentales, al descubrimiento de que el mayor poder se encuentra dentro de nosotros. Narrativamente, Las estrellas, mi destino supone un verdadero golpe a la ciencia ficción; una novela tan desconocida para mí hasta ahora como necesaria para el género. El estilo de Bester es directo, pero elegante y poético en ocasiones, con algunas frases que se me han quedado grabadas. Una narración que no es demasiado extensa en detalles y que sabe dónde está el foco y a dónde atacar, pero que no se olvida del desarrollo de Gully Foyle. Un personaje que me ha hipnotizado; todo violencia y rencor, pero con esa parte humana que se ve más allá del tatuaje del tigre que le marca como indeseable. Me ha recordado en muchas ocasiones al personaje de V de V de Vendetta, el magnífico cómic de Alan Moore.

Los temas que trata la novela ponen el foco en el desarrollo de la humanidad, aparte de la venganza. Y es que el jaunteo, la teletransportación mental que se desarrolla en el futuro y cómo afecta esto a la humanidad, cómo cambia la manera de desarrollarse, de entenderse, de colonizar el Sistema Solar y de volver a ciertos cánones del pasado, con gusto por los retrofuturismos entre las altas clases de la riqueza, componiendo un sistema social y político completamente diferente de lo que podríamos esperarnos.

Mención aparte merecen tanto la nueva edición de bolsillo, con nuevo diseño, más elegante, y una estupenda cubierta obra de Corominas; y la traducción de Cristina Macía y Sebastián Martínez.

Las estrellas, mi destino me ha atrapado durante las horas perdidas de la Navidad y me ha obligado a verme poseído por el afán de venganza de Gully Foyle. Una novela llena de dolor, pero también de luz; llena de violencia, pero también de amor. Una novela redonda, si es que eso significa algo a estas alturas; una historia que ha removido los cimientos de mi pasión por la ciencia ficción. Tras terminarla, solo me queda preguntarme: ¿qué me reserva Gigamesh? ¿Cuántas joyas escondidas en su catálogo nos quedarán por descubrir?

Alfred Bester. Escritor y periodista estadounidense nacido en Nueva York el 18 de diciembre de 1913 y fallecido el 18 de diciembre de 1987 en Doylestown, Pennsylvania. Es considerado como uno de los más importantes escritores de ciencia ficción de mediados del siglo XX. Aunque trabajó escribiendo guiones para radio y televisión, se hizo popular con su novela de 1952-1953 (fue publicada por entregas en la revista Galaxy) El hombre demolido (The Demolished Man), que fue merecedora de la primera edición del Premio Hugo, el más importante del mundo de género fantástico. Su siguiente novela importante, Las estrellas, mi destino (The Stars My Destination, 1955) supuso su confirmación como uno de los autores más importantes de aquellos primeros tiempos de la ciencia ficción moderna. Sin embargo, no hablamos de un autor prolífico: abandonó la ficción para trabajar para la revista Holiday, de la que llegó a ser redactor jefe, no retomando la ciencia ficción hasta la década de los setenta, aunque su retorno fue un fracaso tanto de crítica como de público.

Artículo anteriorEl siniestro sol negro 8
Artículo siguienteAya de Yopougon. Integral 1
Nacido en Alicante y adoptado por Madrid. Es autor de las novelas Encerrado (Atlantis, 2009), XXI (Ediciones B, 2011), Cabeza de Ciervo (Dolmen, 2014) e Infernorama (Dolmen, 2015). Ha ganado premios y ha sido traducido al inglés en la antología The Best of Spanish Steampunk. Entre su labor creativa también escribe cómics y videojuegos y colabora con medios como El Pais, Ambito Cultural y Zona Negativa. @FranciscoMEsp
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Esfingo
Esfingo
Lector
26 diciembre, 2017 19:19

¿V? Nunca vi ese parecido, veo más un conde de Montecristo espacial

Nippur
Nippur
Lector
27 diciembre, 2017 12:34

Bester es un autor a reinvindicar. En su tercer album, Seven and the Ragged Tiger, Duran Duran incluyó un tema dedicado a este libro, llamado Tiger, Tiger