#ZNDayTimSale – Batman: Victoria Oscura

En esta entrada hablamos de Victoria Oscura, la continuación de El Largo Halloween con la que Jeph Loeb y Tim Sale volviereon a ofrecerenos una de las mejores historias modernas de Batman.

Por
0
698

Edición original: Batman: Dark Victory núms. 0-13 USA
Edición nacional/España: Batman: Victoria Oscura. Edición Deluxe (ECC, 2022)
Guion: Jeph Loeb
Dibujo: Tim Sale
Entintado: Tim Sale
Color: Gregory Wright
Traducción: Felipe Tobar Pastor
Formato: Cartoné, 408 págs. 46.00€

Jeph Loeb y Tim Sale: Año Uno

Después de su primera colaboración juntos en Challengers of the Unknown Must Die! (1991) el guionista Jeph Loeb y el ilustrador Tim Sale tuvieron una cita anual durante tres temporadas con Batman conmemorando la festividad de Halloween. Batman: Legends of the Dark Knight Halloween Special #1 (1993), Batman: Madness A Legends of the Dark Knight Halloween Special #1 (1994) y Batman: Ghosts Legends of the Dark Knight Halloween Special #1 (1995) configuraron una memorable trilogía en la que ambos autores ofrecían su personal mirada sobre el micrcosmos ficcional y los personajes creados por Bill Finger y Bob Kane en 1939 con muy óptimos resultados. El dúo concectó desde el primer momento y solo un años después del último número de lo que en un futuro sería el tomo recopilatorio Haunted Knight volvieron a DC Comics y a la batfamilia para atreverse con una opus magna como El Largo Halloween. A lo largo de 13 números editados entre los meses de diciembre de 1996 y 1997 el caso del asesino «Festivo» y el nacimiento del villano Dos Caras acabaron convirtiéndose en una de los mejores arcos argumentales de la historia de Batman

Victoria Oscura, El Padrino II del mundo del cómic

El éxito de El Largo Halloween fue tal que solo dos años después Jeph Loeb y Tim Sale se volvieron a reunir para dar continuación a la historia justo donde la terminaron y recuperando a muchos de los personajes que poblaron aquellas memorables trece grapas. Victoria Oscura, que así se llamó esta secuela, publicó su primera entrega en noviembre de 1999 y acabó su recorrido en diciembre de 2000 tras un prólogo y 13 números que la revelaron como otra de las mejores historias jamás contadas sobre el Guardían de Gotham. Loeb y Sale se mostraron profundamente continuistas con respecto a su trabajo con El Largo Halloween ya que estructuraron esta continuación también con la investigación para desenmascarar a un misterioso y sádico asesino, mientras se narraba el origen de un personje clave dentro de la batfamilia en particular y DC Comics en general. El resultado, como ya apuntamos, es una secuela que sin llegar a las cotas de perfección de su predecesora ofrece toda una master class de cómo contar una historia de Batman que aprovecha todo su potencial, y el de sus secundarios, como personaje de ficción transfigurado en icono de la cultura pop.

Al igual que El Largo Halloween su continuación hunde ráices en la literatura noir y el cine mafioso de corte más clásico. Una vez más la sombra de El Padrino, tanto la novela de Mario Puzo como la obra maestra de Francis Ford Coppola, sobrevuela esta historia que, aun siendo estructurada alrededor de la investigación de los crímenes a manos de un asesino de policías llamado «El Ahorcado» que también mata durante días festivos, usa como contexto espaciotemporal la guerra entre familias mafiosas como los Falcone o los Maroni en la ciudad de Gotham. El guion de Jeph Loeb presume de una construcción brillante y se ve reforzado, no solo por sus conocimientos del lore indivisible a la vida editorial del Hombre Muerciélago, sino por ese tono melancólico y nostálgico que el autor de Ultimate X o Silencio siempre desplegaba cuando colaboraba con su buen amigo Sale. Aunque su labor a la escritura no es tan redonda como en El Largo Halloween sí es cierto que su excusa para incluir a casi toda la galería de villanos de Gotham es más orgánica y obdece a un plan que, si bien sencillo, se adecúa a los hechos narrados en las páginas.

Con motivo de la escritura de esta entrada me dispuse a, como es lógico, releer Victoria Oscura después de muchos años de la última vez y me sorprendió confirmar que la historia de cómo Dick Grayson es adoptado por Bruce Wayne tras el asesinato de sus padres, para poco después enfundarse por primera vez el uniforme de Robin, ocupa en el arco argumental muchos menos números de los que recordaba y es introducida en la trama de manera un tanto tosca y apresurada. Por suerte guionista y dibujante mimetizan sus aptitudes como storytellers para que la irrupción del personaje en esa pocas grapas dé forma a algunas de las mejores situaciones de Victoria Oscura. Especial mención la narración en paralelo del regreso del pequeño Bruce Wayne a su hogar después de la muerte de Martha y Thomas, con la llegada a la mansión de Dick Grayson usando a Alfred como eje conductor de ambos pasajes apelando a unos recursos que el tándem de autores utilizaría de manera parecida años después en sus trabajos para Marvel Cómics como Spiderman: Azul y Daredevil: Amarillo.

Uno de los mayores placeres que proporciona una obra como Victoria Oscura, que también pudimos experimentar en El Largo Halloween, es ver a los enemigos jurados más importantes de Batman compartir viñetas con todo el submundo del hampa arraigado tanto las altas esferas como en los barrios bajos. Sofia Falcone Gigante y sus hermanos, la famila Maroni, Anthony Zucco y todos sus secuecas intercambiando persecuciones y tiroteos por las calles de la ciudad mientras James Gordon y sus hombres tratan de detenerlos amalgama el perfil de cine negro previamente apuntado con un tono pulp aportado por los «engendros» que siembran el terror en Gotham. Dos Caras, el Joker, el Pingüino, El Acertijo, Solomon Grundy, el Espantapájaros y sobre todo Catwoman tienen su momento de gloria dentro del relato y sus apariciones se ven potenciadas por la muy particular visión que Tim Sale tiene de todos ellos, única, intransferible y muy diferente a la de cualquier otro dibujante que haya puesto sus lápices al servicio de los personaje de DC Comics.

Debo admitir que la primera vez que tuve contacto con la obra como dibujante de Tim Sale, precisamente con el tomo recopilatorio de Haunted Knight publicado por Planeta DeAgostini, no conecté con su trazo. Aconstumbrado a la ortodoxia de muchos otros autores relacionados con el cómic superheróico la anatomía de sus personajes y su cadencia casi expresionista a la hora de diseñar tanto a Batman como a sus colaboradores y enemigos no era de mi agrado. Con el tiempo comencé a valorar su estilo en esos tres recopilatorios sobre Halloween, pero fue sobre todo cuando leí Superman: Las Cuatro Estaciones y Catwoman: Si Vas a Roman que caí rendido ante su inmenso talento. Dark Victory comparte con El Largo Halloween la superlativa alternancia de splash pages de profundo impacto visual, marca de la casa Loeb, con una disposición de viñetas minimalista y de una narrativa sencillamente desarmante. Sumando a todo el conjunto la mayor virtud de Sale, la emoción que transmitían sus personajes y que encuentran su culmen en esa última viñeta a página completa con el juramento entre Batman y Dick Grayson.

Tim Sale: Uno de los nuestros

Ya apuntábamos con anterioridad que Victoria Oscura queda un peldaño por debajo de El Largo Halloween, pero eso la situa en la nada desdeñable posición de ser una de las mejores historias jamás contadas con Batman como protagonista. La pareja formada por Jeph Loeb y Tim Sale era una de mis favoritas del cómic contemporáneo y no hay una de las obras que diseñaron conjuntamente que no me enamorara profundamente. La pérdida de Tim Sale, en el mismo año en el que nos decían también adiós titanes como George Perez o Neal Adams, a una edad tan temprana es una verdadera tragedia, porque todavía le quedaban muchas historias por contarnos. Por suerte siempre nos quedará su obra, la de una voz única dentro del cómic que supo reinventar con su mirada personajes que ya creíamos que nunca podrían sorprendrernos, sabiendo reconfigurarlos de maneras que nunca hubiéramos imaginado. Esta Victoria Oscura que nos ocupa es la muestra fehaciente de cuánto amaba su trabajo y el profundo respeto que sentía por estos iconos que siguen formando parte de nuestras vidas como también lo hicieron de la suya. Buen viaje y que la tierra le sea leve, maestro.

Lo mejor

• Es una secuela continuista de El Largo de Halloween que hereda casi todas sus virtudes.
• La perfecta mímesis entre guion y dibujo gracias a la genuina conexión entre Jeph Loeb y Tim Sale.
• Un Tim Sale pletórico a los lápices en uno de los mejores trabajos de su carrera.

Lo peor

• La brusca inclusión inicial de Diack Grayson en la historia
• Que nunca más podremos disfrutar de una obra ideada por este tándem de irrepetibles artistas

Edición original: Batman: Dark Victory núms. 0-13 USA Edición nacional/España: Batman: Victoria Oscura. Edición Deluxe (ECC, 2022) Guion: Jeph Loeb Dibujo: Tim Sale Entintado: Tim Sale Color: Gregory Wright Traducción: Felipe Tobar Pastor Formato: Cartoné, 408 págs. 46.00€ Jeph Loeb y Tim Sale: Año Uno Después de su primera colaboración…
Guión - 9.5
Dibujo - 10
Interés - 10

9.8

Victoria Oscura es una dignísima continuación de El Largo Halloween, que heredera de aquella su amor por los personajes que la protagonizan, la literatura negra y el cine de mafiosos más clásico. Jeph Loeb y Tim Sale marcaron a fuego una de las mejores historias contemporáneas de Batman.

Vosotros puntuáis: 9.06 ( 6 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments