ZN SDCC Dark Horse: The End League contra el mundo

Por
12
598

El mundo ha caído en manos del Mal. La eterna lucha entre el Bien y el Mal dejó de ser eterna para rendirse a manos de uno de los dos bandos. Sin embargo, la victoria no es absoluta y aún quedan pocos héroes que pugnan contra lo inevitable, un mundo con miles de villanos. Son, The End League.

Dark Horse, que ha tratado y trata multitud de temas, se ha embarcado en un nuevo comic centrado en el concepto de los superhéroes clásicos. Para hablar de ello, lo que pretenden y significa, Newsarama ha entrevistado al editor Dave Land, a Mat Broome (dibujante) y a Rick Remender (guionista). Veamos qué nos cuentan.

En un principio, parece tratarte de un proyecto especial donde los autores podrán hacer cualquier cosa que no es posible hacer en otros comics. Tendrá como protagonistas un nutrido grupo de personajes arquetípicos enfrentados a un mundo dominado por miles de villanos y buscando un artefacto que podría salvar el mundo: el Martillo de Thor.

Uno de los principales reclamos para los mismos autores será que tendrán una gran libertad para hacer lo que siempre soñaron con esos personajes, que no serán sino estereotipos de otros personajes más conocidos. Cada comic será una peligrosa jornada donde todo podría pasar. En cierto sentido, podría verse como una “frikada” (valga el palabro), pues Rick Remender compara su trabajo con una mezcla de Watchmen con el Señor de los Anillos en modo de superhéroes. La idea inicial dio trompazos en su cabeza y la habló con Mat Broome, que le echó una mano discutiendo sus ideas con él. Más de un año después, tenían un diseño de los personajes, trasfondo y demás, y al fin empezaba a hacerse realidad, The End League.

Los héroes que forman la End League se tratará de un poderoso alien, Astornishman, la leyenda de la Segunda Guerra Mundial; el increíble medio araña medio hombre, Arachnakid; el poltergeist viviente, The Prairie Ghost; el humano conocido como Black; el Maestro de los Reinos Inferiores, Brother Occult: el dios griego asesino, Divinity; el hombre espíritu hecho de tierra, Grimwood: el velocista Blur; la poderosa mente de Mother Hive; y el pacifista dotado de poderes por un alien parásito, The Blue Gauntlet.

Cada personaje está inspirado por una diferente era de la historia del comic. Astonishman y Divinity se inspiran en personajes de la Edad de Oro. Grimwood y Brother Occult, son de la Edad de Bronce y los comics de terror de los 70. Soldier American y Blue Gauntlet, son de la Edad de Plata, y Black y Prairie Ghost se relacionan con los héroes trágicos de los 80. Este conjunto de héroes son los supervivientes desafortunados inmersos en la que va a ser su última misión.

En cuanto a los villanos, hay miles, dominando por completo el mundo. Los dos más poderosos son Dead Lexington y el emperador nazi, Wolfsangel, que se enfrentan continuamente entre sí, dando a los héroes una oportunidad de victoria. Estos villanos son los que definen el mundo en el que se encuentran todos, creando un determinado escenario donde tendrá lugar todo, y es que al escritor Rick Remender le apasionan esos mundos apocalípticos a punto de finiquitarse.

12 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Dr. Gull
1 agosto, 2007 18:10

Me molan este tipo, porque muy gastadas que parezcan. A veces el uso de este tipo de recursos no es sino el mejor de los instrumentos para diseccionar lo que tenemos delante. A parte, tiene un rollo pulp la idea que no se lo quita nadia.

Juan Miguel
Juan Miguel
Lector
1 agosto, 2007 18:14

Me huele a un truño estilo image

Experimento 626
Experimento 626
1 agosto, 2007 19:06

Juan Miguel ha dicho:
1 Agosto, 2007 a las 6:14 pm
Me huele a un truño estilo image

Peor , huele a Empire.

punicher
punicher
1 agosto, 2007 19:46

empire?eso si que fue una mierda

invitado inesperado
invitado inesperado
Lector
1 agosto, 2007 21:40

pues a mí me huele a copia barata de wanted, que tampoco es que fuera el colmo de la originalidad.

xandar
xandar
1 agosto, 2007 23:32

joder, pues a mi no me huele a na. es totalmente inodoro, juas.

bongo
bongo
Lector
2 agosto, 2007 8:08

Me quedo con que parece que Broome ha mejorado algo. Ya se verá.

Daniel P
Daniel P
2 agosto, 2007 12:09

Pues a mí me parece que no tiene mala pinta. Joder, que parece que esta de moda pegarle de palos a las cosas cuando apenas ha salido nada de ellas, sólo para dárselas de guay y de estar de vuelta de todo.

R.
R.
2 agosto, 2007 12:57

Coincido con Daniel P.
Apenas sabemos el concepto y ya estamos comparándolo con todo lo que se nos ocurre.
A mi no me parece la idea más original, pero si los guionistas usan un poco la cabeza, puede ser un bonito homenaje a toda la historia del comic americano. Y ciertamente, no es una idea demasiado explotada por las grandes (DC y Marvel)… un mundo con 4 superheroes y miles de malosos…
lo genial sería que la serie durase bastante, fuese buena, les cogiesemos cariño a los PJs… y que al final pierdan y ganen (por una vez) los malos, de forma definitiva.

Yo rezaré por que salga algo bueno.

Dr. Gull
2 agosto, 2007 15:36

Parece que para que algo sea bueno tiene que ser original, cuando prácticamente todo lo que se hace es referencial a otras obras. Por ejemplo, la linea ABC de Tito Alan no hace sino beber del comic pulp, y no por ello es malo. No voy defender este comic porque no lo he leido, pero utilizar la evolución de los superheroes a lo largo del siglo XX para caracterizar a los personajes me parece una buena iniciativa. Depende de como se den los pasos que pueda salir un truño o una buena obra.

Dr. M
Dr. M
2 agosto, 2007 16:04

Es curioso, recuerdo en su momento, cuando Empire o Wanted se publicaban en su pais de origen, como todo el mundo aclamaba estas obras. Luego, cuando llegaron a España, a penas lei comentarios sobre ellas… y ahora, tiempo despues, siempre que alguien habla sobre ellas, es de manera peyorativa.

¿Y esto a que viene? Bueno, es una divagacion fuera de tema a partir de lo comentado en estos mensajes… pero me resulta llamativo como de facil es condicionar al publico, y observar las diferentes etapas de una supuesta obra de calidad: primero cuando aun se publica en su pais de origen todos los lectores de aqui sin haberlo leido hacemos caso a las criticas de ahi y a las listas de ventas, y aclamamos cualquier nuevo exito que aparezca, a continuacion cuando llega a nuestro pais, nos sentimos defraudados porque dicha obra no alcanza las cotas de calidad esperadas, o no tan solo por cuestion de expectativas, sino porque realmente no posee calidad alguna. Y tiempo despues, cuando ya ha pasado la, digamos, “moda”, y si no es una obra que pertenezca a un determinado autor que por mas mierda que haga siempre sera laureado, aparecen al fin criticas crudamente sinceras, que se atreven a catalogar esas obras de infimas y sobrevaloradas…

Curioso, si, el vacion de esta sociedad, facilmente condicionable…

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
10 abril, 2012 21:34

 Que buena pinta tiene.