BoME Daredevil de Frank Miller: Elektra

Por
8
1906
 

Edición original: Daredevil: The Man Without Fear! #166 a #169 (1980, 1981).
Guión: Roger McKenzie, David Micheline y Frank Miller.
Dibujo: Frank Miller.
Formato: Best of Marvel Essentials, con 120 páginas a color.
Precio: 13,95 €

 

Recientemente ha salido a la venta el segundo tomo de una colección que recopila la etapa más recordada de un autor, Frank Miller, y que dejó una huella indeleble en Daredevil, el Hombre sin Miedo.

El personaje es bien conocido y no hace falta mencionar sus características ni cómo llegó a adquirir la fama y el cariño que actualmente se le profesa, pero sí señalar que, hasta que Frank Miller llegara a la colección, Daredevil no dejaba de ser un personaje más, quizás secundario. En suma, no era sino un superhéroe que se las apañaba como podía en un universo poblado de mutantes, exploradores de otros mundos, deidades y androides. Daredevil no llamaba especialmente la atención y describía, sencillamente, las aventuras de un abogado ciego con una doble vida que buscaba justicia tanto en el estrado como fuera del mismo.

En el anterior volumen de esta nueva recopilación de título Daredevil: Marcado por la muerte, Miller dio su muestra de contacto con el personaje ocupándose de los lápices. Su estilo era clásico, como también sus aventuras en las que el protagonista se enfrentaba a viejos enemigos, pero la narrativa tomaba fuerza con cada página y las viñetas se tornarían retos a los ojos al comprobar el impacto de cada golpe y la vertiginosidad con que se aceleraba el diablo rojo al balancearse por la ciudad.

Así, en el presente tomo que ahora os presentamos, de explícito título Daredevil: Elektra, seremos testigos de una transición doble: la del paso del testigo de los guiones a su nuevo responsable, Frank Miller, que de esta forma asumiría la responsabilidad plena del título, y la del cambio del destino de su protagonista, que abandonaría el sabor clásico para adentrarse en un mundo tan oscuro como hipnotizante.

En Daredevil: Elektra, el Hombre sin Miedo librará una batalla contra el doctor Octopus, Gladiador y Macero. Tres historias sencillas que seguiría el patrón: villano busca objetivo criminal; héroe conoce villano; villano lucha contra héroe; héroe sale victorioso. Todo ello comedido por los ágiles lápices de Miller que sabrá dotar de espectacularidad y dinamismo las cabriolas gimnásticas de un acróbata como es Daredevil. Pero a partir de ese punto… todo iba a cambiar.

Los personajes estaban ahí y llevaban junto a Matt Murdock y nosotros largo tiempo, como eran Foggy Nelson, Natasha Romanoff o Bullseye. Otros regresarían, aunque jamás los hubiésemos conocido, como es el caso de esa fémina de mirada tan penetrante como sus armas y que Miller nos presentaría en su primer número del que se hiciese cargo, en Daredevil #168, cuya presencia acapararía la serie, el título del volumen y prácticamente el interés de todo lector: Elektra: Una vez la amó… ¡Ahora ella es su enemiga más mortal! Así rezaría la portada de dicho número.

Elektra… ese nombre cautivaría a los lectores como en su día lo hizo con Matt, que no podría olvidar su olor, su tacto o su voz. Durante siete páginas Miller nos describió aquel anterior encuentro que se saldaría con la muerte accidental de un hombre y una amarga despedida, para recuperar el presente en la forma de un incrédulo Daredevil que ha encontrado una despiadada asesina en el cuerpo de la mujer que amó. Aquello sólo sería el principio.

Frank Miller dedicaría sus primeros números de la colección para tomar posiciones. Aquellos personajes personajes –más suyos que nunca– tenían que tomar el impulso necesario ante lo que estaba por venir. Los lectores jamás lo previnieron. No podían sospecharlo.

Aquí tenemos la transición, el inicio de la historia. La etapa que se nos presenta con la excelente edición en tapa dura nos promete lo que tantas veces hemos escuchado y leído. Es el Daredevil de Frank Miller, el que cambió el status quo de un personaje de forma brutal, que le inyectaría de una pasión desbordante cuyo interés no haría sino crecer con el tiempo. Es también nuestra oportunidad, la de olvidar dedicar energías para hacer cábalas sobre el destino del Hombre sin Miedo e iniciar una lectura que requiere reposo y buen pulso, porque hay mucho por lo que disfrutar y muchos detalles en los que merece la pena detenerse largo rato. Es el momento de la lectura pausada, de perderse en las apretadas calles de New York, de escuchar el siseo de una katana que se aproxima a nuestro cuello o escuchar la quebrada risa de un psicópata obsesionado con los diablos rojos.

Es el Daredevil de Frank Miller, el autor que marcaría un antes y un después en su cómic.

8 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Jebi
Jebi
9 julio, 2008 23:07

Ya tengo dos ediciones de estas historias y me estoy pillando estos supertomos, en fin… que puedo añadir a lo de arriba????

rollo
rollo
10 julio, 2008 1:36

Gracias a estas historias de Miller con daredevil aprendi a disfrutar una buena historia en aquellos mis años adolescentes.

P-Funkateer
Lector
10 julio, 2008 11:24

me toca los hu… el color retocado por ordenador de las ediciones de los tomos estos, se nota demasiado, estos comics estaban hechos para ser coloreados con fotolitos, la edición del Coleccionable de Planeta en su día está mucho mejor que ésta porque respeta el original

Juanmito
11 julio, 2008 11:53

Al menos parece Que Panini abandona al fin esa horrible maquetacion de portadas de los primeros BOME, con ilustarciones encuadradas en toda variedad de tonalidades del ocre.

sputnik
sputnik
Lector
11 julio, 2008 12:31

Yo no lo compré porque ya tengo algunas de esas historias pero, sobre todo, por el recoloreado cutre y plano y por la portada (coño, es horrible.¿Qué clase de calidad esperas en un tomo que usa ese dibujo tan feo?)

Aitor
Aitor
Lector
12 julio, 2008 13:07

Yo aun no he visto estos tomos, pero que quereis que os diga, me copreo las Cronicas de Conan y el recolereado es la caña, si este es igual… serán de miedo, los comics en su epoca se hacian con los medios que había, si ahora hay medios mejores y se usan correctamente ( como en Conan) el comic es muchisimo mejor, otra cosa es que nos de morriña el punteado y el color gastado je je.

Por ejemplo a mi me encanta mi edición del Thor de Simonson con el papel normal y el color viejuno, pero eso es por que soy un clasicorro.

SALUDOS

Xavier Blasco Grau
Xavier Blasco Grau
13 julio, 2008 13:11

El actual coloreado es mucho mejor que el de fotolitos. Además, el coleccionable no respetaba el tamaño comic-book, y la calidad del papel y del propio color dejaba muchísimo que desear. ¿Continúo?

P-Funkateer
Lector
14 julio, 2008 14:49

Xavier, lo del tamaño vale, la calidad del papel, prefiero el papel mate de toda la vida al satinado ese que brilla por todos lados y tienes que ponerlo de tal manera que no te refeleje la luz, y el color era el original de los comcis originales americanos, el de esta edición no lo es, y se nota demasiado, igual que el recoloreado de Crisis en Tierras Infinitas, muchas veces tapa el entintado y quede de lo más cutre. Sigo?