ZN Recomienda: El Marqués de Anaon 3. La Providencia

    Por
    6
    218

     

    Edición original: Le Marquis d´Anaon 3 – La Providence FRA
    Guión: Fabien Vehlmann.
    Dibujo: Matthieu Bonhomme.
    Entintado: Matthieu Bonhomme.
    Color: Delf.
    Precio: 14 € (Cartoné, 56 págs.)

     
    Reseña

    Creo que era Hobbes (parafraseando la Asinaria de Plauto) quien decía que el hombre es un lobo para el hombre… y ya es la segunda vez que utilizo esta cita en mis reseñas de Zona Negativa. No porque apasionadamente refrende esta idea, sino porque la Historia con mayúsculas no deja de dar fe de ello –de que el hombre es un lobo para el hombre– y la historieta, lógicamente, ejerce de reflejo de esa –en ocasiones– mezquina Historia que la humanidad construye día a día.

    Así lo hace también la serie de El Marqués de Anaon, aunque su planteamiento es tan rico y posibilista y está tan bien desarrollado que su discurso no se agota en esta única lectura.

    En los anteriores números de la colección hemos podido ver que Jean-Baptiste Poulain, el protagonista, es un hombre con propensión hacia lo misterioso y una buena fortuna que roza lo imposible. En un siglo en el que la humanidad se debate entre el oscurantismo y “las luces”, entre la superstición y la razón, esa buena suerte y los conocimientos “alternativos” de Jean-Baptiste han propiciado que surjan en torno a él todo tipo de comentarios y habladurías; forjándose así la leyenda del Marqués de Anaon, el Marqués de la almas en pena.

    En esta nueva entrega, si todo esto sigue presente, cobra fuerza la lectura que apuntábamos al principio. Buena parte de los males que acosan a la humanidad, a pesar de que no sepamos entenderlo, son consecuencia del comportamiento de esta misma humanidad. De su codicia, de su egoísmo, de su falta de integridad.

    Afortunadamente, no siempre es así… y en los hombres habita también un afán de conocimiento, una capacidad para el sacrificio y un hálito de poesía que permite que la Historia y las historietas continúen.

    Anteriormente

    El Marqués de Anaon vol. 1: La isla de Brac
    El Marqués de Anaon vol. 2: La Virgen Negra

    Artículo anteriorWTF Semana 7
    Artículo siguienteZN Marvel: la España del Universo Marvel
    “Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.

    6
    Déjanos un comentario

    Please Login to comment
    6 Comment threads
    0 Thread replies
    0 Followers
     
    Most reacted comment
    Hottest comment thread
    4 Comment authors
    LuisJosé TorralbafonamentalCiudadano Cero Recent comment authors
      Subscribe  
    Recientes Antiguos
    Notifícame
    Ciudadano Cero
    Lector
    Ciudadano Cero

    El de “el hombre es un lobo para el hombre” era el ilustrado Hobbes, estoy bastante seguro

    fonamental
    Lector

    La frase original es de Plauto, popularizada por Hobbes.

    José Torralba
    Autor

    Por un error este post ha salido bajo mi autoría, cuando su creador es Toni Boix. Disculpad el fallo.

    Y la frase, efectivamente es de Plauto. Creo que de Asinaria pero no estoy seguro.

    José Torralba
    Autor

    Sí, era de Asinaria. Ya está corregido por cierto… seguramente se habrá hecho un lío con El lobo estepario de Hesse.

    EDITADO: Sí, acabo de hablar con él y efectivamente ha sido un lapsus. 😀 Gracias de todas formas por la corrección.

    Luis
    Lector
    Luis

    ¿Que pasa con el Supermam de Bonache? La semana pasada no hubo y esta va camino de que tampoco…

    José Torralba
    Autor

    En principio Bonache quería replantear un poco la tira y se ha dado de plazo hasta después del Salón… así que nos quedamos sin su humor de los lunes por un tiempo. Ya avisaremos de cualquier novedad.