ZN Cine – Crítica de Capitán Phillips de Paul Greengrass

Por
7
910

 
poster Capitán Phillips

Dirección: Paul Greengrass
Guión: Billy Ray
Música: Henry Jackman
Fotografía: Barry Ackroyd
Reparto: Tom Hanks, Barkhad Abdi, Mahat M. Ali, Michael Chernus y Corey Johnson
Duración: 135 minutos
Productora: Michael De Luca Productions, Scott Rudin Productions y Trigger Street Productions
País: Estados Unidos
Calificación:

 

Sinopsis: Basada en una historia real, este thriller de acción está protagonizado por Tom Hanks. En la película el actor da vida al capitán de la marina mercante estadounidense, Richard Phillips, quién al mando del carguero “Maersk Alabama” fue retenido en 2009 por piratas somalíes, siendo el primer barco norteamericano secuestrado en doscientos años. La película está dirigida por Paul Greengrass, con guión de Bill Ray, basado en el libro del Capitán Richard Phillips junto a Stephan Talty “A Captain’s Duty: Somali Pirates, Navy SEALs and Dangerous Days at Sea”, y producida por Scott Rudin, Dana Brunetti y Michael De Luca.

Hacer una película con el subtítulo de “basada en hechos reales” siempre pone a muchos en guardia y con razón. El principal problema puede resultar ser que ante un hecho ya conocido, el film se convierta en un simple recorrido “turístico” por los cuatro lugares comunes del acontecimiento en sí con el consabido desenlace. La importancia de estos productos reside en hacerlos interesantes sobre todo mediante un ritmo que debe saber dar reflejo al corazón de esa historia que tanto caló en los medios/público. Un maestro en este campo es sin duda el realizador británico Paul Greengrass, gracias sobre todo a dos trabajos previos que ahondan en el retrato de hechos reales como son Domingo Sangriento (2002) y United 93 (2006).

Capitán Phillips está más emparentada con la segunda que con la primera, más que nada por el interés del director por reflejar el momento en concreto, aspecto que en Domingo sangriento requería ahondar más en los personajes para establecer un contexto adecuado que, aunque muy conocido, tenía sus matices. El aparente poco trasfondo de Capitán Phillips no se vuelve un impedimento porque el protagonista absoluto es el abordaje y secuestro del carguero Alabama.

Estamos ante un thriller total, en el que la olla a presión va pitando más y más y el espectador como los personajes va sintiéndose más desesperado. La manera en que fluye la historia de una mala decisión a otra va exasperando y añadiendo más leña al fuego que llega a adquirir temperaturas asfixiantes. Greengrass imprime con su particular estilo documental (cámara en mano y granulado pero adaptado a un rodaje en alta mar añadiendo tomas aéreas) un brillante ejercicio de cine crudo y directo que retrata este viaje a ninguna parte que emprenden los piratas somalíes. Se podría decir que el realizador sigue encuadrando sus obras más personales dentro de ese realismo del cine británico más allá del presupuesto o la mayors metidas en el proyecto.

Lo bueno del guión es su manera de hacerse totalmente creíble. Ciertas decisiones o desencadenantes que en otras películas habrían chirriado y despertado más de un “¡Anda ya!” en cualquier público, aquí quedan perfectamente engarzados en un contexto en el que cualquiera puede verse representado. Nadie va a hacer nada alocado o en plan “salvar el día”, en Capitán Phillips todos se juegan la vida y hacerse el héroe no va a ser la mejor decisión.

Capitan Phillips imagen_01
Los piratas, rostros que hablan por sí solos.

El hecho prima lo cual no quita que se pueda buscar uno o varios mensajes de fondo. Greengrass deja esto más a elección del espectador, suelta alguna que otra pista en cortas secuencias, breves diálogos e incluso aún más breves miradas. No hay ningún afán aleccionador, la película no te va a marcar una y otra vez que estos son los malos y estos los buenos, las acciones y decisiones de cada personaje le juzgan delante del espectador. El porqué cada uno se embarca en su propio viaje por esas aguas se relata en cortos momentos que al final no dejan de traducirse más que en dinero.

En el tratamiento de los secuestradores se agradece la ausencia de maniqueísmo, muy socorrido en este tipo de historias. En la banda de piratas hallamos un espectro de personalidades que van desde los buenos, malos y regulares. Van a lo que van, la desesperación, la recompensa o el khat (planta narcótica que no dejan de masticar) forman una amalgama que deja entrever sobre todo su líder, Muse. La interpretación de Barkhad Abdi sorprende por mostrar sin aparente esfuerzo a un hombre que esconde muchísimo, un hombre que nunca sabemos lo que está pensando realmente o lo que va a hacer al segundo siguiente. Todo eso unido a su potente rostro, como el de sus compañeros secuestradores, da como resultado unos villanos peculiares que no es que den pena sino más bien que generan más preguntas por el origen de ese viaje de piratería que decidieron emprender.

Capitan Phillips imagen_02
Tom Hanks como el capitán Richard Phillips preparándose para su particular infierno.

El peso de todo lo lleva Tom Hanks, su interpretación en Capitán Phillips es sobresaliente por la manera en que hace suyo el personaje. Todo el bagaje de Hanks se materializa con maestría en una asunción más que instantánea del rol de capitán de la marina mercante. El actor se hace creíble en todo momento con sus actos, presencia y gestos. No le hace falta recitar grandes frases o levantar la voz más que el resto para ir llamando la atención desde el principio. La brillantez de su interpretación reside en el paulatino aumento de intensidad que va adquiriendo y que le va confinando en una situación más y más opresiva y claustrofóbica que acabará reventando.

En la secuencia final de la película, Tom Hanks es capaz de reflejar descarnadamente esa humana sensación de vivir y pasar un tour de force que el espectador ha visto de primera mano y en el que se ha sentido implicado, gracias a un Paul Greengrass que en uno de sus mejores trabajos nos da asientos de primera fila para introducirnos lo más profundo de un momento, de un hecho, que el cine nos puede permitir.

7
Déjanos un comentario

Please Login to comment
7 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
6 Comment authors
Byrne es DIOSArmin Tamzarian4d2i4nFranzross andru Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
samanosuke
Lector

Uffff me gustó, pero creo que le sobran dos estrellitas ¿eh? Pero bueno, gustos aparte, me pareció una buena película pelín alargada, me recordó en cierta manera a Argo con esa constante búsqueda de la tensión al final que a mí personalmente me cansó.

El papel de Hanks es bueno, pero yo destaco más a Muse, totalmente de acuerdo en ese apartado de la crítica, el actor hace un gran papel dejanndo siempre con la duda de qué esconderá ese pobre desgraciado… Cómo ha acabado donde está.

De todas formas, sé que tanto ésta como la de El Mayordomo están hechas para los Oscars en gran medida, y justo con esas películas suelo tener la misma opinión, a mí me falta algo que de verdad las haga grandes más allá de los premios.

ross andru
Lector
ross andru

Me pareció una buena película. Estoy de acuerdo con todo lo expuesto en el artículo. Muy recomendable, Paul Greengrass sabe mantener el pulso narrativo durante todo el metraje, muy difícil para una película de estas características. Lo normal hubiese sido que se hubiese desinflado, pero no ocurre esto en “El capitán Phillips”.

Tom Hanks está genial. También es cierto que el personaje está muy bien desarrollado, en parte, gracias al guión adaptado.

Los piratas somalíes son la salsa de la película y la frase cliché de su capitán “tranquilo, todo va a salir bien”.

Se agradecen películas así.

Franz
Lector
Franz

Seguro que la mandan al Oscar con Gravity.

4d2i4n
Lector
4d2i4n

Mucha paja, vale, la película es realista pero mucha paja. Le sobran cuanto menos 40 minutos de metraje.

Los senegaleses, somalíes o nigerianos que salen lo mismo que Tom Hanks en esta eterna película no cobrarán ni la cuarta parte que él debido al caché me imagino, una lástima. Ingesta de Lory Money elevada al cubo. Aún tengo mis dudas de si ha realizado el doblaje nuestro querido “mantero” de Valencia.

Otro aspecto a tener en cuenta es la bacanal del control miliciano de los grandes USA tan despilfarrado en el mero rescate de “una” persona. Lo peor de estas películas es que la realidad supera a la ficción.

Yo creo que la linea de los buenos y los malos (incluyendo todos los matices grises de la escala) queda más que evidenciado en la película. El problema es que la mitad de público en las salas no captará la ironía de lo salvaje y crudo que resulta el poder la naturaleza humana.

Es un hecho contrastado los dos estratos potenciales que se dejan entrever. A macroescala tendriamos un gobierno avanzado con gran poder militar “versus” un control autoritario que esclaviza la milicia abusando de poder. A microescala jugando al mismo nivel de ingenuidad se encuentra la carne de cañon en ambos bandos a salvedad de unos rifles versus unas mangueras.

El mensaje es claro desde el comienzo de la pelicula: el pez contra la ballena, ¿a quien apostarías tú?

Mi final hubiese sido mas crudo, pero es lo que tienen los hechos reales, lo que para unos es triunfo para otros decepción, sin hurgar en la yaga de “el derecho a la vida” igual para todos.

Todos somos humanos, sí, pero no todos somos estadounidenses. Hijos de puta.

samanosuke
Lector

Todos somos humanos, sí, pero no todos somos estadounidenses. Hijos de puta.

Mira, lo mismo pensamos nosotros, no sólo por el despliegue militar digno de la invasión de un país pequeño, sino al finalizar la peli con los típicos cartelitos de “qué pasó con…”. Juzgado por el país policía del mundo y condenado a 33 años, sin delito de sangre de por medio. Pero claro, es negro, qué se puede esperar de la justicia americana…

Juan Luis Daza
Autor

Magnífica, 100% Greengrass, política, comprometida, nada adoctrinadora o maniquea, sin héroes ni villanos y con unos actores magníficos (Tom Hanks sigue siendo grande, pero necesita proyectos como estos para demostrarlo). Siempre que veo una película de Greengrass no se me va de la cabeza como hubiera sido su visión de Watchmen. Una pena que no saliera adelante el proyecto y mira que a mí la versión de Snyder me gusta, pero… eso.

Byrne es DIOS
Lector
Byrne es DIOS

“Todos somos humanos, sí, pero no todos somos estadounidenses. Hijos de puta.”

Esto no es Trolleo o algo parecido?