X-Force 6-9

X-Force se enfrenta a grandes peligros tanto externos como... ¿internos?

Por
0
1409

Edición original: X-Force vol.6, núms. 9 a 12 USA (Marvel Comics, 2020)
Edición nacional/España: X-Foce, núms. 6 a 9 (Panini Cómics, 2021)
Guion: Benjamin Percy.
Dibujo: Joshua Cassara y Óscar Bazaldúa.
Entintado: Joshua Cassara y Óscar Bazaldúa.
Color: Dean White y Guru-eFX.
Traducción: Uriel López
Realización técnica: Estudio DIN&MTA
Formato: Grapa. nº 6 32pp (3,50€), nº7 32pp (3,50€), nº8 32pp (3,50€) y nº9 32pp (3,50€).

X-Force, ¿un grupo sólido?

“¿Bestia? ¿Qué está pasando? ¿Qué has hecho?”

En el anterior arco argumental vimos cómo Krakoa tenía un nuevo y poderoso grupo enemigo a sus espaldas, Xeno, el cual fue capaz de matar a Charles Xavier al capturar a Dominó y hacerse con su ADN. Mientras resucitaban a Xavier, se formó un grupo para salvar a Dominó y la encontraron en un estado lamentable, además de descubrir que creaban soldados híbridos. Por fin, Xavier pudo calmar a todo el mundo y creó X-Force para ciertas operaciones especiales. En su primera misión, tuvieron que defender Espacioverde y, aunque hubo complicaciones por un portal que dejó gravemente heridos a varios miembros, Dominó y Forja resolvieron la situación y capturaron a un guerrillero que dio algunas respuestas. Posteriormente, X-Force defendió de la teleflorónica y del hijo infectado del presidente, aunque Bestia hizo unos ajustes. Luego, Dominó persiguió a una guerrera que tenía su suerte y su aspecto con colores invertidos y la mató para recuperar sus poderes. Eso llevo a Sabia a tener una pista y, junto a Coloso, Dominó se enfrentó a un grupo de guerreros parecidos a ella, pero la joven acabó muriendo junto a los demás clones.

Ahora bien, en cuanto al arco argumental que da título a esta entrada, podemos decir que estamos ante uno que brilla por las consecuencias del anterior y que, no contento Benjamin Percy con eso, también explora ciertos temas que dan pie a la intriga por cómo avanzará la trama y a la sospecha por saber qué está ocurriendo realmente en Krakoa por ciertos aspectos que comentaremos a continuación sin hacer demasiados spoilers.
De primeras, Benjamin Percy parece disfrutar de dar un descanso a X-Force bien merecido y que no habría estado mal que hubiera sido al completo, pero pronto parece estar insatisfecho con la idea y pasa a una emergencia total en la que toda X-Force acaba sin contacto, cuya trama luego se resuelve gracias a Jean y se desvelan las grandes mentiras y juegos sucios de Bestia. Realmente, esos dos números están realmente bien para ver las consecuencias de los hechos que cometió Bestia en unas páginas del arco argumental pasado y para ver unas de sus facetas más oscuras, ya que Bestia no es un ser de luz y de buen corazón, sino que es alguien demasiado pragmático y eso le lleva a ser hasta maquiavélico en muchas ocasiones, incluso hasta a parecer malvado.

Después de la decepción de Jean de X-Force y sus medidas acorde a lo ocurrido, el grupo tuvo que lidiar con una de las peores maquinaciones de Xeno, un grupo de cadáveres militares que son matrioskas, en el sentido literal, pues de cada cadáver salía un ser viviente con objetivos. Esta parte es ciertamente graciosa y hasta inesperada cuando la estás leyendo, lo cual considero que es un punto muy fuerte del guionista, ya que, además, no solo queda reducido a un enemigo puntual al que reducir a cenizas, sino que acaban consiguiendo un objetivo importante, y eso lleva a la aparición de un personaje importante de Marvel Cómics. Ahora bien, las consecuencias de este pequeño número están genialmente llevadas, y nos muestran tanto lo terrible que puede ser Xenon de ahora en adelante como lo malévolo que es Bestia de toda la X-Force, ganándose incluso la enemistad de sus compañeros, que no es poco. Sin embargo, lo mejor de este arco argumental vendría en ese terrible cliffhanger, que no estaría solo en la página final ilustrada, sino en la de texto con partes censuradas que indicarían un terrible suceso.

En cuanto a los personajes, Dominó insiste en haber olvidado esa oscura parte de su vida que le hizo sufrir Xeno y está muy preocupada por cómo tratan a Coloso cuando es solo un interrogatorio. Lobezno odia que Dominó quiera olvidar su pasado porque le recuerda a él y dice que las experiencias nos hacen quienes somos. Además, Logan odia a Bestia por cómo plantea el interrogatorio de Coloso a modo de espectáculo. Jean es de las que más molestas está dentro de este arco argumental y, nuevamente, es debido a las acciones de Bestia, su pragmatismo, y su forma de hacer las cosas, lo que acaba provocando que se harte de todo el grupo. Por otro lado, Bestia se muestra como “un director de orquesta” (como él se llamaría), pero en realidad toma decisiones demasiado crueles tanto en momentos de calma como en los desesperados, lo que acaba provocando que tenga algunas enemistades. Coloso es un mutante que solo busca paz después de todo lo que ha vivido y de lo ocurrido con Dominó, pero se fuerza a luchar por Krakoa y se siente mal una vez más cuando ve que Bestia va a interrogarlo, pero, noble de corazón como es, él sabe y camina con diligencia porque sabe que no tiene nada que esconder. Por último, Rojo Omega actúa de manera salvaje y no le gusta nada ser interrogado cuando el creía que tenía una amnistía.

Sobre el ritmo, a mi parecer, Benjamin Percy opta en líneas generales por unos tiempos equilibrados para dar profundidad a los personajes, aunque tiende un poco más a la acción, dentro del storytelling.

A nivel artístico, Joshua Cassara nos presenta un dibujo bastante notable con un buen lujo de detalles tanto a nivel de diseño de personajes como de fondos, lo cual se agradece. Además, también tenemos una buena representación de los sentimientos y emociones facial y corporalmente, algo que es vital en un medio visual. Óscar Balazdúa nos deja un estilo más cartoon que su compañero, aunque con algún toque realista y eso realmente llega a confrontar un poco en ciertas páginas y viñetas porque no acaba de cuajar bien la mezcla, ya que, o queda “extraño” o queda con un enfoque realista, o le queda bien. No hay término medio.

En definitiva, considero que estamos ante un notable argumento de X-Force, uno que te hace considerar que es un grupo de los mutantes al que no querrías mirar por los trabajos sucios que hace, por su director o por las cosas que pueden llegar a hacer que, aunque sean por el bien mayor, sabes que no son del gusto público, marcando muy bien la distancia con el heroísmo de otros grupos como La Patrulla-X, la cual ahora no existe como tal. Sin duda alguna, este arco argumental en dos partes logra entretener y satisfacer esa curiosidad por ver la parte más “miliciana” o “guerrera” de Krakoa que busca defenderse a cualquier costo con trabajos sucios.

Lo mejor

• Bestia y su forma de actuar, la cual engancha a la lectura.
• Las entretenidas tramas que se forman, una como consecuencia de una historia anterior y otra nueva que apunta fuerte.
• Los distintos personajes principales, a los que acabas cogiendo cariño.

Lo peor

• No haber podido disfrutar de un número de relajación mutante como apuntaba Benjamin Percy al principio.
• El dibujo de Óscar Bazaldúa mezcla su estilo cartoon con el realista, por lo que, a veces, quedan viñetas, páginas o personajes que no cuajan del todo.
• Que uno de los cliffhangers esté en el texto de la última página puede hacer que pase desapercibido entre muchos lectores.

Edición original: X-Force vol.6, núms. 9 a 12 USA (Marvel Comics, 2020) Edición nacional/España: X-Foce, núms. 6 a 9 (Panini Cómics, 2021) Guion: Benjamin Percy. Dibujo: Joshua Cassara y Óscar Bazaldúa. Entintado: Joshua Cassara y Óscar Bazaldúa. Color: Dean White y Guru-eFX. Traducción: Uriel López Realización técnica: Estudio DIN&MTA Formato:…
Guión - 7
Dibujo - 6.5
Interés - 6

6.5

¡Genial!

Un fantástico arco argumental que te llena de emoción pura y dura, además de dejarte lleno/a de intriga y rabia.

Vosotros puntuáis: 5.3 ( 7 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments