Whatever Happened to the Caped Crusader?: Un intento de análisis

Por
31
1915

El texto que sigue a continuación, es un primer intento de análisis de los significados plasmados por Neil Gaiman y Andy Kubert en Whatever Happened to the Caped Crusader?, pero principalmente por parte del escritor. No es un resumen de la historia (lo cual hizo el compañero Sergio Robla), ni mucho menos una reseña, ni tampoco un himno de alabanza a la labor de Gaiman y Kubert. Simplemente, es una propuesta inicial de lo que pueden significar algunos de los elementos que componen esta historia. Por ende, no es una exploración exhaustiva, sino que es más bien preliminar, porque creo que este cómic tiene mucho que decir, hay mucho para hablar sobre él, y esta es una manera de hacerlo. Los invito pues, a que sigan leyendo y opinen si así les parece, para contribuir con sus propias ideas a lo que aquí se enuncia. Claro está: para quien no lo haya leído la historia esto estará minado de spoilers, por lo cual recomiendo que lean los cómics (que son recomendables de por sí) y después, si les parece, regresen a este texto.

En fin, este es un cómic especial y como tal merece un trato especial. Esta es nuestra forma de hacerlo, esta es mi forma de hacerlo.

Breve resumen de la obra

En un bar, situado en el callejón donde asesinaron a los padres del niño Bruce ante sus propios ojos, se celebra el funeral de Batman. A este lugar asisten todos los personajes que alguna vez tuvieron algo que ver con él, ya sea aliado o villano, de cualquier tiempo de la larga historia del Cruzado Encapotado. Ante el cuerpo sin vida del vigilante de Gotham City, cada uno va diciendo sus palabras, narrando cómo fue la muerte de Batman; en cada narración se relata una muerte diferente, variando según quién sea el narrador. Esto es presenciado por el propio Batman, que atónito escucha todo sin comprender nada. Está acompañado de una figura misteriosa, que luego se descubre como su propia madre, Martha Wayne. Nuestro héroe cataloga esta situación como una experiencia cercana a la muerte, y junto con su madre reflexiona sobre lo que aprendió, sobre quién es Batman, de qué se trata ser Batman.

Whatever Happened to the Caped Crusader?: una propuesta de abordaje analítico

La premisa inicial de Whatever Happened to the Caped Crusader? es cerrar un ciclo en la historia de Batman, un largo ciclo de 70 años, ante la ausencia de Bruce Wayne debajo de la capucha tras los sucesos de Final Crisis. Hay miles de formas de hacerlo y Neil Gaiman lo hizo de una manera muy especial, muy profunda y sentida, demostrando amor por Batman y gran conocimiento de él y todo lo que lo rodea. Pero especialmente, para lo que aquí interesa, lo hizo de una forma profunda, fantasiosa y a la vez con fragmentos que tienen un gran contenido filosófico. Luego de varias lecturas, algunas de las ideas que surgen alrededor de este cómic son las que siguen a continuación.

Neil Gaiman a lo largo de toda esta historia introduce pequeños elementos, que los conocedores saben reconocer como referencias a distintas épocas de la larga historia de Batman, desde su inicio en 1939 hasta el día de hoy. De esta forma, el escritor no sólo rinde un homenaje a toda la vida del personaje y le escribe su “carta de amor” a Batman, sino que refleja la construcción progresiva del mito de Batman, rizomáticamente podríamos decir siguiendo al filósofo Gilles Deleuze, desde su primera aparición a cargo de Bob Kane y Bill Finger, pasando por numerosas etapas en las que cada creador aportó lo suyo, no únicamente en el cómic sino también en los otros medios en que apareció el personaje. De esta forma, podemos identificar en estos cómics al Riddler de la serie de televisión de la década de 1960, la Catwoman de la Golden Age, el Joker de la serie animada de los 90’s, al Azrael original diseñado por Joe Quesada, a Harvey Bulllock y Renée Montoya, la referencia a Killing Joke y, si se quiere, se puede encontrar un parecido con el Joker de Jack Nicholson de la película de Tim Burton de 1989. (No es mi propósito enumerar exhaustivamente todas las referencias y esta lista muy breve sirve sólo como ejemplificación).

Es interesante y llamativo, tal vez lo que más afecta al lector, la propuesta de explicación de Gaiman de cómo sucede esto con Batman, cómo con el correr de los años va mutando y reformándose. Lo que el escritor nos propone es que Batman en cada uno de esos cambios, cada vez que pasa por esas reformas, actualizaciones, o como se lo quiera llamar, muere para volver a nacer como Batman, pero nace diferente, siempre diferente. La cuestión de si el cambio es mejor o peor queda en la subjetividad de cada uno, pero observando históricamente los devenires de este personaje, de este mito moderno, notamos que sea como sea que se lo aborde, se lo entienda y se lo presente, es innegable que todas y cada una de esas reformulaciones aportan lo suyo a la construcción del mito, haciéndolo un poco más rico cada vez. Y está claro desde un primer momento que lo que también hace con esta historia Gaiman, voluntaria o involuntariamente, es aportar lo suyo al mito, a la formación del héroe, con su propuesta de explicación y coordinación de las sucesivas reinterpretaciones y, principalmente, con su enunciación de la esencia de Batman. Pero volveremos sobre esta cuestión luego.

Retomando y pensando un poco más sobre el significado de la muerte en este cómic, se puede entender que Gaiman con la muerte de Batman, con las sucesivas muertes de Batman siempre diferentes, no hace más que expresar simbólicamente el cambio. Cada cambio es sufrido, representa el dolor de dejar atrás algunas cosas y la incorporación de nuevos elementos desconocidos que comportan desconfianza. Muere un Batman para que nazca otro Batman distinto. La muerte y el correspondiente renacimiento simbolizan el cambio. Porque siempre hay un renacimiento. Porque Batman nunca muere. El que muere es un Batman, una versión de Batman, para que aparezca otra con modificaciones. Pero El Batman nunca muere. Y, citando una de las mejores líneas de Whatever Happened to the Caped Crusader?, ¿qué pasa con Batman cuando muere?: “No vas al Cielo o al Infierno. ¿Sabes cuál es la única recompensa que recibes por ser Batman? Ser Batman”.

Ahora bien, ¿qué significa ser Batman? Como bien dice Gaiman en las páginas finales, aún con interpretaciones radicalmente diferentes y a veces opuestas entre sí, hay cosas que nunca cambian, ciertas cosas que nunca faltan, que permanecen. Es esta la forma que tiene el escritor de expresar cuál es, al menos desde su punto de vista, la esencia de Batman, el ser en sí de Batman, el significado de ser Batman. De esta forma, él nos dice a través de la reflexión del propio héroe: “Mantengo esta ciudad segura. Aún cuando sólo esté más segura por una sola persona… (…) Yo nunca me rindo. No puedo rendirme. Yo soy Batman. Yo protejo esta ciudad. Rescato gente. Investigo crímenes. Cuido de los inocentes. Corrijo a los culpables. Y ahora lo entiendo. De verdad lo entiendo. El final de la historia de Batman es, ‘Batman murió’. Porque, al final, Batman muere. ¿Qué más podría hacer? ¿Retirarme y jugar al golf? No funciona de esa manera. No puede ser así. Peleo hasta que caigo. Y un día, caeré. Pero hasta entonces, peleo”.

Su madre completa esa reflexión de la siguiente manera: “Peleas hasta que es el momento. Y entonces mueres. Cuando pueden encontrar un cadáver… lo ponen en un ataúd. Hasta entonces sigues peleando. Porque debes hacerlo. Porque no puedes evitar que suceda otra vez. Porque, no importa cuántas vidas salves, no puedes traernos de vuelta”. A su vez, forma parte también de la esencia de Batman, que sus padres mueran asesinados por un criminal en un callejón, ante sus propios ojos. Asimismo lo que agrega su madre: “cuando eres un niño, tienes un puñado de años de verdadera felicidad con tu padre y conmigo”. Recapitulando: después de los primeros años de infancia feliz de Bruce Wayne, sus padres son asesinados y, años después, se convierte en Batman hasta morir peleando; para luego renacer como Batman y poner en marcha la historia una vez más. Y esa es, según esta historia de Neil Gaiman, la esencia de Batman, lo que nunca cambia, lo que permanece aún cuando se producen modificaciones totales en el personaje, cada vez que “muere y renace”.

Luego de toda la explicación final, hecha a través del diálogo entre Bruce y su madre, vemos expresado en las páginas del cómic lo que hasta ese momento se enunció reflexivamente: en efecto, Batman murió y ahora dejará de pelear, por algunos años se terminó. Batman se fue. Se despide de todo, lo deja ir, Batman se va. Y renace.

31 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Howl
Howl
8 mayo, 2009 14:50

Ya que logicamente es una entrada de la web, llena de spoilers (gran entrada Mariano) lanzó una pregunta para quien pueda contestarme:

Yo sigo la edicion española, pero segun tenia entendido (por lo que habia leido) Bruce realmente no muere ni en la serie regular ni en FC… En la primera no hay cadaver, y en la otra lo mandan al principio de los tiempos con el primer hombre… o algo asi habia leido… Me he perdido algo? Es asi? Dejan al personaje en suspenso hasta nueva orden, o ha muerto?

Howl
Howl
8 mayo, 2009 14:51

Me refiero con lo de “por lo que habia leido”, en foros y esta misma web.

Raúl Martin
Lector
8 mayo, 2009 15:12

Como seguidor de Gaiman más que de Batman, encuentro que el autor hace aquí lo que mejor sabe hacer. Accede al corazón del mito y lo pasa a través de su filtro de mágia, existencialismo y aparente sencillez. No crea nada nuevo, pero lo hace brillar como si así fuera. Utilizó esta formula  en Sandman y eso le valió ser la serie Vertigo más laureada de su historia.
Opino que los seguidores de Batman tienen suerte, porque Gaiman rara vez llega a un nivel tan alto como aquí  cuando se trata de un trabajo de encargo.
Menudo comic más inteligente y poliédrico.

sputnik
Lector
8 mayo, 2009 15:23

En el (excelente) libro de Paul Dini sobre la serie de animación de Batman hay una frase que define bien esta característica de Batman: “lo puedes ver como un héroe o un demonio, y ambas interpretaciones serán correctas. Con Superman lo que ves es todo lo que hay”. Vino a cuento cuando decidieron hacer un episodio (Leyendas del señor de la noche) en el que unos niños fantaseaban sobre Batman, dándose así cita tanto una versión animada del Batman milleriano como del de Dick Sprang.

Iván
Iván
8 mayo, 2009 15:26

¿Creeís que la edición española va a diferenciar entre Batman y “The Batman”? Es que para mí como mejor se muestra la idea que tiene Gaiman es diferenciando los términos (como ha hecho Mariano distinguiendo entre “un” y “el”), pero tengo mis dudas de que traduzcan eso.

Por ejemplo la frase “Do you know the only reward you get for being the Batman? You get to be Batman”. Pierde muchos matices si la traducimos simplemente como ¿Sabes cuál es la única recompensa que recibes por ser Batman? Ser Batman”

javi
javi
Lector
8 mayo, 2009 17:01

Hombre “the batman” pueden traducirlo perfectamente por “ser el hombre murcielago”

Martin
Martin
8 mayo, 2009 17:44

Los que pensamos que la industria del comic está perdiendo respeto por los lectores ( llenándonos de historias mediocres, crossovers innecesarios, autores que se aman mas a si mismos que a su trabajo, y personajes cada vez mas maltratados ) podemos respirar tranquilos y tener esperanzas cuando salen a la luz comics como este.
Un comic excelente, entretenido y a la vez profundo, que no necesita nada más que lo que es, una excelente historia, realizada por un excelente autor, no necesita disfrazarse de nada. Y me parece una historia perfecta e intimista para resumir que es realmente Batman, asi como la historia épica y de una gran batalla resumió la escencia de Superman por el genial Alan Moore.

Es una lástima que  Gaiman no se haga cargo de una historia mas larga de Batman, o de su serie regular. Este si que es un gran autor, que sabe ser profundo sin necesidad de nada mas que lo importante, su historia.

Kubert impecable, un comic de Batman con todas las letras.

Gracias por cosas como estas.

Sergio Robla
Admin
8 mayo, 2009 18:03

Y vamos, que este cómic corre al margen de la continuidad.

el humano promedio
el humano promedio
Lector
8 mayo, 2009 18:34

JODER… que complejo es batman…

Jean Paul Valley
Jean Paul Valley
8 mayo, 2009 18:37

Igual es forzar algo que ya se ha dicho que esta fuera de continuidad, pero se peude entender el ejercicio de Gainman, dentro de la premisa del la sancion Omega de Darkseid, de obligar al alma de sus victimas a vivir muchas vidas y muchas muertes infernales, y las distintas versiones de las vidas de batman son por esencia bastante tragicas y sufridas…

el humano promedio
el humano promedio
Lector
8 mayo, 2009 18:39

creo que batman por si solito es mas complejo que todo el multiverso…

Kal-Eron
Kal-Eron
8 mayo, 2009 18:43

A decir verdad la sancion Omega con la que darkside mato a bats lo hace vivir y morir miles de veces a traves de la historia y supuestamente en cada una de sus encarnaciones tiene una vida más miserable que la anterior. Osea que cabe la posibilidad de que bruce si este vivo en la continuidad actual del universo Dc

Chesterton III
Chesterton III
8 mayo, 2009 19:03

La historia es realmente exelente, en forma de cuento mítico, al mejor estilo Gaiman. Uno de los mejores comics de Batman que he leído jamás

The Stoneman
The Stoneman
8 mayo, 2009 19:17

Este comic es un gran platillo, sobrepasa varios de los que se pueden encontrar ahora, es un cuento, un poema en comic, de lo que en 70 años hemos visto de batman, es un heroe. A mi parecer, yo lo veo superior a otros superheroes, por ser el unico caracteristico y superpoder que tiene: ser humano. Nos muestra que podemos llegar a lo intangible si nos lo proponemos, efecto que no ocurre con otros equivalente a Superman (que nos brinda mucha moral en algunos casos y grandes historias pero no hay la escencia en caso del juego que te brinda Batman, el ser humano), ese enfoque que se le brinda a Batman es lo que a mi parecer hace que sea uno de los grandes heroes de la humanidad, y este al tu por tu con varios heroes de la literatura clasica y moderna de la humanidad.

chantaman
chantaman
9 mayo, 2009 15:20

Morrison y principalmente Gaiman, han metido en continuidad, practicamante todas las historias que ha vivido el Caballero Oscuro en 70 años de comics, y lo mas meritoria, (al margen de una historia loca y epica a la vez -Morrison- y un cuento hermoso e impresionante narrativamante hablando -Gaiman-) es que lo hacen sin necesidad de incontables Retcons ni Secret Origins, ni Rebirth, lo hacen simplemente con buenas historias y soluciones ingeniosas.
Exelente homenaje de Gaiman, y hermoso arte de Kubert, lejos lo mejor que he leido en mucho tiempo. 

Sergio Robla
Admin
9 mayo, 2009 15:55

Mariano, precisamente. La pregunta era sobre la continuidad, pero esta historia se sitúa al margen de la misma, con lo que parte de una premisa equivocada, que esta sea “una entrada llena de spoilers”. La pregunta sí, está llena de spoilers. 😛

Sergio Robla
Admin
9 mayo, 2009 17:30

Estoy completamente de acuerdo. Pero me refería a que Howl ha dicho que aprovechaba que este post estaba lleno de spoilers para formular abiertamente su pregunta. Pero claro, no está lleno de spoilers, o al menos no respecto a lo que pregunta.

Martin
Martin
9 mayo, 2009 17:55

¿¿ A quien diantres le importa a continuidad en un comic enorme como este??? jajaj
pero si, es como dice Mariano, si quieres que esté en continuidad, podría estarlo, no contradice nada. y si quieres que no lo esté pues no lo está!

” Morrison y principalmente Gaiman, han metido en continuidad, practicamante todas las historias que ha vivido el Caballero Oscuro en 70 años de comics… y lo hacen simplemente con buenas historias y soluciones ingeniosas.”

Le sacaría el “Morrison”, y comparto totalmente.

harry7mason
9 mayo, 2009 18:58

Le agregaria Morrison y lo comparto totalmente.

rollo
rollo
9 mayo, 2009 20:29

Increible como un personaje nos pueda causar tantas emociones, es lo maravilloso de los comics que llegan a un nivel artistico que raye en lo extraordinario.

Martin
Martin
9 mayo, 2009 0:44

jajaja, tenés razon Mariano, pero bueno por lo menos acá estamos hablando de Morrison tangencialmente, solo mencionandolo un poquito.
Lo mas importante es este gran comic, una luz de esperanza en este mercado cada vez mas comercial y bastardeado.

Saludos

mauro
mauro
9 mayo, 2009 21:54

” Morrison y principalmente Gaiman, han metido en continuidad, practicamante todas las historias que ha vivido el Caballero Oscuro en 70 años de comics… y lo hacen simplemente con buenas historias y soluciones ingeniosas.”
comparto esta idea

Visperas
10 mayo, 2009 17:09

Gran cómic. Batman es mi personaje favorito de DC sin ninguna duda y Gaiman consigue retratar perfectamente la esencia de Batman. Es un relato onírico que se lee con toda facilidad y cuyo mensaje, sin ser demasiado obvio, nos alcanza abrumadoramente. Me ha encantado. Muy buen análisis, Mariano! Ya estamos esperando el análisis completo.

Gevalher
11 mayo, 2009 0:07

Esta historia será definitivamente uno de los referentes batmanianos, así como El Dark Knight de Miller o The Killing Joke de Moore…

Jorge
Jorge
11 mayo, 2009 18:49

Yo creo que al revés, ha sido Morrison quien ha metido el Batman pre-crisis en la continuidad. Porque lo de Gaiman es un mero homenaje, 2 números especiales recordando momentos, es algo nostálgico. Pero lo de Morrison es meterlo plenamente en las historias actuales, construyendo lo nuevo con lo antiguo.

Sputnik, qué buena referencia al episodio de la tele!! Era otro homenaje bastante bonito.

Martin
Martin
11 mayo, 2009 19:09

Estan raros los comentarios o me parece?? están como movidos de lugar y de orden!

Bueno, Jorge, tienes razón en que Morrison es el que primero ha metido esas historias a la continuidad, pero lo de Gaiman, si bien es un homenaje, puede tranquilamente interpretarse como lo que realmente pasa, que Batman ha vivido todas las historias que existieron, en sus distintas vidas, y cuando cada una termina, vuelve a nacer, reinventado pero conservando su escencia.

Igualmente cuando decía que le sacaría la parte de Morrison, no me refería a lo de meter las historias antiguas en continuidad sino a la parte de ” … con buenas historias y soluciones ingeniosas ” jaja.