Warren Ellis y Marvel

Por
43
1623

8552334852_1a820840e4_n

Warren Ellis (no confundir con el músico del mismo nombre compañero de Nick Cave en Bad Seeds) es uno de los autores clave para entender el cómic de principios del siglo XXI. Ahora, vuelve a Marvel por la puerta grande, de mano de la franquicia de Los vengadores con la novela gráfica Endless wartime y coguionizando Vengadores ¡Reuníos!.

El iconoclasta guionista pasó en los años de transición entre siglos, de ser alguien a quien se le encargaban números de relleno en colecciones de segunda de franquicias más o menos rentables, a ser una autentica superestrella del medio con una voz muy particular y popular. Las obras que publicó en ese periodo han calado cómo auténticos clásicos tremendamente influyentes, y aunque ninguna de ellas apareció con el sello de Marvel, lo prolífico del escritor nos permite recordar que también firmó muchos muy buenos tebeos que pertenecen a este fondo editorial.

Ya no es ese genio revolucionario del que hemos hablado: la relevancia de su estilo, enfoques y conceptos causó tanto impacto que fueron rápidamente asimilados y ahora, el que fuese precursor casi parece uno más; lo contracultural ha terminado siendo asumido como cultura. Pero la inmensa mayoría de las veces, su presencia al teclado sigue aportándonos una garantía de que lo que vamos a leer será como mínimo entretenido, en algunas ocasiones muy interesante y, siempre, un revulsivo.

Hoy, vamos a repasar muchos cómics con estas características, los que Ellis ha escrito para Marvel desde el principio de su carrera hasta nuestros días.

Primeros años: hombre para todo en los noventa.

Warren Girard Ellis (Essex, Reino Unido, 1968) desembarca en Marvel en 1994 tras ser descubierto por Archie Goodwin para DC (y guionizar un arco argumental de Batman: Legends of the Dark knight que no se publicaría hasta años después) de mano de un tópico: ya que él es inglés y ha desempeñado el grueso de su carrera hasta ahora en 2000 AD y Tundra publishing, pues lo que parece lógico es que se le ponga a escribir lo que a todos los que detentan curriculums semejantes. Por tanto, se le pone al frente de un título de la línea Vertigo… o mejor dicho, del grupo de series de corte sobrenatural que Marvel tiene para tratar de emular, de forma a veces burda, a veces aproximada, el éxito de dicho sello editorial de la Distinguida Competencia.

En la colección Hellstorm: prince of lies, con espectaculares dibujos del argentino Leonardo Manco ya se empieza a dar muestra de que él no es exactamente como el llamado desembarco británico de guionistas de esta nacionalidad que se había dado hacía unos años. Si bien el impacto de la llegada de Alan Moore, Neil Gaiman, Peter Milligan, Grant Morrison etc. al cómic norteamericano fue comparado en su día con el que tuvo en el rock la aparición de los también británicos Beatles, Rolling Stones y Led Zeppelin, Ellis demuestra que a él habría que compararlo más bien con otro fenómeno musical inglés distinto: el Punk. Su cínico, malhablado e irreverente estilo encaja bien en el tono de la serie, que pretende ser la respuesta de Marvel al Hellblazer de DC, con esa mezcla de terror sobrenatural y actitud heredera de los Sex pistols o los Clash.

5841587_1222468

Paralelamente, casi al mismo tiempo, comienza a escribir títulos de la línea 2099, cuya acción transcurre en un hipotético futuro del universo Marvel, con un ambiente entre el superheroico y la ciencia ficción en su rama ciberpunk. Al llegar Ellis, el grupo de colecciones se revoluciona, ya que una de sus primeras medidas es que la versión futura del Doctor Muerte (cuya serie Doom 2099 le es asignada ) conquiste exitosamente los Estados Unidos. Se trata de una historia hecha para durar, no algo coyuntural que los héroes de turno vayan a solucionar en unos episodios. Pero claro, también es que el status quo que Doom derroca resulta peor que el orden que el supuesto villano instaura. Y Ellis da muestras ya de su predilección por contar historias sobre los bretes morales del poder político y militar, y exponer su punto de vista sobre el tema en ellas. Su crítica a la injerencia del poder corporativo en los gobiernos corruptos, una constante en casi toda su obra posterior, tampoco desentona en absoluto con el susodicho estilo ciberpunk que la serie aspiraba a tener.

Doom_2099_Vol_1_37

Para cuando finaliza el año, Hellstorm desaparece en su número 21, Ellis ha escrito dos historias de Motorista fantasma (en su número 55 y en el anual de ese 1994) y se le pone al frente de Excalibur, la colección de mutantes asentados en el Reino Unido.

Durante el año siguiente se mantendrá en esta, en Doom 2099, y tendrá un periodo enormemente prolífico, concentrando el grueso de su producción en Marvel. Aprovechando el cross-over La era de Apocalipsis, durante esos meses Excalibur cambia su nombre a X-Calibre, ofreciéndonos Ellis atrevidas versiones alternativas de sus personajes (notable es el cambio del amable Rondador Nocturno a un tipo despiadado que no duda en usar su poder de teletransporte para mutilar a sus adversarios) y escribe un número de la colección What If? en el que nos muestra cómo hubiese cambiado la cosa si Legión hubiese conseguido su objetivo y matase a Magneto en vez de a Xavier en su viaje temporal.

nightcrawler by pacheco 02

En Mayo, aparecen dos títulos más firmados por él, el especial 2099: World of Doom, en el que profundiza en las consecuencias de lo que está narrando en Doom 2099 (y con el que Marvel le da definitivamente vía libre para que haga lo que crea conveniente con la agonizante franquicia futurista), y la serie Druid.

5252424_1092566

Druid es otro intento de Marvel de hacer algo parecido a lo que ya intentase en Hellstorm: Prince of Lies, esta vez utilizando a otro personaje secundario de la editorial, Anthony Ludgate, el miembro de los Vengadores conocido como Doctor Druida. De nuevo, del apartado gráfico se encarga Leonardo Manco. Hellstorm, no pasó del número 21, Druid llega tan solo al cuarto.

Aunque se dice que Druid fue cancelada por ser demasiado bestial, experimental y atrevida, la editora Marie Javins parece confiar en el talento y profesionalidad que el escritor inglés ha demostrado, e inmediatamente le asigna la colección del Doctor Extraño, para relanzarla con fines parecidos.A mediados de los noventa, el enfoque personal y esotérico del sello Vertigo está en su momento mas alto de popularidad, y Marvel sabe que para sacar tajada del asunto su mejor baza es Warren Ellis. Le acompaña en la empresa Mark Buckingham, dibujante en Sandman y Muerte: El alto coste de la vida, por si había alguna duda de la intención.

Pero Marie Javins abandona Marvel, y diferencias creativas con su sustituta Bobbie Chase hacen que Ellis deje la serie habiendo escrito tan solo un número completo y los argumentos de los dos siguientes. Parece que el intento de crear un sello sofisticado, oscuro y adulto en la Marvel de los noventa elude a Ellis, pero a pesar de lo frustrante de la situación, por lo menos al británico de momento no le va a faltar trabajo.

Aparte de un número de relleno de Daredevil, el 343, en Septiembre de 1995 aparece Ruins, un miniserie de dos tomos prestigio que parece un reflejo oscuro o incluso una parodia de la exitosa Marvels de Kurt Busiek y Alex Ross. En ella, Ellis nos muestra un universo Marvel en el que todo ha ido mal, rematadamente mal. El mismo protagonista de Marvels, el periodista Phil Sheldon va recorriendo las esquinas de este mundo alternativo, con la sensación de que algo en algún momento se torció, que los seres superpoderosos deberían ser algo prodigioso, no ese puñado de psicópatas, inadaptados, borrachos, suicidas, enfermos terminales y prostitutas con el que se encuentra. El inteligente y despiadado guión de Ellis, apoyado en el estilo pictórico que Chris Moeller y el matrimonio Nielsen despliegan, acentúan esa sensación de que la obra es “como escupir en un cuadro de Norman Rockwell”, como una vez la oí definir.

Ruins One-Shot

En Octubre de 1995 Ellis publica sus primeros números de Star Jammers (dibujando Carlos Pacheco, con el cual también colabora durante unos números de Excalibur) y de Thor, con la reinvención del personaje que provoca la llegada del dibujante Mike Deodato y su estudio a la colección, en la saga Worldengine.

También está al cargo desde el mes anterior de Ultraforce (el supergrupo de la editorial Malibu, la cual acaba de ser comprada por Marvel), y de la segunda parte del crossover de estos con Los Vengadores, dibujado por George Perez, a mis ojos una pequeña joya que parece un precursor siniestro de JLA/Vengadores.

Considerando que sigue escribiendo Excalibur y Doom 2099, ese mes aparecen nada menos que seis títulos guionizados por Ellis.

478-414-787

A esta inusitada producción que Ellis tiene en exclusiva para la casa de las ideas a lo largo de 1995, hay que añadir una historia corta que publicó nada menos que en uno de los últimos números de la edición norteamericana del Akira de Katsuhiro Otomo. Recordemos que este Manga fue publicado en EEUU por Epic, un sello editorial de Marvel.

Mantener un ritmo así es complicado y por tanto, a medida que van concluyendo etapas durante el año siguiente se mantiene con un número de títulos más manejable: Finaliza Star Jammers, que era una miniserie, deja Thor tras redefinir la dirección argumental la colección y abandona la linea 2099 en muestra de solidaridad con el editor de la misma Joe Cavalieri, dado el despido de este.

Así, tras un par de especiales de Matanza, se mantiene en Excalibur hasta Noviembre y realiza junto a Terry Dodson dos miniseries sobre personajes mutantes: Tormenta y Pryde & Wisdom, desarrollando en esta última la relación que ya había establecido en las páginas de Excalibur entre los personajes de Peter Wisdom (al que más adelante, como veremos, retomaría) y Kitty Pryde, Gatasombra. Antes de que acabe 1996, Ellis finaliza todas estas y ya no escribe ningún título regular para Marvel.
728679

Durante 1997 y 1998 realizará algún trabajo puntual en la casa de la ideas, como unos episodios de Lobezno dibujados por Leinil Francis Yu, durante la saga Todavía con vida. Y también le encontraremos en cruces de personajes Marvel con los de otras editoriales, como el especial Ghost Rider/Ballistic o uno de los episodios de X-men/WildCATS.

Hasta ese momento Ellis ha demostrado ser un guionista capaz, con ingenio en los diálogos, con buenas ideas y con capacidad de entregar mucho trabajo. El transhumanismo, la nanotecnología, las conspiraciones, la magia del caos, el ocultismo, los experimentos médicos, la religión, la extrema crueldad del ser humano…todas esas características de sus historias que con su obra posterior triunfarían ya han aparecido en sus cómics. Pero no es ninguna estrella. La mayor parte del fandom le asocia con ese grupo de autores con los peores vicios de la Marvel de los noventa.

Después de todo ha trabajado fundamentalmente en primera línea de franquicias que a nivel general viven su peor momento creativo, y en general se ignoran sus aciertos e intentos de establecer obras más en consonancia temática y estilística con otros aclamados escritores. Salvo honrosas excepciones (Pacheco, Buckingham, Manco, Dodson…), los equipos artísticos tampoco le han ayudado precisamente. Resulta curioso ver hoy cómo se cruzó sin encontrarse con Brian Hitch, que entró a dibujar una breve etapa de Excalibur en el número siguiente a la despedida de Ellis. Pero tanto da. En un par de años coincidirán y harán historia.

Mientras eso sucede, pulirá su talento, se encargará de series que le dejarán mas libertad para dar rienda suelta a este, y finalmente será reconocido, primero como autor y luego como superestrella.

Counter-X

Fuera de la casa de las ideas, entre 1997 y 1998, Ellis fue edificando paso a paso una solida carrera, primero haciendo lo mismo que hacía en Marvel (trabajar en franquicias conocidas haciendo trabajo considerado del montón, pero de alta calidad) y después creando sus propios títulos. Así, empezó a despuntar con DV8 (spin-off del éxito del momento, Gen 13), pasó a ir transformando poco a poco la mediocre Stormwatch, y concibió Transmetropolitan y Planetary.

Es en 1999, con estos dos títulos mas la aparición de The Authority, con los que Warren Ellis causa un impacto tremendo simultaneo y practicamente alcanza cotas de popularidad reservadas a Alan Moore o Neil Gaiman. Junto con tres grandes dibujantes (John Cassady, el mencionado Brian Hitch y Darick Robertson) hasta ahora tan desaprovechados como él, se da por su interacción una eclosión de talento apabullante y sus nombres pasan a ser los más importantes del medio y de la industria. A Ellis la crítica lo aclama y puede dar rienda suelta a su faceta más adulta, cafre y ácida, la cual, en cualquier caso tampoco es que precisamente ocultase hasta ese momento. Se ha vuelto una voz pionera e importantísima en la entonces recién establecida comunidad comiquera de internet y es considerado como un gurú de la misma.

Y es en esas condiciones en las que regresa a Marvel.

La casa de las ideas tampoco es en ese momento el lugar del que se fue. En esos años, su administración ha sido relevada y Joe Quesada, el nuevo editor en jefe, le está haciendo un lavado de cara ofreciendo mayor libertad creativa para atraer a prestigiosos autores de la escena independiente y del ya mencionado Vertigo de DC, como Garth Ennis, Brian Michael Bendis o Grant Morrison. En eso días, quiere librarse de la imagen que lastra a Marvel de gigante corporativo oxidado que imprime sin cesar cuadernillos de historietas sin ninguna trascendencia ni valor artístico con el único objetivo de amasar dinero suministrando su dosis mensual a los ansiosos adictos que ha creado. Una imagen que impide que casi cualquier autor de elevado prestigio forme parte de su bullpen, por cuestión de posicionamiento dentro del medio y de la industria y por la probada imposibilidad de publicar bajo su sello obras más experimentales, arriesgadas y personales.

x-man-65-warren-ellis-ariel-olivetti-july-2000-ingles_MLM-O-54027711_7679

Quesada quiere librarse de todo eso y consigue que Ellis coja unas cuantas colecciones agonizantes en lo creativo y en las ventas de la franquicia mutante y les dé nuevo impulso bajo el relanzamiento llamado Counter-X. Así, en el año 2000, establece el tono y realiza los argumentos de X-Force (en la que rescataría al cínico Peter Wisdom de Excalibur), X-man y Generación-X, no firmando siempre los guiones completos, que son acabados por Ian Edington, Steven Grant y Brian Wood respectivamente. Las series se sienten y se ven distintas, más frescas e inmersas en el zeitgeist comiquero de esos años, merced también a los nuevos equipos creativos de Whilce Portaccio, Ariel Olivetti y Steve Pugh, pero con todo, tampoco son un éxito. El experimento acaba en Enero del año siguiente. Este anticlimático y decepcionante resultado (tampoco demasiado, no nos engañemos: se trataba de unos productos claramente alimentarios en los que se nota que aunque hay oficio e ideas, no está puesto el corazón. Esta diferencia siempre es patente en la obra del inglés) alejará a Ellis de la casa de las ideas varios años y este se concentrará en sus proyectos más aclamados fuera de la misma, en Vertigo, Wildstorm (ambas subsellos de DC) y Avatar Press.

La tercera venida

La línea Ultimate de Marvel se caracterizaba por ofrecer actualizaciones de sus personajes más populares, con revisiones de sus orígenes e historias más acordes a la sensibilidad del siglo XXI. Y tuvo bastante éxito, hasta el punto de que muchos de sus puntos más significativos fueron tomados para las posteriores adaptaciones cinematográficas, quedando sus versiones de los personajes a medio camino entre el Universo Marvel tradicional y el Ultimate. Iniciada por Brian Michael Bendis con Ultimate Spiderman, su empujón definitivo a la popularidad vino dado por Mark Millar en Ultimate X-men y The Ultimates, la revisión de Los Vengadores.

Millar había sustituido exitosamente a Warren Ellis en The Authority, y fue uno de los primeros autores en asimilar para sí mismo el estilo del de Essex. Así, estos cómics gozaban de una puesta en escena muy cinematográfica, con diálogos frescos, cortantes, ácidos y malsonantes. Si a esto le sumamos tramas que incluyen conspiraciones gubernamentales, especulación científica sobre el uso y futuro desarrollo de la tecnología y teorías real mas punteras, mas esa mezcla en su justa y precisa proporción entre conceptos tan contrapuestos como idealismo y cinismo, no es necesario ser muy brillante para ver quién es el nombre ideal para guionizar alguno de estos títulos.

Tras más de tres años ausente de Marvel, Ellis comienza a escribir la serie Ultimate Fantástic Four a partir de su número 7 (permaneciendo en ella hasta el 18) y presentando su nueva versión del Doctor Muerte, personaje al que ya conoce bastante bien de su estancia en Doom 2099. Y poco después, en Octubre de 2004, sale a la venta el primer número de un ambicioso proyecto: la trilogía de Gah laktus. Se trata de tres miniseries casi consecutivas (Ultimate Nightmare, Ultimate Secret y Ultimate Extinction) en las que se nos relatará el avance hacia la tierra del equivalente en esa línea editorial de Galactus, el devorador de mundos, y los esfuerzos de los héroes de esta para rechazarle y sobrevivir.

Ultimate_Extinction_1

En 2005, salta al universo Marvel tradicional de nuevo para relanzar la colección de Iron man durante sus seis primeros números junto con el artista Adi Granov. Este arco argumental, Extremis, redefine exitosamente al personaje, que a partir de aquí empezará a cobrar una importancia capital en el Universo Marvel, amén de mostrarnos el aspecto que lucirá la armadura de Tony Stark en su no lejana adaptación fílmica.

ironmanextremishc_granovcover

El año siguiente, junto con Stuart Immonen, lanza uno de sus títulos más queridos por los aficionados: la serie de doce números Nextwave. En ella, coge a un puñado de personajes secundarios no utilizados durante años y los une a alguna creación propia en un descacharrante supergrupo, para lanzarlos a unas divertidísimas aventuras enormemente dinámicas y de tono marcadamente paródico. Todavía seguimos clamando para que la continúe.

Nextwave 11

2007 es un año en el que se dan dos hechos bastante señalados para Marvel que vamos a reseñar. El primero es que se acaban de cumplir 20 años del lanzamiento del Nuevo Universo, un grupo de colecciones de corte supuestamente realista, situadas fuera de la continuidad habitual. Fueron impulsadas por Jim Shooter, el editor en jefe de aquella época, convencido de que haría historia. El proyecto resultó un sonoro descalabro, tanto creativo como comercial. Ellis, junto con el español Salvador Larroca se lanzan en NewUniversal a reimaginar los conceptos allí mostrados de forma bastante interesante. La serie se interrumpe en su número seis y finalmente Larroca abandona el proyecto finalmente, pero a pesar de todo, un año después se publica su continuación, la miniserie NewUniversal: Shockfront, junto con un par de especiales. Pero Ellis pierde sus notas del proyecto en un accidente con su ordenador, declarando “básicamente muerta” cualquier reanudación de la historia. Con todo, recientemente Jonathan Hickman ha usado conceptos sacados de las páginas de NewUniversal en sus Vengadores, así que de algún modo todo esto no ha caído completamente en saco roto.

El segundo suceso de Marvel en 2007, bastante más relevante, es la publicación del evento Civil War, escrito por Mark Millar. Una vez publicado, en el especial La iniciativa, dedicado a explorar sus consecuencias, Ellis presenta una historia corta donde nos ofrece un adelanto de la nueva colección que va a escribir. En Thunderbolts, junto con su antiguo colaborador en Thor, Mike Deodato, dará rienda suelta a una sucia saga de casi un año (desde el número 110 al 121) sobre supercriminales trabajando para el gobierno. La serie está llena de personalidades disfuncionales y trapos sucios de agencias gubernamentales. También está inmersa en la más ferviente actualidad Marvel. Notable resulta que el carácter de uno de sus protagonistas, Norman Osborn, el Duende Verde, la némesis de Spiderman, fuese certeramente redefinido aquí, acentuando si cabe su faceta de manipulador psicótico. Tal es el éxito de esta reinterpretación, que, al igual que pasase con Iron man, un tiempo después el personaje pasará a ser una de las piedras angulares del Universo Marvel durante una temporada, suplantando a Tony Stark en varias facetas de su vida.

articulos.943.IMAGEN1

Al año siguiente, el guionista inglés toma las riendas de Astonishing X-men y junto a los geniales Simone Bianchi y Phil Jimenez, nos narra dos arcos argumentales muy en su línea, con experimentos genéticos, villanos (y algún héroe) enloquecidos e intentos de invasiones de dimensiones paralela. Un par de años después retomaría a los personajes en una miniserie, Xenogenesis, con un no menos magnífico Karee Andrews. En ella, aparte de continuar con conceptos de su anterior estancia, usaría algunos provenientes de las etapas en Capitán Britania de Alan Moore y Jamie Delano. También daría muestra aquí de una de sus inclinaciones habituales, hablar de paso de alguna atrocidad del mundo real, en este caso de la tristemente generalizada situación de violencia en el continente africano.

astonishing-x-men-xenogenesis-1

Dado el éxito de la película Iron man, Ellis decide retomar al personaje, pero ya que este está siendo muy utilizado tras Civil war y la editorial tiene planes muy concretos para él, finalmente lo hace en su versión Ultimate, con mayor libertad. Escribe dos miniseries y en la primera, Ultimate Human le enfrenta con Hulk y con la versión Ultimate de un viejo conocido del escritor: el agente secreto británico Peter Wisdom. Este es inteligentemente mezclado con otro personaje, la némesis de Bruce Banner, el Líder. Ellis usa esta historia para hablar de uno de los temas que mas le interesan, el ya mencionado transhumanismo, la posibilidad real de cambiar la evolución de nuestra especie mediante la ciencia.
En la segunda miniserie, Ultimate comics: Armor wars, recrea de forma muy particular la conocida saga del personaje publicada en los años 80.

Y llega el año 2010, en el que Marvel firma un contrato con Madhouse, la empresa de animación japonesa para realizar series de anime de sus personajes: X-men, Wolverine, Iron man y Blade. Se necesita que alguien se haga cargo de los argumentos de las historias para los animes y Warren Ellis es elegido. Cada una de ellas consta de doce episodios, produciéndose también un filme largo de Iron man, Rise of the Technovore en el que aparecen varios personajes mas como Punisher, Blade, Maquina de Guerra, Nick Furia, la Viuda negra, Ojo de Halcón y Maria Hill. La relación de Ellis con las adaptaciones de Marvel a la pequeña y gran pantalla es digna de mencionar: no solo tenemos estos proyectos nipones, sino que varios de sus conceptos, como la naturaleza de Galactus mostrada en sus miniseries Ultimate o el virus Extremis han sido trasladados al cine en las no exentas de polémica segunda parte de los cuatro fantásticos y tercera de Iron man.

MARVELUNES MARVEL ANIME MTV

Cuando en 2011, se le encarga a Kelly Sue DeConnick escribir la miniserie Osborn, sobre el personaje que fue Iron patriot y el Duende Verde, Ellis incluye una historia corta en el primer número de la colección. Conoce bien tanto al personaje (por su paso, recordemos, por Thunderbolts) como a la escritora. DeConnick era una posteadora habitual en el foro de Ellis, donde de hecho conoció a su marido, nada menos que el también escritor Matt Fraction, y parece ser que ha desarrollado amistad con la pareja. Es por eso, que no resulta sorprendente que se haya anunciado hace poco que Ellis vaya a coguionizar con DeConnick la serie Vengadores ¡reuníos! a partir del número 22.

Pero antes de ponerse con esta colaboración y con la novela gráfica Endless wartime, dibujada por Mike Mckone y de inminente publicación mundial simultánea, Warren Ellis tiene una anterior toma de contacto con las encarnaciones más recientes de los héroes más poderosos de la tierra en la colección Vengadores Secretos. Allí entre los números 16 y 21, realizó una serie de episodios autoconclusivos en los que los protagonistas, una especie de batallón de operaciones encubiertas de Los Vengadores se enfrentaban a una imaginativa misión distinta en cada número, siendo estos dibujados por artistas diferentes. Así, David Aja, Michael Lark, Jamie McKelvie, Kev Walker,y Alex Maleev y Stuart Immonen dan cuenta del apartado gráfico de una etapa que nos recuerda inevitablemente a otra añorada colección que Ellis realizara para Wildstorm. Así, en Global frecuency, de muy parecidas características, ya aprovechaba esa cualidad que tiene Ellis para estudiar al dibujante con el que va a colaborar y sacar lo mejor de él. Vengadores secretos era un simple divertimento, un tebeo de acción desbordante muy bien hecho, en el que tal vez en lo que más se resentía era en la escasa caracterización de personajes, algo en lo que en ocasiones cae el escritor británico: a menudo todas las voces parecen ser una misma, la suya.

Y aunque habitualmente demuestra conocer muy bien a los personajes con los que trabaja, a veces sacrifica ese conocimiento en aras de la molonidad, saliendo frases de la boca de, por ejemplo Steve Rogers, que no concuerdan ni de lejos con lo establecido en el personaje. Ellis nos tiene acostumbrados a arrojar nueva luz sobre facetas preexistentes de la psicología de los personajes que escribe, pero una cosa es enriquecerlos de esta manera y otra insertarles gratuitamente un aspecto a todas luces contradictorio.

SecretAvengers16Cassaday

Ignoramos de momento cuales son los planes de Ellis respecto a Marvel de cara a un futuro a medio plazo. El pasado nos ha deparado una enorme profusión de proyectos para esta que el autor ha simultaneado con la búsqueda fuera de sus puertas de la cristalización de obras que le satisficiesen más a nivel personal y creativo. Es ingenuo pensar que Ellis vaya a realizar su obra maestra con personajes de la editorial. Especialmente ahora que la casa de las ideas vive un dulce momento en el que le va muy bien comportándose como un estudio que genera productos hechos con mucho oficio y de gran calidad por lo general, pero en el que es difícil ver obras más personales, menos homogéneas para con el resto.

Warren Ellis es consciente de todo esto, y no le importa. Después de todo, si algo ha demostrado a lo largo de estos casi 20 años, es que sabe perfectamente estar a la altura cuando le toca crear, tanto en una modalidad como en la otra.

43
Déjanos un comentario

Please Login to comment
43 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
24 Comment authors
Esteve Rigo RibasflashpointLemmyticoLuisruSergio Aguirre Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Reverend Dust
Lector

Muy buen artículo-resumen, para tomar notas los no-iniciados, desde luego. Pero vamos, que lo que llevo visto de Endless Wartime me dan ganas de no leer nada en Marvel de este señor (y el dibujo de McKone no ayuda, dando penica con esos fondos).

Gracias, Sergio.

Reverend Dust
Lector

#FeDeErratas: Me refería a no leer nada del Ellis actual.

Triple A
Lector
Triple A

Reverend dust: tan malo es el endless wartime ese?tenia buena pinta…

Mr. X
Lector
Mr. X

Gran resumen.
Por lo que he visto, el amigo Ellis ha pagado muchas facturas gracias a Marvel.
Supongo que lo mejor será nextwave, que era gamberrada bastante divertida, si.

” Pero vamos, que lo que llevo visto de Endless Wartime me dan ganas de no leer nada en Marvel de este señor ”

¿Es que ya ha salido en USA? ¿No era lanzamiento simultáneo mundial?

” Es por eso, que no resulta sorprendente que se haya anunciado hace poco que Ellis vaya a coguionizar con DeConnick la serie Vengadores ¡reuníos! a partir del número 22.”

Disculpad el comentario malévolo, pero, ¿va a coguionizar los Vengadores reunidos como Neil Gaiman a guionizado Guardianes de la Galaxia?

Pedro Monje
Autor

Buen trabajo, Serio. Además incluyendo algunas referencias a títulos que en España no se publicaron en su día (y dudo que lo hagan en un futuro próximo/lejano).

A la espera de ver si estos dos nuevos proyectos en Marvel son el comienzo de uno de los nuevos ciclos mainstream que tanto le gusta intercalar a Warren Ellis en su producción comiquera, destacaría algunos de sus productos por encima del resto.

Noventa:

– Ruins (obra largamente olvidada/infravalorada) y con un sabor Ellis en todas sus páginas.
– Starjammers (puramente por nostalgia).

Siglo XXI:

– Nextwave y Thunderbolts. Son literalmente incapaz de elegir a uno por encima de otro. Me parecen dos obras estupendísimas y que en el momento de su publicación fueron las mejores series del mercado (junto a los primeros pasos del Capi de Bru y el X-Factor de PAD).
– Secret Avengers. Aplicando la fórmula Ellis (arqueólogos que bla bla bla) y versionando sus Global Frequency en el UM, se sacó de la manga seis números (con un dibujo excelente) que aún resuenan en la memoria.
– Los primeros números de su etapa (y miniseries) en Astonishing tenían unos diálogos magníficos (Hank vs Scott, Emma vs Ororo…). Lastima que aquello se fue diluyendo.

En definitiva, veremos por donde nos sale en la inminente Avengers: Endless Wartime y si ha escrito la OGN con el piloto automático o no.

Mr. X
Lector
Mr. X

Hostia, no me acordaba de Ruinas, el “otromundo” más malrollero de la historia… Pues, personalmente, por encima de Nextwave en el canon ellista.

Reverend Dust
Lector

¿Es que ya ha salido en USA? ¿No era lanzamiento simultáneo mundial?
Hablo de las previas, evidentemente. La forma de escribir sí que suena a piloto automático, a números insulsos de relleno de sus Vengadores Secretos, y el arte de McKone… en fin, que es de todo menos “arte”, especialmente al dibujar mujeres.

samanosuke
Lector

Para mí Ellis es sin duda uno de los mejores, y de mis guionistas favoritos: a esas obras maestras que son Transmet, Planetary y StormWatch/Authority, hay que sumar muchas obras “menores” que han revolucionado bastante las colecciones de la casa de las ideas, a pesar de su breve paso por ellas: NextWave o Thunderbolts son dos buenos ejemplos.

Lo que no me suele gustar es su trabajo “de reciclaje”, ya sea hace algunos años en distintos sellos editoriales, como en la actualidad en Avatar, obras que a muchos les encantan pero que yo no trago, aunque siempre tienen su punto interesante ya sea argumental o a nivel de ideas potentes, sobre todo cuando trata de ci-fi y tecnología, donde se desata y se le ve a gusto. Pero para mí Strange Kiss, Dark Blue, Black Summer, Wolfskin o Crécy por poner distintos ejemplos, no son más que “pagafacturas” que hacen añorar a un guionista que ha sido muy grande, y que esperamos aún vuelva a dar otra maravilla a no mucho tardar, ya que su paso por los Vengadores me da a mí que no va a ser lo que esperamos sus fans. Mejor una distopía, o una fábula política, o conspiraciones tecnológicas, o todo a la vez con crítica al sistema y acidez por los cuatro costados. Ahí sí que yo al menos iré corriendo a por lo que lleve su nombre, mientras seguiré esperando mientras paga las facturas.

PD: Y ya pedí a Panini la reedición de Ruinas, pero lo veo muy jodido… Ojalá podamos volver a verla por aquí algún día aunque sea aprovechando el tirón de un nuevo proyecto para Marvel.

Kravinoff
Lector
Kravinoff

Pues a falta de leer su Nextwave que tanto os mola por aquí, me quedo con sus Thunderbolts(que me encanta) y lo demás pseh, alguna que otra tiene su punto(Vengadores Secretos o Ultimate Galactus) pero las que he leído en general se quedan en correctas.

Ahora, yo sabía que Ellis y KellySue son amigos(por lo que no me extrañó lo de Assemble), pero lo de que ella y Fraction se conocieron en el foro de Ellis me ha matado. ¡Warren Ellis, el celestino de los cómics!

Mr. X
Lector
Mr. X

“Ahora, yo sabía que Ellis y KellySue son amigos(por lo que no me extrañó lo de Assemble), pero lo de que ella y Fraction se conocieron en el foro de Ellis me ha matado. ¡Warren Ellis, el celestino de los cómics!”

Pues si, es una historia curiosa…
Eso me lleva a pensar si habrá nacido alguna historia de amor en todos estos años en el foro de ZN -o, al menos, alguna noche loca reseñable…-

frankbanner71
Lector
frankbanner71

marvel ruinas 1 español.(youtube) y si,es un trabajo interesante.

Antoine
Lector
Antoine

Pues yo la que reivindico (además de las ya mecionadas Nextwave y Thunderbolts) es Extremis, la historia que redefine al Iron Man moderno (pelis incluidas)

Damián González
Lector
Damián González

Los Thunderbolts de Ellis rompía el enfoque de la anterior etapa de Fabian, siendo muy acertada, me encantó el Norman Osborn que escribió. Si no hubiera unos Thunderbolts de Ellis no habría unos vengadores oscuros de Bendis.

Fábula del Mundo
Lector
Fábula del Mundo

Pues la previa que he visto de Endless Wartime no me ha parecido mal. Acción peliculera brutal, -para concretar mi opinión- yo me lo voy a comprar sin mirar simplemente porque este señor escribió Planetary. Me lo leí hace poco y no paro de intentar buscar algo tan molón.

Sierra
Lector
Sierra

Yo me quedo (de lo que hizo en Marvel) con Ruins, su etapa de Excalibur y nextwave. Por otro lado, he de reconocer que Ellis a mi no me gusta tanto como otros guionistas, creo que suele tiene bajonazos importantes en algunos de sus comics.

Spirit
Lector
Spirit

Enhorabuena por el artículo, de esos que hacen afición.

A mí Ellis no me parece un guionista relevante en Marvel y sus obras para esta editorial (me niego a llamarla la casa de las ideas, como tan machaconamente dice siempre Raimon Fonseca) creo que son lo peor de su producción, normalmente más realizada pensando en las facturas del mes que en contar algo.

De todas formas, Ellis en sí también me parece un guionista irregular; cuando leo un tebeo suyo no sé si me voy a encontrar algo maravilloso o un truño. O una mezcla de ambos que no sé bien cómo definir.

Igverni
Lector

Gran artículo y resumen, Sergio!!

Yo aún releo su Hellstorm o Druid, y siguen siendo unos comics muy potentes, también gracias al enorme Leonardo Manco… Y que decir de Ruins… otro clásico del mal rollo.

Y aunque es verdad que ha realizado mucho trabajo alimenticio, incluso esos están muuuy por encima de la media, motivo por el no dejan de contratarle…

Y me da la sensación que ya ha adquirido un equilibrio económico bastante importante, no se si que desde que empezó a publicar sus novelas o con los royalties de los tomos de Planetary, Transmet o Authority… pero parece que ya no necesita publicar por publicar, y sus últimas obras, al menos en Marvel, tienen algo especial, ya sea en Secret Avengers, Thunderbolts, Nextwave o Iron Man, en los que se plantea diferentes retos narrativos o de estilo, y aprueba con nota…

Estaría bien que ahora os currareis un 2º articulo con su producción fuera de Marvel, no? 🙂

Khonshu
Lector
Khonshu

Coincido contigo Sergio, el Vengadores/Ultraforce es una pequeña joyita olvidada (Cómo me reí con ese Thor católico).

Druid no me gustó nada, pero tampoco me quitó las ganas de leer su Hellstorm.

Y Doom 2099 también estaba muy bien. La forma en la que Ellis planteó la invasión (donde contemplábamos más los consejos de guerra que las batallas a pie de calle) fue espléndida. Genial el personaje de Morpohina Sommers y su camiseta “Charlie don’t surf”, ejemplificando cómo los más revolucionarios son luego los que más fácil se corrompen. De hecho, Quentin Quire me recuera mucho a este personaje.

Number H
Lector
Number H

Creo que normalmente a Ellis , ha sido irregular pero no por malas ideas, sino que, o no se le ha dado oportunidad de desarrollar una trama larga o simplemente el se cansa repentinamente del proyecto. Y siempre ha tenido buenas ideas, aunque algunas veces ha acabado desarrallandolas mal.-
Recuerdo esos 4 numeros de Thor (Marvelution) con mucho cariño, a mi me encantaron y tambien me gusto Deodato solo en eso 4 primeros numeros, despues derivo su trbajo al estudio, y surgieron unos numeros malisimos.-
Coincido en que Vengadores/Ultraforce fue un adelanto del Vengadores/JLA.-
Y para acabar solo decir que una vez al año releo siempre Planetary, que buena es.-

Kravinoff
Lector
Kravinoff

¿Y los StarjammerS que tal? Es un grupo por el que siempre he tenido interés, pero ya digo, para mí Ellis en Marvel tampoco es una garantía 100% FIABLE.

manolin
Lector
manolin

Khonshnu: me sumo a tu reivindicacion del Doom 2099. Es curioso, porque he oido a mucha gente decir , sobre Authority ,que en ella: “Ellis lleva acabo los planes que nunca le hubieran dejado plasmar en los comics Marvel, y pone a los Heroes a arreglar el mundo y a luchar contra los auténticos hijos de puta”…….esto simplemente es FALSO, ese comic puede tener muchas cualidades, pero no hay nada de eso. Jenny Sparks y sus chico luchan primero con un dictadorcillo de tres al cuarto (oriental para que recuerde a Fu. Manchú ¿y quizas para provocar asociaciones con la actual potencia emergente China o con Coreaa del Norte y su extravagante gobernante? ..mejor no elucubrar.) , después contra una invasión de seres de otra dimensión, y después una especie de Dios, vamos, enemigos que, independientemente de que se les represente con mayor o menor acierto, son tópicos hasta decir basta, y cortados por el mismo patrón que los de Los Vengadores, 4F, Liga de La Justicia, etc…
Mucho despliegue de poder, mamporros, imágenes impresionantes, etc… pero nada de “cambiar el mundo”.
En cambio en una obra que pasó tan desapercibida como los últimos números del Domm 2099 (y quizá porque era ya una serie abocada a la cancelación lo permitieron los editores Marvel) , su protagonista si decide cambiar el mundo, e ir a por los VERDADEROS HIJOS DE PUTA: esto es, y solo hay que vivir la crisis que estamos viviendo para darse cuenta, los presidentes d las grandes Multinacionales.
Curiosamente a Doom se le considera un villano, y a los chicos d la Sparks, que matan a muchísimos civiles en sus intervenciones, “Los heroes definitivos” …….cosas del “American Way of life”

Khonshu
Lector
Khonshu

Bueno, se puede apreciar Doom y Authority al mismo tiempo. Son obras con objetivos distintos.

No creo que la finalidad de Ellis fuera la de que Authority cambiara la tierra (Millar sí tiró más por ahí). Creo que la idea de Ellis era más la de una fuerza del bien que estuviera por encima de los gobiernos, pero no que los derrocara. Un poder superior no regido por política sino por su propia ética.

Hay una estructura de 3 sagas de 4 números muy clara, con una escalada de poder en el nivel de amenaza al que se enfrentan:

1 – Una amenaza desde el interior del propio planeta (terrorismo, muy bien visto un par de años antes por Ellis).

2- Una amenaza de invasión extraplanetaria

3- Enfrentarse al mismo Dios.

Llegados a ese punto, ya no le quedaba nada que contar, pero es lógico que Millar tirase por, una vez vencidas todas las amenazas, controlar el mundo y la venganza consiguiente de los gobiernos/corporaciones.

De hecho, la forma en que Authority es vencida por estos gobiernos en la sombra es muy similar a cómo Doom es derrocado por quien dirigía las corporaciones entre bambalinas. Son historias con planteamientos y conclusiones similares, veo bien que Ellis, en vez de repetirse (también había hecho historias de ese palo en Stormwatch), tirara por ideales más elevados.

Khonshu
Lector
Khonshu

“¿Y los StarjammerS que tal? Es un grupo por el que siempre he tenido interés, pero ya digo, para mí Ellis en Marvel tampoco es una garantía 100% FIABLE.”

Es un cómic considerado como algo fallido, pero a mí me gusta bastante.

Los problemas vienen de la mala química entre Pacheco y Ellis. Pacheco quería una historia clásica de piratas espaciales, con la guardia imperial, capa y espada… y Ellis quería especular sobre religión y política. Pacheco quería acción tipo Star Wars y Ellis le dio Star Trek (juraría que no hay ni un solo combate cuerpo a cuerpo en la mini y sí muchos duelos navales entre cruceros).

No es la obra más representativa del grupo, puesto que no pilla mucho su esencia clásica e individualmente se salen bastante de sus caracterizaciones individuales, pero no deja de ser un cómic cargado de ideas de lo más interesantes (como la amenaza a la que se enfrentan o las consecuencias para la población Kree de Tormenta Galáctica)). Su único fallo es ese: demasiado intelectual y poco aventurero.

Además, anivel gráfico está muy bien, con un Pacheco a medcio camino entre Bishop y Avengers Forever.

Creo que aún se puede pillar de saldo a muy buen precio, yo te lo recomiendo si vas con al mente abierta.

manolin
Lector
manolin

Khonsnhu: más que a la intención del propio Ellis me estaba refieriendo a la opinión que he oido a mucha gente verter sobre dicha serie, aunque ahora que lo pienso quizas lo decian refiriéndose a la etapa de Millar, que aún tengo pendiente de leer.

En Starjammers Pacheco lo que quería también era sacar a la Guardia Imperial Shiar e incluso a Starlord, pero claro, en una miniserie de solo cuatro números no sé como queria meter a tanta gente.
No es la mejor obra de Ellis, eso está claro, pero en el one-shot donde publicó Forum esta mini-serie me acuerdo que aparecia un artículo d prólogo del propio Pacheco (¿o era de su amiguísimo Rafa Marín? no lo recuerdo), en que daba una visión d esta totalmente parcial echandole la culpa de todo al Ellis, y la verdad es que aunque siempre me habia caido bien el Pacheco en esta ocasión me pareció quejica en demasía ..¿si lo habian contratado como dibujante y no iba a trabajar codo a codo con Ellis a lo “estilo Bullpen” por que pensaba que le iban a dejar meter mano en los guiones? ¿tan importante se creía ya? Y además después como guionista no es que se haya lucido mucho, y desde luego en esa faceta no le llega a la suela de los zapatos a Mister Ellis.
Pero es que en Forum siempre le daban a Pacheco o a su amigo Marín una tribuna desde la que explayarse a gusto (en los 4F no habia ni sección de correo, sino artículos del Marín) y echarle la culpa de todo a Ellis, Loeb , a los editores, etc… deferencia que no tenian con estos, con lo cual solo podiamos conocer una parte d la Historia. Por cierto esta deferencia no la tenian tampoco con Larroca, a pesar de que salió también de Forum, y es un trato de favor, este que tenian con Pacheco que nunca entendí y me parecía excesivo.

Khonshu
Lector
Khonshu

Creo que el prólogo era de Marín. Luego Pacheco hacía un epílogo. Ambos rajaban un poquito. De hecho Pacheco calificaba a Marín como su “primo” y acto seguido decía que warren Ellis no era su “primo”, dando a entender la mala relación.

Es cierto que Pacheco siempre quiso implicarse en las historias, pero es que él era un autor que le ponía mucha ilusión a su trabajo y le encantaba el género. Siempre lo he visto mentalmente más cercano a la generación Byrne, Davis o Miller que los amerimangas y dibujantes hot de los 90. Supongo que nació tarde y en el sitio equivocado.

Ahora esa ilusión se la han matado con el oficio y los palos y ya no desprende esa frescura de antaño.

Yo puedo entender a ese pacheco joven desilusionado con los Starjammers porque yo mismo lo viví. Por fin los personajes iban a tener una mini con un equipo de estrellas emergentes y un tratamiento moderno y Ellis se sacó un tipo de historia que no pegaba para nada. Las propias portadas de Pacheco prometían un tipo de producto que luego no era.

Pero es una obra curiosa, puesto que, aunque al principio descoloca y quizás decepcione, gana mucho a posteriori. De hecho, el propio Pacheco reconocía que, tras finalizarlo, había pasado de ser un encargo incómodo a ser la obra de la que más orgulloso se sentía.

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

No recordaba que Ruins era de Ellis. Cuando la leí me encantó la mala uva que desprendía, pero sí que tenía un toque de lo más enfermizo; curiosamente, lo que menos me gustó (por lo que recuerdo) fue el dibujo. Su Thor no me gustó especialmente; además el Deodato de esa época no me gusta nada. Lo que sí me gustó mucho fueron sus números de Secret Avengers; ojalá hubiera seguido con la serie y desarrollando esas ideas. Sus Thunderbolts aún no los he leído. Y Extremis está bien; pero, afortunadamente, lo que pasó al cine fue el diseño de la armadura… cada vez que veo el Stark de Gradinov y pienso que, de haberle hecho caso, habríamos tenido a Cruise en lugar de a Downey Jr. … brrr….

De todas formas, alguien que ha parido Planetary ( la leí hace más bien poco y flipé) y Transmetropolitan tiene el cielo ganado.

jaque
Lector
jaque

“De todas formas, alguien que ha parido Planetary ( la leí hace más bien poco y flipé) y Transmetropolitan tiene el cielo ganado.” Lo acabo de terminar (Planetary) y 100% de acuerdo además leí no hace mucho Fell y me encantó.

Daniel Gavilán
Autor

Antes de nada, fantástimo post, Sergio. Coincido en lo que comentan muchos de los compañeros sobre la irregularidad de Ellis hasta el punto de que considero de que obras buenas buenas solo tiene Planetary y Trasnmetropolitan de lo que he leído (con mención de consolación a su run en Wildstorm, rematada por esa catarsis de hostias clásica actualizada que es su Authority).

Aun así, tampoco se puede negar que tiene otras obras bastante saladas y que en Marvel dejó un puñado de cómic bastante simpáticos. Tengo bastante curiosidad por leer algunas de sus obras de los noventa como Hellstrom y bastante claro que lo peor que ha dado ha sido -paradójicamente- sus obras para la línea Ultimate. Pero un tío que a lo largo de su etapa en la editorial ha conseguido:

– Reivindicar a Muerte como merece
– Cargarse al Doctor Druída de forma poco menos que contundente
– Desvirgar a Kitty Pryde
– Hacer algo de provecho con la Encantadora
– Poner patas arriba al Instituo de los chavales de Generación-X
– Dar las primeras líneas para los X-Force actuales
– Sacar provecho del personaje mutante más redundante y con el peor ratio calidad/duración de los 90
– Actualizar a Iron Man para el siglo XXI
– Darle de hostias a Dormammu hasta apagarle la cabeza en un retrete
– Dar el pistoletazo de salida a la carrera política de Norman Osborn
– Matar a los Astonishing X-Men de Joss Whedon
– Firmar la mejor etapa de Vengadores Secretos a base de números atoconclusivos…

Merece cuando menos respeto.

Bajo mi punto de vista lo mejor que ha dado para Marvel ha sido Ruinas (que puede entenderse como una suerte de amargo preludio a Planetary) y Nextwave (descacharrante desmitificación del estilo de cómic que él mismo había alentado a finales de los 90). También me gustó bastante el rollo a lo RoboCop de Paul Verhoeven de sus Thunderbolts, pero las dos primeras están a un escalón por lo alto.

Eso sí, un par de rectificaciones: El Revolution y le Contra-X no fueron orquestados por Quesada, sino por Bob Harras. De hecho se dice que fue el último clavo en su ataud, y que su mal funcionamiento tras jugárselo todo en la papeleta del regreso de Claremont fue lo que determinó su destitución. Quesada no entró en la oficina hasta Agosto de 2000, cuando las series del Contra X ya llevaban dos o tres entregas en la calle (y un par más por publicar). Esa inestabilidad propiciada por el cambio de guardia fue lo que propició que estas colecciones durasen tan poco

Y segunda: La no mención a Matanza: Bomba Mental, cuando probablemente -retirad el probable- es lo mejor que se ha escrito con el personaje

Daniel Gavilán
Autor

Ah, demonios, me salté la mención a Matanza.

Respecto a lo de

Una duda: ¿a quien te refieres en concreto con “el personaje mutante más redundante y con el peor ratio calidad/duración de los 90″?

Me refería a X-Man. Que una serie guionizada por Terry Kavannagh durase ¡4 años! en plena época de cancelaciones es algo que se me escapa, pero tengo bastante claro que si no fuera por Ellis difícilmente se recordaría a Nate Grey con el cariño que se hacía

Luisru
Lector

La verdad es que la mayoría de los trabajos de Ellis en Marvel me deja un poco frío, aunque creo que no he leído los mejores. Lo que más conozco son los mutantes. Excalibur, bueno, después de lo de Alan Davis, y con el estropicio que vino justo después, su trabajo es decente aunque un poco “de piloto automático”.

Pero Counter-X me pareció sencillamente espantoso. Un intento de convertir colecciones que, a priori, estaban bien (excepto X-Man) en algo modernuqui con ínfulas y, en mi opinión, entre Quesada y Ellis se cargaron las infravaloradas y para mí estupendas etapas de Jay Faerber en Generación X y John Francis Moore en X-Force. Por eso le tengo un poco de manío al inglés. X-Man fue la única serie que salió beneficiada, pero, claro, era imposible hacerlo peor que Kavannagh.

manolin
Lector
manolin

Que X-Man ganó argumentalmente en el cambio de Kavanagh a Ellis es evidente, pero a mi lo que no me gustó es el cambio d look del prota. El diseño original de Steve Skroce me molaba mucho más. De hecho en algún lugar me suena haber leido que el motivo de que le dieran una serie propia a un personaje que no dejaba d ser un Cable de otra dimensión , más joven y con pleno dominio d sus poderes , y por tanto un personaje redundante, fue no desperdiciar un diseño tan molón.
Como sea, a mi el nuevolook con el peinado militar, la chaqueta sin camiseta debajo, y el tatuaje de la X en el pecho, a mí más que a chamán d los Mutantes me sonaba a Legionario en su dia libre tomándose una cerveza y una tapita de chipirones en un chiringito d la costa.
Pero bueno por lo demás el cambio fué a mejor, algo que no podria decir de X-Force y Generación-X , con un cambio de dibujantes a peor, y el aborto de una serie de lineas argumentales abiertas por Faerber y, sobre todo, por Francis Moore que podrian haber sido muy interesantes.

Khonshu
Lector
Khonshu

No sólo Joe Quesada no fue responsable de Counter X, sino que hubo rumores en su momento de que se lo cargó como venganza personal por rencillas personales que tenía con warren Ellis, lo cual podría explicar el exilio del inglés por varios años de Marvel.

Es un asunto un tanto turbio del que hay rumores, pero muy poca información fiable. Hay quien dice que Joe, desde antes de ser el jefazo, se la tenía jurada a Ellis porque éste le hizo algún tipo de desprecio a Marvel Knights. Pero lo más probable es que se cancelara la línea por el despido de un editor llamado Jason Liebig, que era parte de la camarilla de Harras y que todo fuera una consecuencia tardía de la lucha de poder entre Harras y Jemas/Quesada.

samanosuke
Lector

Joder con Khonshu, qué días lleva xDDD ¡Contratadlo para un ZN de marujeos!

Khonshu
Lector
Khonshu

JAJAJA

Me habéis descubierto, trabajo de portero en el edificio donde se ubican las oficinas de Marvel.

Lemmytico
Lector
Lemmytico

Pedazo de artículo de nuevo Sergio, enhorabuena y gracias.

Sin leer nada de su producción noventera (sí, nada de nada), puedo decir que un guionista que tiene en su haber Nextwave, los segundos mejores Thunderbolts de la historia y una de las historias más influyentes de Iron Man* ya ha hecho una contribución a Marvel superior a la de (apunten): Greg Pak, Daniel Way, Andy Diggle, Fred Van Lente, Jeff Parker, Christos Cage, Cullen Bunn, Sam Humphreis, Nick Spencer y todos los jornaleros del guión de los 90 (los Mackie, Kavannagh, Lodbell y compañía, con la excepción de Nicenza). Y no, no digo superior a la de cualquiera de ellos, digo superior a la de todos ellos juntos. Y todo eso sin contar sus aportaciones más puntuales, pero siempre molonas (Vengadores Secretos, Astonishing X Men…). Y todo eso sabiendo que lo mejor que haya hecho para Marvel está lejos de lo mejor que ha hecho en general.

En fin, como veréis es que soy muy fan de Ellis. Y la verdad es que me descojono de que se le quieran buscar defectos a uno de los mayores guionistas que haya dado el medio mientras se quiere hacer valer a mindundis que no le llegan ni a la suela del talón. Vamos, que obras que Ellis se saca para comer y en piloto automático son lo mejor a lo que pueden llegar otros. Simple y llanamente.

*: Y eso que a mi “Extremis” no me parece gran cosa, saquear la etapa Micheline/Layton una vez más y demostrar por qué Granov puede ser un gran ilustrador pero no un dibujante de comics.

samanosuke
Lector

Me habéis descubierto, trabajo de portero en el edificio donde se ubican las oficinas de Marvel.

¿Intentando ser el nuevo Lobdell? 😉

Lemmy, yo también soy muy muy fan de Ellis, pero también es cierto que su firma, por desgracia, no es garantía de nada, aunque coincida contigo en cuanto a su producción para Marvel. Si bien ha dejado premisas y consecuencias muy potentes, o ideas geniales, cuando acomete una obra alejado de los sellos habituales pocas veces se encuentra algo tan sólo notable. De nuevo hay buenas ideas, pero tan sólo esbozadas, no se preocupa demasiado por el resultado, y a esto me refería con lo de reciclar, porque muchas de sus obras para Avatar y demás son ideas etílicas sin más trasfondo que vende para pagar facturas. ¡Que ey! Todo el mundo tiene que hacerlo, pero también hay que estar preparado ante las consecuencias. Por eso entiendo que algunos le metan más caña o ya no confíen en sus nuevos proyectos: el mismo se lo está buscando cuando vende cosas como Strange Kiss, Dark Blue, Down, Crécy o Wolfskin.

Sierra
Lector
Sierra

Lo de Counter – X / Revolution fue un batacazo épico, no solo en las series menores sino también en las principales series mutantes con un Claremont nada acertado. También hay que decir que la publicación en España fue bastante regular.

Khonshu
Lector
Khonshu

“¿Intentando ser el nuevo Lobdell? ;)”

Él era el chico de las fotocopias, lo cual es estar dentro de la propia oficina, osea un paso más cerca del objetivo.

Yo de momento me conformo con abrirles la puerta de sus cochazos y ya me he comprado unas rodilleras modelo Capi Marvel Now, por si se presenta la oportunidad de ascender.

flashpoint
Lector
flashpoint

DEL MEJOR AL PEOR TRABAJO DE ELLIS

10 – Excalibur (Por innovar en las series x)
09 – Generación X (Por mostrar el potencial de los protagonistas)
08 – X-Man (Hacer un personaje irrelevante muy interesante)
07 – Thor (porque no tenía ni pies ni cabeza)
06 – X-Force (Por poner las bases de lo que siempre debió ser la serie)
05 – Iron Man (Por traer a Tony al siglo XXI)
04 – Ultimates Extition (Porque no fue mas de lo mismo)
03 – Ruinas (inesperada y audaz)
02 – Thunderbolts (Por ser excelente)
01 – Nextwave (Lo mejor de su tiempo, aunque pasó inadvertida por culpa de Civil War)

Esteve Rigo Ribas
Lector
Esteve Rigo Ribas

Thunderbolts me pareció brutal y tengo muy pendiente The Authority.