Vinland Saga

Por
15
2651

 

Guión: Makoto Yukimura
Dibujo: Makoto Yukimura
Género: Ficción Histórica – Seinen Manga
Editorial: Kōdansha (Magazine Afternoon)
Edición Original: 9 volúmenes publicados (Serie Abierta)

 

“Yo creo en mi propia fuerza
y en nada más”

Los pueblos germánicos originarios de Escandinavia, conocidos más popularmente como vikingos, eran hombres rudos, fuertes y con un gran ardor guerrero, o al menos eso nos ha trasmitido la tradición, las crónicas y las fuentes que se conservan de la época y que siempre debemos valorar con cierta distancia; el Terror del Norte, como así se les ha llegado a conocer a estas gentes, se dedicaron entre los siglos VIII y XII a la conquista y el pillaje de una naciente Europa influyendo decisivamente en el devenir histórico y político de la misma hasta su asimilación e integración en la cultura occidental cristiana en base a lo que sería un largo proceso de aculturación. Los vikingos siguen siendo un sugerente misterio en muchos aspectos para la historiografía tradicional, todo ello a pesar de que sus hazañas y parte de su historia, creencias y costumbres se han encontrado detalladas en las conocidas sagas islandesas, narraciones en su mayoría anónimas aparecidas entre los siglos XII y XIV y de gran difusión en países como Noruega, Dinamarca y Alemania las cuales no dejan de ser obras de carácter literario en las que también se han hallado numerosos datos genealógicos, mitológicos y más tardíamente elementos de las novelas de caballerías europeas aparecidas en Occidente durante la Edad Media.

En algunas de estas sagas, como la Saga de Erik el Rojo o la llamada Saga de los groenlandeses, se menciona la exploración de una tierra conocida como Vinlandia (literalmente, “tierra de las viñas”) por parte de Leif Eriksson El Afortunado, hijo del también explorador islandés Erik el Rojo que en el año 985 d.C. había fundado en Groenlandia el primer asentamiento vikingo en la zona. De esta manera, Vinlandia era un territorio virgen que comprendía parte de la actual Canadá, mayormente el Golfo de San Lorenzo, Nuevo Brunswick y Nueva Escocia. Es decir, casi quinientos años antes de la llegada de Cristóbal Colón a América, los vikingos ya la habían visitado, fundado allí un primer asentamiento, Leifbundir, e incluso existen algunos indicios de que con toda probabilidad mantuviesen diversos contactos y algún que otro conflicto con los aborígenes autóctonos precolombinos. Por supuesto, los vikingos, su forma de vida y su relación con el mundo en una época caracterizada por el choque de civilizaciones y religiones, han ejercido una fascinación lógica a lo largo del tiempo en las sociedades posteriores a la suya hasta llegar a la más inmediata actualidad, siendo este interés reflejado hoy en día no sólo en el estudio histórico de los mismos sino también por su presencia a diferentes niveles en la cultura y el arte contemporáneos que ha creado un marcado estereotipo de los mismos y los ha convertido en los fabulosos protagonistas de todo tipo de novelas, películas e incluso cómics.

En este último apartado la variedad temática y de género, muchas veces ligada a la fantasía épica, ha sido tan destacada como en cualquier otro medio, desde el cómic superheroico, con el Thor de Stan Lee y Jack Kirby creado en 1962, a la tira cómica de Olaf el Vikingo de Dik Browne que lleva en activo desde 1973, y más actualmente el Northlanders de Brian Wood o la obra que aquí nos ocupa: el manga Vinland Saga de Makoto Yukimura. Esta obra, catalogada de ficción histórica, inició en 2005 su andadura en la revista Shūkan Shōnen Magazine de la editorial japonesa Kōdansha pero ante la incapacidad de su autor para mantener un ritmo de publicación semanal Vinland Saga fue finalmente traspasada a la revista Afternoon y su serialización pasó así mismo a ser mensual. Esto no ha impedido que la obra de Makoto Yukimura se convirtiese en todo un sleeper en su país de origen, una serie que sería nominada en 2008 al Premio Manga Taisho y que en 2009 se alzaría con el galardón Japan Media Arts en su categoría, y que aún sin contar con una edición en inglés o castellano haya sido ya publicado en Francia, Italia y China. En la actualidad Vinland Saga cuenta con diez tomos recopilatorios y una buena salud; mientras tanto, en nuestro país Panini Cómics publicaría hace unos años Planetes, la obra anterior de Makoto Yukimura, una interesante historia de ciencia ficción que pasó sin pena ni gloria por estos lares y que podría hacer más difícil que Vinland Saga llegue alguna vez a las estanterías de nuestras tiendas de cómics.

Sinopsis de Vinland Saga

En una fría región de Islandia, Torfinn, hijo de Thors, conocido como el Troll de Jom, vive junto a su padre, su madre y su hermana mayor. Torfinn sueña con ser un gran guerrero pero descubrirá lo que ello supone cuando su padre sea llamado a filas por el rey de Dinamarca para participar en la conquista de Inglaterra y este sea asesinado por el ambicioso mercenario Askeladd. Desde ese momento, Thorfinn, vivirá sólo para la venganza pero para ganarse el derecho a retar al asesino de su padre a un duelo a muerte se verá obligado a pasar a formar parte de la misma tropa de Askeladd y realizar hazañas en su nombre.

Vinland Saga: Hazañas y aventuras nórdicas con sabor oriental

Vinland Saga supone una de esas llamativas y curiosas excepciones, como el Historie de Hitoshi Iwaaki, en base a la cuál nos encontramos con un seinen manga, escrito y dibujado con oficio por el mangaka Makoto Yukimura, centrado en episodios históricos referentes a la cultura occidental y europea. En este caso Vinland Saga sitúa su relato entre finales del siglo X y principios del XI tomando como marco principal Islandia y las tierras de Gales e Inglaterra para acercarnos a las aventuras, intrigas, traiciones y batallas de un grupo de mercenarios vikingos de origen danés. No obstante, no estamos ante una estricta recreación histórica de hechos pasados ni es el objetivo de su autor apegarse a la veracidad de los datos que pueda manejar, aunque su punto de partida son las citadas sagas islandesas estas sólo sirven como excusa y apoyo para que Makoto Yukimura narre su propia y personal historia. En esta visión personajes reales e históricos, como el ya mencionado Leif Eriksson El Afortunado, Thorkell El Alto o Canuto II El Grande, rey de Dinarmarca e Inglaterra, se reúnen junto a otros de cosecha propia para ofrecernos una reinterpretación en clave manga del antiguo y brutal mundo vikingo. La ambición, la guerra, el honor y el conflicto entre culturas, la cristiana y la pagana, o la inevitable redención, son los temas que Makoto Yukimura maneja con cierta soltura y vitalidad en Vinland Saga; el resto, vísceras y sangre, pequeños retazos del mito artúrico, batallas y enfrentamientos de tendencia épica, una llamativa evolución de personajes y un ligero punto de humor casual para poder digerir bien la mezcla.

La acción en Vinland Saga tiene un evidente componente propio del shōnen manga en su factura, con una violencia que elude el realismo en su búsqueda de la espectacularidad y la grandilocuencia, aunque inteligentemente no abusa de la misma, al contrario, la dosifica adecuadamente mientras Makoto Yukimura toma espacio para construir un argumento nada lineal ni precipitado que resulta adictivo a medida que la trama avanza y cobra más complejidad. Por otro lado, el dibujo de Makoto Yukimura resulta fresco y con un punto clásico, más detallado en los planos cortos, su trazo se vuelve más poroso y sucio en la sucesión de sus capítulos sirviéndose de ciertas desproporciones premeditadas y de un uso del “movimiento cinético” en la acción que parece remitir directamente al trabajo gráfico de Tetsuo Hara en el El Puño de la Estrella del Norte -título que no por casualidad menciona el autor de Vinland Saga como uno de los que le inspiraron a tomar los lápices en su juventud para convertirse en mangaka-. No obstante, el dibujo de Makoto Yukimura deja la leve sensación en ocasiones de no ser el adecuado a la hora de relatar los episodios más crudos y de mayor ambigüedad moral de la historia, momentos que logra salvar por su hábil puesta escena y por el carisma que desprenden algunos de sus personajes principales. Recurrentemente Vinland Saga ha sido comparado con los pasajes de corte más realista del Berserk de Kentaro Miura aunque más allá de un tono parecido en momentos muy concretos la obra de Makoto Yukimura es bastante más sutil y comedida en su tratamiento de la violencia y el sexo es un elemento casi ausente de la misma.

Por su particular configuración y pretensiones Vinland Saga de Makoto Yukimura es una obra muy recomendable para aquellos que busquen una historia ligeramente más adulta que la presente habitualmente en un shōnen manga al uso y especialmente para los amantes de los relatos de inspiración histórica aunque estos puedan incluir en algún momento elementos fantásticos o personajes sobredimensionados y exagerados en su argumento. Por otro lado, hemos de advertir que no estamos ante un simple relato de batallas eternizadas en el tiempo, Vinland Saga intentar abarcar bastante más, sobre todo cuando nos percatamos de la rica y sorprendente evolución de sus protagonistas a lo largo de una serie en la que no queda lugar al inmovilismo y al conservadurismo. Por ello, los inicios de la Vinland Saga pueden confundirnos y despistarnos sobre sus intenciones, podemos observar personajes que no parecen apartarse del simple tópico y una trama que sirve de base para una acción de primer nivel, pero la propuesta de Makoto Yukimura transita por varios estados y fases a lo largo de su andadura en la búsqueda de una historia mucho más íntima e instrospectiva en la cuál la épica y las batallas pasan a ser un tema casi residual y anecdótico en muchos momentos de la trama. Teniendo esto en cuenta, Vinland Saga resulta una obra abierta a un público bastante amplio, muy disfrutable, entretenida y adictiva en todos sus sentidos, y un seinen manga ciertamente original dentro del catálogo ofrecido por el cómic japonés moderno tan poco propenso a las historias ambientadas lejos de su marco geográfico habitual de influencia.

Enlaces de Interés

Reseña de Planetes de Makoto Yukimura en Zona Negativa

15
Déjanos un comentario

Please Login to comment
15 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
9 Comment authors
Alberto de SosaJJthorbackGalaktusJordi T. Pardo Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Janus2099
Lector
Janus2099

Aunque no soy muy de manga más allá de Tezkua, creo que voy a empezar esta colección ahora que Northlanders me deja huerfanito….

Janus2099
Lector
Janus2099

Menuda lástima porque pinta estupendamente… Y sobre Planetes vi la serie y me encantó. Una ciencia ficción muy técnica y realista, en lo que se refirere al contexto.
Por otro lado es curioso el trazo tan bueno que tiene este autor. En la segunda viñeta del artículo, la perspectiva es genial, un dibujo buenísimo, que me lleva a preguntar si leer tanto Marvel y DC ha hecho que no esté acostumbrado a  un dibujo de trazado tan limpio y perfecto. Que cosas.

Blade Runner
Lector
Blade Runner

Si al menos hubiera una edición americana…

Por cierto, a mí Planetes me encantó. Una historia realista, un poquitín “extraña” a veces, y con un puntillo triste…

Aruso
Lector
Aruso

Jordi, ¿que series seinen publicadas en España me recomendarias? Me gustan tus articulos y en general en gustos creo que coincidimos bastante…

samanosuke
Lector

>einen manga ciertamente original dentro del catálogo ofrecido por el cómic japonés moderno tan poco propenso a las historias ambientadas lejos de su marco geográfico habitual de influencia.

No estoy de acuerdo! Si por algo se caracteriza el manga es por ser el exponente de la historieta más variado a nivel mundial: hay manga para todas las franjas de edad, para empresarios, para amas de casa, para los niños, para los homosexuales, para los pajeros,… Otra cosa es que fuera de Japón sólo lleguen los patrones menos originales y más repetidos: los shonen de estilo Dragon Ball y los shojos pastelosos. Pero de un tiempo a esta parte también se publican en España diferentes propuestas, gracias a la buena aceptación del seinen y la apuesta por autores diferentes, como Jiro Taniguchi, Shigeru Mizuki, Suehiro Maruo…

Vamos, que no estoy nada de acuerdo contigo en ese aspecto. A la hoguera! jeje 😉

Aruso
Lector
Aruso

Gracias jordi, la verdad que la mayoria de series que dices ya las conozco y algunas si que sigo (Urasawa a saco)Las que no conozco nada son las de Ai Yazawa. Les echare un ojo a ver que tal. Es una pena que en españa no se publique mas manga “adulto” aunque hay shonen de calidad bastante alta (para mi Bakuman es shonen :P)

Galaktus
Lector
Galaktus

“Después, cualquier cosa de Naoki Urasawa siempre capta mi atención, sea Monster, Pluto o la mencionada Billy Bat aunque la que más me ha gustado hasta la fecha es la segunda.”

Hala, yo también opino lo mismo. Pluto es el mejor trabajo de Urasawa hasta la fecha. Historia bien estructurada, amor a al trabajo de Osamu Tezuka, dibujo excelente, una trama que engancha. Lo único que no me gusta mucho es el final. No sé si era intención de Urasawa, pero yo capté un mensaje demasiado simple e inocente sobre el conflicto de Irak.

thorback
Lector
thorback

Hace tiempo que no compro un manga, me había dedicado a pedírselos prestados a un amigo, pero, sinceramente, me apetecería volver con una serie como esta. Lástima que no esté disponible en castellano, antes de terminarme el artículo, pensaba que sería una de las novedades del salón de Barcelona.

samanosuke
Lector

Cierto Jordi, hasta hace muy pocos años se ha arriesgado poco con la publicación de manga en España, y creo que de nuevo está la cosa un poquillo parada, y se tira de autores que han funcionado para determinadas editoriales.

Yo de josei antes que recomendar de Ai Yazawa Paradise Kiss, ¡NANA! Joder nunca pensé que me podría gustar el género, y con esa serie acabé enganchadísimo. Buenísima.

Y Gantz no la recomiendo por dos motivos: uno, que es imposible actualmente completarla con muchos tomos descatalogados, así que no te arriesgues Janus, porque probablemente te quedarás colgado; y dos, es una serie MUY especial, con decir que al principio la odié, y después la amé cuando entré en el juego… Es muy recomendable, pero creo que esos dos motivos son bastante importantes para decantarte por otras obras más accesibles como Monster (actualmente en reedición kazenban), Billy Bat, o Elfen Lied que comienza esta misma semana a ser editada por parte de Ivréa (eso sí, vi la serie pero no leí el manga, así que puede ser completamente diferente). Por recomendar cosillas fáciles de conseguir desde el principio y de calidad bastante alta. 😉

Jose J
Lector
Jose J

Una lastima no disponer de una edicion española de esta serie. Disfrute mucho leyendo “Planetes” y me gustaria poder leer una nueva obra de este autor sin tener que recurrir a “scanlations”.

Salu2

Alberto de Sosa
Lector

El manga de ‘Planetes’ es muy bueno, pero su adaptación al anime es sublime y está varios escalones por encima. Dadle una oportunidad.