Vertigo Bazar: Fábulas (Hijos del Imperio)

Por
28
502
 

Edición original: jun. 2007; Vertigo (DC Comics).
Edición España: may. 2008; Planeta DeAgostini.
Guión: Bill Willingham.
Dibujo: Mark Buckingham, Michael Allred y otros.
Entintado: Steve Leialoha, Andrew Pepoy, y otros.
Portadas: James Jean.
Color: Lee Loughridge, Laura Allred y otros.
Rotulista: Todd Klein.
Precio: 12,95 € (Rústica, 200 págs.)

 

Post de referencia. Fábulas: La otra vida de los cuentos.

Parece ser que definitivamente las series que lo permitan dentro de la línea Vertigo van a adquirir una periodicidad cuatrimestral en la programación editorial. Si en febrero nos llegó Fábulas: Lobos, ahora nos llega puntualmente Fábulas: Hijos del Imperio… con el hecho añadido de que como se ha intercalado el spin-off Fábulas presenta: Jack (que vuelve por otra parte en agosto) entre una y otra, obtenemos que si el ritmo de aparición de TPBs USA se mantiene –lo que dudo, por otra parte– tendremos algo relacionado con este particular universo cada dos meses. Y digo que lo dudo porque, de no haber salido precisamente este mismo mes otro tomo en Estados Unidos, ya habríamos alcanzado el último de los volúmenes publicados al otro lado del Atlántico.

Entrando en materia, el tomo que hoy nos ocupa destaca esencialmente por la cantidad de números recopilados: nada menos que ocho en total (#52-59 USA). En cualquier caso, esto es engañoso, pues no todos los números se dedican a desarrollar la trama principal, sino que puede hablarse de un arco mediano que sí lo hace (#52-55 USA) y cuyo título da nombre al volumen; de un especial de Navidad dedicado a Santa Claus (#56 USA); de una historia corta que desentraña las relaciones entre Lobo y su padre (#57-58 USA, dibujada por Michael Allred); y, finalmente, de un número algo tontorrón (#59 USA) titulado Preguntas candentes en el que se responde a distintas cuestiones sin trascendencia que plantearon hace tiempo los lectores de la serie a petición de Willingham.

Así, cada pregunta seleccionada (la última es de la editora de Vertigo en persona, Shelly Bond) da lugar a una pequeña historia de 3-4 páginas como máximo, cada una de ellas dibujada a su vez por un artista invitado. Si sumamos la colaboración de Allred y el hecho de que hasta en el arco principal existen epílogos independientes también a cargo de otros dibujantes, tendremos que el equipo formado por Mark Buckingham y Lee Loughridge pierde un poco de protagonismo en esta entrega. En efecto, la lista de participantes es inmensa: desde Jill Thompson a John K. Snyder III pasando por Joshua Middleton, Andrew Pepoy, D’Israeli, David Lapham, Gene Ha y un montón más.


Cubierta del volumen en todo su esplendor

Si me preguntáis, os diré que me divido a la hora de analizar estos interludios… aunque mi balance es positivo. Y es que si bien tienen la vocación comercial y narrativa de constituir números de relleno (tanta paja y tanta discusión de sala de estar lastran un poco el excelente nivel que la serie mantenía hasta ahora), cumplen a mi juicio dos funciones esenciales en esta colección: por un lado, ofrecernos una imagen de las fábulas distinta cada vez, poliédrica; por otro, exponernos las historias colaterales. ¿Para qué lo necesitamos, diréis? Pues para que el mundo de Fábulas parezca un amplio universo ficcional que ha existido mucho antes de que Willingham lo guionizara y que seguirá existiendo mucho después… un mundo que subyace en nuestra imaginación bajo muy diversas formas –de ahí la necesidad de registros gráficos diversos– y cuyas interioridades y peripecias son tan vastas en número que nunca podrán ser abarcadas del todo.

Siempre evolucionando

Mark Buckingham es un artista que resulta, por encima de todo, inquieto y detallista (lo de brillante lo doy por supuesto). Tras haber vuelto en Lobos a una planificación de página clásica sin adornos ni florituras, aquí vuelve a recuperar todos esos elementos colaterales que ya había usado en otros arcos. En concreto, para Hijos del Imperio introduce una serie de márgenes a izquierda y derecha de cada página que a veces funcionan como extensión de las viñetas que con ellos conlindan y, en otras ocasiones, simplemente actúan a modo de adorno.

Además, si empezamos a analizar la evolución del dibujante en la serie, Buckingham admite que toda la influencia de Jack Kirby que intentó plasmar en la entrega que nos llegó en febrero, es aquí sustituida en su totalidad por la potencia de Mike Mignola, en una búsqueda por conseguir dibujos más dinámicos y visualmente impactantes a través del uso de la tinta. Una necesidad que viene impuesta por un guión cuyo carácter de hipótesis no impide adivinar el dramatismo que traerá consigo el futuro.


Doble página favorita de Buckingham,
en el número Fables #55 USA

Como curiosidad, añadir además que una de las ilustraciones preferidas del dibujante se encuentra en este tomo: “una doble página muy dramática de lo que pasaría si nuestro mundo moderno enviara un ejército para luchar en las Tierras Natales medievales con monstruos, trolls y dragones”. Cabe destacar que incluso en este tipo de páginas, esos bordes o márgenes de los que hablábamos antes se conservan, pero ampliando la composición general en lugar de funcionar únicamente como ornamento. ¡Ahm! otra curiosidad sobre esta imagen: el monstruo en primer plano está basado en una foto que el propio Buckingham se hizo a sí mismo haciendo muecas.

NOTA: Este apartado se debe en buena medida al recorrido que David Fernández y los compañeros de Freeki.es grabaron en Expocómic ’07, con el propio Mark Buckingham comentando sus obras expuestas. Desde aquí, mi agradecimiento por la inagotable fuente de información.

Lo nuevo

Ahora toca hablar de los acontecimientos que suceden en el tomo y que hacen referencia a la historia principal… tened cuidado porque evidentemente hay SPOILERS

Aviso de Spoiler

Cuando Bill Willingham diseñó el arco central de Hijos del Imperio, tenía la voluntad de que entre sus páginas se respirara “el ambiente de discusiones políticas y maquinaciones alrededor de la mesa”. Y eso es, en definitiva, de lo que va: los principales generales del Emperador se reúnen en un un campamento para decidir la estrategia a seguir tras el último ataque de Lobo; estrategia que pasa, irremediablemente, por no sólo arrasar Villa Fábula sino también nuestro mundo entero.


Los generales del Imperio, reunidos
(y algún que otro invitado)

Sin embargo, este plan –concebido por Lumi, la Reina de las Nieves, y aprobado tanto por Hansel como por el Rey Nome y lo que queda del Caballero Día Claro– es rechazado tanto por Sir Rodney Greenwood (el espía que antaño fue un soldado de madera) como por Pinocho, que indican que los humanos tienen capacidad operativa suficiente como para arrasar todas las Tierras Natales… si saben quién les está atacando, claro.

Por ese motivo, antes de cualquier conquista, Geppetto encarga al crecidito de Hansel –convertido en un peligroso extremista, e Inquisidor General del Imperio– que ejerza como embajador en Villa Fábula con una triple misión: rescatar a Baba Yaga, liberar a los soldados de madera capturados y… ejecutar una serie de asesinatos selectivos que diezmen a nuestras queridas fábulas e impidan que tutelen a los mundanos en caso de invasión.

Aunque, como se verá en alguno de esos “especiales de relleno” que no lo son tanto, hay dos personas al menos que están destinadas a tener un papel importante a tal efecto: una de ellas es Kevin Thorne, el reportero que vimos en La marcha de los soldados de madera y que –como el Sr. Revise de Jack de las Fábulas– puede ver la realidad a través de los encantamientos mágicos. Y, la otra, es nada más y nada menos que Ambrose, mejor conocido como Papamoscas o –mejor aún– como el Buen Príncipe, título del próximo arco argumental de ¡¡10 números!! (y del correspondiente TPB que lo recopila).

Una cosa más…

No quisiera despedirme sin ofreceros un enlace al excelente artículo que publicó Mar en Entrecomics a propósito de la edición americana del tebeo. Teniendo en cuenta lo que ya hizo en su momento con 1001 Noches de Nieve, apostaría a que Fábulas le fascina tanto como a mí. Buen gusto.

Y, como siempre, no puedo sino recomendar encarecidamente que os paséis por la web Fábulas: El País de los Cuentos y en particular por su excepcional y completísima galería de originales.

EDITADO: Por cierto, se me olvidó completamente el ponerla… el tema favorito del Chico de Azul, y por ende el que sonaba en esa “primera cita” de Lobo y Blanca es el celebérrimo Blue Skies, compuesto en 1926 por Irving Berlin y con multitud de versiones. Os dejo una interpretación de Sinatra, aunque si podéis encontrar la de Harry James, tal vez sea la que mejor se ajuste (por el solo de trompeta). ¡Hala! ¡A disfrutar!


28 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Sergio Robla
Admin
13 junio, 2008 11:42

Me gustaría señalar que la Reina de las Nieves apareció en la serie como villana (como ha de ser) pero aún no se ha profundizado en su relación con otra fábula extrañamente trágica, Kay.

ZANTOBLIN
Lector
13 junio, 2008 12:16

Y por fín en Castellano los números que que han causado que FABULAS no se lleve ninguna nominación importante en los Eisner de este año.
Aunque HIJOS DEL IMPERIO es una saga que no está mal, hay que reconocer que el material aquí presentado no es lo mejor de la serie.
Menos mal que la cosa mejora muy mucho con THE GOOD PRINCE.
Un saludo,

Sergio Robla
Admin
13 junio, 2008 12:28

En mi casa sí, pero somos entre catalanes, andaluces y pacenses, así que ni idea de dónde proviene.

frikybilbao
frikybilbao
13 junio, 2008 12:46

En el País Vaso, al menos es muy utilizado trasto, bastante más que travieso y de una forma más cariñosa.

Serie necesaria, si alguien no la compra que vaya ahora mismo a su libreria.

Argggh..!!
Argggh..!!
13 junio, 2008 14:02

Pues deseando leeeeeerlo estoy. Asin de claro… Haber cuando llega a mi proveedor habitual, q últimamente todo le llega tarde o no lo llega.

Lo de eres un trasto se dice en muchos sitios… en vez de por ejemplo, pues no se… pequeñajos, peques, enanos, ect… Pues depende de cada padre o familia.

Mythos
Mythos
13 junio, 2008 15:55

Fábulas esta muy bien pero lo que no entiendo porque todo el mundo alaba tanto a Mark Buckingham cuando, sin ser lo peor, deja mucho que desear y yo cada vez creo que va a peor. ¡Si no sabe dibujar caras por Dios! Pone un pegote y se queda tan pancho. Lan Medina le daba mil patadas y su Lobo, sin ir más lejos tiene cara.

Héctor
13 junio, 2008 17:08

Pues a m´si me gustaron las historias de relleno. Que creo que no lo son tanto. Dan trasfondo a algunos personajes que hemos visto menos. Y seguramente tengan su peso más adelante. También es cierto que no es lo mismo leerlas en números independientes que en un tomo. que igual cortan un poco el avance de la historia.
Y dos puntualizaciones:
– Zantoblin: Este año Fábulas no podría oprtar a los Eisner porque El Buen Príncipe no se finalizó en el 2007. Mientras que curiosamente el Año pasado podían entrar Lobos y este Hijos del Imperio, porque salieron íntegros en 2006. Tal vez no sea el mejor arco, pero a mí me mola muchísimo ver los planes de la Reina de las Nieves.
– Sobre si Buckingham es mal dibujante y es mejor Medina. Yo he de decir que en un principio me gustaba más Medina, y que se me hizo raro al principio el estilo de Buckingham en Rebelión en la Granja, pero la verdad es que se ha hecho con la serie de una forma genial. Es cierto que es un estilo que no le entra a todo el mundo por lo caricaturesco que es a veces. Pero no creo que sea para nada malo. Sabe jugar con los elementos de dentro y de fuera de la viñeta mucho mejor que algunos otros dubujantes mucho más realistas.

PD: Lo de ser un trasto sí que se dice mucho en Extremadura. 😀

Héctor
13 junio, 2008 17:31

En Cáceres se dice lo de trasto. Igual es que es algo más castellano. Los de Badajoz, es que sois más andaluces 😛

Y Lumi es la leche. Para mí es de mis personajes preferidos de la serie desde su primera aparición.

Aviso de Spoiler

A parte del evidente regalo a Papamoscas, que ya hemos visto el resultado los que leemos la serie en inglés, yo diría que algunas de las otras historias tendrán su peso en lo que está por venir.

Héctor
13 junio, 2008 18:29

Gracias por el redoble 😀

A ver si entre rato y rato y exámenes saco un ratillo y actualizo la web en condiciones, que últimamente sólo saco ratos para el blog. Por cierto, que ya empieza a haber spoilers jugositos de Fables post número 75.

David Fernández
13 junio, 2008 18:30

Gracias por la mención, José! 😀 Para qué negarlo, la grabación de ese vídeo y la entrevista que en su momento pude hacerle a Buckingham son dos de los contenidos de ZN de los que más orgulloso me siento.

Pero también toca agradecerte el repaso que con exquisita puntualidad le dedicas a la edición española de Fábulas. Aunque lejos del nivel de otros arcos argumentales, Hijos del imperio ha resultado una lectura muy agradecida.

Un saludo, y enhorabuena por la reseña.

PD: En Galicia -al menos en mi casa- también se utiliza el término “trasto”, con el mismo significado.

Mar
Mar
13 junio, 2008 21:06

Llego tarde, llego tarde…

Muchas gracias por el enlace y la mención 😉 que casi ya no llego, pero es que estoy ¿medio? desconectada del mundo en este final de curso.

Seguro que una persona de TAN indudable buen gusto me lo pasa esta vez, ¿verdad? 😀

Besitos

Er-Murazor
Er-Murazor
Lector
14 junio, 2008 14:33

José, en mi pueblo y colindantes (soy de Jaén) sí se usa lo de “trasto” como apelativo cariñoso, en lugar de “travieso”, que tiene una connotación ligeramente más negativa.

A mi también me gustaba más Lan Medina que Buckingham, la verdad. Reconozco que Buckingham narra muy bien, pero siempre he sido de dibujos más realistas. Claro que esa evolución le viene muy bien a la serie. En el primer arco, las percibíamos como seres mundanos, igual que nosotros, con ciertas características especiales. Conforme pasa el tiempo y las conocemos más, vamos siendo más conscientes de su carácter etéreo, distinto a nosotros, y eso se nota en la percepción que de ellas tenemos (en el dibujo, vamos).

Supongo que no será nada intencionado, pero a mi me gusta pensarlo así.

Y sobre el arco presente… Hombre, no es lo mejor de la serie, eso está claro. Pero desde luego es lo mejor que he leido este mes, y el pasado, y el anterior, y me temo que el que viene. No podemos esperar que todos los arcos argumentales tengan el mismo nivel, y yo creo que este es más que aceptable. Conocemos nuevos personajes (Hansel, Papá Noel), profundizamos en otros ya conocidos (los hijos de Lobo y Blanca, el propio Lobo, ¿Rosa y Azul?) y la trama principal avanza sin prisa pero sin pausa. Además, está ese inquietante margen que el Adversario se marca (“todo debe comenzar en tres años”, que de guionizar el tebeo Bendis serían cien o doscientos números, pero al ritmo frenético que nos lleva Willingham cuando quiere igual está al caer en USA).

En fin, que a mi me ha gustado mucho. Y si decís que la cosa mejora mucho en el próximo arco argumental, ¡estupendo!

Eso sí, me ha estresado un poco eso que decís de que “The good prince” tiene diez números. ¿Significa eso que Planeta nos va a tener diez meses sin Fábulas (salvo lo que salga de Jack)? ¿No podrían publicar dos tomos de cinco números, o algo?

Zantoblin
Lector
14 junio, 2008 21:29

Hola,
Héctor tiene razón en que HIJOS DEL IMPERIO Y LOBOS se publicaron en 2006. Pero yo me refería también a PADRE E HIJO se publicó en Ene-Feb 2007. Por lo que podría haber sido nominada. De todas maneras tiene él más razón que yo. Aunque que no importa, porque seguro que THE GOOD PRINCE gana el año que viene.
Sobre el tema del dibujante, no es la primera vez que digo que Bucky no me gusta mucho. Aunque reconozco la gran labor en los últimos números (las batallas de T.G. Prince…). ¿Quién le podría sustituir en la serie? Pués muy fácil, Chris Bachalo, a quien Bucky lleva imitando desde siempre.

Doc Celofunk
Doc Celofunk
15 junio, 2008 15:10

¿Han mostrado los creadores intención de cerrar la serie y si es así cuantos números (aprox.) piensan alcamzar?. Gracias.

Phantomas
Phantomas
Lector
16 junio, 2008 10:19

Por dios, si el Bachalo actual viene a la serie, yo la doy por perdida…

Sobre el tomo en particular, nada que comentar que todavia no me he hecho con él

Er-Murazor
Er-Murazor
Lector
16 junio, 2008 13:16

¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO! Bachalo NOOOOOOOOOOO, por el amor de ROB! Que recuerdo sus números de Spiderman BND en la nieve y me da… da…

Por la sangre de Mitra, ya sé que a los de Vértigo os gusta que las series estén mal dibujadas… Pero dejadnos alguna (Transmet, Predicador, Y, esta Fábulas…) con un dibujo bueno o al menos entendible, para los no asiduos al sello.

Por ROB!, Bachalo otra vez NOOOOO (léase con la voz del General Sintacha en “Los alienígenas)”.

PD: Gracias por la información, Jose. Aunque si publican The Good Prince dentro de cuatro meses, y nos tienen otros diez sin números, es casi lo mismo… Yo lo que quiero es regularidad, a ser posible.

PD2: Verdugo, ¿se puede saber a qué esperas? Espero correo electrónico o comentario en los foros habituales en cuanto hayas leido el tebeo.

Phantomas
Phantomas
Lector
16 junio, 2008 19:36

Er-Mu, espero que mi maravillosa mujer vaya a buscarlo esta semana a la tienda y me lo traiga este fin de semana para poder leerlo…

Ains, que mala es la fidelidad al librero cuando te tienes que ir de tu ciudad 😉

Y sí, en cuanto lo lea lo comentamos por msn, correo o en el Marvel Age, no te preocupes…

Y si el siguiente tomo tarda mucho, pueden acelerar algo los de Jack…