Veneno y Araña Escarlata afrontan su futuro tras Minimun Carnage

Por
7
1442
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.

Aunque la mayoría de los aficionados de la casa de las ideas tiene su atención absorbida por las novedades entorno a Marvel NOW!, nunca viene mal recordar que hay otros títulos más allá de los englobados en el ambicioso proyecto de Axel Alonso. De entre estos, los escuderos de la franquicia arácnida parecen resistir en una posición más o menos cómoda dentro de la tabla de ventas manteniendo parte de su interes gracias a la recien finalizada Matanza Mínima.

El enfrentamiento entre el soldado Flash Thompson y Kaine contra Matanza en el Microverso se ha saldado con las dosis de sangre, delirio y violencia esperados, y aun con la notable falta de Clayton Crain se las ha ingeniado para dejar unos cuantos momentos para el recuerdo a los aficionados de ambas colecciones. Pero este será un tema en el que -probablemente- profundizaremos más adelante. De momento centraremos nuestro interés en el futuro de ambas colecciones y el rumbo que les aguarda.

La más veterana de ambas –Veneno– ha encontrado una estabilidad que nunca había tenido y pese a la cada vez más lejana marcha de Rick Remender, el combo formado por el simbionte y el antiguo compañero de instituto de Peter Parker sigue funcionando. Más centrado en su lado más monstruoso que en el aspecto civil, Cullen Bunn se dispone a cambiar el escenario de sus aventuras trasladándolo desde Nueva York hasta Philadelphia.

La ciudad de Rocky y The Fresh Prince le ofrecerá a Flash la oportunidad de reconstruir su vida lejos de las catástrofes que le han estado asediando durante los últimos meses. Sin embargo, el protector letal descubrirá que sigue siendo un imán para los problemas por medio de la introducción de nuevos y letales enemigos, nuevas amenazas y un marco completamente nuevo de secundarios.

Pero no todo será nuevo en Philadelphia, donde aparte del simbionte y su portador, seguiremos contando con la presencia de Valquiria (con quien actualmente Flash mantiene una relación sentimental surgida de las páginas de Vengadores Secretos) así como la agresiva reportera Katy Kiernan. En sus primeras aventuras, Veneno tendrá que verselas con los U-Foes, a quienes Bunn describe como una amenaza que sobrepasa las habilidades del protector letal y que obliagará a Flash a depender del simbionte más de lo que le gustaría.

La dinámica entre ambos continuará siendo uno de los puntos fuertes de la serie, y tras ver a comprobar a través de su reencuentro con Matanza lo que podría provocar si el traje alienígena tomase control sobre él, Flash va a estar especialmente susceptible en estas cuestiones. Sin embargo, la relación entre el portador y el huesped ya no es una cosa de dos, y es que desde la cónclusión de Círculo de Cuatro Veneno tiene a un Señor de los Infiernos cobijado en su interior.

Esta posesión, de la que ya comenzamos a ver algunas consecuencias en la saga que lo enfrentaba a Daimon Hellstrom, tendrá especial importancia de cara a El Descenso. Este evento, en el que los señores de las fosas infernales se enfrentarán entre sí para reclamar el trono de Mefisto (algo de lo que ya pudimos tener un sugerente adelanto en Journey Into Mystery) trayendo cataclísmicas consecuencias para la Tierra.

Una lucha en la que estarán implicados otros personajes entre los que de momento destaca al ya citado Hellstrom o al General Eiling Trueno Ross, quien también se paseará por estas páginas junto a sus Thunderbolts con motivo de la pertenencia de Flash en dicho grupo. En lo que respecta a los lápices, Declan Shalvey y Thony Silas continuarán turnándose con la participación de artistas del talento de Marco Checchetto, quien realizará un fill in para la colección.

En lo que respecta a Araña Escarlata, Kaine Parker proseguirá su intratable carrera como defensor de la ciudad de Houston (Texas) enfrentándose a una legión de enemigos en la saga En Compañía de Lobos (traducción completamente libre de In the Midst of Wolves). En ella, el díscolo clon de Peter Paker tendrá que retomar su guerra contra el tráfico de esclavos cuando el cadáver de una niña inidentificada sea descubierto por la policía de Texas.

Con la joven Araceli bajo su cuidado, este misterioso asesinato tendrá importantes repercusiones sobre Kaine conforme investigue quien era la muchacha y como acabó perdiendo la vida en uno de los principales puertos de tráfico de personas de los Estados Unidos. Con la implicación de La Mano, a través de su lacayo The Mark (un enigmático señor del crimen con el que Kaine guarda más de una similitud), Kaine tendrá que vérselas contra toda su organización más un amplio elenco de mercenarios a sueldo contratados especialmente para acabar con él.

Entre ellos encontraremos a Bruiser (el singular matón creado por Mark Waid en páginas de Daredevil), la Salamandra y su misterioso patrón así como a Carlos Lobo, antiguo miembro del difunto equipo conocido como los Hermanos Lobo, al que se enfrentara Spider-Man en la mítica guerra de bandas de finales de los ochenta. El que Carlos formase parte de un cártel mexicano, más la oportunidad de enfrentar a Kaine a un Hombre Lobo y el recuerdo de aquella etapa, han sido las principales razones que han motivado a Christopher Yost a rescatarlo del olvido para enfrentarlo contra Kaine.

Durante toda su vida, el clon de Spider-Man se ha visto obligado a enfrentarse constantemente a la muerte o a vivir condicionado por esta. Sin embargo, ahora por vez primera se ha visto libre de su influencia y dispone de un lugar al que llamar hogar, por lo que verá sorprendiéndose a si mismo defendiendo lo que ha conseguido con uñas y dientes y, en ese sentido, Yost promete que los próximos números tendrán una gran trascendencia para el devenir del personaje.

Con Reilly Brown, Paolo Siquiera y el incombustible Khoi Pham a cargo del apartado artistico de la cabecera, Yost se tomará además la licencia de brindarnos un número navideño durante el mes de Diciembre, especialmente dedicado a explorar al elenco de secundarios que rodean a Araña Escarlata y a los secretos que se esconden detrás de los mismos. Todo ello, como de costumbre, para complicar todavía más la existencia de este malogrado superhéroe al que todavía le queda mucho camino para superar su temperamento y aprender a serlo.

Fuente: Comic Book Resources y Comic Book Resources.

7 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Titan
Titan
Lector
24 noviembre, 2012 20:52

Gracias, Daniel. Será sin duda cosa mía pero, a pesar de haber leído el spoiler de Spiderman que se publicó el otro día en ZN, me resulta mucho más atractiva e interesantes estas dos series. Al menos me suenan a nuevo.

Ocioso
Ocioso
Lector
24 noviembre, 2012 21:00

No sé de quien serán las dos últimas páginas en blanco y negro, pero el dibujante es muy bueno.

Cassidy
Cassidy
Lector
24 noviembre, 2012 21:01

Pues pinta bien para ambas series, quien lo iba a decir cuando empezaron. Y quien me iba a decir a mi que cambiaría Spiderman por Veneno^^u… A ver cuando se deciden a publicar La Araña Escarlata por España que no pinta mal a pesar de Pham.

Johnny99
Johnny99
Lector
24 noviembre, 2012 22:53

 sinceramente, yo casi disfruto mas con la araña escarlata que con veneno, aunque ambas meresultan bastante entretenidas. y el dibujo de pham no molesta nada, esta bastante sobrio.

Titan
Titan
Lector
25 noviembre, 2012 0:12

Eso es verdad. Yo no aguantaba a Pham en Hércules y en algunas páginas que he visto de él en la Araña Escarlata o en el número de Darrdevil está más contenido y, sin apasionarme, al menos no me produce rechazo.

Khonshu
Khonshu
Lector
25 noviembre, 2012 0:48

 Las páginas de Reilly Brown para SS me parecen malísimas. Pensaba que ya nos habíamos librado de dibujantes con vicios tan noventeros. 

En cambio las que están en blanco y negro están muy bien. ¿quién es? ¿Paolo Siqueira?