Valiant 23. Reseña: Shadowman #1, de Cullen Bunn y John Davis Hunt

En la sección de Valiant Comics de este mes hablamos de la nueva serie de Shadowman, por Cullen Bunn y Jon Davis-Hunt.

Por
2
954

Edición original: Shadowman 2021 #1 USA (Valiant Comics, 2021)
Guion: Cullen Bunn
Dibujo: Jon Davis-Hunt
Color: Jordie Bellaire
Rotulación: Clayton Clowes

Un regreso de muerte

Ante la falta de noticias en estas últimas semanas, desde la publicación de la anterior entrega de esta sección, hoy vamos directos a por la reseña, que no es ni más ni menos que un estreno. Una novedad muy importante para Valiant, llegada después de un año bastante atípico en el que han bajado mucho la cantidad de cómics suyos en las librerías. Shadowman ha sido uno de los personajes principales de la editorial desde hace muchos años, la popularidad de su videojuego (que sale a la venta este mes en su versión remasterizada) lo llegó a alzar por encima de muchos otros. Ahora llega una nueva etapa para él que saldrá a la venta el día 28 de abril, con dos autores interesantes como son Cullen Bunn y Jon Davis-Hunt.

La colección de Shadowman no fue de las que empezó con mejor pie cuando Valiant volvió a abrir sus puertas en 2012. Justin Jordan y Patrick Zircher le daban un origen que caía en demasiados tópicos y se alejaba de la cierta originalidad que desprendían productos como X-O Manowar, Harbinger o Archer & Armstrong. No parecía diferenciarse mucho de otras obras de superhéroes y ahí intervino Peter Milligan que, aun con buenas ideas, no lograba que la serie despegase. De hecho Jack Boniface se quedaba en un segundo plano como representante de la facción mágica en la editorial, donde la Doctora Mirage se lograba imponer y Punk Mambo cada vez se posicionaba mejor. El colmo de la mala suerte le llegó con su serie de 2018 en la que Andy Diggle, Stephen Segovia y Renato Guedes conseguían darle un buen rumbo, darle identidad y contar cosas interesantes del pasado, pero la serie no triunfó y tuvo que ser cancelada, aunque por lo menos los autores la lograron cerrar de forma digna.

Ahora Valiant le da una nueva oportunidad, que estaba anunciada para el año pasado pero que la pandemia retrasó hasta ahora, lo cual es relevante porque para la editorial el 2020 iba a ser el “Year of the hero”, donde iba a sobresalir la actitud heroica de los personajes de Valiant, cosa que, siendo sinceros, no era muy habitual (quitando a Faith… poco más podemos encontrar). Curioso que se le de una tarea así a Cullen Bunn, autor que sí que realizó obras importantes en Marvel y DC pero que sobresale por su trabajo cercano al terror y a lo sobrenatural. Es más, Bunn hizo una serie de Punk Mambo bastante buena y en la que se alejaba de actitudes heroicas.

Y así es, o por lo menos al principio de este número, donde nos presentan a un Jack Boniface muy en sintonía con su Loa, que lucha contra un demonio que está matando gente, en una magnifica escena por Jon Davis-Hunt (autor de The Wildstorm) en la que ya demuestra que no hay problemas con la sangre. Además con el color de Jordie Bellaire, todo un acierto, como siempre.

La verdad es que las primeras páginas del cómic siguen una línea bastante típica del género. Se presenta al personaje haciendo el bien contra un terrible monstruo, se presenta un secundario, en este caso su ya inseparable Barón Samedi, y se pasa al gran villano haciendo gala de su maldad. Pero esto es solo la mitad.

En cuanto pasamos el ecuador de este primer capítulo la serie se acerca más al terror, con mucho body-horror y escenas más desagradables de lo que estamos acostumbrados en Valiant. La sangre del principio era una pista que nos daba Jon Davis-Hunt para indicarnos que, sin ser gore, esto iba a tener un punto más fuerte que las otras series. Y hay que decir que funciona, que el dibujante cumple sobradamente y se le dan muy bien los engendros llegados de la Zona Muerta.

Otra cosa que llama la atención es ver a un Jack más seguro que nunca, mejor definido que en su primera serie, que se ve que ha avanzado en la segunda y que tiene una mayor comprensión de sus poderes, aunque todavía le queda por aprender. Los autores mantienen así una línea evolutiva en el personaje que lo saca del “más de lo mismo” en el que fácilmente podían haber caído. Eso sí, sigue cumpliendo la regla de Valiant de poder empezar por esta serie sin tener que leerse lo anterior, lo que en este caso es una ventaja porque apunta bastante bien. Y eso que es pronto, un número siempre nos da para poco, pero de momento ya ha captado mi atención y tiene pinta que va a superar a las últimas historias de personajes que le habían adelantado en el pasado, como Bloodshot o X-O Manowar.

Muy prometedor. En unos meses veremos en qué se queda este primer arco.

2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Demihurgo
Demihurgo
Lector
15 abril, 2021 0:21

Gracias Igor por tu cita periódica con Valiant; estoy seguro que muchos de vuestros lectores (entre los que me incluyo) nos hemos enganchado a este fantástico universo por tu “culpa”.
Aparte de comiXology, que otra fuente recomiendas para seguir esta y otras series de Valiant hoy día?
Saludos,
Miguel