Unreal City

En Unreal City se dan cita la sátira social, las paradojas temporales y los secretos de pareja en un cóctel hipnótico, alucinado y enfermizo. D.J. Bryant construye 5 relatos oníricos donde el sexo y la soledad están presentes de manera explícita y dolorosa.

Por
0
1284

 

Edición original: Unreal City (Fantagraphics Books. Agosto, 2017)
Edición nacional/ España: Unreal City. La Cúpula. Mayo, 2018
Guion: D.J. Bryant
Dibujo: D.J. Bryant
Formato: Rústica con solapas, 108 páginas
Precio: 26’50€

 

Hay algo turbador en el hecho de pasar las páginas del álbum Unreal City de D.J. Bryant. La atmósfera onírica que recubre cada viñeta no impide que sintamos una desazón muy real. Todas las historias presentes en este álbum, con sus altos y sus bajos, desprenden un sentimiento de pérdida, un desconsuelo vital que abruma y que nos empuja – casi hipnóticamente – a seguir leyendo. No se trata de un ejercicio formal de un principiante con talento, se trata de construir historias intensas, llenas de dolor y soledad que llegan a implicar a muchos lectores.

Este recopilatorio nos demuestra que estamos ante un nuevo autor, con una voz propia y un estilo muy convincente. Quien quiera ver en Bryant a un imitador de Daniel Clowes, incluso a “un imitador que dibuja bien” del creador de Ghost World, se equivoca de pleno.

Esta ópera prima está compuesta por 5 relatos de extensión variable, de temática y estilo gráfico diferentes. Ecos en la eternidad es la historia de presentación en la que Bryant juega con acierto con una estructura especular y con las paradojas de las relaciones afectivas. Evelyn Dalton-Hoyt está basada libremente en una historia antigua del recientemente fallecido Steve Ditko y retrata una pareja en plena espiral de autodestrucción. En una reciente entrevista Bryant explica que escribió la trama de este relato unas semanas antes de separarse de su mujer y que la dibujó durante la tramitación de su divorcio, y se nota.

Emordana o la inflexión de la nada en el cortex visual es la más experimental y alucinada del conjunto y su excesiva estructura teatral no acaba de cuajar a pesar de tener momentos realmente sorprendentes y brillantes. La retrospectiva de Yellowknife es la única historia a color del álbum, donde el autor le ha dotado un aire más cartoon al dibujo. Es un relato que explora las paradojas temporales de un modo desenfadado y sin pretensiones. Finalmente Objet d’art es el título del último cuento que contiene Unreal City; es el más extenso y el más interesante a mi modo de ver. La temática vuelve a recaer en los problemas de la pareja pero vistos desde la distancia, sin tanta implicación emocional y jugando con la confusión de identidades de un modo que nos recuerda a Vertigo, la extraordinaria película de Alfred Hitchcock. Además podemos disfrutar de un cameo del autor como personaje secundario.

Narrativamente, en Unreal City asistimos a un despliegue de recursos y estilos diferentes realmente interesante. Bryant acostumbra a dividir su página en 4 tiras de 2 o 3 viñetas pero también utiliza la estructura de 3 x 3 u otras similares. Su estilo de dibujo recuerda a un Daniel Clowes más realista, pero también encontramos ecos de Suehiro Maruo o Jaime Hernandez en sus personajes y en sus ambientaciones.
En blanco y negro el arte de D.J. destaca por el entintado limpio, las manchas radicales de negros sin gama de grises y por unos fondos nítidos y elaborados. Con el color simplifica los fondos y adopta tonos suaves, sin contrastes pronunciados.

Sus personajes se mueven como sonámbulos por las viñetas y rara vez expresan de manera vehemente sus ideas y sentimientos. Otro aspecto destacado es la inclusión de escenas de sexo muy explícitas pero en absoluto gratuitas, algo muy poco frecuente en el cómic actual. Pero quizás el personaje más fascinante del álbum sea esta ciudad irreal que describe con tanto detalle Bryant. Una urbe de calles semi desiertas, de edificios de art decó junto a otros de estilo ultramoderno, de coches retro y de una limpieza absolutamente irreal. Cuando se le pregunta por donde transcurren esta historias, el autor responde que las imagina en una ciudad ficticia llamada Atlas City.

En las entrevistas también suele dejar varias pistas sobre sus influencias y sobre sus referentes. En el apartado temático suele mencionar a Franz Kafka, al dramaturgo Edward Albee o incluso a Samuel Beckett y a David Lynch. En cambio es mucho más ecléctico en el apartado formal donde se acuerda tanto de la serie Garfield, como de John Romita Sr. o de Jim Lee, menciona a Roy Lichtenstein, a Hergé o al universo de la serie juvenil Archie y también a los citados Daniel Clowes y Jaime Hernandez, además de a Tezuka, Suehiro Maruo e incluso a Charles Burns.

DJ Bryant vive actualmente en Seattle, en el estado de Washington. El artista nació en 1979 en la ciudad de Raleigh, pero pasó la mayor parte de su etapa escolar en Alaska, en la comunidad de Chugiak. Se graduó en el Art Institute of Seattle en el 2001 y su primera historia apareció en la antología llamada Danny Hellman’s Thyphon publicada en 2008. Así mismo ha publicado en revistas como Cinema Sewer, MOME o The Stranger. Unreal City es su primer álbum que ha publicado en 2017 la prestigiosa editorial Fantagraphics Books. Es amigo del artista de cómics Dustin Weaver que le introdujo en el mundillo.

Si quieres saber más cosas del autor y ver algunos de sus trabajos actuales, puedes visitar su blog llamado Sequential Monitor. Y una curiosidad más; por mucho que he buceado por ahí, no he conseguido descifrar a que corresponden las iniciales D y J. Espero poder preguntárselo algún día.

La edición de esta obra a cargo de La Cúpula es muy buena. El tamaño del álbum es considerable, lo que beneficia la lectura de las páginas con múltiples viñetas. El libro es en tapa blanda con solapas, de un papel mate y poroso, pero no desagradable y esta excelentemente impreso. El precio es algo elevado.

Unreal City supone el descubrimiento de un autor que a pesar de su falta de experiencia demuestra una madurez considerable. D.J. Bryant nos introduce en un universo perturbador, enfermizo y lleno de dolor, pero también nos descubre la fragilidad y la belleza del ser humano. Con un estilo elegante, frío y atractivo explora sentimientos profundos, paradojas desconcertantes y atracciones fatales. En sus manos está construirse a partir de ahora una carrera llena de éxitos, con su primer trabajo publicado ha acertado de lleno.

Salut!

  Edición original: Unreal City (Fantagraphics Books. Agosto, 2017) Edición nacional/ España: Unreal City. La Cúpula. Mayo, 2018 Guion: D.J. Bryant Dibujo: D.J. Bryant Formato: Rústica con solapas, 108 páginas Precio: 26’50€   Hay algo turbador en el hecho de pasar las páginas del álbum Unreal City de D.J. Bryant.…
Guión - 7.5
Dibujo - 9
Interés - 8

8.2

Turbadora

Una ópera prima hipnótica y enfermiza que sorprenderá a más de uno

Vosotros puntuáis: 7.26 ( 2 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment
  Subscribe  
Notifícame