Uncanny X-Men Vol. 5 Annual #1: The Return of Cyclops

El primer anual de la nueva etapa de Uncanny X-Men nos devuelve a uno de los personajes clásicos de la franquicia mutante.

Por
12
3535
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.
 

Edición original: Uncanny X-Men Annual #1 USA.
Guión: Ed Brisson.
Dibujo: Carlos Gómez.
Entintado: Carlos Gómez.
Color: Guru-eFX (Joe Weltjens).
Formato: Grapa 48 páginas.
Precio: 4,49€.

 

El enfrentamiento final entre la Patrulla X y X-Man, el autoproclamado mesías que pretendía convertir el planeta en una perfecta utopía, concluyó de forma inesperada. Nate Grey sumó los considerables poderes de Legión a los suyos propios (que a su vez habían sido potenciados por una pieza de tecnología Celestial llamada Semilla de Vida) para borrar a los miembros del equipo mutante de la faz de la tierra. Unos instantes después, el propio X-Man se desvanecía también. Sin nadie para oponerse, la polémica vacuna antimutante ha comenzado a distribuirse por todas partes, eliminando la posibilidad de que nuevas mutaciones lleguen a manifestarse en el futuro y, por tanto, condenando a la especie mutante a una lenta desaparición. Sin embargo, aún queda un hombre-X en pie: Cíclope, antiguo líder de la Patrulla X al que todo el mundo consideraba muerto, ha vuelto a la vida. Para explicarnos los cómos y porqués de esta resurrección, el guionista Ed Brisson (Extermination, Dead Man Logan, la nueva X-Force) ha unido fuerzas con el artista Carlos Gómez (Star Wars: Age of Republic Special) en el primer anual de la presente etapa de Uncanny X-Men. El propio título de este número especial, The Return of Cyclops, muestra sus cartas desde el primer momento.

Brisson, guionista exclusivo de Marvel, ha resultado ser una de las piezas clave en el panorama actual de la franquicia mutante y en este anual lleva a cabo una pequeña obra de orfebrería con la continuidad reciente, entrelazando varios acontecimientos que en un principio parecían inconexos y deslavazados. Escenas que en el momento de su lectura podían parecer palos de ciego por parte de unos editores que no tenían claro el rumbo que debían asumir los mutantes ahora forman parte de un entramado que conduce hasta la resurrección de Scott Summers. La herramienta a la que ha recurrido el escritor para lograr este efecto no es otra que la retrocontinuidad, un arma de doble filo que suele acabar jugando malas pasadas a quienes la emplean. No obstante, en este caso poco se le puede criticar a la pirueta narrativa de Brisson, que no solo ofrece una explicación sólida y coherente para la resurrección del personaje, sino que además revaloriza las historias anteriores a las que hace referencia (algunas de las cuales no contaban con el favor de buena parte de los lectores, dicho sea de paso).

La retrocontinuidad bien empleada puede ser un recurso interesante siempre y cuando el guionista haga sus deberes y en este anual Brisson ha demostrado que venía con la lección bien aprendida. Su explicación para el regreso de Cíclope encaja lo suficientemente bien en la continuidad y, además, busca la complicidad de aquellos que han seguido la franquicia mutante durante los últimos tres o cuatro años. Hay un subtexto más o menos claro en esta historia; un mensaje que se dirige al lector veterano, al lector que ha seguido a los mutantes contra viento y marea pese a sus muchos altibajos en tiempos recientes: “Sabemos que estas decisiones no te gustaron, pero sabemos que te disgusta aún más que las ignoremos como si no hubiesen ocurrido nunca. En su lugar, vamos a incorporarlas a nuestra historia, reinterpretándolas y dotándolas de un nuevo contexto más acorde con lo que buscas en Uncanny X-Men”. A la luz de este primer anual de la cabecera, los acontecimientos narrados en series como Death of X o Phoenix Resurrection, tan criticados en su día, parecen revalorizarse y ganar una capa extra de interés.

Cíclope regresa desde la tumba. Literalmente.

El Uncanny X-Men Vol. 5 Annual #1 también viene a confirmar algo que ya conocíamos: la importancia de Extermination como cimiento fundamental sobre el que se está construyendo el nuevo panorama mutante. Además de solucionar ese importante cabo suelto que era la presencia de los Cinco Originales en el presente, Extermination también sirvió para adelantarnos el regreso del Cíclope original, que al parecer estaba al tanto de las acciones de la versión joven de Cable (¿es correcto referirse a él como Kid Cable?). No obstante, la aparición del antiguo líder de la Patrulla X en la conclusión de esta miniserie nos dejaba con muchas preguntas, incluyendo algunas cuestiones de gran importancia: ¿Estaba Cíclope de acuerdo con los métodos empleados por el joven Cable para devolver a los Cinco Originales al pasado y restaurar así la línea temporal? ¿Aprobaba el hecho de que Cable hubiese acabado con la vida de su versión adulta para cumplir su misión? Las respuestas a estas preguntas pueden encontrarse en el anual que estamos comentando en estas líneas.

Pero antes de entrar en materia, conviene incidir una vez más sobre la accesibilidad de los nuevos lectores a esta propuesta. Nos encontramos ante un relanzamiento en toda regla y, como tal, su función no sólo incluye satisfacer a los lectores habituales sino también captar a nuevos lectores. Tal y como comentamos en su reseña, el arco inaugural de este quinto volumen de Uncanny X-Men no destaca por ser especialmente accesible a los lectores que hayan decidido subirse al expreso mutante aprovechando el reciente número 1. El primer anual continúa esta tendencia y la lleva un paso más allá: para tener una imagen completa del regreso de Cíclope, se recomienda que el lector haya leído X-Men Disassembled, Extermination, Phoenix Resurrection, Death of X y también Secret Avengers Vol. 1 #26 (historia que formaba parte del crossover AvX en la que un equipo de Vengadores viajaba al espacio para tratar de capturar a la Fuerza Fénix). Si bien la historia que plantea Brisson puede seguirse sin problema sin tener un conocimiento profundo de todas las referencias citadas, es comprensible que cualquier lector novato salga huyendo ante esta circunstancia. Habría que ponerse en el lugar de uno de estos lectores con poco o ningún conocimiento sobre el pasado o el trasfondo de los personajes, que se encuentra de repente con que le recomiendan leer algo como Death of X para ahondar en la historia de la nueva cabecera. Quien escribe estas líneas también saldría huyendo.

Ahora sí, toca analizar el argumento de este anual, que comienza con Cíclope saliendo de su propia tumba. Se trata del primero de una serie de flashbacks interconectados que sirven para explicar su resurrección. Tal y como podíamos sospechar tras el final de Extermination, el joven Cable está implicado en ella, pero también encontramos a un nuevo personaje llamado Paul Douek jugando un papel fundamental mediante la magia de la retrocontinuidad.

El delicioso flashback que nos lleva a la época de la Patrulla X original.

En los tiempos de la Patrulla X original, un Cíclope adolescente disfrutaba de unas vacaciones en Cambridge, Massachussets, cuando un profesor universitario decide asaltar el campus usando para ello a un robot controlado mediante sus impulsos mentales. La actuación del hombre-X sirvió para poner entre rejas al criminal y para salvar al estudiante que había provocado la expulsión del enloquecido profesor y, por tanto, su posterior ataque. Este estudiante, un joven llamado Paul Douek que tenía una mujer embarazada esperándole en casa, quedó en deuda con Cíclope. Años después, con Paul ya convertido en un genio científico (se nos indica que fue de los mejores de su clase en el M.I.T. y uno de los empleados más inteligentes de Tony Stark), el joven Cable aparece para cobrarse la deuda contraída en el pasado.

La versión adolescente de Cable le entrega entonces los restos de la jaula que los Vengadores trataron de emplear para contener a la Fuerza Fénix cuando esta se dirigía hacia la Tierra en los tiempos de AvX. Durante los dos años siguientes, Paul se encarga de replicar el mecanismo y de miniaturizarlo. El siguiente salto temporal nos muestra a Cable y a su aliado introduciendo el aparato resultante en el cadáver de Cíclope, muerto por su exposición a las Nieblas Terrígenas de los Inhumanos durante Death of X (aunque Emma Frost decidió ocultar la verdad, provocando un conflicto mayor entre mutantes e inhumanos y haciendo que el público pasase a considerar a Cíclope como un terrorista). El objetivo final del mecanismo es muy sencillo: capturar una simple chispa del Fénix. Sabiendo que el cuerpo de Cíclope sería reanimado algún tiempo después por la Fuerza Fénix como parte de un intento desesperado del ave flamígera por mantener a Jean Grey a su lado (tal y como vimos en Phoenix Resurrection), bastaría una breve exposición a las energías del Fénix para capturar esa chispa que pudiese devolverle la vida a Cíclope. De esta forma, cuando el hombre-X muere de nuevo en los brazos de Jean, el mecanismo de su interior ya se ha puesto en marcha para provocar su regreso.

La segunda muerte de Scott es la clave de su resurrección.

Finalmente, el resucitado Cíclope sale de su tumba y es recogido por Cable, que al principio le mantiene al margen de los sucesos de Extermination por considerar que aún no está preparado para mostrarse en público. Unas páginas después, el anual retoma los acontecimientos en el mismo punto en el que los dejó la miniserie, con Cíclope y su hijo tomando una cerveza. Es en este punto en el que el guionista nos ofrece las respuestas a algunas de nuestras numerosas cuestiones. Para empezar, Cíclope no aprueba los métodos del joven Cable ni la muerte de su versión adulta, llegando a cuestionar su decisión de devolverle a la vida manipulando los acontecimientos pasados. Esto también nos sirve para comprender un poco mejor a este nuevo Cable. Si su misión consistía en preservar la línea temporal, era comprensible que hiciese lo necesario para devolver a los Cinco Originales al pasado. Sin embargo, ¿por qué manipular esa misma línea temporal para provocar la resurrección de su padre? En este caso, el joven Cable actuó dejándose llevar por sus emociones. Simplemente no le parecía justo que Cíclope hubiese muerto de esa forma, dejando “huérfana” a la especie mutante. Esto añade un interesante matiz a la caracterización del personaje, que al mostrar su lado más emocional y vulnerable resulta mucho más tridimensional.

Conociendo ya las circunstancias del regreso de Scott, al anual sólo le queda un asunto por abordar: ¿Dónde estaba Cíclope mientras la Patrulla X combatía contra X-Man? Para probar qué tipo de hombre había salido de esa tumba, Cable había preparado una última prueba. Recién salido de prisión, el profesor universitario que fue detenido por Cíclope en el pasado se encuentra con una nota que le dirige directamente hasta la casa en la que reside Paul Douek con su mujer e hijo. El villano se dirige allí acompañado por un ejército de robots, lo que obliga a Cíclope a elegir: o acude en ayuda de la Patrulla X o salva la vida de Paul. La decisión está clara.

La fachada del joven Cable se rompe durante un instante.

El anual se cierra con Cíclope y Cable hablando en la misma playa en la que la Patrulla X libró su última batalla contra X-Man. El contenido del discurso de Scott en esa escena no podía ser más revelador. El antiguo líder de la Patrulla X reniega del enfrentamiento con los Vengadores y de la muerte de Charles Xavier que él mismo provocó, sucesos también acontecidos en una playa parecida tiempo atrás. “Estaba furioso. Furioso de que los mutantes estuviesen al borde de la extinción”, declara. “Después de toda una vida tratando de probar que encajábamos, que mutantes y humanos podían… debían… vivir unidos… yo… hice lo mismo que todos aquellos contra los que había luchado. Puse mi especie por encima de la suya. Me convertí en el monstruo que temían. Estaba equivocado”. De estas palabras se deduce que Scott se arrepiente de las decisiones que tomó desde antes incluso de AvX. Parece que considera un error la postura que adquirió tras el Día M y que dio lugar a uno de los desarrollados más importantes del personaje en toda su historia, que pasó de ser el líder de la Patrulla X a ser el patriarca de la especie mutante al completo durante sus tiempos más oscuros.

De esta forma, el guionista desvincula a Cíclope de los acontecimientos más polémicos en los que estuvo implicado antes de su muerte y apunta hacia una caracterización más convencional y clásica del personaje. Aún está por ver si esto significa un borrón y cuenta nueva o si por el contrario se va a llevar al bueno de Scott a replantearse sus errores pasados para aprender de ellos y dar un nuevo paso en su evolución. En cualquier caso, se trata de una decisión arriesgada que parece ir en dirección opuesta a todos los desarrollos que se habían efectuado con el personaje en los años previos a su muerte. Cíclope nunca había resultado tan interesante como en esa época en la que se vio obligado a tomar decisiones difíciles para proteger a los mutantes de la extinción, por lo que regresar ahora a una versión más gentil y heroica del mutante de los rayos ópticos se antoja como un retroceso gigantesco.

La decisión de Cíclope: las vidas de una familia de humanos frente a las vidas de su familia mutante.

Sea como sea, el anual cumple con su objetivo de explicar el regreso de Cíclope y allanar así el camino para el próximo arco de Uncanny X-Men. Se trata de un número tremendamente sólido que ofrece una lectura capaz de atrapar el interés del lector hasta la última página. En ese sentido, ayuda muchísimo el estupendo acabado gráfico. Carlos Gómez no se ha prodigado mucho en Marvel hasta el momento, pero ofrece en este anual un trabajo vistoso y versátil. Destaca la manera en la que ajusta la composición de página a la época en la que transcurren los acontecimientos del flashback situado en la juventud de Cíclope, que sigue una cuadrícula muy convencional, para luego probar distintas composiciones en las escenas posteriores, más afines al presente. Al artista muestra un estilo agradable y muy trabajado junto a una narrativa ágil y fácil de seguir, por lo que habrá que prestar atención a sus futuros trabajos para la Casa de las Ideas, en especial si tienen que ver con la franquicia mutante. Igualmente destacable es el color de GURU-eFX, que brilla tanto en la secuencia mencionada (a la que le otorga el aspecto que tendría un página de cómic impresa en la época) como en el resto del número. En lo que respecta al aspecto gráfico, este número especial resulta muy potente.

En definitiva, el Uncanny X-Men Vol. 5 Annual #1 es un cómic muy competente que ofrece una explicación satisfactoria para el regreso de Cíclope al mismo tiempo que despierta el interés hacia los sucesos del próximo arco. Tanto su uso de la retrocontinuidad como las referencias sobre las que se sustenta pueden ser discutidos, pero los autores se salen con la suya y ofrecen un producto final sólido y disfrutable. Cuesta quitarse de encima la impresión de que se trata de un cómic más enfocado a los lectores veteranos que a los recién llegados, lo que complica la tarea de recomendarlo a los nuevos lectores. También plantea ciertas dudas sobre la caracterización de Cíclope de ahora en adelante, pero deja un regusto positivo y muchas ganas de descubrir qué será lo siguiente para el personaje.

¿La última esperanza de la especie mutante?

La historia continúa en Uncanny X-Men Vol. 5 #11, número en el que Matthew Rosenberg y Salvador Larroca reunirán a Cíclope con Lobezno para afrontar el oscuro futuro de la especie mutante, que se ha visto privada de una Patrulla X que le sirva como guía mientras la vacuna amenaza con hacerla desaparecer para siempre. Un poco antes, el especial Age of X-Man Alpha dará el pistoletazo inicial al nuevo evento en el que, presumiblemente, descubriremos el destino de los hombres-X desaparecidos.

Otros artículos sobre la actual etapa mutante:

· Uncanny X-Men Vol. 5 #1-4: X-Men Disassembled (Primera parte)
· Uncanny X-Men Vol. 5 #5-10: X-Men Disassembled (Segunda parte)

Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.   Edición original: Uncanny X-Men Annual #1 USA. Guión: Ed Brisson. Dibujo: Carlos Gómez. Entintado: Carlos Gómez.…
Guión - 7
Dibujo - 8
Interés - 7.5

7.5

Este primer anual de la nueva etapa de la cabecera es una agradable sorpresa. Cuenta con un guión sólido que juega con la continuidad, ofreciendo una explicación plausible para el regreso de Cíclope (y que además consigue que miremos a historias pasadas como Death of X o Phoenix Resurrection con otros ojos). Continuación directa del final de Extermination, ofrece las respuestas que buscábamos y despierta el interés hacia el nuevo arco. Además, gráficamente es espectacular.

Vosotros puntuáis: 7.26 ( 17 votos)

12
Déjanos un comentario

Please Login to comment
7 Comment threads
5 Thread replies
2 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
9 Comment authors
AlbierZotsparkyalgaryelpumaLuisruwarlock Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
David For President
Lector
David For President

Vamos, que resumiendo, la nueva etapa es muy continuista respecto a los tebeos recientes cuya mediocridad estaban motivando un volantazo a gritos, cortan de raiz todo el desarrollo de personaje de Cíclope de los últimos ¿diez-quince años? y, en un alarde de imaginación pura y talento desbordado, colocan como punto central de la franquicia el tener que salvar a los mutantes de la extinción.
Que luego serán tebeos chulos de leer, no tiene por qué no ser así, pero da más pereza que otra cosa y desde luego no parece muy apetecible a priori.

El caso es que tú miras la etapa de Morrison o la de Whedon, que son las dos etapas más celebradas de La Patrulla-X en los últimos veinte años, y ambas se caracterizaban por ser resultar frescas y ambiciosas sin obligar a los lectores a leer un montón de tebeos anteriores (de hecho, creo que era muy sencillo subirse a esas etapas sin necesitar un gran bagaje más allá de Claremont).
Esto, que es algo que ve hasta un ciego, al parecer en Marvel no lo ven.
Es lo que hay.

Souther
Lector
Souther

Sin tratar de repetir lo que he comentado más abajo, aunque también es pertinente…yo diría que tal vez lo más fresco o ambicioso no lo veremos sino hasta después de que se termine de publicar completamente esta etapa de transición en la que se encuentran los principales títulos (y personajes) mutantes, pero eso no significa que mientras tanto no podamos encontrar algún elemento de interés o al menos de cierta creatividad. Eso sí, admito que no sé qué tan fácil será para los nuevos lectores enfrentarse al panorama actual.

Vansalth
Lector
Vansalth

Lo que están haciendo con los mutantes no tiene nombre. Ves esto, lo nuevo de Liefeld (¿! ¿Liefeld?!?!) y el nuevo evento en el que los mutantes se encuentran frente a, oh sorpresa, la extinción… Y te planteas como con algo tan bueno como el concepto mutante entre manos se puede hacer algo tan horriblemente malo. Con lo fácil que era darle esta serie y total libertad a Tom Taylor…

Souther
Lector
Souther

Si bien es cierto que Tom Taylor hizo un esfuerzo notable con X-Men Red, en eso concuerdo, me parece que este primer anual de Uncanny no está nada mal, así que desde mi punto de vista contaría como algo positivo. También me ha gustado lo que he leído de Mr. & Mrs. X a manos de Kelly Thompson. No creo que esa serie secundaria vaya a durar demasiados años, pero hasta ahora va bien.

Pensando en términos más generales…el conocido asunto de la extinción mutante (o al menos su reducción en número) no es ni bueno ni malo, en mi opinión, así que la calidad resultante dependerá concretamente de lo que haga Matthew Rosenberg con Uncanny una vez se pueda empezar a evaluar su trabajo en solitario. De la misma manera, veremos si es capaz de darle a Scott Summers una caracterización fresca, aún dentro del regreso a lo clásico.

En principio no me llama nada la atención Liefeld, por cierto, pero creo que no es tan preocupante su presencia. No es quien tiene las llaves de la dirección de la línea mutante. Simplemente le han dado un cierto espacio para que pueda jugar un poco con su nueva (?) creación, pero hasta el momento no espero que tenga grandes repercusiones.

Para mí, lo más interesante parecería ser el otro evento llamado Age of X-Man, cuyo primer número está recibiendo muy buenas críticas el día de hoy, al menos según lo que he podido leer al respecto, sin ser lo que algunos temían (es decir, no es una simple copia del Age of Apocalypse ni un regreso a los años noventa, sino algo muy distinto).

dhaldon
Lector
dhaldon

Los mutantes llevan años siendo el equivalente a ese majestuoso ciervo que una vez fue el señor del bosque pero al que atropellaron en una carretera perdida y dejaron en la cuneta agonizando.

Para ser más exactos los han atropellado tantas veces y da tanta pena y verguenza ver lo que están haciendo con ellos que alguien debería poner fin a su miseria de una vez; cancelación de todas las series mutantes, prohibir a gente como Bunn acercarse a la franquicia y contratar a un primer espada, uno de verdad, para que la reconstruya desde cero.

Y le dais un 7 a esto, dios mío…

warlock
Lector
warlock

Me apena ver una franquicia que Claremont,Morrison o Whedon hicieron brillar en manos de autores mediocres empeñados en revisitar lo peor de los 90 y demostrar que se puede escribir incluso peor que entonces. Le pondría una orden de alejamiento a los Bunn,Brisson o Rosenberg para que no vuelvan a acercarse nunca a un cómic de mutantes.

Souther
Lector
Souther

Será asunto de gustos personales y las experiencias correspondientes, por lo visto, pero me parece que este anual en definitiva es superior a lo peor de los noventa aunque sea simplemente otro momento obligatorio más dentro de la transición de la línea mutante. Entiendo que no a todo el mundo le gustará la premisa (en general, prefiero que los personajes muertos no regresen, aunque a veces termine siendo necesario recuperarlos). No le daría una gran calificación ni es lo que más me interesaría leer (por algo la mayoría de mis lecturas recientes ya no corresponden a Marvel ni a DC), pero si se acepta el concepto básico de la trama…considero que cumple con el objetivo de reintroducir al personaje y contextualizar su situación.

Luisru
Lector

No sé yo si esta infinita etapa “transición” (¿hacia qué?) va a ser de mi agrado. No creo que el problema sea la continuidad, porque la etapa de Morrison, por ejemplo, tiraba de un montón de sucesos pasados. Lo que pasa es que esos sucesos no entorpecían la trama, que iba a algún sitio. El homenaje vacío no vale, tiene que pasar algo interesante y no obviedades, lugares comunes, argumentos manidos repetidos 100 veces… Que es lo que veo ahora. Que si viajes en el tiempo, que si retrocontinuidad, que si dimensiones alternativas (lo de Liefeld y su Major X pinta fatal), que si muertes gratuitas y resurrecciones aún más gratuitas, que si extinción… esas historias ya las hemos leído 30 veces. Y no estaría mal si por lo menos los personajes estuviesen bien escritos. Pero es que ni eso. Para mí, la etapa de los mutantes que podría servir como referencia de lo que quieren hacer ahora es la de Alan Davis a los guiones. Davis intentó arreglar y simplificar toda la franquicia, resolviendo temas pendientes durante años, haciendo evolucionar a los personajes y planteando unos nuevos argumentos que eran evolución de los anteriores. Eso es nostalgia bien entendida. Pero es que lo de ahora hace que la segunda venida de Claremont parezca una obra maestra.

Souther
Lector
Souther

Ni en el mundo de la política ni en el mundo del cómic resulta fácil predecir o determinar qué sucederá después de una transición, hasta que finalmente se haya llegado por fin a una meta, sea conocida o desconocida por adelantado.

Ya esto es un tema más abstracto, por decirlo de alguna manera, pero yo creo que la originalidad prácticamente no existe. Imposible contar una historia que no tenga ninguna inspiración, influencia, modelo, similitud o patrón.

Seguramente ya se han presentado mucho más de 30 veces algunas historias parecidas, pero cada una será mejor o peor en cuanto a su calidad respectiva. Hay mucha variabilidad en ese sentido. Reitero que, con todo y la mediocridad de algunos títulos mutantes en los años recientes, mi opinión es que la línea en general está mejorando, así sea por partes, en los últimos días.

Para el caso…ya he leído el primer número de Age of X-Man y estoy bastante interesado en leer el resto del evento. Ya luego veremos si Uncanny va a traernos algo interesante después de este anual. Desde luego, cada persona es libre de discutir sobre qué significa ser interesante, dado que los gustos no son iguales.

sparkyal
Lector
sparkyal

Poco escucho hablar de la etapa de Alan Davis en la Patrulla. Para mí una de las mejores etapas postClaremont en los mutantes junto con la de Mike Carey.
La etapa en solitario de Alan Davis en Excalibur fue grandiosa: personajes bien desarrollados, tramas mil cerradas, humor bien hecho (no como esa parodia venida del cine que se ha marcado Aaron en los Vengadores), un montón de personajes nuevos interesantes. Lástima que llegara Scott Lobdell y en un número se cargara todo el trabajo de Davis.
Hay decisiones editoriales que matan a los cómics.

garyelpuma
Lector
garyelpuma

vaya, me alegro que pinte bien!!! Ed Brisson me ha dejado buen sabor de boca con Extermination y, seguramente, este regreso esté a la altura. Age of X-Man tiene buena pinta también, sobretodo por sus autores que destacan en editoriales pequeñas con obras geniales (Come into me, Revival, The Wilds, …).
Aún así nunca llueve a gusto de todos y siempre habrá gente descontenta con el devenir de los mutantes, sobretodo por agravio comparativo. De hecho a mi la etapa de los colores me estaba pareciendo muy digna con momentos álgidos muy chulos o la etapa de Bendis o la de Carey por no decir decir Wolverine and the X-Men (a la altura de Whedon sin desmerecer su magnífico trabajo)

AlbierZot
Lector
AlbierZot

A mí me ha encantado la delicadeza con que cierra y abre página Brisson en Extermination y este Annual, además del camino que abre Age of X-Man (qué preciosidad de tebeo éste). Todo lo demás me sobra. Con estos tres puntales, y sin haber leído prácticamente nada desde Bendis, a mí me han ganado para la causa mutante y me apetecen todas las series que abren. No digo nada del pelotazo que es X-Force yendo por libre… Para mí son todo buenos presagios