The ‘Nam: Primera Patrulla

Reseña del primer tomo de Panini Comics que recopila los números iniciales de la mítica serie bélica The 'Nam, editada por Marvel en la década de los 80

Por
10
3021

“Quizás tío, pero eso fue en el mundo. Ya no estás en el mundo…estás en ‘Nam, aquí las cosas son distintas”

 
nam1

Guión: Doug Murray
Dibujo: Michael Golden
Edición España: Panini Cómics (2011)
Contiene: The ‘Nam 1-10 USA (Marvel Comics 1986-1987)
Formato: Tomo Cartoné de 248 páginas
Precio: 24,00€

 

En el año 1986, el por aquel entonces editor jefe de Marvel, Jim Shooter, encomendó al guionista (y en aquella época también editor de la Casa de las ideas) Larry Hama que fuera el ideólogo de una serie localizada en la guerra de Vietnam y el autor de colecciones como Lobezno o G.I.Joe, que combatió en el país asiático desde 1969 a 1971, se puso inmediatamente manos a la obra. Para escribir la serie Hama estaba convencido de que la mejor idea era darle esa responsabilidad a alguien que, al igual que él, supiera en primera persona de lo que hablaba, de modo que solicitó los servicios de Doug Murray, que a parte de haber sido colaborador puntual suyo en proyectos pretéritos como Savage Tales también era veterano de aquella contienda bélica y del dibujo se ocuparía el talentoso Michael Golden que por aquel entonces ya llevaba tiempo colaborando como ilustrador con Marvel. La colección se llamó The ‘Nam, el primer número vio la luz en Estados Unidos el mes de Diciembre de aquel 1986 y el éxito desde su mismo arranque fue tal que no tardó en convertirse en un clásico de la historia reciente del noveno arte. Con 84 números y un recorrido de siete años The’Nam ofreció una visión de Vietnam hasta ese momento inédita en el arte secuencial y como obra fue alabada por crítica, público y veteranos de guerra que se vieron brutalmente reflejados en aquellas viñetas. The ‘Nam: Primera Patrulla es el primer tomo recopilatorio que editó Panini Comics sobre la colección en 2011 e incluye los diez primeros números de la serie, prácticamente todo el arco protagonizado por el soldado Ed Marks que Michael Golden se ocupó de dibujar casi en su totalidad.

nam4

The ‘Nam llegó al mercado del cómic americano en el momento adecuado. En aquel 1986 Oliver Stone volvió a despertar el debate sobre Vietnam con la soberbia Platoon y un año después Stanley Kubrick haría lo propio con su no menos brillante La Chaqueta Metálica (Full Metal Jacket), de modo que su buena recepción no se debió sólo a la calidad del producto, que también, sino porque toda una nueva generación de americanos estaban descubriendo más de una década después qué fue lo que vivieron sus padres en aquel país asiático perdido de la mano de dios. Desde su primer número la serie sigue los pasos del soldado Ed Marks al alistarse en la 23 Brigada de Infantería Mecanizada destinada en Vietnam en 1966 y cada una de las primeras entregas se muestra de cara al lector como una guía para comprender el contexto espaciotemporal en el que se mueven los personajes. En esta primera toma de contacto con la serie conoceremos el intercambio de información de la guerra con los medios de comunicación que la retransmitían, los chanchullos de barracón, cómo actuaba el Vietcong cuando entraba en combate, qué era pedir unos días de permiso para ir a pasarlos a Saigón “la perla del Sudeste asiático” y otros conceptos relacionados con la relación que mantuvieron los soldados estadounidenses con el país vietnamita. En estos números inciales The ‘Nam asienta sus bases y en ellas podemos apreciar una total ausencia de patriotismo o glorificación de la guerra o el ambiente castrense, la ferrea idea de no politizar la incursión de los americanos en aquella contienda sin apoyarla o críticarla en manera alguna y siempre centrándose en la vida diaria de los militares que tuvieron la desgracia de ser destinados allí.

nam7

Cuando The ‘Nam estaba en plena gestación en las oficinas de Marvel se encontró con el reto que suponía realizar una serie de cómics realista sobre una guerra tan cruenta como la de Vietnam teniendo que bregar con la ferrea censura del por aquel entonces todavía vigente Comics Code. Por descontado tanto Doug Murray al guión como Michael Golden al dibujo tuvieron que ofrecer una violencia nunca excesiva o muy gráfica, obviar toda mención a las drogas que en dicho conflicto bélico eran consumidas masívamente por no pocos soldados para tratar de evidarse del infierno en el se veían inmersos y evidentemente el lenguaje malsonante (aquel del que hacía gala un inolvidable R. Lee Ermey como el sargento de artilleria Hartman en La Chaqueta Metálica) propio de aquel enfrentamiento armado debería quedar reducido a su mínimo exponente. Estas imposiciones, en el caso de Murray, no fueron un inconveniente para que consiguiera uno de los retratos más realistas de la vida militar americana en Vietnam jamás visto en un producto de ficción gracias a una visión brutalmente fiel de lo que fueron sus experiencias en el frente. Para empezar el autor de Savage Tales retrata una galería de personajes que en su mayoría eluden los estereotipos adscritos a los relatos bélicos. Evidentemente roles como el corrupto sargento primero Jimbo “Top” Tarver, el digno y duro sargento Polkow, el incorruptible sargento Rob Little, el simpático y entrañable soldado Mike Albergo (el favorito del que suscribe) o su compañero el socarrón Lonnie Crews son reconocibles y cercanos, pero en ningún momento se adentran en un maniqueismo que los convierta en “malos y buenos” en “blanco y negro” aunque la rivalidad entre los hombres de Polkow y Tarver son más que notables.

nam3

Pero si algo ofrecía realismo a un producto como The ‘Nam (a parte del dibujo de Michael Golden al que volveremos más tarde) eran esos glosarios incluidos al final de cada número de la colección en el que se ofrecían el significado de todos y cada uno de los términos que los soldados americanos utilizaban para comunicarse entre ellos durante la guerra. Estos completísimos apéndices nos enseñaban qué era una Z.A (zona de aterrizaje) un 11 Bush (los soldados de a pie en primera línea), un A.P.C (transporte personal acorazado), Victor Charlie (el Vietcong), un slick (helicóptero sin armamento) un Artículo 15 (Castigo no judicial administrado habitualmente en la Compañía ), un explorador Kir Carson (un miembro del Vietcong que abandonaba su bando para unirse a los americanos) o que a los fusiles M-16 los llamaban “Mattel” por estar fabricados en su mayor parte con plástico y que “El Mundo” era el término que utilizaban para referirse con añoranza a Estados Unidos. Todo esto es expuesto como una ingente cantidad de información (alguna ya la conocíamos gracias a las películas que habían abordado el tema en Hollywood y alrededores) que nos ayudaba a comprender el argot que los yanquis utilizaron durante el conflicto vietnamita y que en una serie como The ‘Nam era un recurso continuo en cuanto a la narración. Este añadido se revela como uno de los alicientes más interesantes de la obra y Doug Murray se ocupaba de ir dosificándolo poco a poco en cada número para que de manera gradual fuéramos entendiendo cada vez más el contexto en el que se movían los personajes permitiéndonos así aumentar nuestra empatía hacia ellos y sus experiencias en el frente.

nam2

Aunque en honor a la verdad si The ‘Nam es una serie recordada por muchos fans del noveno arte es por contener el que posiblemente sea el mejor trabajo a los lápices del soberbio y no muy prolífico ilustrador Michael Golden al que recordamos por su labor en Uncanny X-Men, El Pato Howard o varias colecciones de Batman. Del trazo de Golden en la colección que nos ocupa destaca por un lado su especial talento para retratar de manera minuciosa todo lo relacionado con la parafernalia militar. Armas, uniformes, aviones, helicópteros, tanques, jeeps, campamentos mlitares, el norteamericano recibía unas cuantas indicaciones de Murray, investigaba el material para encontrar información y era capaz de realizar traslaciones fidedignas de todo tipo de equipamiento relacionado con Vietnam. A eso habría que sumar un diseño de personajes bestial en el que la gestualidad, la diversidad anatómica entre ellos (no hay un sólo soldado idéntico a otro en lo que a fisionomía se refiere) y el lenguaje corporal daban buena muestra de la tristeza que supone que Golden nunca se haya prodigado mucho como artista. Gracias a él The ‘Nam es un producto 100% identificable con sólo echar un vistazo a alguna de las soberbias portadas que dedicó a los números de la colección, unas diseñadas por él mismo y otras inspiradas en varias de las fotografías más icónicas relacionadas con la guerra de Vietnam. Tras su marcha el apartado artístico de la serie nunca volvió a ser el mismo y aunque Wayne Vansant le tómo el relevo con dignidad mejorando entrega a entrega el arco de Golden fue el punto álgido de The ‘Nam en cuanto a su apartado gráfico se refiere.

nam8

Heredera en estética de Savage Tales y en espíritu de la mítica Blazing Combat The ‘Nam es un mito del cómic americano y su influencia se deja notar todavía hoy en trabajos como El Otro Bando de Jason Aaron o War Stories y Battlefields de Garth Ennis. La serie de Doug Murray y Michael Golden fue tan bien recibida que entre otros premios recibió un galardón por parte de la Organización Bravo, una asociación de veteranos de Vietnam que la premiaron por ser el “Mejor retrato publicado en los medios de la guerra de Vietnam”. En España sólo se publicó la mitad de la serie a manos de Forum, hasta el número 43, y los mismos fueron recopilados más tarde en los famosos “retapados” de los 80, para ya en la década posterior ser reeditados los cuatro primeros números en un tomo que un servidor guarda como un tesoro. Esta primera entrega de Panini Cómics, presentada en cartoné, además de los diez números iniciales ya mencionados contiene las portadas originales, una interesante introducción de Alejandro M. Viturtia, el glosario que citábamos unos párrafos más arriba y un estremecedor epílogo a manos de Larry Hama que sirve de broche de oro para esta primera muestra de cuán grandiosa era una obra como The ‘Nam. Números como Primera Patrulla, Permiso de Tres Días, Las Noticias de las Seis, Los Buenos Viejos Tiempos (que narra la vida de Doug, el explorador Kit Carson) o el emotivo El Orgullo Precede a la Caída son buena muestra de las virtudes del que para muchos aficionados (entre los que se encuentra un servidor) es uno de los mejores cómics americanos de la historia reciente del medio y uno de los retratos más interesantes y veraces que se han hecho sobre la inutilidad de la guerra que arrebató de una tacada la inocencia a un país que hasta aquel momento se creía invencible.

"Quizás tío, pero eso fue en el mundo. Ya no estás en el mundo...estás en 'Nam, aquí las cosas son distintas"   Guión: Doug Murray Dibujo: Michael Golden Edición España: Panini Cómics (2011) Contiene: The 'Nam 1-10 USA (Marvel Comics 1986-1987) Formato: Tomo Cartoné de 248 páginas Precio: 24,00€  …
Guión - 9.5
Dibujo - 9.5
Interés - 9.5

9.5

Vosotros puntuáis: 12.94 ( 3 votos)
10 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Mr. Cesar
Lector
22 julio, 2016 10:51

Totalmente de acuerdo con tu crítica, Juan Luis.

The ‘Nam fue una de mis primeras series Marvel, aquellas que aparecieron en los 80s con tamaño de cómic americano y 28 páginas por número, lo que hacía de ellas unas series muy asequibles en precio para un adolescente como lo era yo por entonces.

Recuerdo llegar del kiosko y tirarme en el sofá del salón a devorar los excelentes dibujos de Michael Golden y disfrutar de la “cruda realidad” de la guerra. Me lo tragaba todo: el glosario de términos y los complementos que Forum incluía al principio y al final de cada número (uniformes, armamento, vehículos, todo al detalle y muy bien explicado). La verdad que para ser un cómic iba muy completito (justo igual que hoy en día). Lamentablemente, con la aparición de más títulos nuevos, llegó un día en que tuve que escoger entre continuar la serie o hacerme con otras nuevas y, finalmente, dejé de comprarla (además, en aquellos últimos números adquiridos la calidad inicial había descendido bastante). Con los años de universidad y la “falta” de dinero, cometí la locura de vender muchas de mis antiguas colecciones, incluida esta que nos ocupa. En esos tiempos no me importó, pues me iban más 3 cervezas con los amigos que un par de cómics, pero con los años, la madurez y un poquito de nostalgia, comencé a hacerme con ella de nuevo. Después de muchas webs de 2ª mano y librerías varias, el mes pasado (junio) logré completar los 36 números que publicó Forum en España y… ¡30 años después he logrado completarla y ahora luce perfecta en mi librería!

Yo, personalmente, recomiendo a todo el mundo que se haga con la grapa (eso sí, ármate de paciencia). Desconozco la calidad de reproducción de esta reedición, pero tan solo por los complementos que incluía la versión de Forum, ya merece la pena. Otra cosa es que los hayan incluídos todos, pero la experiencia de leer este cómic en grapa, como si fueras uno más del pelotón que se entretiene leyendo cómics en las horas muertas entre patrulla y patrulla, es muy satisfactoria.

P.D.: una de las expresiones que, aún a día de hoy, utilizo a menudo y que tuve conocimiento de ella a raíz de leer estos cómics es: «hacer la ronda del lechero», que venía a ser como cascarse una patrulla por los campos de Vietnam sin que el Vietcon te atacara o persiguiera, algo así como “darse un paseo triunfal”. Me encanta decirselo a mi hijo cuando salimos a pasear y no tengo un sitio concreto a donde ir. Y a él, que ya sabe lo que significa, también le mola.

Dreadstar_TFE
Dreadstar_TFE
Lector
26 julio, 2016 12:22

Por mi parte, lo único malo que le veo a la reedición de Panini es que se pararon en el tercer tomo, a la altura del número 30 (no lo tengo ahora a mano y no puedo asegurar que llegaran hasta el número 30), bien porque Marvel no continuó con la reedición, bien porque en España los tomos no tuvieron éxito y se decidió cortar con la serie.

No sé el motivo, pero sí sé que ojalá hubiera seguido adelante, para poder hacerme toda la serie en tomos.

Sólo disfruté de la edición original de Fórum con unos cuantos números en grapa (cuando se es un niño, hay que elegir dolorosamente entre las cosas que nos gustan y las que podemos comprar -que eran más bien pocas-) pero resultaron historias inolvidables.

The ‘Nam era una serie necesaria, diferente que hacía que Marvel diversificara su oferta.

Y esa es una de las cosas que más hecho de menos en la Marvel actual: mayor oferta temática en sus cómics.

Antes había superhéroes, Conan, Transformers, este Vietnam…. ahora todo se ha vuelto unitario, mallas con superpoderes…..

Ya no hacen cómics como los de antes.

Dreadstar_TFE
Dreadstar_TFE
Lector
En respuesta a  Juan Luis Daza
27 julio, 2016 1:00

Supongo que no hay forma de saber si van a continuar la serie o no en el futuro….

Dreadstar_TFE
Dreadstar_TFE
Lector
En respuesta a  Dreadstar_TFE
27 julio, 2016 1:01

Y ya de paso, pedir a los señores de ECC que editen los nuevos (y según dicen muchos críticos, estupendos) nuevos cómics de los Masters del Universo… sí, crecimos en los ochenta y se nota 🙂

Lord_Pengallan
Lector
26 julio, 2016 22:46

Yo hice la cole entera en su momento religiosamente, y la verdad es que la edición de forum es inmejorable por todos los complementos que tiene. En cuanto a la serie el dibujo de Golden es flipante así que todo lo demás da igual, sin él Murray se queda desnudo pero sabe cumplir y ser realista (aunque escorado hacia los soldados estadounidenses) y tocar todos los temas desde el racismo hasta la crueldad sin meterse en berenjenales, cosa muy meritoria. Nam no es una joya pero desde luego es histórica, ojalá se editase lo que falta aquí… aunque no sé si podré saltar al recoloreado digital…