Tengo Hambre

Por
4
959
 


Edición nacional / España: mayo 2014, ¡Caramba! Comics.
Guión: Santiago García.
Dibujo y tinta: Manel Fontdevila.
Formato: 24 páginas en blanco y negro editadas en grapa.
Precio: 4 €.

 

Resulta sorprendente que a estas alturas de sus carreras, Tengo Hambre pueda ser de lo mejor que han firmado ambos autores. Así de radical os presento esta obra.

Podríamos decir que por su tamaño y extensión, a priori, Tengo Hambre corre el riesgo de perderse entre las novedades editoriales. Nada más lejos de la realidad en tanto en cuanto el tebeo posee una de las mejores portadas del año. Ese fondo rosa chicle llama poderosamente la atención contrastado bajo el trazo tosco de una calavera gritando directamente al lector. Más que la portada de un tebeo al uso resulta una efectiva, por inquietante, campaña publicitaria. Un acierto tremendo que incita a abrir el cómic con encendido interés. Sus autores, además, en un alarde de ingenio, para que el título y la imagen llamen por sí mismos, desaparecen de la cubierta. No sabrás que sus creadores son los preclaros Santiago García y Manel Fontdevila hasta que no gires en busca de la contraportada. Sigues el ritual, ojeas el tebeo y el cliché humorístico que tienes asociado al trazo de Fontdevila –y qué demonios, a la propia ¡Caramba!- desaparece en un plis plas con las viñetas descarnadas –nunca mejor dicho- que pueblan el tebeo. Un blanco y negro contundente de línea gruesa y sombra espesa acompaña un relato de terror inesperado. Y por ello, mucho más eficaz.


¿De qué va uno de los mejores tebeos nacionales del año? De supervivencia. De ingenio y azar frente a la crueldad y la insolencia del que tiene frente al que no. ¿Suena pomposo y denso? Quizá. Pero solo en definición. García y Fontdevila son suficientemente inteligentes como para saber que la mejor manera de hacer crítica es bajo el eficaz disfraz del entretenimiento puro. En la línea del mejor Romero –el único, quizá, el de la primera peli-, Tengo Hambre logra reflejar una realidad social terrible y tremenda bajo la mascarada del relato corto de horror. El racismo, la pobreza, la desigualdad social y los abusos laborales son el entorno en el que se mueve esta historia, pero con la sapiencia de no tratar de aleccionar al lector. Por contra, García, en su guión, desarrolla la trama apoyándose en la evidente crueldad de lo citado sin que nos dé una perorata solidaria. Los efectos de esas lacras sobre los personajes, sus ejemplos claros, son los que consiguen reflejar de manera harto concisa las consecuencias de vivir en un mundo que permite situaciones semejantes. Y sí, bajo mis palabras vuelve a parecer un peñazo autocomplaciente. Nada más lejos de la realidad, pues sus autores saben envolver el mensaje, si es que verdaderamente pensaban articular un mensaje, a través del envoltorio referencial e incluso estético de un relato tipo Creepy o Eerie, pero sin el componente fantástico. Es decir, este Tengo Hambre, por su tono y extensión, podría no haber desentonado en las páginas de revistas similares. Lo que es un acierto en sí mismo.


Otro acierto evidente es la crudeza del trazo de Fontdevila. Con ese pincel cargado de negro, con esas líneas tajantes, el dibujante consigue un expresionismo sui generis, un expresionismo costumbrista, si se me permite la expresión, al aunar la sensibilidad arrogante del movimiento alemán con la temática cercana de esta España ramplona. Es decir, junta tacto y machetazos en el trazo sabio del que lleva toda una vida amarrado a la mesa de dibujo. Esto no quita para que una de las señas de identidad de Fontdevila desaparezca. Al contrario, la capacidad expresiva del autor catalán, esa que saca expresiones cartoonianas a sus personajes, aparece por aquí en toda su gloria, logrando que el horror que vive su protagonista nos salpique sin remedio.

¿He dicho ya que Tengo Hambre me parece una joyita? Dejarla pasar es como tener que tragarse el anillo de compromiso el día de la pedida.

  Edición nacional / España: mayo 2014, ¡Caramba! Comics. Guión: Santiago García. Dibujo y tinta: Manel Fontdevila. Formato: 24 páginas en blanco y negro editadas en grapa. Precio: 4 €.   Resulta sorprendente que a estas alturas de sus carreras, Tengo Hambre pueda ser de lo mejor que han firmado…

Review Overview

Guión - 9
Apartado Gráfico - 9
Interés - 9

9

Vosotros puntuáis: Be the first one !

4
Déjanos un comentario

Please Login to comment
4 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
Bajavozthe drummerRetranqueiroReverend Dust Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Reverend Dust
Lector

POLE! Y no por ser el primer comentario, sino porque yo publiqué mi reseña justo ayer en Zona Zhero xD No la voy a enlazar porque no voy a hacer spam de una reseña que no dice más de lo que ya has dicho tú, porque en realidad pensamos exactamente lo mismo (quizá tú con más entusiasmo).

Una delicia que me llamó por Fontdevila y su portada (me autocito: “una de las portadas más inquietantemente atractivas que he visto en los últimos tiempos”), y me conquistó por todo lo demás (“un relato de terror que bien podría haber estado incorporado en una iteración española de las Historias de la Cripta o cualquier otra reimaginación de los cómics de EC”).

Eso sí, hecho en falta una foto tuya, Raúl… 😛
http://i.imgur.com/Tmx7549.jpg

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

Caerá, caerá. Qué buena pinta tiene.

La bata parece calentita, Reve.

the drummer
Lector
the drummer

me lo apunto; gracias raúl.

Bajavoz
Lector
Bajavoz

Bueno, a ver si esta vez sale el comentario…

¡Pintaza!