Star Trek – Lower Decks 1º Temporada

El universo... la última frontera. Una nueva serie irrumpe en la parrilla televisiva para recuperar el sabor más puro de la franquicia Star Trek.

Por
2
696
 

Género: Comedia, ciencia ficción, aventuras.
Creador: Mike McMahan.
Reparto: Tawny Newsome, Jack Quaid, Noël Wells, Eugene Cordero, Dawnn Lewis, Jerry O’Connell, Fred Tatasciore, Gillian Vigman.
Producción: CBS Eye Animation Productions, Secret Hideout, Roddenberry Entertainment.
Canal: Paramaunt+ / Amazon Prime

 

Desde que acabara la serie Enterprise en 2005, se produjo un parón creativo en lo que a serie ambientadas en el universo de Star Trek se refiere. No fue hasta 2017, con el estreno de la serie Discovery, cuando la franquicia resucitó televisivamente y se diversificó gracias a la llegada en 2019 de Picard, para este 2021 dar paso en nueva incursión en la pequeña pantalla con la llegada de Lower Decks (Cubiertas inferiores), una serie de animación que quiere adentrarse en esas otras cubiertas de las que nunca se sabe nada en las películas y solo parecen existir para ser foco de desastres y muertes cuando así lo requiere la historia.

La idea se rescata de la última temporada de la serie The Next Generation, en la que se dedicaba un episodio a cuatro subalternos que trabaja en esas cubiertas inferiores. Este enfoque permitía poder narrar la historia desde otro punto de vista y retratar ese otro mundo oculto de las naves de la Federación. Y es esa idea la que rescata Mike McMahan, como creador, para poner en marcha esta nueva serie de animación que hace foco en cuatro miembros de la tripulación que se mueven entre bambalinas de una de las naves menos relevantes de la flota, la U.S.S Cerritos, en su ir y venir por el cosmos.

La serie se sitúa en el año 2380, es decir, un par de años después de lo que se pudo ver en Voyager y es la primera serie animada desde Star Trek: La serie animada de 1973. Esto hace que su llegada no esté exenta de expectación en los círculos trekkies. La peculiaridad de esta serie no es solo la ya comentada, la de centrar la atención en la otra tripulación de las naves de la Federación sino, además, que se plantee como una comedia de acción con toques de parodia al género y a la propia franquicia. Explotar todos los tópicos, introduciendo todos los tropos propios de Star Trek, para dar rienda suelta a un producto plenamente trekkie, al tiempo que se exploran nuevos caminos.

El género de comedia es, tal vez, uno de los más complejos. Hacer reír es muy complicado por la enorme cantidad de matices que se esconden detrás de una broma, un chiste, un gag, un comentario… Por la subjetividad de cada individuo. Por lo tanto, la serie asume de salida ya un reto de importante peso, pues busca alcanzar un tono, en fondo y forma, similar a grandes series de animación como pueden ser Futurama y Rick y Morty, por citar dos ejemplos que se adscriben no solo al humor, sino también a la ciencia ficción.

Sin embargo, el primer problema de la serie es precisamente ese, que no logra ser especialmente divertida. Y eso se debe por lo maniqueísmos a los que se pliega McMahan, que busca alcanzar un nivel de sátira que se ve bloqueado por su afán por no sobrepasar ciertas líneas que puedan manchar a una franquicia tan longeva como es Star Trek.

Su inicio de temporada se muestra muy rígido, con la puesta de largo de los personajes, que se lanzan de lleno a una serie de situaciones en las que todo resulta algo atropellado. El entorno queda acotado, tal vez demasiado, encorsetando mucho a la propuesta, que ve como sus posibilidades quedan mermadas a la primera de cambio.

Que sus inicios resulten algo decepcionantes no significa que, capítulo a capítulo, no acabe por encontrar su sitio, su voz, su alma, para alejarse de la sombra de otras series de animación afines, y se desprenda de la carga inicial de devoción a la franquicia. Esa evolución logra que la propuesta gane en fluidez, mala baba y logre centrar más su objetivo. Un objetivo que se ve muy comprometido, puesto que en numerosas ocasiones la acción se traslada a los miembros de la tripulación del puesto de mando, dejando de lado esas cubiertas inferiores a las que alude el título. Ese ir y venir de los sótanos a la torre de marfil, resulta algo desconcertante en un primer momento, pero se va compensando a medida que los protagonistas se van conociendo en profundidad.

Son estos dos puntos los que más juegan en contra de la sensación plena de estar ante un producto redondo, aunque sea lo más Star Trek de los últimos años.

A medida que el espectador continúa confiando su tiempo a la serie, esta no le traiciona, y a mitad de temporada queda patente que se ha despojado de esos dos perniciosos lastres (del segundo no logra desprenderse del todo, pero si logra usarlo de manera mucho más inteligente, con lo que se siente todo más equilibrado), llevando al aficionado a disfrutar plenamente de la propuesta.
La sátira se instaura de manera astuta, la parodia podría estar mejor medida e insertada, pero el conjunto se armoniza de tal forma que el vibrato general cambia por completo y logra alcanzar la satisfacción de posicionarse plenamente en sus objetivos.

Podrá hacer reír o no, pero divierte, llegados a este punto, con una evolución más trabajada de los personajes, que se definen mejor sin recurrir a rocambolescos arabescos que resulten forzados. Su forma de convivir se naturaliza y logra que cada nueva entrega se muestre más cercana al espectador.

En los aspectos técnicos de la serie, tales como la animación y la música, la factura de esta es excelente. La introducción de créditos es todo un despliegue de guiños a los trekkies más entrenados, con notas musicales y acordes que trasladan al espectador a esa épica que siempre rodea a las naves de la Federación, mientras que la animación se mueve con destreza en el uso de los efectos 3D, para las escenas espaciales, y una animación más convencional, para las escenas internas o planetarias.

Star Trek: Lower Docks es una muestra clara de evolución televisiva, que acaba en lo más alto, dejando las puertas abiertas a nuevas aventuras, a las que podría hacer frente de manera más directa, sin tener que doblegarse a las exigencias iniciales de una primera temporada. Un producto fiel a Star Trek, al que tal vez se le podría exigir más en los aspectos comentados, pero que acaba por convencer.

  Género: Comedia, ciencia ficción, aventuras. Creador: Mike McMahan. Reparto: Tawny Newsome, Jack Quaid, Noël Wells, Eugene Cordero, Dawnn Lewis, Jerry O'Connell, Fred Tatasciore, Gillian Vigman. Producción: CBS Eye Animation Productions, Secret Hideout, Roddenberry Entertainment. Canal: Paramaunt+ / Amazon Prime   Desde que acabara la serie Enterprise en 2005, se…
Dirección - 7
Guion - 6
Reparto - 7.5
Apartado visual - 8
Banda sonora - 8

7.3

Primeros pasos.

Un productos con buenas intenciones que necesita de más rodaje, pero que ya logra asentarse en la parrilla televisiva. Su propuesta no deja de mejorar, capítulo a capítulo, hasta tener voz propia y asentar un trabajo plenamente enraizado en el espíritu de Star Trek. Un ejercicio notable en materia de animación y música, que tan solo debe ser capaz de prolongar la estela que marca su final de temporada para acabar siendo la serie que desea ser.

Vosotros puntuáis: 7.88 ( 6 votos)
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Yasirel
Yasirel
Lector
26 abril, 2021 23:11

Muy Futurama y Final Space es la serie, si hasta tienen un gato como en Final Space de tripulante jaja. Siendo fan de Star Trek y de estas series ya os podéis imaginar lo mucho que me ha gustado.