Spiderman y J. M. Straczynski… ¿éxito o fracaso?

Por
36
2641

Pepo Pérez, respetado y respetable artesano en esto de difundir el cómic a través de la red, a raiz del famoso spoiler aparecido en Zona sobre el futuro de Spiderman, lanza a través mio un particular reto a los integrantes de Zona e, interpreto, al público de esta página por extensión. Os copio los principales fragmentos.

“El guionista J. M. Straczynski, no contento con unir a Spiderman a Los Nuevos Vengadores y hacerle irse a vivir con ellos, llevándose en la mudanza a Mary Jane y a la Tía May (…), decide ahora (spoiler!) hacer que Peter Parker desvele su identidad en una rueda de prensa (…) Mi pregunta ahora es: ¿de verdad guionistas como Straczynski entienden qué es Spiderman, y cuál es (digamos mejor era) su esencia como personaje? Y por otra parte, ¿qué les interesa de este Spiderman a esos lectores que permanecen, me consta, fieles al personaje? (…) No se trata de una cuestión de “no traicionar” a los clásicos, ni de no hacer evolucionar a los personajes (…). Se trata de si estos cambios y esta “evolución” tienen algún sentido, de si tienen que ver con la esencia y significado humano de los personajes y de a si éstos se les puede reconocer a estas alturas. Mi opinión es que muchos de esos viejos personajes, y desde luego este Spiderman, son ya irreconocibles (…) Sencillamente, se trata de personajes distintos, aunque lleven el mismo nombre.”

J. M. StraczynskiA mí lo que dice Pepo me lleva a pensar en lo que podría llamarse “el Imperio del Guionista Mediático“. Imperio que, en cierta manera, inicializó el propio Straczynski. Porque, aunque todo empezó con la maniobra de Quesada y Palmiotti de traerse de Hollywood a Kevin Smith para que guionizara su Daredevil, quedaba claro entonces que a ellos sólo les dejaron para Marvel Knights a personajes de segunda fila. No fue sino a partir del éxito comercial de la propuesta de Smith que los capitostes de la editorial fueron cediéndole terreno a Quesada. Hasta que, diose el caso, éste estuvo en disposición de poner a Straczynski en Amazing Spiderman como buque insignia de la evolución “definitiva” que tenía preparada para la algo anquilosada Casa de las Ideas, con Grant Morrison y sus X-Men también formando parte de la apuesta.

Así, con Straczynski tenemos por primera vez a un guionista estrella, venido del mundo de la televisión, al que le es otorgado el control casi absoluto de uno de los personajes señera de Marvel. Su desembarco en el título es al principio celebrado y, ya desde entonces, queda claro que las cosas van a empezar a moverse para Spidey. Peter vuelve al Instituto donde creció como personaje décadas atrás, pero esta vez ya no como alumno sino como profesor suplente. Aparece a su vez un nuevo personaje, Ezekiel, que abre toda una línea argumental donde se relacionan los poderes arácnidos del protagonista con fuerzas de naturaleza totémica. El arranque sorprende a propios y extraños, pero en general es del gusto de todos.

Campbell Romita Jr

Straczynski es un guionista hábil que mueve personajes y acontecimientos con gracia e interés y los cambios que introduce en el status quo del “Amistoso Vecino” resultan plausibles y emocionantes. Añaden sin contradecir. Enriquecen desde el respeto a la esencia del Hombre Araña. Esencia a la que hacen evolucionar desde una aparente plena comprensión de la misma. Vuelve Mary Jane y el retrato de su relación con Peter consigue ser enternecedor y profundo. Vuelve tía May y Straczynski nos regala uno de los mejores cómics que se han hecho de Spiderman, cuando ella descubre la identidad secreta de su sobrino y ambos se ven obligados a sincerarse el uno con el otro. Soy de la opinión que sólo por esta parte de su trayectoria en Amazing ya valía la pena que este guionista se hubiera hecho cargo del personaje.

Romita Jr Romita Jr

Pero luego, el primer desliz: Sins Past, Pecados del Pasado. En su versión retrospectiva de Gwen Stacy, dejándose llevar por el deseo de añadirle sorprendentes giros argumentales a la mitología del Hombre Araña, Straczynski pierde el norte.

Ortega y Gasset ya nos dejó claro que cualquier trayectoria vital era resultado de la intersección que se produce entre una determinada identidad personal y las circunstancias que la envuelven. La particular ecuación que de estos dos factores se desprende toma en el cómic diversas formas:

En muchos de los productos más clásicos de la bd y del cómic patrio (Tintín, Asterix, Mortadelo y Filemón…) la identidad definida y fija de los personajes se despliega en circunstancias cambiantes. Constituyen el mejor ejemplo del cómic iterativo que tan bien nos descubrió el compañero Jordi Ballera en su blog (Post uno, dos, tres) y que luego intentamos extrapolar aquí aplicado a los superhéroes. La personalidad de sus protagonistas nunca se altera y poco se les añade de una aventura a otra. La continuidad apenas existe o no es tenida demasiado en cuenta y el personaje siempre está como nuevo para cada nueva aventura. Una variación de este esquema lo tenemos en muchas series de superhéroes en las que sí que hay una continuidad que se va agrandando de una aventura a la otra, pero sin que la idiosincrasia fundamental del personaje se modifique demasiado con el tiempo.

En historias acotadas, de escasa serialización, circunstancia e identidad sirven al mensaje que pretenda comunicar el autor en cada momento. La personalidad de cada uno puede estar muy detallada o apenas nada, porque lo que cuenta es a dónde quiere llevarlo el argumento. Sería el caso de la mayoría de historias de Luis Durán, al igual que el de tantos otros cómics modernos con protagonistas de fecha de caducidad temprana, puesto que no van a llegar más allá del desenlace de una única historia. Llevado a un extremo, este esquema se sirve de personajes marioneta totalmente a merced de un discurso prefijado de antemano.

Finalmente nos encontramos con aquellos relatos en los que la personalidad de los personajes y sus circunstancias se encuentran en fuerte interacción. La historia puede arrancar desde los elementos que integran esa identidad personal de los protagonistas, como era el caso de las primeras entregas de los Titanes de Wolfman y Perez, o tener su origen en una nueva circunstancia que los personajes afrontaran. Pero el diálogo entre un elemento y otro será ya constante durante el desarrollo de la trama. La personalidad transformará la circunstancia y la circunstancia a la personalidad. Un ejemplo paradigmático de ello podría ser la Saga de Fénix Oscura narrada por Claremont y Byrne. La esencia de Fénix, bajo la influencia de las manipulaciones de Mente Maestra, acaba alterando la personalidad de Jean Grey, transformando radicalmente al personaje y también la trayectoria de los Hombres X.

Deodato JrVolviendo ahora a Gwen Stacy y a Straczynski , vemos como el principal error del guionista fue equivocar su retrato de la primera novia de Spiderman (¿Fue la primera o había una tal Betty no-sé-cuantos?). Gwen no era un cascarón vacío en el que cualquier cosa cabía. A Waid le pudo resultar fácil escribir JLA: Año Uno porque la personalidad de los integrantes de la Liga nunca estuvo muy definida en sus orígenes. Pero ese no era el caso de Gwen. A Gwen la conocíamos todos. Y cuando Straczynski hace su ejercicio de retrocontinuidad con ella, fuerza la lógica interna del personaje. La única circunstancia que ha cambiado desde la aventura original a la presente es la nuestra como lectores. Si la historia de Gwen pasaba durante los años setenta, ahora es reinterpretada situándola en una época más moderna y contemplándola desde los patrones morales de la primera década del siglo XXI. Pero, a pesar de eso, de ninguna manera cuadraba en la definición de esta rubia inocente ese arrebato de pasión sexual para con Norman Osborn, con cuernos a Peter incluidos de rebote. Es éste un punto en el que el guionista no fue fiel a la memoria del personaje en un aspecto relevante.

Aunque si ahora nos detenemos en las objeciones que le hacía Pepo Pérez a Straczynski , siendo justos, debemos reconocer que difícilmente podemos achacarle a este guionista la entrada de Peter en los Vengadores y su conducta en Civil War. Ambos cursos de acción han sido fruto de reuniones editoriales con respecto a proyectos que trascendían a la propia serie de Amazing. Es probable incluso que alguno de estos cambios Straczynski lo haya sufrido más que escogido. Bendis es el guionista que rige el destino de los Nuevos Vengadores y Millar el de Civil War, aunque es sabida la participación de otros guionistas y editores en ambas series. Es de suponer que serán ellos los principales impulsores de las últimas novedades en la vida de Spiderman. Por así decirlo, son Bendis, Millar y la cúpula de Marvel los que han decidido cambiar las circunstancias de nuestro arácnido amigo y Straczynski el encargado de lidiar con ello y ver cómo puede llegar a integrar esos cambios la identidad de Peter. Y en eso también Straczynski ha sabido dar muestras de profesionalidad y arte… haciendo digerible lo improbable. Incluso con respecto a lo ocurrido en Civil War, Straczynski se las apaña para hacernos entender lo ilógico.

Aviso de Spoiler

Después de reflexionar ese número nos damos cuenta que este guionista tiene mucho de prestidigitador. Nos toma el pelo pero, capturando nuestra mirada mediante esos diálogos tan suyos llenos de aparente sinceridad, no nos damos cuenta. Los consejos de tía May desprenden cierta sensación de integridad y sensatez que nos hacen plausible que Peter acepte desenmascararse en público.

Garney

No nos damos cuenta, durante esos instantes, que el argumento de Civil War en sí mismo está viciado desde su punto de partida. Puesto que es bien sabido, en el mundo real, que algunos cuerpos de seguridad concretos necesitan mantener su anonimato para poder desempeñar con mayor eficacia determinadas funciones. Si al Gobierno de los USA les parece que necesitan más control sobre sus metahumanos, cosa lógica puesto que el vigilantismo resulta por definición bastante antidemocrático, lo que les va a pedir a estos metahumanos es que se registren en sus actas y acepten una cierta tutela. Pero no que se desenmascaren en público, literalmente ante todo el mundo. Es una incongruencia absoluta que claramente sólo puede propiciar mayores probabilidades de que se desaten conflictos, con los consiguientes riesgos que eso supone. Una licencia argumental a la altura de que cierto personaje en DC altere la continuidad a fuerza de puñetazos.

Aclarado esto, podemos concluir que, posiblemente, sí que esté en manos de Straczynski que esas circunstancias, impuestas por otros, influyan en la evolución de la personalidad de Peter de manera coherente. Aunque eso no sea tarea fácil, puesto que las circunstancias presentes le son muy poco afines a su identidad. En el caso de Gwen fue Straczynski quien hizo uso creo que erróneo de los privilegios que otorga el “Imperio del Guionista Mediático”. Ahora han sido otros. Quizás ellos mismos estén cavando su propia tumba y la del personaje. O nos llevarán hasta rincones antaño insospechados para el Universo Marvel y su personaje emblemático por antonomasia. Todo dependerá de que sepan mantener en todo momento el contacto con la esencia de Peter, no ya como personaje sino como persona. Esa esencia que, creo yo, Straczynski nos devolvió después de largo tiempo perdida. Pero que, ciertamente, ahora está resultando cada vez más difícil de conservar en la evolución que de un tiempo a esta parte viene sufriendo la continuidad de la Casa de las Ideas.

Artículo anteriorHOWARD CHAYKIN EN BLADE
Artículo siguienteCriminal, el nuevo proyecto de Brubaker y Sean Phillips
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.
36 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Sergio Robla
Admin
22 junio, 2006 12:13

Yo siempre defiendo a Straczynski y la gran mayoría de las veces me quedo solo. Creo que es un excelente guionista, aunque la mayoría de las veces no tiene cosas que realmente me resulten interesantes. Mejor la forma que el contenido de sus guiones. Y por eso secundo lo que dices, Toni, sobre que es capaz de hacernos creer lo increíble. Una de las grandes bazas de su Spiderman es la credibilidad de sus personajes y sus acciones, más allá de lo que ocurre en sus páginas, el como.

John Schneider
22 junio, 2006 12:26

““El guionista J. M. Straczynski, no contento con unir a Spiderman a Los Nuevos Vengadores y hacerle irse a vivir con ellos, llevándose en la mudanza a Mary Jane y a la Tía May (…), decide ahora

Aviso de Spoiler

hacer que Peter Parker desvele su identidad en una rueda de prensa (…) “

Que yo sepa lo primero es cosa de Bendis y lo de la identidad fue idea de Quesada.

pepo
pepo
22 junio, 2006 12:33

Cierto, Toni, no tuve en cuenta lo de Civil War y el control editorial externo, aunque supongo que todo esto es un fenómeno más amplio que no se circunscribe a Straczynski sino a otros guionistas actuales. Tambiíen supongo que tiene más que ver con el hecho de intentar innovar argumentos en personajes que tienen tantas décadas de tebeos a sus espaldas. También,bueno, con el hecho de creer que puede hacerse cualquier cosa con ellos, como lo de Gwen… o ahora lo del Tío Ben, un elemento tan “poco importante” en la génesis y definición de lo que fue Peter Parker alias Spiderman.

Gracias por el post, muy currado, no como el mío.

Alberto Ortiz
Alberto Ortiz
22 junio, 2006 12:34

El problema que tienen los personajes que aparecen en comics con una continuidad infinita es que la única manera de conseguir que las historias no terminen aburriendo es hacerlos evolucionar tanto en acciones como en decisiones. Nos puede gustar más o menos lo que hagan los nuevos guionistas con los personajes, pero si todo fuera estático, Spiderman todavía tendría que ser un adolescente en el instituto y eso, no nos engañemos, no es algo que se pueda mantener durante 40 años.
Desde luego lo que no podemos negar es que el cambio de rumbo a la hora de llevar a Spiderman lo que va a suponer es principalmente dos cosas importantes:
1.Un gran incremento en las ventas de este, que al fin y al cabo es el objetivo de las compañías.
2.Nuevas iniciativas para las historias que nos cuenten los guionistas.

Si finalmente nos gustan o no será otra historia, aunque a los guionistas siempre les quedará la opción de deshacer el cambio, si son capaces de resucitar a los muertos, creo que un cambio mental colectivo no supondrá demasiado.

pepo
pepo
22 junio, 2006 12:34

“lo de la identidad fue idea de Quesada.”

no lo sabía. Otra brillante idea.

m0riarty
m0riarty
22 junio, 2006 13:11

Supongo que me lo tengo merecido por haber seguido leyendo, pero a veces la vista es muy rapida y es capaz de saltar un misero aviso entre parentesis… ¿es que estaba roto el boton de spoiler?

Sergio (ó tirafrutas)
22 junio, 2006 13:14

OFF-TOPIC

Toni, me vas a tener que dar la dirección de la página checa de la que siempre coges imágenes 😀

tebeonauta
22 junio, 2006 13:23

Magnífico post. Estoy totalmente de acuerdo con lo que expones. El problema que está teniendo Spiderman y algunas series más deriva del complejo de puperstars que están adquiriendo algunos guionistas que en mi opinión todavía no han aportado ninguna obra maestra al medio. Carecen de momento del encato que pueden tener un John Byrne, un Claremont o si utilizo palabras mayores un Alan Moore, un Gaiman o un Miller. Eso sí, el Marketing lo dominan de puta madre ¿será porque muchos de ellos vienen de la tele? …

Marqués
Marqués
22 junio, 2006 13:27

“Spiderman todavía tendría que ser un adolescente en el instituto y eso, no nos engañemos, no es algo que se pueda mantener durante 40 años”

Mmmm, ¿cuantos años lleva Ultimate Spider-Man en el mercado? Y de momento Bendis nos va sorprendiendo con buenas historias…

No creo en la necesidad de madurar a un personaje, de hacerlo creer con el paso de los años, para hacerlo mas creible. Cierto es que, llegado determinado momento, deberia darse un paso adelante, pero no por la necesidad de contar nuevas y originales historias (que se pueden contar sin necesidad de que el heroe envejezca), sino porque se corre el riesgo de que si no esta bien llevado, resulten historias poco racionales.

Pero no, como digo, no creo en la necesidad de que nuestros heroes envejezcan. Pueden mantenerse estaticos, en un determinado periodo de tiempo, en un momento inconcreto en el cual desconocemos si van o vienen los dias, si acaban o empiezan las horas, y si esta bien resuelta la historia, seguir asi por mucho tiempo.

Pero mientras que esto es lo que siento, los comics me llevan la contraria, y la naturaleza de Marvel siempre ha sido la de hacer madurar a sus personajes, de hacerlos crecer y envejecer, y esto, conlleva cambios. Queramos o no, la logica dicta que hayan cambios. Hemos visto a Peter crecer, dejar el instituto, dejar la universidad, dejar la casa de su tia, casarse, … han sido cambios necesarios para mantener una cierta logica en esa maduracion de los personajes. ¿Alguien se quejo cuando Peter dejo la casa de su tia? No, porque era lo mas logico en un personaje que va creciendo poco a poco, aunque la presencia debil de la anciana fuera un argumento casi recurrente en sus historias, debia hacerse ese cambio. ¿Por que quejarnos ahora ante el descubrimiento de May de la doble vida de su sobrino? Ya son muchos años escondiendose de su tia, debia llegar un momento en que se descubriera. Crecer. Cambiar. Aceptarlo.

¿Cual es el motivo por el cual Spidey nunca se unio a los Vengadores? ¿que era un heroe solitario? Falso, lo hemos visto trabajando en equipo muchas veces, al lado de Johnny Storm, la Gata Negra, Daredevil, o muchos otros, y practicamente siempre lo ha disfrutado. ¿Entonces? ¿que no pagaban? ¿no resulta una excusa ridicula? Ahora Peter es mas maduro, y le ofrecen la posibilidad de unirse al grupo, consiguiendo asi, tal vez, el respeto que nunca ha tenido ante el publico y se merece. Y le ofrecen un hogar, incluso, donde su familia estara protegida, ¿porque no aceptar?

El que Peter descubra su identidad ante el publico es solo un paso mas hacia su crecimiento personal, un acto de maduracion consecuencia logica de la historia que se esta relatando, y si esta bien escrita y razonada, ¿porque nos quejamos?

Si aceptamos que nuestros heroes crezcan, maduren y envejezcan, tambien debemos aceptar los cambios que todo esto conlleva. Lo ridiculo, lo ilogico, seria que Peter Parke siguiera comportandose como el chico de dieciseis años, cuando ahora tiene veintitantos.

Crecer. Cambiar. Aceptadlo

josep rom
josep rom
22 junio, 2006 13:33

¡Qué gran tema!
Me parece estupendo hablar de los guionistas mediaticos, estos profesionales de la televisión (menos del cine que tiene otras reglas), estan alterando las reglas del còmic de superhéroes:han adaptado los cómics a las estructuras narrativas de televisión. Han mejorado el concepto de suspense y han convertido a los personajes en actores (hay más interpretació, cosa que obliga a los dibujantes a mejorar las fisonomias y la gestualidad).
Hace años que digo que el lenguaje de los cómics no se parece necesariamente al lenguaje cinematográfico, eso es un tópico, su raiz es la pintura histórica, la caricatura y el teatro, y, ahora, es un lenguaje televisivo. Pero el cambio más radical se produce en el concepto de personaje.
Los dos formatos de televisón más importantes de la década son la telenovela y el reality. Spiderman es un cruce entre los dos géneros. Por eso tenemos un problema. Tanto en la telenovela como el reality se consumen “sorpresas”, golpes de efecto emocional, mentiras al descubierto y verdades catastóficas. Las víctimas de tanto “ritmo” son las caracterizaciones psicológicas de los personajes. Los seres humanos somos sorprendentes, ¡pero no tanto y no tan variables!
Solución. O nos olvidamos de la tradición y nos dejamos llevar por las tramas (a la porra quien era padre de quien), o hacemos como en los folletines clásicos y aparece el Zorro, el hijo del Zorro y el nieto del Zorro, para dar una mínima lógica a estos universos. Pero, por otro lado, siempre han sido universos ilógicos, estamos hablando de superhéroes.
Por cierto, los cómics se convierten en primos de la televisión, pero la televisión se está convirtiendo en la prima de los cómics (Perdidos, Buffy, etc.)

Darío
Darío
22 junio, 2006 13:55

Pues yo no estoy de acuerdo con los que opinan que si el personaje ha cambiado tantisimo ya es que no es el mismo personaje.
Me juego mi colección completa de comics a que no hay ni una sola persona en todo el mundo que sea igual ahora a como era hace 15 años. Imposible, la vida nos hace cambiar de un modo u otro. Spiderman empezó siendo un crío de 15 años y ahora es un hombre hecho y derecho de 30 y los cambios introducidos tanto por Straczinsky en toda su etapa, así como los del crossover de El Otro y unido todo a lo desvelado en el número 2 de la Guerra Civil me parecen cojonudisimas. Yo apuesto por los guionistas que se la juegan mirando hacia el futuro.

El problema es que cuando sale un spoiler de estos tan gordo la gente empieza a opinar a toda leche y soltando de todo… no, un momento, primero hay que leerse el comic en cuestión o la saga en cuestión y luego ver a dónde nos lleva el tema. De verdad si leeis el número 2 de Civil War Frontline vereis que el personaje está tratado de putisima madre. En ese número nos cuenta todas sus motivaciones para hacer lo que hace luego en el 2 de Guerra Civil. Porque sí, Spiderman ha cambiado totalmente pero no su personalidad, ha cambiado su entorno, su forma de trabajar, etc. pero no han cambiado su personalidad y su nobleza así que decir que estos cambios están destrozando al personaje no son más que pamplinas.

Y no vale la excusa de Ultimate Spiderman. Ese universo es otro, ese Peter Parker es otro u está empezando, lleva sólo 6 años activo para nosotros pero para el personaje según Bendis sólo ha pasado 1 simple año así que no vale la excusa de Ultimate Spiderman para poner que con el otro lo están haciendo mal, ni mucho menos. Ultimate Spiderman madurará pero solo lleva 1 año de vida siendo superhéroe mientras que el otro lleva unos 15 y ha visto de todo. Si en los últimos años le han pasado una serie de cosas tan importantes como para hacerlo evolucionar pues lo siento pero para mi eso me parece el hecho más real del mundo.

Así que en resumen por supuesto que Spiderman no es el mismo, por favor eso es lo bueno. Los lectores deberian dejar de ser tan egoistas y no querer que los personajes sean siempre como ellos los conocieron porque entonces amigos míos leer comics de personajes supuestamente creados para no terminar nunca y que estos no evolucionasen sería una absoluta pérdida de tiempo. Lo siento pero para leer un personaje que cambie poco o que su evolución sea siempre limitada para que no acabe pareciendo otro es idem, una absoluta pérdida de tiempo.

La vida es cambio y evolución y en los comics no entiendo por qué debe ser diferente. Y el que quiera leer las mismas historias de siempre que se relea los comics atrasados.

Darío
Darío
22 junio, 2006 13:59

“De verdad si leeis el número 2 de Civil War Frontline vereis que el personaje está tratado de putisima madre.”

Perdón, quería decir el número 1.

Sergio Robla
Admin
22 junio, 2006 14:03

Pues Batman ahora es como hace 25 años. Tierra-2 y esas cosas… ¿He ganado esa colección? ;-P

Raúl López
Admin
22 junio, 2006 14:10

Marqués te importaria ponerte en contacto conmigo en la siguiente dirección de mail @Zona Negativa.com">info@Zona Negativa.com es que te quiero comentar un temilla…

ultimatefido
ultimatefido
22 junio, 2006 14:12

INCISO. En ningún punto de Civil War se hace ver ke NADIE tenga ke descubrir su identidad civil al público en general, sino en un acta privada. Ke Iron Man y Spidey lo hagan en público es una opción personal. No encuentro la incongruencia argumental ni veo la licencia artística por ningún sitio pues. FIN DEL INCISO.

John Constantine
22 junio, 2006 14:25

Desde hace ya un par de años, el comic-book se mueve a golpe de spoiler, no de historias. Es la era del editor en jefe, que toma las decisiones y los guionistas las acatan, en contraposición al auge de los dibujantes (los 90) y de las historias y los guionistas (los 80).

Al final, todo esto caerá por su propio peso, como paso con la “etapa Image”. La cuestión es si despues de esto quedarán unos personajes los suficientemente atractivos en pie. Porque con lo que se ha hecho con Spidey los últimos años (o con los vengatas), creo que muchos fans -yo entre ellos- van a tener muuuuchas dificultades en tragarse según que historias. Y tras lo de la máscara de spidey o lo de Tim Drake, poco queda ya por ver, ¿no?

Marqués
Marqués
22 junio, 2006 14:37

Uh, ¿he hecho algo malo?

¡Yo no he sido, yo no he sido, fue mi gemelo malvado!

Esta noche te escribo, pero espero no haber hecho nada… lo cual no resultaria sorprendente, siempre voy metiendo la pata sin darme cuenta, esta en mi naturaleza

Darío
Darío
22 junio, 2006 14:42

Podría ser que sí John que si los personajes se quedan sin secretos bien se nos quedasen sin esa parte atractiva de sus historias pero piensa que igual esto nos lleva a nuevas situaciones base en las que crear nuevas e interesantes historias con los nuevos status quo ¿no te parece entonces suficiente motivo para seguir leyendo a esos personajes? Igual no perdemos tanto sino que ganamos un futuro.

jokotrokolo
jokotrokolo
22 junio, 2006 14:52

En mi humilde opinión, JMS lo ha hecho muy bien en Spiderman. No sólo lo devolvió a la gloria, le supo imprimir ese caracter que se le echaba en falta, le dio intensidad a las historias y comenzó a desarrollar tramas paralelas que le dieron un mayor interés y protagonismo. A mi de hecho me hizo reengancharme a Spiderman (sí, reengancharme, porque vaya con la etapa de Howard Mackie, que parece que nadie se acuerda de lo que tuvimos que tragar…)con historias como la de Ezekiel (que en un principio estaba pensado fuera Peter del futuro), la naturaleza totémica de sus poderes, el arco argumental “Coming home”, ese especial 500 mostrando su posible futuro… ideas casi todas que la editorial no le dejó desarrollar. Y sí, ahí entra también “Sins Pasts”, porque los hijos de nuestra querida Gwen estaban pensados que fueran en un principio de Peter: ni cuernos, ni desvirtuar su personalidad ni nada. Era a mi entender una manera de actualizar ese personaje y adaptarlo a nuestros tiempos… pero no, en Marvel debieron pensar que otra May Parker multiplicada por dos era multiplicar los problemas, así que la solución fue recurrir al mismo de siempre, Osborn (que por cierto empieza a cansar ya… ¿por qué no lo matan de una vez?).
Si a eso le sumamos la impuesta Saga del Otro, y la actual Civil War, deberíamos darnos cuenta que bastante está haciendo Strac con tantas limitaciones. De hecho a mi me recuerda al caso de Peter David en su etapa en Hulk cuando se desarrollaban paralelamente el Heroes Reborn y Onslaught, que se manifestó en un increíble bajón de calidad en la serie.
No sé, creo que en general se está menospreciando y maltratando a este autor cuando nuestras miradas deberían fijarse más en las altas esferas.

Juanjo Palacios
22 junio, 2006 16:02

La leche que post más interesante, me ha gustado mucho Toni!!

Nacho Duque
Nacho Duque
22 junio, 2006 16:07

Toni muy bueno tu comentario. Totalmente de acuerdo, Straczynski ha hehco cosas muy buenas con spidey, y de hehco fue gracias a el que retome el interes por el eprsonaje y volvi a la serie. Aq lo de sins past fue una cagada como un templo

Raúl López
Admin
22 junio, 2006 18:18

A estas alturas, sin saber muy bien si nadie va añadir ningún comentario más a este tema, quería agradeceros a todos vuestros comentarios, en su gran mayoría muy interesantes. Es sólo por el placer de disfrutar del feed-back de una determinada idea que vale la pena invertir el tiempo de plasmarla en la red. A todos, gracias!!

Ricky
Ricky
22 junio, 2006 18:47

Yo creo que la evolución de los personajes del cómic de superhéroes nace de la interacción de dos fenómenos: Por un lado la necesidad de evolucionar para no repetirse y por el otro, la resistencia al cambio de los lectores, ya que pese a que son necesarios, los cambios no gustan a todo el mundo, y cambiar demasiado un personaje puede hacerlo irreconocible, y por lo tanto, hacerle perder el éxito.

Hasta los ochenta, los personajes Marvel fueron siguiendo evoluciones más o menos lógicas. En los 90 se trató de seguir con lo mismo, pero ocurrió que los cambios fueron demasiado drásticos (¿que el auténtico Spiderman no es Peter Parker?¿Hulk listo y gris?) y mal llevados en la mayoría de los casos (otra vez el caso del clon).
Entonces a finales de los noventa empezaron lo que podríamos llamar “neoclasicismo superheroico” en el sentido de que se trató de evocar las historias clásicas de los 60 y 70 arreglando, a veces de forma chapucera, los estragos causados (para el caso de Spidey se llamó a Byrne).
Depués de este paréntesis, volvemos a la época de los cambios. Primero evoluciones lógicas y poco drásticas (al menos en comparación con lo de los 90) y después algo más fuertes. Yo creo que si son bien llevados, serán asumidos por el personaje (en Spiderman2, la tia May ya conoce la identidad secreta). Ahora está todo en manos de JMS y compañía.

De todas formas, es curioso que sea en Marvel donde parece que los personajes más evolucionan, pero sea en DC donde se ceden los mantos. Vamos por el tercer Flash, la tercera Wonder Woman… Supongo que el último paso lógico de todo personaje será este: ceder su manto a alguien.

PIkodoro
PIkodoro
22 junio, 2006 21:00

1º ¿”Inicilizado”? ¿Has usado el verbo “inicializar”? La leche (The milk).
2º JMS no la empezó a cagar con Sins Past. Lo empezó a hacer siete números antes (tras elo cumpleaños). Y buena muestra es su conclusión del tema ezequiel.
3º Me la suda la continuidad. se supone que la continuidad perseguía la coherencia del universo marvel. Pero cuando las cosas se pueden justificar con un “y entonces resucitó” o un “no estaba muerto, que estaba de parranda (en Europa)” ya no hay coherencia ni, por tanto, continuidad. Prefiero la ausencia de nexos a los nexos inverosimiles. Mil veces más coherente es el spirou de Franquin o el Tintín de Hergé, porque aceptaban lo inverosimil de su secuencialidad, y por tanto no pretendían “racionalizarla” (yo flipo cuando alguien elucubra sobre la correspondencia objetiva entre el tiempo Marvel y el tiempo real), sino mantener, sencillamente, un principio de “no contradicción” y punto. Algo que deberían aprender los supers, pues en su sacrosanto seguimiento de la continuidad han caído en contradicciones que hacen añorar la coherencia interna del Superman de los 50.
Lo que se espera d eun comic de Spiderman es que se mantenga un base “emocional” del personaje, y qiue sta pueda desarrollarse en contextos y época vasriados. El Peter profesor d elos primeros números de JMS era Peter a pesar de que su vida fuera diferente (al menos para mí, que no leía historias de Spidey desde el Amazing 157). Era Peter, pero un Peter mayor. Y bueno, tía May no lo era, pero tía May “necesitaba” no serlo, porque si no era un personaje acabado. Lo de Gwen, por el contrario, es otro cantar (y estoy completament de acuerdo con lo dicho en el post).
Lo que pretendo decir es que no tengo la más mínima intención de conocer o seguir la cronología completa de Peter, porque es una cronología falsa, fruto de decisiones editoriales o improvisaciones de guionistas poco escrupulosos más que de una visión de conjunto sobre el personaje. Me interesa, eso sí, una cronología “selecta”, en la que reuno las historias que considero interesantes (y no, no está entre ellas “Triunfo y tragedia”, que debe ser buenísima visto lo que paga la gente por ella), pero pido que entre ellas haya una “continuidad del personaje” más que una “continuidad biográfica” (como ocurre con el Batman del DK, que supongo hoy debe estar fuera de toda continuidad oficial, pese a que, para muchos, no hay un Batman más oficial -más digno de serlo- que ese). Y en esa “continuidad seleccionada”, sin duda los diez primeros números de JMS (desde la llegada de Morlun hasta la conversación) entran con nota, porque mantienen al personaje renovando su contexto. Si el tema de la identidad en CW permite buenas hitorias /situaciones cone se marco, bienvenida sea la situación (que todos sabemos que no durará, y volveremos a lo de siempre…pero disfrutemos de este verosimil What if siempre que aporte alguna alegría mientras dure). Si no las aporta, no será peor que las historias de otros guionistas que jamás arriesgaron nada.
4º “el planteamiento de Civil War está viciado desde su plantemaiento”. No sé hasta qué punto CW depende de JMS, pero reconozco que, aunque he disfrutado con muchos de sus guiones, cuando ha tratado interrelaciones con la sociedad y política reales, me ha parecido, no ya discutible, sino vergonzoso. La moralina política que desprende el episodio de la (por otra parte excelente) reconciliación entre Peter y MJ en el aeropuerto es execrable. Defensa a ultranza del dictador “a quien no se debe matar, sino someter a un juicio justo…algún día” mientras spidey y el Capi se cepillan (matan) a los terroristas (qué fácil poder poder ponerles, a ellos sí, este nombre) que querían acabar con él.
5º No mentemos el Ultimate Spidey. En cinco años ha desarrollado un número de historias equivalente al de los dos primeros años de Stan Lee, y ya ha repetido esquemas que Lee tardó más en repetir. Y, además, Ultimate tiene la ventaja de partir de argumentos ya inventados (que sí, se pueden variar, pero Veneno, Octopus, Los seis siniestros, no son ideas de Bendis, lo cual supone un trabajo más fácil que, por ejemplo, la reinvención de Tia May desde el universo tradicional, tan viciado por la continuidad y el tedio).

Raúl López
Admin
22 junio, 2006 22:48

Hola Marqués tu tranquilo que es para algo bueno ya verás y envia ese e-mail!! 😉

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
23 junio, 2006 0:37

Un breve comentario, yo solo diré que todo lo que está pasando en la nueva Marvel me está encantando. Veo mucho miedo al cambio, la verdad. Y realmente… ¿tanto cambio es? Yo si que veo al mismo spidey que llevo coleccionando desde hace más de diez años. Quizá en otras circunstancias y situaciones pero eso es lo interesante. Bravo, no solo por strac, sino por Quesada, Bendis, Millar y todos los ideólogos que están haciendo que Marvel vuelva a ser la repera.

Marqués
Marqués
23 junio, 2006 1:44

E-mail enviado, Raul

ricky
ricky
23 junio, 2006 10:06

“Muy interesante tu apreciación final, Ricky. Supongo uqe esto viene en parte de que los personajes de Dc ya pasaron el manto de la Golden a la Silver Age. Cuesta más pensar en ese relevo para Clark o Bruce, incluso para Diana, que ya veremos cómo acaba la cosa. ”

Creo que, el cómo pasaron ambas editoriales de la Golden Age a la Silver/Marvel Age, es una de las diferencias fundamentales entre ambos universos.
El hecho de que Flash no fuese necesariamente Gay Garrick y que Green Lantern no fuese necesariamente Green Lantern, hizo menos traumáticos los relevos de Barry Allen y Hal Jordan.
Por esto mismo, cuando Superman y Batman siguen siendo Clark y Bruce en la Silver Age, los hizo irremplazables, más Clark que Bruce, quién sí tuvo que ceder su manto temporalmente, y ya tiene a Dick cómo “Batman de reserva” (¿no se especuló con esta posibilidad tras IC?).
Ahora sí, también ayuda a que haya relevos generacionales, el hecho de que en DC hay sidekicks, y en Marvel, teóricamente, no (¿Jovenes Vengadores?¿Nuevos Mutantes? no sé de qué me están hablando…)

Phantomas
Phantomas
Lector
23 junio, 2006 10:49

“Astérix no evoluciona y nadie me dirá que no son buenos estos cómics!!”

¿No hablas del último tomo, verdad Toni?

Bromas aparte, aunque reconozco el encanto de los Asterix, Tintín, Calvin&Hobbes, etc, donde nada cambia, creo que parte del éxito de los SH’s se debe a esa serialización de su vida, y eso implica cambios y evolución.

Para mi, sí es necesario que un personaje evolucione, sobre todo si como en el caso de Spiderman se empieza con 15 años y se le suponen unos 30 actualmente. Vamos, que lleva más tiempo como SH que yo trabajando. Y desde luego, si yo miro atras creo que no me parezco en nada a como era hace 18 años… Y si esos cambios se hacen coherentemente, de acuerdo con las experiencias que se le supone al personaje, entonces ya es cuando disfruto de lo lindo. Es por eso que, yo personalmente, prefiero colecciones más de “autor”, tipo el Starman de Robinson o el excepcional Sandman (aunque esto ya se aleja más del concepto de superhéroe), donde se ve perfectamente la evolución no solo del personaje principal, sino de todos los secundarios más o menos recurrentes en la serie.

El gran problema, en mi opinión, es que cuando el personaje no tiene un final más o menos definido, cuando la colección (y, además, en muchos casos son LAS colecciones) tienen que aguantar años y años, hay momentos, como decia alguien, en que la “continuidad” se vuelve absurda, y o se hace borrón y cuenta nueva (DC y sus Crísis), o se toman solo los aspectos que a uno (el guionista) le interesan y se prescinde del resto.

De todos modos, yo creo que esta “era del editor en jefe” no será tan terrible, porque aunque es verdad que se están produciendo cambios importantes en algunos personajes, creo que los guionistas encargados de llevarlos adelante están por encima de los Mackie, Lobdel y compañia de la época de los 90. Y los cambios, bien hechos, siempre me resultan agradables. Y a veces, salen obras maestras. O me va a decir alguien que el Born again no suponía un cambio radical en lo hecho hasta el momento en DD…

Da-Snack
Da-Snack
24 junio, 2006 15:17

Los fanáticos y su miedo al cambio, un clásico ya.

han mas solo que la una
han mas solo que la una
25 junio, 2006 13:57

La cagada que hicieron con el personaje es no aclarar lo sucedido con May Parker, su hija. Si esta muerta…que interes podría tener Osborn por un feto muerto?

X2006
X2006
29 julio, 2006 13:36

Siempre acaban por joderlo todo (nunca mejor dicho), no pueden estarse quietecitos y respetar las obras de los demás. La psicologia de Gwen Stacy es aniquilada por Straczynski en Sins Past de manera insultante. Se carga al personaje y la imagen idealizada que de ella han tenido los lectores durante más de 30 años. Le pone los cuernos a Peter en una tarde sin que el guionista se moleste en desarrollar una subtrama para explicar una supuesta relacion Stacy-Osborn que no se cree ni el gato. Pero es que ni eso. Llega, se la camela, pim-pam a la cama y toma bombo. Y se supone que con Peter han estado haciendo manitas. O sea, una chica inocente, casta y modosita (según la imagen de Lee y Romita de siempre) que no quiere ir mas allá con su novio del que está enamoradísima porque aún es pronto, tiene una tarde de sexo apasionado con el padre de un amigo suyo al que conoce de vista y además, se queda embarazada. Acojonante. Realmente el guión en sí es infumable si nos basamos en la personalidad de Gwen Stacy que tan cuidadosamente desarrollaron Lee y Romita, pero bueno, supongo que algún día tenia que suceder algo así. Algún día tenian que destrozar las obras ajenas. Es lo que pasa cuando se le ofrece tanto beneplácito a un guionista que trabaja con guiones y personajes ajenos, que acaba por apropiárselos.
La parte buena de semejante pastel, es que Peter Parker ha dejado de ser un personaje atormentado. Ahora es un personaje atormentado, puteado, vejado, humillado, engañado y cornudo. Ya puede ir medicándose.