SHIELD #2: “La Teoría de la Vida Eterna de Newton”

Por
25
994

Hace cuatro mil seiscientos años, un fuego cayó desde los cielos sumiendo en el caos a la que por entonces era la más próspera civilización sobre la tierra. Aquello pudo ser el fin de los días, pero un hombre se interpuso en el umbral entre lo que era y lo que debía ser y, al frente un grupo de elegidos, salvó al mundo de su final. Así nacería la Hermandad del Escudo, un concilio secreto que desde los albores de nuestra Historia ha estado defendiendo a la Tierra de amenazas como los Celestiales o Galactus.

Esto nos lleva directamente hasta los años 50 cuando el joven Leonid es reclutado para unirse a los protectores de nuestro mundo liderados por Sir Isaac Newton. Alojándose junto a ellos en la secreta urbis immortalis hasta la providencial llegada de su padre, la Máquina Nocturna, con la intención de reducir al Concilio a cenizas. Acompañando a su padre en su huída, Leonid terminaría separándose de él para adentrarse en el Iter en busca de su destino. Este se presentaría con una imagen muy particular, la de un Leonardo DaVinci llegado desde las estrellas sosteniendo la esperanza en su mano.

A continuación os desgranamos los principales detalles de SHIELD #2 de cara a refrescarlos para adentrarse en su tercer número que sale a la venta hoy miércoles. Para cualquier duda sobre los eventos del primer número, consultad este enlace.

Comunismo Capital

Como fondo a la trama central, la historia de Jonathan Hickman continúa teniendo lo que parece la forja de la actual S.H.I.E.L.D. (Oficina Central Suprema de la División para la Aplicación de la Ley y Espionaje Internacional), agencia de seguridad con jurisdicción internacional creada por el gobierno estadounidense allá por los años 60/80 (según al guionista que le preguntes, consecuencias del fenómeno de constante dislocación temporal al que está sometido el origen del Universo Marvel actual). El responsable de su creación no parece ser otro que el propio Howard Stark y en su mensaje se hace gala de una exaltación de la comunión universal de los habitantes de la tierra donde el esfuerzo del individuo ejerce como medio para el progreso de la sociedad. Este discurso es ya un tema recurrente en la obra del guionista (algo parecido puede leerse en boca de Reed Richards en su etapa en Los Cuatro Fantásticos) otorgando cierta cohesión al rumbo que parecen compartir sus colecciones.

Brillante inventor y fundador de Industrias Stark junto a su padre, el padre del creador de la armadura Iron Man ha estado fuertemente relacionado con proyectos armamentísticos para la defensa del “mundo libre” desde que en plena IIGuerra Mundial tomara parte fundamental en el Proyecto Manhattan creando el dispositivo Arsenal. Bebiendo las alusiones a su papel en la creación de S.H.I.E.L.D. directamente de su versión fílmica, su membresía dentro la Hermandad del Escudo no es la primera afiliación a organizaciones secretas que se le haya llegado a aludir, pues anteriormente ya fue presentado como miembro del Club Fuego Infernal tanto como del Batallón-V. En el caso de la primera siempre se aseguro que sus intereses eran puramente “festivos” mientras que su vínculo con el operativo creado por antiguos combatientes de la II Guerra Mundial dedicado a la caza de criminales nazis (a los que se llegó a sugerir responsables del accidente que acabó con su vida y la de su esposa) bien podría ser posterior a la formación de S.H.I.E.L.D. o directamente derivado de esta.

Lo que parece estar claro es que el padre de Tony Stark tuvo un papel fundamental en lo que a la conformación de la comunidad superhumana durante la época de transición entre el boom de la II Guerra Mundial y su posterior estallido durante la época actual.



Desafiando a la Muerte

Como ya expusimos en el artículo del número anterior, una de las mayores obsesiones de Sir Isaac Newton fue encontrar el elixir de la vida eterna. Ferviente teólogo y alquímico dedicado que trato de exprimir todo el jugo a cualquier documento ocultista que cayera en sus manos. Bajo el pseudónimo Jeova Sanctus Unus, Newton escribió más de un millón de palabras (más de lo que teorizase sobre cualquier otro tema) sobre cuestiones como la transmutación de los elementos o la piedra filosofal. Discípulo de Isaac Barrow y Henry More, llegaría a afiliarse a la Rosacruz escribiendo obras como Praxis, Index Chemicus y De Natura Acidorum, siempre desde un punto de vista empírico en el que aplicaba sus conocimientos de la física.

Sintetizando sus propios medicamentos mediante los que salvaguardar su salud, el prolongar su propia vida lo máximo posible siempre estuvo entre sus principales inquietudes. Aunque en el mundo real consiguió vivir hasta los 85 años (todo un logro para la época) Jonathan Hickman le ha dado la oportunidad de llegar más allá perviviendo desde el siglo XVII hasta bien entrado el XX con el hallazgo de la fórmula para burlar el trámite de la muerte: Un fluido dorado y refulgente similar al magma de propiedades y características todavía por determinar.

Siendo el oro un compuesto fuertemente arraigado en las teorías alquímicas, no es la primera vez que en el universo marvel se los ha relacionado con las manifestaciones máximas de la vida, siendo Adam Warlock y el nuevo X-Men Elixir los casos más representativos (además de la contrapartida femenina del primero). Uno creado artificialmente por la colmena y el otro mutante de nivel omega, aunque el rango de poder de Warlock va mucho más allá que el del joven Homo superior, ambos podrían considerarse avatares de la vida llegando sus paralelismos a compartir una lucha con sus respectivos lados oscuros. Cualquier relación de este fluido dorado dador de la vida eterna y la forma aurea de los anteriores no deja de ser mera especulación, pero bien pudiera existir algún tipo de relación.

La inmortalidad, o por lo menos la longevidad extrema, no es algo raro en el universo Marvel. Dejando de lado a los dioses, demonios, otras entidades abstractas o especímenes derivados de otras razas ya sean terrícolas o foráneas, a lo largo de los años hemos visto numerosos medios por los que distintos humanos han conseguido prolongar su vida más allá de los límites normales.

Una de las primeras variantes de inmortalidad dentro de la raza humana la encontramos en la concepción de la misma al crear los Celestiales al centenar de miembros de la raza Eterna, cuyo nombre se aproxima bastante a uno de los principales rasgos de su especie. No serían los únicos bendecidos por la tecnología de los descomunales viajeros cósmicos, la cual corre por la sangre de Apocalipsis así como de su estirpe de descendientes, el Clan Akkaba, y la de sus siervos bendecidos con ella. Dadora de poder y vida, el gélido fluido que recorre sus venas ha sido codiciado por Drácula y el caldo sobre el que se han forjado otros inmortales como Éxodo o Mister Siniestro. Habría que añadir a los que han seguido los pasos de este último heredando sus conocimientos para o su ciencia para prolongar su vida como el caso del Alto Evolucionador.

La diversificación de la especie humana en diferentes subespecies derivaría en nuevas posibilidades de inmortalidad sustentada en condiciones genéticas especiales. No son pocos los mutantes que han conseguido trascender a sus congeneres durante siglos y milenios. Mutantes como los prehistóricos Rómulo o Selene, el indestructible Forever Man, los externos a los que pertenece el X-Men Bala de Cañón, Azazel y sus Neyaphem o los Cheyarafim que poblarían el firmamento con ángeles. Mutantes como Jonas Graymalkin, la Matriz Negra, Mortal Yves, Mister Inmortal, Damian Tryp o Madam Web. Esto incluiría a miembros de la especie atlante como Namor, su prima Namora o Naga o a los que han conseguido serlo gracias a trascender a su forma física como el Rey Sombra.

Otros no eran más que meros humanos hasta cruzarse con misteriosos artefactos arcanos otorgadores de gran poder mediante los que conseguirían su inmortalidad. Gente como los Bloodstone, Maha Yogi, harek Korgon, el Agente Sum, Hacha Negra, el Amo del Mundo, Clarity o Garokk. Suerte para ellos no haberla obtenido por una maldición, pues tampoco son pocos (Centurious, Suicida, Eliphas, el Capitán Fate, Terror INC…). Como tampoco faltan los que la obtuvieran por la bendición de los dioses (Skurge el Verdugo) o que descienden directamente de ellos (el Clan Destine, los hijos de Aggamenon…)

Tampoco son pocos los místicos que han accedido a ella mediante el dominio de sus artes. Los miembros de La Sangre, Morgana Le Fay durante la era artúrica, Belasco en pleno Renacimiento, Cagliostro bien avanzada la edad moderna, el Anciano que fuera mentor de Stephen Strange, Kaluu, el misterioso Conde San Germain, el propio Doctor Extraño, el Barón Mordo, el Doctor Druida, el Mago Carmesí… la lista es interminable. Tanto como lo es la de criaturas emergidas de las artes oscuras con Drácula y su legión de Vampiros (raza entre las que están Varnae, Torgo, Turoc, Lilith, Deacon Frost, Blade o Spitfire entre muchos otros) o licántropos como Jack Russell. Eso sin olvidar a los no muertos como la momia M’Kaatu a criaturas de pesadilla creadas por la ciencia como el monstruo de Frankenstein o el Hombre Cosa. Sin salir de ese campo, tenemos a los que, ya sea manipulándolos voluntariamente o viéndose beneficiados por ellos han visto su vida prolongada durante más o menos tiempo. Cultistas de La Mano como el Maestro Izo, Tarántula Negra, Ogun, Víbora o Piedra. Campeones de las Siete Ciudades Celestiales como Fat Cobra. Alquimistas como Esteban Diablo o aventureros que han conseguido engañar a la muerte como Mortigan Goth Inmortalis. Eso por no hablar de personajes ligados a poderes totémicos como los Kraven, el Hombre Gorila o Morlun o productos de sus propias creaciones como Robert Hellsgaard.

Durante el último siglo y los albores del mismo, la proliferación de individuos que desafiarían el paso del tiempo vendría determinada por la aparición de mutantes descendientes de Rómulo (Dientes de Sable, Lobezno, Chico Salvaje, Daken…) así como los numerosos proyectos desarrollados durante la II Guerra Mundial y la Guerra Fría desarrollando métodos bastante eficaces para realentizar el paso del tiempo como los que otorgarían su longévidad a gente como Doctor Némesis, Thin Man, Fin, el Coronel América o La Reina. La Habitación Roja encontraría sistemas de gran eficacia para realentizar el envejecimiento en efectivos como la Viuda Negra, el Soldado de Invierno o Iván Petrovic mientras que el Equipo X lograría lo propio bajo un sistema desconocido (¿Sintetizado con el ADN de Lobezno?) con Mística, Maverick, Masacre y otros. Jacques LeBeau y el Barón Von Strucker lo conseguirían gracias a la Princesa Momentánea mientras que Nick Furia y sus chicos mediante la Fórmula Infinito. ¿Estará esta última relacionada con el dorado fluido mediante el que Newton y el resto de los miembros de la Hermandad del Escudo consiguen su longevidad? Quien sabe.



Las Verdaderas Centurias Astrológicas

Otro de quien también os hablamos en el artículo del numero anterior es del médico y astrólogo francés del siglo XVI Nostradamus. Famoso por sus predicciones de futuro, muchas de las cuales perduran hasta nuestros días habiendo interpretes que incluso aseguran que auguro la II Guerra Mundial y la actual crisis mundial, en SHIELD podemos verlo preso en las catacumbas de Urbis Inmortalis asistiendo al Alto Concilio de la Hermandad del Escudo con sus visiones de futuro a cambio de conservar su inmortalidad.

Hickman se mantiene fiel a las cuartetas con las que el propio Nostradamus adaptándolas para poner en boca del augur la siguiente profecía cuando Newton le solicita su asistencia:

“Los sonidos de la guerra retumban en el cielo:
pronto, el hijo de Eternidad regresará:
pronto, el hijo de las estrellas nacerá:
destino o albedrío, el mecanismo lo desvelará”

Cabe destacar además que, tanto en el interior del comic como en la portada alternativa centrada en Nostradamus podemos ver una serie de detalles bastante interesantes. Así por ejemplo, podemos ver sus antebrazos cubiertos con jerogríficos egipcios destacando la presencia de un udyat (ojo de Horus) sobre el dorso de la mano derecha y un escarabeo sobre la izquierda. Mientras que el primero era un símbolo de protección mística que ejemplificaba la perfección y el equilibrio mientras que el segundo otorgaba fuerza y poder siendo un símbolo de la resurrección. Ambos son además dos signos solares, lo que vuelve a incidir en la importancia rol del fénix/sol como imagen de unidad y poder para la Hermandad del Escudo.

Además, volvemos a tener la imagen de la rueda zodiacal, otra símbolo relacionado con el ciclo solar a lo largo del año, con un signo grabado en cada dedo pero sin seguir un orden concreto y dejando fuera tanto a Leo, como a Virgo y a Escorpio. Porqué son estos lo que faltan en concreto es un misterio, pero también es cierto que el signo del pulgar izquierdo es imposible de apreciar. La disposición queda tal que así:

Pulgar Derecho
Cáncer

Índice Derecho
Libra

Corazón Derecho
Piscis

Anular Derecho
Aries

Meñique Derecho
Tauro

Meñique Izquierdo
Géminis

Anular Izquierdo
Acuarius

Corazón Izquierdo
Capricornio

Índice Izquierdo
Sagitario

Dirigiendo nuestra atención a la pared a la que Nostradamus está encadenado, podemos apreciar numerosos grabados y pictogramas bastante reveladores. A parte de una infinidad de formas geométricas que parecen representaciones astronómicas y con las que confieso que me pierdo, me inquieta ese circulo dentro del cual aparecen varios triángulos rectángulos, una figura que me suena muchísimo pero soy incapaz de centrar. A parte de esas formas, en la portada podemos ver:

¿El Doctor Muerte luchando contra Reed Richards con un relámpago en su mano cada uno?

Los Cuatro Fantásticos a punto de iniciar su viaje original

Charles Xavier contra ¿Magneto? iniciando la guerra genética.

El Capitán América despertando de su sueño bajo el hielo del ártico

Cable sosteniendo a Hope entre sus brazos



El Nacimiento del Hombre

Con su regreso al mundo de los vivos, Leonardo DaVinci provoca el estimulo necesario para que Loenid recupere los recuerdos de su infancia que permanecían dormidos dentro de su memoria. Sobre un observatorio flotante debajo del cual medra la ciudad de Roma, el escenario no podría ser más onírico, viendo como por la mente de Loenid desfilan monstruos humanoides reunidos en torno a un altar con un reluciente tomo sin palabras.

Tratándose con toda posibilidad de los Desviantes, dicho tomo podría tratarse del Libro de Krask del que Gaiman nos hablara durante su andadura en Eternos. En él se incluye toda la base de la religión desviante en torno al Celestial Durmiente Tiamat, quien, según recogen las “no-escrituras”, se opuso a la segunda hueste siendo el primero de entre ellos en tener un pensamiento independiente al negarse al exterminio de la civilización de sus monstruosas creaciones. Encerrado por sus compañeros bajo las colinas de la Bahía de San Francisco, el Tiamat comparte con Leonid su naturaleza como soñador global. En continuo estado cuarto creciente en su forma natural, y con sus pies descalzos a veinte centímetros sobre el suelo, el joven ya revelaría la capacidad de su propio padre, la Máquina Nocturna, noche encarnada, para llenar su mente de pensamientos e ideas. Es aquí donde DaVinci retoma el papel de su supuesto progenitor reviviendo memorias en las que era entregado a un hombre brillante como la superficie del sol. El Hombre Eterno (Forever Man).

Dicho alias ya había sido usado por J.M. DeMatteis y Steve Leialoha para un personaje introducido en páginas de Spider-Woman y que ya se las viera con el Capitán América y los Vengadores. Mutante originario de la prehistoria, estaba estrechamente vinculado a las fuerzas vitales de la tierra por lo que, cada vez que moría, resucitaba sobre sus cenizas cual ave fénix emprendiendo una nueva vida sin recuerdo del anterior. De nuevo volvemos a evocar al conocido pájaro de fuego que representa al motor vital universal dentro del universo Marvel y de nuevo volvemos a tener a una encarnación de la vida con forma aúrea.

Claro que esto sería solo si el que nos introduce Hickman es el mismo que viéramos en aquellas páginas, pues su aspecto no se parece demasiado salvo, vagamente, a cuando tuviera su forma compuesta de plasma solar.

En el resto de los recuerdos vemos al joven Leonid, con un aspecto cada vez más parecido al del Capitán Marvel (Rick/Genis) cuando este accediera a la consciencia cósmica, como parte de un dispositivo en el que también vemos integrados a su alrededor a la Máquina Nocturna y una mujer de aspecto luminoso como la noche y el día acogiendo a las estrellas entre ellos, una imagen bastante poética que en mucho recuerda a los mitos primordiales en los que la unión de contrarios generaba frutos que ejemplificaban los mejores atributos de si mismos.

Otros libros provenientes de dicha época serían el Libro de Vishanti y el Darkhold, cada uno pilar básico sobre el que se asienta las principales vertientes de la magia en el universo Marvel. De nuevo la claridad y las tinieblas en comunión y perpetuo conflicto como el ying y el yang. Sin embargo, tampoco se acaba de ver una relación de Leonid con el entorno místico/mágico si no más bien con lo metafísico/cosmogónico, por lo que esto tampoco parece del todo probable.



La Máquina Nocturna

Enfrentándose en Urbis Inmortalis contra la Máquina Nocturna, Howard Stark y Nathaniel Richards revelan un poco más de la naturaleza de la Máquina Nocturna. Tras dañar su núcleo con una de las armas construidas con la tecnología de El Nido, este comienza a crecer más allá de su masa crítica obligando a Nathaniel a abalanzarse sobre él con el objetivo de reemplazar el núcleo antes de que arrase la ciudad. Posando sus dedos sobre el mismo en el momento de ruptura, Richards se ve escindido en sus infinitas versiones alternativas arrasando los restos de la explosión varios metros a la redonda.

Pero, ¿Qué ha ocurrido con Howard, Nathaniel y la Máquina Nocturna?

Del primero prácticamente podemos afirmar por el inicio del comic que no tardaremos mucho en saber de él, mientras que en lo que respecta a sus acompañantes es bastante más dudoso. Para saber del padre del líder de los Cuatro Fantásticos tendremos que ir al número 581 de dicha colección, así que SPOILER para todo el que no lo haya leído.

Aviso de Spoiler

Por lo expuesto en las páginas de este cómic, la captación de Leonid se produjo tras la despedida de Nathaniel Richards y su hijo en el número 572 de Fantastic Four. Abandonando el hogar familiar para dedicarse a sus obligaciones como miembro de la Hermandad del Escudo, tras enfrentarse a la Máquina Nocturna sería arrastrado a través de la corriente temporal al canalizar la energía del núcleo de este durante la explosión. Aterrizando en Cronopolis, la urbe al final del tiempo gobernada por Inmortus, junto a todas las versiones alternativas de si mismo con el añadido de que su envejecimiento se vio detenido y ganó cierta habilidad para controlar el tiempo.

Con la congregación de tantos Nathaniels en una única línea temporal convertida en una amenaza para el multiverso, Inmortus les propondría la oportunidad de que uno de ellos fuera acogido en su reino con la condición de que fuera elegido entre ellos. Aquello desencadenó una guerra entre los diferentes Nathaniels mientras que el original se adentraba en el espacio tiempo buscando alejarse de aquel conflicto.

En lo referente a la Máquina Nocturna, DaVinci vaticina su regreso para tres años en el futuro, pero qtendrá lugar tres años en el futuro, pero que lo hará en una forma completamente nueva. Alterado por el accidente que lo ha desplazado más allá del tiempo y el espacio siendo transformado, junto a los hombres que estaban junto a él, en algo más útil.

Como detalle aparte, el funcionamiento de las armas empleadas por los agentes de la Hermandad del Escudo. En constante estado fluido, siempre como si estuvieran a medio construir, parecen adaptarse a las necesidades de sus usuarios como hace Stark al convertirla en una especie de cetro con la que crear un plano energético transversal con el que golpear el núcleo de la Máquina Nocturna. Cuando Howard hace eso, Nathaniel apunto esta de llamarla por algún nombre. ¿Un guiño para los lectores? ¿Un arma universal similar a la Ronan? Personalmente soy incapaz de centrarla si así fuera.



El Arquitecto Celestial

Desde la propia boca del inventor renacentista, Hickman describe a Leonardo DaVinci como un arquitecto universal. Alguien con la habilidad de ver la estructura de todas las cosas y encontrar el modo de como hacerlas funcionar mejor. Esto recuerda en gran medida al Reed Richards que nos ofrece cada mes en Fantastic Four, pero el propio Hickman ya comentó que pretendía crear una especie de Mister Fantástico renacentista con su versión de DaVinci.

Nos encontramos con un inventor familiarizado con conceptos como los agujeros de gusano (el iter mismo, al que describe como una puerta a través del tiempo y el espacio) desorientado al joven Leonid hablándole de la Máquina Humana. Idea introducida en el primer número de la colección (ver artículo de SHIELD #1) se revela que cada componente del dispositivo corresponde a un individuo que, en comunión con los demás darían lugar a un dispositivo de nivel cósmico con la capacidad de cambiar a la humanidad para siempre.

La idea de la máquina humana en la que diversos individuos toman parte de un todo global mediante el que llevar a la sociedad de la que forman parte a un nuevo paso evolutivo no es una idea nueva dentro del Universo Marvel. Ahí tenemos las Uni-Mentes, desde las creadas por los Eternos hasta las que forjaran Krees o Skrulls como un compendio de los logros de su civilización. Buceando en los comics de Claremont, encontrábamos una idea similar en el cierre de su primera macrosaga Shi’ar en Uncanny X-Men cuando la Patrulla X formaba una especie de circuito mediante el que fortalecer a Jean Grey para que esta pudiera evitar que la realidad se desvaneciera durante la crisis del cristal de M’Kraan. Esta misma idea la retomaría para X-Men The End de una forma muy similar a lo planteado por Hickman con la Máquina Humana tomando como base el cuadro sephirótico. O por mencionar, las intenciones de los Jóvenes Dioses de crear el Celestial terrestre. Varios precedentes que hacen encajar esta idea de forma orgánica permitiendo que Hickman desarrolle los engranajes como nunca antes se había visto.

Ahora sabemos que el núcleo del dispositivo, La Fuente, no es otro que Leonid, la díanmo eterna generadora de esperanza mediante la que se alimenta el todo. Su presunto padre, la Máquina Nocturna es el Mecanismo, la aplicación práctica que pone fin ha todas las posibilidades haciendo que el supuesto se convierta en hecho. Y para terminar, la última porción conocida correspondería a Forever Man, el Motor, total iluminación y agente del destino que provee la chispa para que el movimiento se pueda dar. Falta por conocer los otros cuatro componentes, pero es de suponer que la mujer que aparecía en los recuerdos de Leonid fuera una de ellos.

Erigiéndose como mentor de Leonid, DaVinci pretende llevar estas nuevas ideas inculcadas en su mente en rumbo directo de colisión contra Los Que No Mueren, los actuales regentes de la Ciudad Inmortal y hacer frente a estos en el concilio ante la Reliquia Sagrada. Ferviente defensor de la experiencia humana infinita, DaVinci fundó aquel Concilio para promover una visión de futuro que ha dejado paso a ideas como la conclusión lógica, la inevitabilidad y el fin. Con objetivo de que esa congregación de ideas converjan en una propia en Leonid, DaVinci está allí para poner fin a la ideas de su sucesores. La Hermandad del Escudo se ha apoyado durante demasiado tiempo sobre sus hombros y es hora de reconstruirla en una dirección mejor.



La Trinidad

El tercer número de SHIELD sale a la venta hoy miércoles resolviendo las dudas de como Galileo Galilei derrotó a Galactus, los secretos de Isaac Newton y para que ha viajado Leonardo DaVinci 400 años al futuro. Aquí os dejamos las primeras imágenes del número.

25 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
The_unforgiven_too
5 agosto, 2010 0:07

Pedazo de artículo, esta serie es muy densa y compleja, pero con trabajos como este es mas sencillo no perderse entre tantas referencias.

Tiegel
Tiegel
5 agosto, 2010 0:11

Pedazo de artículo y pedazo de serie. En pocas palabras: la madre que me parió

Tiegel
Tiegel
5 agosto, 2010 0:22

Al menos dos personas estamos de acuerdo en que es un pedazo de artículo jajaja

John Space
John Space
5 agosto, 2010 0:28

Parece como si quisieran mezclar a Morrison con el steampunk.

Maesemediarock
Maesemediarock
5 agosto, 2010 0:31

Se sale pedazo de artículo y comic. Espero que cuando salga en España en un buen tomo con material extra para leerla bien.

Loki
Loki
Lector
5 agosto, 2010 0:38

Acojonante! Enhorabuena y gracias!!!

DaniSpite
DaniSpite
Lector
5 agosto, 2010 0:47

Esta serie está cargada de contenido que, de no ser por estos artículos, se me escaparía.  Obligada referencia para cuando tenga el tomo entre mis manos…
PD: La referencia a Cable y Hope se me hace un pelín extraña entre el resto, que son todas más atemporales.

Ibaita
Ibaita
5 agosto, 2010 1:01

Gran curro el del artículo, sin duda. Enhorabuena.

Luis Javier Capote Pérez
Autor
5 agosto, 2010 1:04

Magistral artículo. Ganas de leer la serie, proclamo.

Olga
Olga
Lector
5 agosto, 2010 1:40

Pasada de articulo y que me hanpicado la curiosidad con la serie

Diomedes
Diomedes
5 agosto, 2010 1:43

Buf ,me parece hasta demasiado densa. En fin ,cuando salga la comprare a ver si me entero bien de que va.
Aunque me parece que la disfrutare mas como un Elseworlds que otra cosa ,francamente no me gustaria que todo esto estuviese metido en la continuidad Marvel habitual.

dr ch
dr ch
Lector
5 agosto, 2010 3:15

gran articulo!
Que feo el error ortografico en el cover de SHIELD #3 eh. Es Isaac Newton, no Issac jaja pero no quita que esta historia es realmente fascinante

Nowhere Man
Lector
5 agosto, 2010 3:40

Respecto al error, se supone que es el gemelo de Isaac newton , según leí en una sinopsis corta

otelo
otelo
5 agosto, 2010 4:37

Olvidense de Old man Logan eso un comic palomitero este comic de Shield realmente es bueno, de las pocas cosas que me gustande Marvel…(aparte de las heroinas 🙂 )
Excelente articulo, espero con ancias el dia que salga el tomo recopilatorio.

Banshee
Banshee
Lector
5 agosto, 2010 10:10

Me recuerda en algunos puntos a Assassin´s Creed sobre todo al 2 peo tanto grafica como argumentalmente me parece hasta el momento lo mas interesante que publica Marvel.
Espero que Panini le tenga preparado un tomo en condiciones para su salida en España.

luisfernandogcruz
luisfernandogcruz
5 agosto, 2010 11:17

Pues shield, esta en otro nivel gracias DANIEL, gracias a ti he podido apreciar un par de detalles que no los percibi.

_Carmen_
_Carmen_
5 agosto, 2010 13:35

Muy interesante el articulo, aunque me sorprende que nadie del universo marvel haya interpretado los dibujos de Nostradamus, pero bueno.

stp
stp
5 agosto, 2010 16:50

Impresionante, más que artículo, tesis de este comic, indispensable para atender todo el contexto y trabajo en él, felicidades, artículos como éste y gente extraordinaria como Daniel Gavilán hace de ZN uno de los mejores sites.

wolvie
wolvie
5 agosto, 2010 19:03

Hay ciertos nacimientos que deben quedar como estan. Asi sean en el universo marvel. Ya cuando buscamos el nacimiento del nacimiento del nacimiento no esta bueno.

dr ch
dr ch
Lector
6 agosto, 2010 19:21

ISSAC hermano de isaac? jajaja nono fue un error y un error grande y estupido. ya me lei el #3 para corroborarlo y la pifiaron de lo lindo

waspym
waspym
6 agosto, 2010 19:48

entre los buscadores de la inmortalidad te falta tyranus, el enemigo de hulk y del hombre topo, procedente de la roma clasica y que se adentro en subterranea en busca de la fuente de la eterna juventud y que encontro…

alienigena
alienigena
Lector
6 agosto, 2010 23:20

Mi más sincera ehorabuena por el artículo. Excepcional. Tengo muchas ganas de que el comic llegue a España.

luisfernandogcruz
luisfernandogcruz
6 agosto, 2010 23:37

Pedazo de articulo asi, hasta se olvidan de comentar susu comentarios de odio a morrison y de faantismo y de peleas tontas xd LOL. saludos

Tildoras
Tildoras
8 agosto, 2010 3:37

¿Tendrán que pagarles derechos de autor a los herederos de Da Vinci, Newton, Galilei…?

Toño
Toño
8 agosto, 2010 23:34

articulo: increible
11/10