Sex vol. 1: Ese verano largo y duro

Por
11
621
 
Sex_portada_Aleta

Edición original: Sex #1-8 (Image Comics).
Edición nacional/ España: Sex vol. 1: Ese verano largo y duro (Aleta Ediciones).
Guión: Joe Casey.
Dibujo: Piotr Kowalski.
Entintado: Piotr Kowalski.
Color: Brad Simpson.
Formato: Tomo rústica, 192 páginas / Grapa, 32 páginas.
Precio: 17,95 € / $2,99.

 

Joe Casey sabe mucho de ser provocativo y de llamar la atención en este medio, tanto o más que de los mismos cómics de superhéroes, de cómo funcionan estos y, claro, de cómo crearlos, escribirlos y llevarlos adelante. Quienes lo hayan seguido por cierto período de tiempo ya lo conocerán muy bien en este aspecto, sea por sus cómics, por las entrevistas que brinda promocionándolos o por los textos que suele incluir al final de las grapas de algunos de ellos. Y quienes no lo conozcan, lo aprenderán al notar que Sex no es un cómic pornográfico, ni siquiera lo definiría como erótico, y su título parece escogido esencialmente para sobresalir entre la marea de títulos que circulan por delante de los ojos de los compradores. De hecho, el primer número de la serie regular tiene sólo una escena que hace justicia a la cabecera, dándonos a entender que esto irá más allá de eso.

En los subsiguientes capítulos de la colección sí nos encontraremos con mucho más contenido sexual explícito, así como también violencia extrema y demás cuestiones que Casey se da el gusto de utilizar en sus cómics de autor y que no puede incluir en otros de sus trabajos, especialmente en lo que concierne a los superhéroes de Marvel y DC, cuestión recurrente en el trabajo de este guionista. Pero el interés central de Sex está en explorar a estos personajes en una situación específica. Una vez más nos encontramos con Casey entreteniendo el concepto de hacer un cómic de superhéroes adulto, para lectores adultos, pero aquí se aleja de lo meramente paródico (como era Butcher Baker The Righteous Maker ) y se orienta más hacia explorar temas que en efecto los cómics de superhéroes tradicionales (creados para niños) no pueden tocar de lleno, intentando con ello también desentrañar el por qué de los lectores adultos apasionados por estos productos (y probablemente haya algo, o mucho, de auto-análisis de su parte, siendo un confeso fan de los superhéroes).

El medio para esto es la historia de Simon Cooke, un héroe retirado que solía ser una especie de Batman pero completamente dedicado a la vida de justiciero en su ciudad, Saturn City, sin mantener en absoluto la práctica de vida social que sí tiene Bruce Wayne, definiendo su vida anterior como la de un monje. El motivo de su retiro de la actividad es una promesa en el lecho de muerte a Quinn, el Alfred del Armored Saint (tal su nombre superheroico), que consistía en retornar a su vida normal, real. El problema es que en verdad prácticamente nunca la tuvo, con lo cual no sabe o no puede hacerlo.

Sex_interior_01 Sex_interior_02 Sex_interior_03

Una parte importante de esta vida será hacerse cargo activamente de su empresa, que existía solamente como una forma de encubrir (y abastecer) su verdadera actividad justiciera, y le será muy difícil soportar las reuniones ejecutivas, por ejemplo. Otra parte igual de relevante es el disfrutar del día a día cotidiano, en lo cual se incluye relacionarse con amigos y, ahora sí por fin, el sexo. Esto último se combinará, con su amigo y abogado muy preocupado haciendo todo lo posible por ayudarlo a salir adelante en el tema sexual a Simon, conduciéndolo por pintorescos lugares de Saturn. De esta manera, un gran tema de este cómic es el de la represión y las perversiones, específicamente en los superhéroes (pero sin lugar a dudas traspasable, si se quiere). En esta trama juega un rol imprescindible Annabelle Lagravenese, antes conocida como Shadow Lynx (a la sazón, Catwoman), quien debe lidiar con cuestiones similares que el protagonista planteándose una relación muy interesante y con mucho contenido por desarrollar en los próximos cómics.

Aunque en verdad, esa última oración es extensible a todo el primer volumen de Sex. A lo largo de los ocho números iniciales, Casey introduce todo un reparto de personajes y un entorno basados en los tópicos comunes aunque con cierta vuelta de tuerca, que se perciben como atractivos por su aparente profundidad y complejidad, pero no devela mucho de ellos, jugando a la intriga, el misterio, invitando a leer más si queremos averiguar las respuestas a los interrogantes.

En el citado reparto nos encontramos con varios personajes, además de los ya mencionados, incluyendo varios villanos del retirado superhéroe que aún están dilucidando qué hacer ahora con la ciudad, pero trabajando por hacerse con ella ante la ausencia de quien los detenía, y un joven que se presume es un ex asociado de Simon en su anterior actividad, pero poco se cuenta de eso en el primer tomo.

Sex_interior_04Sex_interior_05 Sex_interior_06

Las subtramas de esos personajes son las que aportan cierta acción propia del género superheroico, de la cual casi nada se ve respecto al protagonista (lógicamente, dado su estado de retiro), exceptuando brevísimos momentos de flashback. Con lo cual Sex es un cómic de supérheroes con poco sexo (relativamente, si tomamos como referencia el título) y poca acción; todo un desafío mantener la atención de los lectores con estas características, pero igualmente los autores lo consiguen de varias maneras. Por un lado, con la intriga que genera como ya se dijo antes; por otro, con diálogos bien logrados, lo cual resulta imprescindible al ser uno de los pilares de la narración de este cómic; y por último, con el enorme trabajo de dibujo del polaco Piotr Kowalski quien sabe destacar en todos los aspectos: la arquitectura de la ciudad creada inspirándose en gran medida en New York, las escenas de sexo y desnudez que entregan cierto erotismo sin caer en exageraciones, siendo de ese modo más creíbles, en los momentos de acción (cuando los hay) con gran dinamismo, y en el sostén narrativo constante, pero en particular en aquellos momentos más dialogados.

El trabajo gráfico de Kowalski es coronado por la creativa tarea en coloreado, rotulado y diseño, apartándose un poc de las prácticas habituales del cómic estadounidense. (Y cabe señalar entre parénetsis que la edición española respeta bastante el rotulado, replicando las maneras del cómic original como puede verse en el avance publicado). Para estas tareas, Casey cuenta con sus colaboradores habituales: Brad Simpson en colores, Rus Wooton en rotulado y Sonia Harris en el diseño.

Aún señalando el buen trabajo en todos sus aspectos, es pronto juzgar a Sex sólo con su primer volumen dado que es una serie regular y tiene ciertas cualidades que esto implica, como se señalaba antes: mucho de introductorio, plantando las tramas, presentando los personajes y su mundo. Ni siquiera se preocupa en realizar un arco argumental con estructura cerrada de inicio-conflicto-desenlace, dejando todo por resolver más adelante. Esto lo compensa teniendo esa capacidad de generar el interés y la intriga por querer saber más, además de realizarlo con un cómic muy bien logrado. Haciendo “trampa” sabemos que en el volumen siguiente llegan algunas respuestas, con vistazos al pasado más directos que los recuadros de flashbacks que lo evocan en ciertos pasajes de estos primeros ocho números de la serie regular, la cual ya cuenta 18 entregas y que como mínimo llegará a la veintena redondeando un tercer tomo recopilatorio, aunque sus números de ventas están en franco descenso.

Pero ese es ya un tema para otro momento. Lo relevante aquí y ahora es el primer volumen que nos ofrece otro vistazo a Joe Casey explorando los superhéroes fuera del lugar habitual, con un notable artista como es Piotr Kowalski, quienes en conjunto logran un cómic interesante y de buena calidad.

  Edición original: Sex #1-8 (Image Comics). Edición nacional/ España: Sex vol. 1: Ese verano largo y duro (Aleta Ediciones). Guión: Joe Casey. Dibujo: Piotr Kowalski. Entintado: Piotr Kowalski. Color: Brad Simpson. Formato: Tomo rústica, 192 páginas / Grapa, 32 páginas. Precio: 17,95 € / $2,99.   Joe Casey sabe…

Review Overview

Guión - 8
Dibujo - 9
Interés - 8.5

8.5

Vosotros puntuáis: Be the first one !

11
Déjanos un comentario

Please Login to comment
11 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
10 Comment authors
Terrific LinesRetranqueirothe drummerlacuevalamacacaMrCervero Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Antoine
Lector
Antoine

Normalmente, me suele interesar lo que hace Casey, y este tebeo no está mal, pero como señala Abrach, todavía está por explotar. y teniendo en cuenta que son 8 números se me antoja muy lento. El caso es que las situaciones que plantea son chulas y quiero saber hacia donde va a ir la cosa.

Uno de esos giros de tuerca a los superhéroes de toda la vida que se agradece que se haga en series de este tipo en vez de en los personajes de toda la vida. En ese sentido, que yo recuerde, Casey ha sido muy respetuoso cuando ha trabajado en las grandes y se ha abstenido de hacer burradas con los personajes.

chirripitiflautico
Lector
chirripitiflautico

Genial reseña Mariano!
Estoy de acuerdo en todo lo que dices, esta serie tiene el handicap de ser muy lenta y no tener una dirección clara (aunque con el paso de los números vemos hacia donde va) pero a cambio regala unas caracterizaciones magnificas y algunos momentos, acompañados del sexo o sin él, realmente sublimes. Además todos los personajes me tienen intrigado, ha cogido la galería de villanos de Batman y les ha dado una vuelta muy interesante.
Aquellos que tengan dudas sobre el cómic les diría que se lo cojan porque en un primer vistazo puede parecer aburrido pero lo compensa sobradamente y se convierte en una pequeña maravilla.
Se que pueden parecer palabras mayores pero a mi me recuerda a Mad Men, ya que al principio me costo mucho entrar en la historia pero en cuanto entras te encandila.
Saludos!!

Stasis
Lector
Stasis

Acaba de entrar en mi lista de deseados.

Te odio Mariano.

Mimico
Lector

Gran reseña del sr. Abrach con la que coincido casi al 100%. Por ponerle un pero es que se hace un pelín lenta, como bien señala el sr. Chirripitifláutico. Esperando con ganas a que Aleta publique el segundo volumen.

MrCervero
Lector

Parece interesante. Ese punto de vista adulto sobre un superheroe retirado puede tener su miga y mas aun si como dices juega con su pasado. La anotaré en mi lista de deseados gracias a tu reseña 🙂

Un saludo.

lacuevalamacaca
Lector

Pues a mi no me gustó nada, siendo una de las pocas compras de las que me arrepiento. Si lo ojeas el cómic llama mucho la atención, pero la historia está contada de manera lenta y lo que cuenta no me interesa. Ya me pasó algo parecido con otra obra de Casey, Automatic Kafka, que parecía que iba a ser una vuelta de tuerca original y experimental y fue un enorme bluf. Joe Casey me parece un Brian Wood, autores para leer las sinopsis de sus historias y ojear un poco las páginas en la tienda

the drummer
Lector
the drummer

yo también me lo pillé en su día y me gustó bastante, aunque hay que decir que, como bien apunta mariano, el guiso, de momento, va cociendo a fuego más que lento.
al que, leída la crítica, le haya interesado la obra, le recomendaría esperarse a la salida del siguiente tomo y, con la historia más avanzada, leerse ambos del tirón.

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

Pues voy a hacer lo que recomienda Drummer, en caso de que, finalmente, me lo pille. (Que me pille el tebeo, no a Drummer)

La verdad es que, cuando salió me picó un poquito la curiosidad pero no lo bastante como para hacerme con él. Incluso lo ojeé en la tienda, pero muy por encima, con desgana casi. Ahora, leo la crítica y pienso si no me habré equivocado. Desde luego, el dibujo parece la leche. Y tiene un aire más a tebeo europeo que a americano, o eso me parece juzgando así por encima.

Bueno, tengo tiempo a pensarlo. Si la historia es tan lenta como decís, bien puedo esperar a que haya salido, por lo menos, el segundo tomo.

Por cierto. Ya que la serie se llama Sex (y ya puestos a provocar), el título del tomo debería haber sido ‘Ese verano largo y duro. Chúpame el verano.’

Terrific Lines
Lector
Terrific Lines

Lo curioso es como un montón de historias publicadas por las editoriales independientes “dependen” tanto de los que las editoriales como Marvel o DC han ido contando durante décadas.

Sobre la serie, ¿el cómic es provocativo porque habla de sexo? En el Catwoman #1 escrito por Winnick y dibujado por Guillem March encuentras más en 4 páginas que en unos cuantos números de esta serie… Pero bueno, es de DC, así que no puede ser “provocativo”…