Reseñas DC: Suicide Squad Rebirth #1

Reseña USA del número de Rebirth de Suicide Squad, que inicia una nueva etapa aprovechando la actualidad del grupo con el estreno cinematográfico

Por
19
4163
 
SSQUADREB_Cv1_ds

Edición original: DC Comics
Guión: Rob Williams
Dibujo: Philip Tan
Entintado: Scott Hanna, Jonathan Glapion, Sandu Florea
Color: Alex Sinclair
Formato: Grapa, 32 páginas
Precio: 2,99 $

 

En medio de esta vorágine de información y polémica sobre la adaptación del Escuadrón Suicida al cine, seguramente la película más esperada del verano, que se ha granjeado bastantes críticas negativas de los críticos y las personas que ya han podido verla, y todo el fenómeno sociológico que ello provoca en las redes sociales, hoy os traemos la reseña del número Rebirth de Suicide Squad. Recién sacado del horno por DC Comics, sin duda viene al pelo con el estreno de la película, que en muchos aspectos va al rebufo de ésta, y que por supuesto y como es lógico no es casualidad, si no que se trata de una forma de atraer a nuevos lectores con un equipo a priori igual o muy similar al de la película: Harley Quinn, Deadshot, Rick Flag, Capitán Boomerang, La Encantadora, El Diablo, Katana y Killer Croc. Sobre la película y la polémica que está provocando ya hablaremos en ZN de una manera u otra, ahora es momento de analizar este cómic, y de dilucidar si merece la pena volver a meterse una vez más en el equipo de supervillanos más macarra y violento de DC Comics.

Harley vuelve a ser la más carismática y loca del grupo
Harley vuelve a ser la más carismática y loca del grupo

Si no me fallan las cuentas, esta es la séptima formación del Escuadrón Suicida, destacando especialmente aquella mítica y alabada etapa de John Ostrander, que esperemos algún día ECC Ediciones nos la pueda traer y editar. Aún con todo, he de reconocer que no soy un gran fan del Escuadrón Suicida. Lo he intentado con las recientes etapas de Adam Glass y Sean Ryan, y a pesar de mi absoluta adoración por Harley Quinn, del que soy un fan completista, y de que la serie me resultaba más o menos entretenida, siempre he acabado abandonándola tras unos cuantos números, bien por dejar espacio y tiempo a otros quehaceres y otras lecturas, o bien por un ligero aburrimiento. Es tal la cantidad de alternativas y lecturas que hay en el mercado y que llaman o requieren mi atención, y más desde que colaboro en ZN, uno tiene que elegir qué es lo que quiere seguir leyendo y qué quiere dejar atrás. Sin embargo, reconozco que Escuadrón Suicida es una de esas lecturas de quince minutos para pasarlo bien un rato, sin pretensiones ni grandes epopeyas galácticas o superheroicas trascendentales que cambien el universo por completo. Y por ello, quizás habrá que juzgar esté cómic por lo que pretende, no por lo que podría o no ser. “Suicide Squad: Rebirth #1” es un tebeo entretenido, sin más, con el carisma de sus personajes característicos, la desconfianza en general hacia el grupo, las dosis de violencia y acción desenfrenadas, y los peculiares métodos para solucionar los problemas de este grupo. Y francamente, para este cómic creo no hace falta mucho más.

La historia comienza con Amanda Waller nada más ni nada menos que en la Casa Blanca discutiendo con el presidente Obama sin achantarse sobre la existencia y futuro del Escuadrón Suicida. Mientras que el señor presidente quiere clausurar el grupo y ocultar su existencia por los problemas que causan, Waller sigue confiando en su peregrina idea de seguir con un grupo de supervillanos intentando salvar el mundo allí donde la Liga de la Justicia y otros superhéroes no pueden llegar. Debido a la verborrea y al don de gentes de Waller, ésta consigue convencer al presidente de continuar con la iniciativa, bajo el amparo de que el equipo sea liderado por Rick Flag, un militar estadounidense con no sé cuántas medallas al mérito. Waller va en busca de Flag, al que también trata de convencer, mientras se nos muestra al Escuadrón en una bizarra misión en Mongolia, tratando de salvar el mundo a su peculiar manera. A pesar de los nombres que os he dado antes, tened en cuenta que en este número solo veremos a una parte del equipo, seguramente la más popular: Deadshot, Captain Boomerang y Harley Quinn, aparte de a Rick Flag por supuesto. Habrá que esperar al siguiente número para ver la presentación del equipo al completo.

Hay que señalar que como número de transición entre una etapa y otra, Rob Williams nos ofrece un cómic entretenido con dosis de acción, y con aspectos y personajes característicos del Escuadrón Suicida. Y más aún comparándolo con algunos números de Rebirth, que han sido un plomazo bien grande. Es por ello que, visto lo visto, no me cabe ninguna duda de que Williams va a brindarnos una interesante etapa de estos violentos y aviesos “superhéroes” que tratan de hacer el bien a su peculiar manera.

Al presidente Obama le gusta menos el Escuadrón Suicida que a Rotten Tomatoes
Al presidente Obama le gusta menos el Escuadrón Suicida que a Rotten Tomatoes

Para finalizar esta reseña, voy a hablar brevemente del equipo artístico de este número, compuesto por Philip Tan a los lápices, el mítico Alex Sinclair como colorista, y tres experimentados entintadores: Jonathan Glapion, Sandu Florea y Scott Hanna. Philip Tan es un artista filipino al que hemos podido ver en DC Comics en colecciones como “He-Man”, “Batman Beyond” o “Convergence” y al que ahora se le ha encargado dibujar este número. Tan hace un trabajo decente, con un estilo animado y ligeramente caricaturesco pero con trazos muy sucios y caóticos, entintados por nada más ni nada menos que tres artistas diferentes. Para este corto y ligero número está bien, pero para una colección regular quizás no lo soportaría demasiado. Menos mal que, al menos para los primeros cinco números de esta serie, tenemos confirmados a Scott Williams y al gran Jim Lee como dibujantes y portadistas. Cuánto aguantarán ahí, sobre todo el jefazo Lee, es algo que solo el tiempo nos lo dirá.

  Edición original: DC Comics Guión: Rob Williams Dibujo: Philip Tan Entintado: Scott Hanna, Jonathan Glapion, Sandu Florea Color: Alex Sinclair Formato: Grapa, 32 páginas Precio: 2,99 $   En medio de esta vorágine de información y polémica sobre la adaptación del Escuadrón Suicida al cine, seguramente la película más…
Guión - 7.5
Dibujo - 7
Interés - 7.5

7.3

Aprovechable

Vuelta a empezar del grupo de supervillanos más carismático y macarra de DC Comics, con la enésima y "nueva" formación, a priori los mismos que en la adaptación cinematográfica. Perfecto para estrenarse con este grupo, y en general entretenido.

Vosotros puntuáis: 7.28 ( 6 votos)
19 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Dultyx
Dultyx
Lector
4 agosto, 2016 15:47

Será una chorrada, pero es algo hipócrita que pongan a Obama cabreado con Waller cuando lleva ocho años prometiendo cerrar Guantánamo

Dultyx
Dultyx
Lector
En respuesta a  Cristian Miguel Sepulveda
4 agosto, 2016 22:52

Es que logras que tu historia tenga un fallo de coherencia, pero además absurdamente porqué tú controlas lo que hacen tus personajes, no el famosete de turno que sacas en tus páginas, pero claro, como lo has sacado también te haces responsable de esa incongruencia. Que tampoco odio a Obama, de hecho entre los últimos ppresidentes que ha tenido EEUU es de los más decentes (lo cual no es decir mucho porqué han tenido entre subnormales e hijos de puta no mucha competencia), pero es que me carga mucho cuando sacan a un presidente de verdad en los cómics. ¿A cuento de qué?

Daniel Gavilán
En respuesta a  Cristian Miguel Sepulveda
5 agosto, 2016 11:19

Bueno, eso de irrelevantes no se yo. Que independientemente de que -como todos- también tenga sus cosas malas, el tipo puede alardear el haber recuperado económicamente su nación, reformar el sistema sanitario y alimentario, aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo, comenzar el acercamiento para poner fin al histórico embargo de Cuba, propiciar una histórica aproximación con el gobierno iraní tras décadas de extrañamiento entre ambas naciones y por aquí unas cuantas más que -sobre todo en comparación con los mandatos presidenciales de los últimos 25 años- no son precisamente moco de pavocomment image?w=805&h=655

Álvaro
Álvaro
Lector
En respuesta a  Daniel Gavilán
6 agosto, 2016 21:21

Veo que tu entusiasme no se limita a Marvel. También te encanta Obama, ese (también) criminal de guerra. Te propongo que escribas un post con las cosas que te disgustan, si es que hay alguna.

Dultyx
Dultyx
Lector
En respuesta a  Daniel Gavilán
16 agosto, 2016 19:28

Del mismo modo podemos empezar a sacarte las promesas no cumplidas por Obama, Daniel. Eso por no mencionar que el “no he podido cerrar Guantánamo porqué los republicanos no me han dejado” puede fácilmente responderse con un “¿y acaso no lo viste venir?”, porqué con esa excusa ya se ha cubierto las espaldas. Eso junto al hecho que el sistema sanitario sigue siendo un asco, solo que menos, pues tampoco me parece especialmente reseñable. Y si estamos hablando de un tío que tiene un puto Premio Nobel de la Paz, pues es un poco como mandar la ceremonia a la mierda porqué no tiene ni puta credibilidad, igual se la dan a alguien que ha currado como alguien que sólo sale en las portadas.

Que está claro que Obama ha sido de los presidentes estadounidenses más decentes de los últimos años, sin duda, pero es que este país ha tenido a Reagan, Nixon, a Bill “no mires debajo de la mesa” Clinton, a Bush y al borderline (si es que llega) cocainómano de su hijo, digamos que el logro estaba al alcance hasta de una avestruz.

Daniel Gavilán
En respuesta a  Dultyx
16 agosto, 2016 21:56

Sí, si eso esta claro y más o menos es lo que venía a decir con lo de “también tiene sus cosas malas”, Dultyx, que además es imposible juzgar a nadie por completos totales como “bueno” o “malo”. Pero si juzgamos en términos relativos en comparación con lo que ha habido de este tiempo para atrás tanto en su país como el panorama general de las grandes potencias internacionales durante estos últimos años parecen haberse puesto de acuerdo para “hacerlo bueno”. Ahora a ver como lo dejarán los que vengan

Dultyx
Dultyx
Lector
En respuesta a  Daniel Gavilán
16 agosto, 2016 23:12

Tienes razón, las polaridades pocas veces son aplicables en la vida real y en este caso no es una excepción. Y sí, habrá que ver los que vienen, pero en el caso de que Trump ganase, creo que algo bueno obtendremos: miles de memes románticos entre él y Putin.

Trutin. Quedaos con esta palabra, la oiréis mucho en el futuro. Recordad quién la dijo primero (o más bien decid que se me ocurrió a mí pese a ser mentira).

Daniel Gavilán
En respuesta a  Dultyx
17 agosto, 2016 6:34

De hecho ya andan por ahí

comment image

Pedro Pascual Paredes
En respuesta a  Cristian Miguel Sepulveda
5 agosto, 2016 11:50

Gracias por la reseña Cristian.
Aun no me he leido el cómic y tras leerte tampoco es que me hayan entrado prisas por hacerlo. Al igual que tú, esta cabecera no es de mis preferidas.
Respecto al debate que habeis planteado, me ha parecido curioso que hayas dicho que “la sociedad americana aun no está preparada para cambios” No sé, pero si eligieron a Obama, con todo lo que suponía, era porque querían cambios. Además, no hay que olvidar que en Usa el 50% del electorado no vota cansado de que siempre sea mas de lo mismo (sin dejar de lado los que quieren votar y no pueden)

Por curiosidad Cristian ¿Cuáles son los números rebirth que te han parecido un “plomazo”?
Yo de los leidos, “Green Lanterns” y poco más.

Un saludo

Jesus Manuel
Jesus Manuel
Lector
En respuesta a  Cristian Miguel Sepulveda
1 mayo, 2017 14:04

Yo lo que no llego a comprender de este número, una vez leída la esdición española de ECC es porque parece que Rick Flag no conoce a Amanda Waller cuando esto no es cierto, se conocen de hace mucho tiempo. En el número posterior lo mismo sucede con Deadshot…

hammanu
hammanu
Lector
4 agosto, 2016 20:09

Lo ironico que comenta Dultyx es que un contendiente Republicano a la Casa Blanca; creo que fue en las primeras elecciones que gano este si que quería cerrar Guantánamo porque este fue prisionero de Guerra en Corea durante 10 años y lo paso muy mal. Vi una vez un documental sobre esos prisioneros y el tormento que pasaron que volver a la vida civil y no tener graves problemas mentales era un milagro. Asi que este hombre tenia problemas en su propio partido por querer cerrar el campo, ya que obviamente era bastante empático con el tema y a Obama por politiqueos y demás le venia mal.
Lo curioso es ¿y si ganase Trump? volveríamos a las historias de la era Reagan la época de Ostrander que realmente mostraban mas lo sucio de la política USA. En cambio de lo que hacen ahora que es matar a tipos mucho peor que ellos para que empatizemos.
Me gustaría un enfoque como los Thunderbolts de Ellis los cuales eran unos bastardos de verdad y no unos antihéroes incomprendidos.

billyboy
billyboy
Lector
4 agosto, 2016 21:25

A mi me gusta cuando DC pasa totalmente de ser “el mundo real” y ponen a otro presidente y cosas asi,no me gusta que en Marvel se muevan por el mundo real cuando como lector se perfectamente que no es asi,este movimiento no me gusta y me estaba encantado de que en DC tuvieran a sus propios politicos y famosos inventados (como la mayoria de sus ciudades),y lo dice uno que a visto a Superman charlando con Reagan

hammanu
hammanu
Lector
5 agosto, 2016 0:07

¡Mucha razón! billyboy lo mejor para crear un mundo de ficción es crear todas las figuras importantes del mundo que desarrolles; eso si puedes crear un sosias pero es obvio que un mundo con supers y todo lo que conlleva haría que el mundo seria distinto. Una buena idea fue lo de poner a Luthor de presidente algo que quedaba genial, y que daba mucho juego.
Amen de como podría repartirse ciertos estamentos de poder económico o militar si ciertos villanos, organizaciones u entidades varias las manipularan. Me acuerdo que Brubaker cuando guionizaba el Capitan America era poco partidario de sacar Al-Qaeda o terroristas varios porque si tienes a IMA, Hydra y similares estos quedan en nada. ¿Cómo se compite con el cubo cósmico? ¿o se tienen unas bases y armamentos de alta tecnología?. Prácticamente los Vengadores liquidarían en un dia cualquier organización terrorista del mundo real, y seguro que lo harian. Por eso a mi eso de apegarse tanto en el cine como en el comic a la “realidad” lo que haces es limitar la potencia de una buena historia, muy bien usada da para mucho

Daniel Gavilán
Autor
5 agosto, 2016 11:26

En DC es cierto que el uso de figuras reales queda un poco desubicado. Pero bueno, tampoco creo que haya que ser muy estricto con esas cosas, ya que en algunas ocasiones puede funcionar y en otras no. Además, nada de lo que hagan, metan a Obama o no lo hagan, superarará nunca la locura aquella de Una Muerte en la Familia

hammanu
hammanu
Lector
5 agosto, 2016 12:13

Muerte en la familia, asi esa que el Joker era embajador de Jomeini. Muy surrealista esta y para vergüenza de Starlin desinformado sobre la política de Iran u Oriente Medio, vamos como la mayoría de los yanquis o el resto del mundo ya dichos. Os aseguro que el Joker no pinta ni con cola con esa gente. Prefiero que se creen unos simils de gobernantes para asi poder hacer lo que te de la gana con ellos ¡Lo que daría un pseudo/Trump líder secreto de la Sociedad Serpiente!

Dreadstar_TFE
Dreadstar_TFE
Lector
En respuesta a  hammanu
5 agosto, 2016 12:30

Esperemos que Trump no gane las elecciones y Marvel se anime y edite un especial de Sam Wilson: Capitán América, descubriendo a aquel como el nuevo líder de la sociedad serpiente 🙂

Jesus Manuel
Jesus Manuel
Lector
1 mayo, 2017 14:12

Una vez leída la publicación en español de ECC Ediciones de este número y el One-Shot Suicide Squad Rebirth #1 USA, yo lo que no acabo de entender del One-Shot Suicide Squad Rebirth #1 USA, es que parece que Flag y Deadshot no conocen a Amanda Waller cuanco esto no es cierto, ya que se conocen de mucho tiempo atrás…..que alguien me lo explique….