Reseñas DC: Batman Lost

Batman Lost es el último de los Tie In publicados alrededor del evento Metal. Desempolva tus recuerdos y preparate a descubrir el Multiverso Oscuro.

Por
1
2618
 

Edición original: Batman Lost #01.
Guión: Scott Snyder, James Tynion IV, Joshua Williamson.
Dibujo: Doug Mahnke, Yanick Paquette, Jorge Jimenez.
Entintado: Jaime Mendoza, Yanick Paquette, Jorge Jimenez.
Color: Wil Quintana, Nathan Fairbairn, Alejandro Sanchez.
Formato: Grapa, 32 páginas, color.
Precio: 3,99 $.

 

El evento Metal continua su recorrido en USA y lo hace con la llegada hace unas semanas de este tie in de Batman cuyo sugerente título nos da muchas pistas de lo que vamos a poder encontrarnos en su interior. Batman Lost es un especial en el que Snyder quiere contarnos que le esta pasando a Batman en el Multiverso Oscuro, ayudado por James Tynion IV y Joshua Williamson, dando forma al pasado, al presente y al futuro de Batman. Los encargados de aportar el espectáculo visual son Jorge Jimenez, Yanick Paquette y Doug Manhke, que asumen la tarea de reflejar diferentes épocas y escenarios con los que el Multiverso Oscuro castiga a Batman de forma incesante.

En ese querer crear una historia de diferentes épocas, Batman Lost, arranca con la primera aventura del hombre murciélago, la que se pudo leer en el Detective Comics #27, titulada El caso del gremio de los químicos, con fecha de portada de 1939, que se entrelaza de forma sutil y no tan sutil con la historia de Metal y con la que los autores rinden un especial homenaje, no solo a la historia en si misma, sino a sus creadores, Bill Finger y Bob Kane.

Pero las cosas no se quedan solo ahí y se continúa rescatando conceptos, algunos olvidados desde hace décadas, como los que desarrolló Morrison cuando trabajo con el Caballero Oscuro. De esa forma vamos a poder asistir al regreso de la tribu del murciélago en un pasado remoto de la historia de Batman entre otros que nombraremos más adelante.

Batman Lost es un salto cuántico, un cómic que se mueve entre la continuidad del personaje con soltura, encajando piezas, con las que poder ir cimentando este largo camino onírico que se dibuja desde el principio de forma clara para el lector, pero esquiva para el personaje. Batman tiene una historia muy rica a sus espaldas y en manos de Snyder, Williamson y Tynion se eleva por encima de su figura urbana hasta adentrase de forma clara en el Multiverso DC.

Es probable que muchos lectores añoren al Batman más cosmopolita, al que se mueve entre las sombras de los tejados, acecha a los ladrones, investiga asesinatos y detiene a los villanos más variopintos, pues en este cómic la figura de Batman trasciende todo esto, pero sin traicionar su esencia, su núcleo más puro, el del mejor detective. No en vano es esta faceta la que hace que todo el cómic tenga sentido a lo largo de su intensa y alocada lectura.

Esta obra descoloca y abruma a partes iguales. Su planteamiento es el de un laberinto en el que se nos plantean una serie de caminos a recorrer. Caminos que se entrelazan y serpentean para mostrarnos un escenario vivo y diferente cada vez. Batman salta de un sitio a otro, asumiendo que su historia esta intrínsecamente unida a la de Barbatos. Snyder ha trabajado duro, mucho, para poder elaborar este especial que apunta de lleno a ser uno de los más importantes de todo el evento Metal.

Batman Lost no solo pone sus garras sobre Batman, sino también sobre acontecimientos relevantes de otros personajes, como Animal Man, cuando este, gracias al trabajo desarrollado por Morrison, llegó a romper la cuarta pared y entablar un diálogo con su propio guionista. Detalles, muchos detalles, sembrados en los textos, los diálogos y los dibujos, como los libros que están pulcramente colocados en la estantería de la biblioteca de la mansión Wayne. Libros donde se pueden leer los títulos de otras aventuras de Batman y que desde aquí se invita al lector a que los descubra por si mismo. Adentrase en dar más detalles destruiría por completo la lectura de este especial que merece la pena descubrir de forma personal.

Solo queda decir que Snyder desarrolla todo el conjunto con la intención de someter a Batman a los designios de Barbatos que lo tiene encerrado en un ciclo sin fin de amarga derrota maquillada de falsa victoria. Una derrota como nunca ha sufrido Batman y que nos dice claramente que Metal no es un simple evento, sino algo mucho más grande y complejo de lo que a primera vista puede parecernos. Metal esta demostrando ser una historia muy exigente para el lector, ya que debe recuperar muchos datos de sus lecturas pasadas, a fin de que pueda disfrutar al máximo. Pero que esto no debe desanimar a nadie, porque en los retos, en lo aparentemente difícil, es donde se esconde el placer, el verdadero, el único que merece la pena disfrutar cuando uno lee un cómic.

Batman Lost es simplemente algo diferente que te va a romper la cabeza y vas a estar agradecido por ello.

  Edición original: Batman Lost #01. Guión: Scott Snyder, James Tynion IV, Joshua Williamson. Dibujo: Doug Mahnke, Yanick Paquette, Jorge Jimenez. Entintado: Jaime Mendoza, Yanick Paquette, Jorge Jimenez. Color: Wil Quintana, Nathan Fairbairn, Alejandro Sanchez. Formato: Grapa, 32 páginas, color. Precio: 3,99 $.   El evento Metal continua su recorrido…
Guion - 9
Dibujo - 9
Interés - 9

9

Soberbio.

Ten cerca las aspirinas porque cuando leas esto vas a necesitar toda la ayuda posible para poder adentrarte con garantías en el Multiverso Oscuro.

Vosotros puntuáis: 9.22 ( 18 votos)

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Mr. Cesar Recent comment authors
Recientes Antiguos
Mr. Cesar
Lector

Lo he leído hoy –pues voy a ritmo ECC– y me he quedado alucinado con lo bien que ha hilado Snyder toda la historia de Bats. Sólo por este número, Metal ya merece la pena. Todo un ejercicio de imaginación e inventiva. Un nuevo concepto con el que jugar y que lo cambia todo.

Y el arte está a la altura. Quizás el que peor Paquette, pero es que Manhnke y Jimenez están soberbios, como de costumbre.

Por último, añadir que me he quedado con ganas de más desarrollo en algunos de los escenarios (pasados y futuros) que se vislumbran en este especial, sobre todo ese de Damian…