Redlands 2: Agua sobre el fuego, de Jordie Bellaire y Vanesa Del Rey

¿Os gustan las brujas? A nosotros nos encantan, sobre todo las que viven en Redlands. Hoy toca hablar del segundo tomo de la serie de Jordie Bellaire y Vanesa Del Rey, publicada por Norma Editorial.

Por
0
848

Edición original: Redlands 7-12 USA (Image Comics)
Edición nacional/España: Redlands 2: Agua sobre el fuego (Norma Editorial, 2021)
Guion: Jordie Bellaire
Dibujo: Vanesa Del Rey
Color: Jordie Bellaire
Traducción: Gema Moraleda
Formato: Rústica. 144 páginas
Precio: 18€

La oscuridad entre nosotros

A mediados del año pasado Norma estrenaba Redlands, para el que aquí escribe era una de las tres mejores series que empezaban en ese 2020, y en enero sacaban a la venta el segundo tomo, del que hablaremos hoy. Un tomo que sigue la línea del anterior pero al mismo tiempo se separa.

El primer tomo de la serie nos presentaba una historia de brujas algo diferente a las acostumbradas. Nos contaba la historia de un aquelarre de tres brujas que se hacían con el poder del pueblo de Redlands de una manera bastante sangrienta, pero no para mal, lo hacían para cambiar el poder establecido y mejorar la vida de sus habitantes. Una lucha contra los tradicionalismos más agresivos que las haría convertirse en la policía del lugar, cuidando del resto de ciudadanos tanto en un aspecto real como en el plano mágico. A diferencia de otras series esto no les hace caer en el típico “procedimental”, no había casos que resolver ni esa era la intención de Redlands, más bien se va a los problemas grandes que ellas arrastran durante años… o siglos. Así, el primer tomo (cuya reseña podéis leer aquí) tenía un poco de todo, terror, policíaca, crítica social, intrigas familiares… pero siempre sabía ir al grano con unas pinceladas de genialidad que le daban un trasfondo exquisito a la par que terrible, la violencia contra las mujeres y la discriminación social generalizada a la que están sometidas, pero, aunque sí que es un tema recurrente, la parte más fuerte la veíamos en el fondo, implícita y normalizada. Como la vida misma.

En este sentido el segundo volumen es diferente, no trata tantos temas como el anterior, pero hay un motivo para ello y es que se centra más en los orígenes y motivaciones de las tres brujas protagonistas. Esto es normal ya que el primer tomo entraba muy fuerte, sin contarnos mucho de ellas se metía en la acción y en su trabajo en el pueblo. Por suerte las autoras demostraban una gran capacidad para cambiar un poco la estructura habitual de este tipo de narraciones, comenzando con un poco del nudo y relegando parte de la presentación al actual tomo.

Se nota que las autoras saben hacer su trabajo perfectamente, y con este segundo arco también se nota que quieren construir una historia a de un tamaño más considerable, ya que se abren varios frentes, se expande su mitología aun siendo una serie que, como decía antes, va mucho al grano. Aquí es donde daremos una (relativamente) mala noticia, que la serie lleva parada desde 2019, con lo que este segundo tomo nos pone en la actualidad estadounidense, pero teniendo en cuenta cómo vino 2020, que Jordie Bellaire y Vanesa Del Rey son autoras muy prolíficas y que se nota que han puesto mucho alma en este cómic, por lo que seguro que no tardarán mucho en continuar, sobre todo si sumamos el gran cliffhanger final que nos dejan.

Este tomo parte la historia en cuatro líneas, por un lado tenemos los flashbacks, que se dan en los puntos justos para enseñarnos algo que nos cambie un poco la perspectiva de lo que se está narrando, generalmente al principio del capítulo. En ellos se nos cuenta el origen de las brujas y de algún personaje secundario importante, como el apodado Casper, de modo que es importante para la historia. El Antiguo Egipto, Irlanda, el Desierto de Mojave o la propia Redlands añaden un poquito de información a la historia, donde destaca la labor de Bellaire al color.

Una de esas líneas, y que quizás sea la más interesante, es precisamente la del fantasma y Bridget/Nancy en su viaje contra un terrible enemigo de tintes muy reales. Sus conversaciones y la manera en que va derivando hacia la maldad y la redención es la que más profundidad da a la historia, aunque es mucho más pausada que en el primer tomo, no hay ni tanta acción ni tanta reflexión social, sino que es mucho más personal.

Otra de las líneas, la menor y, a priori, menos interesante, es la de Itsy, que parece que solo planta una semilla para el futuro. Es la que genera ese misterio que parece que seguirá hasta el final, digamos que parece la que será principal pero en este punto solo es anecdótica.

La parte más gruesa está dedicada a Alice y a Ro, cuando su “padre”, es decir, aquel que hizo que pasaran de simples mortales a seres poderosos, aparece para pedirles un favor. Esta es la que realmente engancha, haciendo que las otras parezcan meros interludios, y tiene buenas reflexiones sobre el poder, la utilización de las personas o la posesión de estas como si fueran objetos. La relación con esta especie de demonio está llena de referencias muy reales a nuestro mundo. Es una parte mucho más directa que en el primer tomo, una relación tan tóxica como irremediable, pero está muy bien descrita la manera en la que se camufla una costumbre tradicional apegada al género bajo un halo de supuesta bondad moral y, aunque aquí hay una especie de obligación mágica, no nos cuesta nada trasladarlo a la realidad. Uso y abuso, muy alejados del amor incondicional que debería ser motor para estas situaciones.

Se nota mucho que este tomo es una continuación que a su vez continúa, quizás su punto flaco sea precisamente ese, que no se sostiene por sí solo tan bien como el primero, está muy bien llevada la parte de los flashbacks, cortos, concisos y encontrando el lugar adecuado para ser contados, pero cuando acaba da la sensación de no haber contado nada sobre la historia, ninguna gran revelación, solo el principio de algo grande que está por llegar, y que esperemos que llegue pronto, como esa gran fuga que parecía ser el leitmotiv del tomo pero que queda tan en el aire.

El trabajo de Vanesa Del Rey va en consonancia con el tomo, sigue con ese toque tremendamente personal que define a la serie pero aquí se la ve algo más desatada que en el anterior, algo diferente, algo más difuso, me gusta un poco más cuando define las formas de manera más clara, pero es cierto que le aporta más fuerza a la narración. Un trabajo impresionante de todos modos, no al gusto de cualquiera.

Lo mejor

• El fondo que adquiere la obra gracias a sus tremendos diálogos y el devenir de los personajes.
• El dibujo, muy diferente a cualquier otra obra del mercado.

Lo peor

• La sensación de tomo intermedio en el que no pasa nada con respecto a la historia.

Edición original: Redlands 7-12 USA (Image Comics) Edición nacional/España: Redlands 2: Agua sobre el fuego (Norma Editorial, 2021) Guion: Jordie Bellaire Dibujo: Vanesa Del Rey Color: Jordie Bellaire Traducción: Gema Moraleda Formato: Rústica. 144 páginas Precio: 18€ La oscuridad entre nosotros A mediados del año pasado Norma estrenaba Redlands, para…
Guión - 8
Dibujo - 8
Interés - 8

8

Oscuro

El segundo tomo de Redlands asienta la historia como una obra muy diferente y apasionante. Aunque lo deja todo en el aire sabe generar mucho interés por lo que está por venir.

Vosotros puntuáis: 6.24 ( 5 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments