Queen & Country 4: Operación Blackwall

Por
0
398

QUEEN & COUNTRY 04
OPERACIÓN: BLACKWALL

Guión: Greg Rucka
Dibujo: Jason Alexander

Colección: CÓMIC NOIR nº 9
Formato: Prestigio
88 páginas, B/N
8,00 €

¿Puede el sexo llegar a ser una cuestión de seguridad nacional?

Rachel, la hija de Colin Beck, una de las personas más influyentes del Reino Unido, es hermosa, inteligente y le encanta pasarlo a lo grande. Ahora su vida sexual se ha convertido en información confidencial… y Tara Chace es la única agente que puede evitar que se divulguen sus secretos.

Greg Rucka rompe drásticamente la tensión habitual de esta su serie más personal, con una historia que se aleja de terroristas, magnicidios y demás crímenes políticos, y nos trae algo mucho más íntimo. Rachel, antigua amiga de nuestra espía favorita, Tara Chace, es engañada por un guapo parisino para tener una noche de sexo ante unas cámaras ocultas. Dicha grabación será utilizada por el gobierno francés para chantajear a su padre y hacerse con un contrato mulimillonario. ¿Poco interesante? Podría ser, pero no es el caso. Rucka utiliza la excusa de esta misión para presentarnos una Tara Chace como no la hemos visto antes en el cómic.

El guionista aleja estratégicamente a Paul Crocker, Director de Operaciones, del escenario, para dar una libertad a los personajes que no tendrían en presencia de su superior. Así, Tara colaborará en el asunto dada su relación personal con Rachel, a quien ayudará, a ojos de ésta, simplemente siendo su amiga. En el anterior arco argumental Tara inició una relación básicamente sexual con Ed Kittering, compañero de la Sección Especial perdidamente enamorado de ella. La frialdad con la que Tara ha tratado siempre a Ed nos hace ver, sin grandes explicaciones, qué clase de relación es. Los tres episodios de que se compone Operación: Blackwall nos enseñan que aunque Tara intente ocultar sus emociones y sus debilidades, es humana, y cuando comete errores es capaz de disculparse, aunque sea tarde.

En la operación de la que ha de hacerse cargo, vemos un constante reflejo de la vida de Tara: esa amiga que pudo ser ella misma, una vida que pudo tener, alguien que utiliza a alguien… Pero mientras en el caso de Rachel ella es la víctima, en el de Tara ella es quien utiliza. Queen & Country es un cómic sin textos de apoyo, y en ningún momento podemos leer los pensamientos de los personajes, todo se mueve a través de las acciones mismas, de las palabras que se dicen y de las que no. Es sincero como la vida, y Rucka consigue que entendamos en todo momento lo que pasa por el agitado corazón de Tara.

El arte realista y sucio de Jason Alexander (que evoca el estilo de Kent Williams, compañero de estudio) no hace sino realzar la credibilidad de la historia y de los personajes. Con sus expresiones faciales y su asombroso lenguaje corporal da un apoyo a los guiones de Rucka a un nivel que, a mi parecer, no han llegado los artistas anteriores. ¿Por qué no le veremos más a menudo?

Sin duda, Queen & Country mejora número a número, tanto en intensidad narrativa como en el tratamiento de los personajes, y uno se pregunta qué vendrá después… Operación: Blackwall es un inesperado soplo de aire fresco en esta ya de por sí excelente serie sobre el mundo del espionaje en nuestros días. Ahora, sus protagonistas son reales, con sentimientos reales, y eso hará que la próxima vez que les veamos jugándose la vida en una misión, sea mucho más terrible, y a la vez más fascinante.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments