Psico Soda

Por
2
867
 

Edición original: Psico Soda ESP
Guión: Carlos Vermut.
Dibujo: Carlos Vermut.
Entintado: Carlos Vermut.
Color: Carlos Vermut.
Precio: 18 € (Rústica, 120 págs.)

 
Información proporcionada por la editorial

Psico Soda, el cómic que en este momento sostiene en sus manos, es un recopilatorio de trece historias cortas realizadas entre los años 2006 y 2007 por Carlos Vermut, que ha tenido a bien recopilarlas para su disfrute. El de usted, esperamos. No sería excesivo afirmar que lo que usted está a punto de leer, si es que se ha aventurado a adquirir este ejemplar o tiene pensado hacerlo, es una sucesión de acontecimientos en su mayor medida macabros, siniestros, desconcertantes, perturbadores y por qué no decirlo, deliciosos. Entre en el juego, déjese llevar; disfrute de los personajes, de sus miedos, de sus obsesiones, de su locura. Y luego, tranquilamente, regrese a su vida normal.

Este tomo contiene las siguientes historias cortas:

    Doble sesión
    Clavo ardiendo
    Bubbles
    La memoria del hijo
    Extraterrestre
    Los demonios de la víspera de primavera
    The Grunt Way
    Judith
    Don Eugenio Martín Ferrer
    La prueba final
    Los nómadas
    Fin de curso
    Rom

Reseña

Después de El Banyan Rojo, ésta es mi segunda aproximación al mundo de Carlos Vermut. Me he acercado a él no sin recelo, por cuanto éste es un recopilatorio de pequeñas historias y yo no soy poco amante de las propuestas breves. Por suerte, las peculiaridades autorales de Carlos Vermut han hecho que, incluso en extensiones ínfimas, sus relatos resulten satisfactorios. Podría decirse que las obras de Vermut son como un batido hiperprotéico, un complejo vitamínico, concentrados nutritivos que “aportan” mucho “ocupando” poco.

De entrada, su dibujo es sencillo. Sin abirragamiento pero muy dúctil y expresivo, posibilitando que su narrativa visual sea muy completa. Así cada imagen explica mucho sin recargar la página ni necesitar de aclaraciones textuales, comunicando todo lo que está en su mano comunicar. Después sus argumentos están llenos de detalles significativos. Doblemente significativos en realidad. Porque no tan sólo contiene una carga contextualizada notable, con información relevante sobre personajes y situaciones, sino que también – esos detalles- conectan entre ellos de forma sugerente y novedosa. Y es que esa es una de las particularidades mas atractivas de la obra de Carlos Vermut, su capacidad para mezclar en una misma historia géneros y estereotipos de procedencia diversa, generando algo distinto, fresco, interesante y vivo. Divertido, por regla general, siempre teñido de una cierta ironía, aunque a veces también inquietantemente desgarrador.

Artículo anteriorNovedades de Planeta para el Salón de Barcelona
Artículo siguienteZNYoquesé: Un video calentito-calentito
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Juanan
Juanan
Lector
8 marzo, 2008 0:48

ara mí también ha sido todo un descubrimiento la obra de este hombre. Espero con ganas sus próximos trabajos.