Problemas editoriales en DC, los autores hablan.

Por
32
397

En el seno de DC no les debe de estar sentando muy bien que de lo único reseñable que se hable de ellos en las últimas semanas sea de la continua salida de autores de la editorial. Desde el verano pasado no han sido pocos los escritores y dibujantes que se han despedido de DC alegando diferencias editoriales: desde George Pérez y sus tremendas ganas de salir de Superman, Gail Simone dejando The Fury of the Firestorm y su despido en inmediata recontratación, Keith Giffen bajándose de La Legión de Superhéroes a los dos números, o Nick Spencer y la cancelación de sus planes con Supergirl antes de todo esto de The New 52. Pero la tormenta se desató con la catarata de declaraciones por parte de Rob Liefeld en Twitter, quien dejaba entrever que en las oficinas de la compañía tenían un problema bien serio.

Para llenar un poco más el vaso de la incomprensión, hace unos días se produjeron las últimas salidas de la compañía por parte del breve Andy Diggle y de Joshua Hale Fialkov, lo que venía a confirmar que el problema sigue latente. Ante tantas idas y venidas, cabe preguntarse ¿Es en realidad un problema serio? Con todo el auge de las redes sociales cada vez estamos más al tanto de lo que ocurre en las compañías y con los autores que trabajan para ellas. Por tanto, tal vez sea algo muy normal que se produzcan diferencias editoriales irreconciliables ¿O no?.

Desde Newsarama quisieron saber qué opinan los autores sobre esto y le hicieron una misma pregunta a varios de ellos. Algunos respondieron con sus nombres mientras que otros prefirieron permanecer en el anonimato:

Algunas decisiones recientes han dado como resultado el desacuerdo entre los creadores autónomos y la editorial. ¿Se trata de un comportamiento nuevo, algo propio del trabajo por encargo o es mera coincidencia? ¿Qué está causando el problema? ¿Sólo ocurre en una única compañía o en una forma de trabajar? Y ¿Hay mayores implicaciones para el cómic en general?

Y estas fueron algunas de las respuestas:

Dan Jurgens
superman-dan jurgensEn cualquier trabajo creativo y colaborativo siempre habrá diferencias creativas.

El cómic, por supuesto, es un trabajo donde se colabora.

Todos aspiramos a alcanzar esas experiencias mágicas en las que todo el mundo está involucrado al 100% con una idea, remando todos en la misma dirección y emocionados al verlo impreso. Cuando todo alcanza este nivel, el cómic en cuestión desprende un espíritu y una presencia que llega al lector. Cuando esto pasa, no hay nada más divertido que hacer cómics. Pero cuando llevas un tiempo trabajando en este negocio llega un momento en el que tienes diferencias con alguien. Los escritores pueden discrepar con su editor o con alguien de más arriba. Pueden discrepar con el artista, así como el artista puede disentir con lo que el escritor le ha dado. Puede ser tan simple como que el dibujante de interiores no esté contento con que alguien dibuje las cubiertas de su cómic o tal vez no aceptan sus diseños porque el editor de portadas tiene una filosofía distinta. O quizás porque el dibujante no está para nada de acuerdo con el entintado de su trabajo o cómo trata el colorista el cómic. La lista de posibilidades es extensa.

El hecho es que sí, las diferencias ocurren. Siempre ha pasado y siempre pasará. ¿Qué si es una nueva tendencia alarmante? Lo dudo. No es un crimen cuando ocurren discrepancias ni tampoco significa que los involucrados estén equivocados o no, ni si son buenos o malos. No son más que opiniones distintas. Sólo que a veces se complica.

El truco está en encontrar una solución que satisfaga a todo el mundo. A veces ocurre que un escritor consigue sacar adelante una historia que deseaba hacer. Pero en ocasiones es mejor para el guionista seguir adelante, todos hemos estado alguna vez alrededor de unas cervezas consolando a aquellos que no pudieron reconciliar sus diferencias. También hemos escuchado a algún editor despotricar de un autor que se ha marchado. He visto y hecho de todo esto que cuento y no tengo dudas de que lo volveré a ver. A menos de que seas el dueño, lo escribas, lo dibujes, lo entintes, le des color, lo imprimas y lo publiques tú mismo, este negocio seguirá siendo colaborativo. Con los avances tecnológicos, la separación geográfica y otros aspectos, hemos desarrollado una manera de trabajar que ha hecho que nos alejemos de la idea y el espíritu del trabajo en equipo. Como muchas cosas en la vida, lo que perdemos a menudo es difícil o imposible de recuperar.

Ron Marz
voodoo-02-01-ron marzLos tira y afloja entre las editoriales y los creadores han sido una constante desde que existen los cómics. Se supone que los editores deben proteger el valor de las propiedades, mientras que los autores desean libertad creativa. El sistema funciona cuando hay compromiso, colaboración y sobre todo confianza entre ambos. Creo que se trata de un tema cíclico. Existen periodos en los que hay más o menos libertad creativa, dependiendo del control editorial sobre sus propiedades.

Creo que en el pasado más reciente ha habido más control editorial porque el contenido de los cómics se ha convertido en franquicias que dan cientos de millones de dólares. Comprensiblemente las empresas propietarias quieren proteger sus intereses. Así que los creadores deben decidir qué parámetros les son aceptables. En todo esto hay algo de ironía, y es que todas estas propiedades nacieron de la libre creatividad. Ahora que estas propiedades son valiosas hay mucho más control sobre esa creatividad. Es muy difícil que en el matrimonio entre arte y comercio no haya incidentes. Pero como todo matrimonio, la confianza es la que lo hace funcionar.

Anónimo
En DC se puso de moda una costumbre con el comienzo de las Nuevas 52. Al principio, el nuevo y audaz enfoque fue más que bienvenido. Permitía que muchos creadores moldearan y adaptaran los personajes del UDC, tanto en el arte como en los guiones. No se toleraban viejos vicios y se intentó acabar con los clichés, lo que era buena idea.

Entonces comenzaron a tomar como costumbre que se rescribieran o redibujaran algunos cómics, casi siempre sin pago alguno. Había una expresión que usábamos internamente: “La paga de combate” (combat pay). Significaba que si tu arduo trabajo había sido aprobado y terminado pero el editor decidía hacer un cambio importante, se esperaba que te pagaran por el tiempo que pasabas trabajando en ello. Eso dejó de ocurrir. Pero los cambios en los guiones o en el dibujo seguían ocurriendo.

Los editores jefes tomaban decisiones y le pedían a los editores directos (con los que tratan directamente los autores) que hicieran efectivos esos cambios. Y los cambios se produjeron. Y luego pidieron más cambios; más reescritura de guiones, más vuelta a dibujar. Y después llegaron más reescritura y más dibujos (sin cobrar).

Apareció un nuevo patrón. Los creadores recibían el visto bueno de sus resúmenes, los guiones eran escritos, el dibujante hacía su trabajo para que luego les pidieran que se rehiciera todo de nuevo. Ocurrió muchas veces. Es diferente según cada creador y cómic, pero era (y es) la tendencia habitual.

Con todo esto, nosotros como creadores hemos perdido la fe en los editores, simplemente porque ellos han perdido la fe en nosotros. Y resulta muy difícil crear buenas historias de esta manera.

Con esto no quiero decir que haya alguien con malas intenciones. Es sólo que los editores de DC quieren que sus cómics sean buenos. Esa es la verdad. No es nada que tenga que ver con algo tan estúpido como una lucha de egos. Sólo desean grandes cómics. Pero el proceso se ha vuelto improductivo.

Muchos creadores se están marchando.

Anónimo
Estaba pensando en dar una respuesta detallada con ejemplos claros, pero la respuesta corta es que lo que está ocurriendo en DC ahora mismo es un follón de proporciones épicas y sin precedentes. Todo el mundo en la industria lo sabe y nadie se puede creer lo que está pasando. Por otro lado, no parece que a DC se le acabe la gente dispuesta a tratar con toda esta mierda y a la mayoría de los fans parece que no les importa. Así que más razón les dan.

Rob Liefeld
He trabajado con cómics durante 27 años y entiendo el “da y recibe” que alimenta la relación entre los editores y los creadores. Pero nunca ha sido tan mala como lo es en DC en estos momentos. Esto no es una opinión, es un hecho. Es la razón por la que mucha gente está cansada y se está marchando. Si los autores que no se están quejando tuvieran otras opciones, ya se habrían ido también. Trabajé para Marvel desde 2004 hasta 2011, colaboré en un montón de proyectos y portadas y di el salto a DC con la intención de cambiar de situación. Me encontraba en mitad de un proyecto con Deadpool cuando la tentación de DC fue tal que se me hizo imposible de resistir. Me pidieron que trabajara en Halcón y Paloma en verano de 2010, cuando se iba a convertir en un spin off de Brightest Day, antes de que pasara lo de las Nuevas 52. El tiempo que pasé en DC fue de lo más emocionante que he vivido en el mundo del cómic.

Hubo un momento en el que me vi llevando cuatro series al mismo tiempo, Hawkman, Deathstroke, Halcón y Paloma y Grifter, por si lo habíais olvidado. Esto fue hace un año, así que es bastante reciente y debo recordarle a todos que tenía mi sitio en la mesa. Era la mesa de los niños, pero tal como ocurre en el día de Acción de Gracias, los niños escuchan las conversaciones de la mesa de al lado, la de los mayores, y escuché lo suficiente como para saber que la disfunción en esta compañía era grave.

hawkman-liefeldNo nos engañemos diciendo que también es un problema de Marvel. No lo es. No sé de mucha gente que se esté largando de las series Marvel. Es un problema de DC. Los creadores en Image hacen lo que quieren, viviendo uno de los mayores éxitos que la editorial ha visto en años. Los creadores de Marvel están motivados y comprometidos de una manera que no había visto en mucho tiempo, mientras que DC está intentando averiguar por qué toda esa energía con la que empezaron con las nuevas 52 se ha disipado tan rápido.

Mi experiencia fue que me pidieron que “resucitara al paciente”, que subiera las ventas de unos títulos que habían perdido el 70% de su audiencia en un periodo de cuatro meses, y la presión era diaria. Los editores directos son un dolor, lo saben y aún así quieren darles más poder. La presión por competir con Marvel es enorme. DC saboreó las mieles del éxito de ventas en los primeros meses de las nuevas 52, quieren liderar las listas de ventas, es por eso por lo que las grietas son tan visibles. Batman es su arma más fiable y están estirando el personaje lo máximo posible para obtener mejores ventas y dominar el mercado. El resto del catálogo DC que no tiene a Batman es muy difícil de vender así que todo se examina para maximizar el potencial de ventas. Este tipo de presión cansa, es devastador, irritante. DC no quiere contar la mejor historia, busca la historia que venda mejor y con este tipo de presión harán que la gente salte.

Como creador te contratan para que des con una historia convincente que reciba la aprobación editorial. Una vez te la aprueban trabajas en ese argumento para que genere la energía y el rumbo de tu serie. Si esa historia es constantemente interrumpida y modificada para que hagas cambios impuestos por el marketing, las licencias y los antojos del jefe, la inspiración se corta, se instala la frustración y el creador se marcha. Tuve un editor que quería que contase otra historia, una que iba en contra de la dirección, del editor jefe y del editor ejecutivo. Me negué diciendo que aquello no era lo acordado, así que llevamos el tema a las altas esferas para aclararlo. Su historia se desarrollaba en el planeta alienígena donde el protagonista había nacido y nos dijeron que el personaje ya no era un extraterrestre y que todo debía desecharse. Ni mi historia ni la del editor ya no servían de nada. Todo esto ocurrió en el lapso de dos semanas con reuniones, confirmaciones, cambios del editor en su historia y el momento en el que debimos desechar todo lo relacionado con el protagonista. Sí, así es como están las cosas. Y hay quien se pregunta por qué la gente está harta.

Recordad que esta es la era Disney/Time Warner, ellos son a los que hay que servir. Los dos grandes galgos del entretenimiento poseen catálogos de cómics que rivalizan y uno de ellos se está distanciando mientras el otro corre para alcanzarlo.

Esto tiene que mejorar, y lo hará. Superman lo hará espectacularmente (suponemos que Rob habla de la película) y le dará a DC y a Time Warner la segunda franquicia que esperaban con la película de Green Lantern. Necesitan más munición y ésta les va a durar para largo. La cosa se relajará un poco y finalmente vendrán con la frase “¡¡Mirad, no sólo somos Batman!!

Pero las cosas como son, el lanzamiento de las 52 superó todas las expectativas y la campaña de Before Watchmen ha sido un éxito en marketing y ventas, apuntalando a la compañía y ocultando temporalmente la caída en ventas de las 52. Batman es un monstruo y eso no va a cambiar en la vida. Así que esperad más Batman, tal vez incluso de 1966… oh, eso ya está ocurriendo. Digo la verdad porque no temo a las repercusiones, no busco otra oportunidad, no hay vuelta atrás. Después de todo, son sólo cómics ¿Verdad?

¿Verdad?

El análisis que podemos sacar sobre estas declaraciones podría ser bastante extenso, pero podemos quedarnos con algunas reflexiones. Para empezar es evidente que los conflictos entre editores y autores son el pan de cada día en esto de la industria del cómic. Ya lo sabíamos y los entrevistados no hacen más que confirmarlo. Jurgens y Marz parecen estar entre dos tierras, conocen el problema y lo han vivido pero tal vez no lo hayan sufrido recientemente como el resto de autores que dan sus respuestas. ¿Será por que son perros viejos en esto de los lios editoriales? Quien no tiene pelos en la lengua es Rob Liefeld. Podremos criticar su arte pero este tipo tiene bien claro como quiere trabajar y no se amilana a la hora de decir lo que piensa. Pero seguro que la frase con la que muchos se han quedado es la de “un follón de proporciones épicas y sin precedentes” ¿Quién será este autor que está tan escarmentado con DC?

Fuente: Newsarama.

32 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
jojojajo
jojojajo
Lector
28 marzo, 2013 18:56

 Lo siento, iba  a comentar algo pero no me quito de la cabeza esa frase de ROB!:”entiendo el “da y recibe” que alimenta la relación entre los editores y los creadores”

Me he imaginado cosas horribles, cosas que vosotros no creeríais.

molon labe
molon labe
Lector
28 marzo, 2013 19:04

 La verdad es que es muy interesante, me encantan estos cotilleos, disputas internas y puñaladas por la espalda, ademas queda clarisimo que Rob no tiene pelos en la lengua… ni manos para dibujar, si sigue asi acabara siendo solo un muñon…

Javié
Javié
Lector
28 marzo, 2013 19:04

 Rob Liefeld

He trabajado con cómics durante 27 años y entiendo el “da y recibe” que alimenta la relación

Por cosas como estas el es un genio y nosotros simples y mediocres mortales.

Libradus
Libradus
Lector
28 marzo, 2013 19:30

Los editores jefes tomaban decisiones y le pedían a los editores directos (con los que tratan directamente los autores) que hicieran efectivos esos cambios. Y los cambios se produjeron. Y luego pidieron más cambios; más reescritura de guiones, más vuelta a dibujar. Y después llegaron más reescritura y más dibujos (sin cobrar).

O sea que al final de cuentas se resume todo en un asunto monetario. El problema no es la libertad creativa, sino que la editorial no paga con los cambios que impone, los creativos trabajan dos o tres veces por culpa de los cambios de pensar de los mandamases y el empleado sólo recibe una paga.

Vamos, como en los trabajos de los simples mortales.

Spirit
Spirit
Lector
28 marzo, 2013 20:04

Pues mal que nos pese a algunos, está claro que las oficinas de DC son un caos. Que sí, que siempre ha habido follones editoriales y siempre los habrá, pero como en el alcohol, lo que marca la diferencia es el grado. Y parece ser que ahora en DC hay muchos grados.

Decimos mucho de Didio, pero…¿se podría llamar Harras el problema?

Me ha encantado ese anónimo-2 y el amigo Rob, que como autor es más malo que la tos pero como contertulio del SALVAME da mucha información de la buena.

Lo que no tengo claro es por qué Marvel no tiene esos problemas (con excepciones), si porque tiene una dirección clara sobre sus cómics o porque confía en sus primeras espadas.

emilio
emilio
Lector
28 marzo, 2013 20:18

Yo siempre antepondre la libertad creativa ante la restriccion editorial pero como bien dice jurgens cuando no trabajas para ti mismo tienes que tragar con lo que diga tu jefe que para eso te paga: eso lo vivimos todos dia dia en nuestros trabajos. Tanto en marvel como en dc la libertad creativa es una quimera y toda esta polemica tiene mas que ver con condiciones laborales y salariales totalmente injustas que es lo que se deduce de los anonimos.

Reverend Dust
Lector
28 marzo, 2013 20:39

Yo tengo claro que el Anónimo que habla de “follón de proporciones épicas” es Pedro Monje.

Lychantros
Lychantros
28 marzo, 2013 20:45

tras leer la reseña, y las opiniones de los 5 autores, creo que lo que mejor resume la actual situacion de dc con sus autores es esto =>

Aviso de Spoiler
Javié
Javié
Lector
28 marzo, 2013 21:13

 Yo creo que a estas alturas la solución a todos los problemas de DC es un nuevo Reboot, pero 52 series es poca cosa, esta vez se deberían marcar el reto de editar unas 75-80 series mensuales, con cambios de equipos cada dos/tres días, que después los artistas se acomodan y creen que los personajes son suyos.

Vespertine
Vespertine
Lector
28 marzo, 2013 21:20

Yay! Mas culebron marca DC.

Valdi
Valdi
Lector
28 marzo, 2013 21:22

Pues menuda decepcion…los que sueñen con trabajar en DC deben estar bien desilusionados con este panorama…pero esto es muuuy dificil que cambie…y ahora mismo no estan teniendo problemas con los autores de Batman que es lo que vende…pero como salgan tambien van a bajar muucho las ventas y van a tener un problema muy serio pues los autores con mas renombre y que puedan mover masas de fans sabran como estan las cosas y es difil que quieran entrar, asi que el dia que salgan Capullo y Snyder van a tener un problema en mi opinion…aunque tambien les mueve el dinero y depende de lo que ofrezcan,seamos sinceros, pueden estar muy cabreados y querer cambiar las cosas pero si luego le ofrecen un paston van a acceder y no van a conseguir nada,todos tienen la culpa creo yo.

Valdi
Valdi
Lector
28 marzo, 2013 21:27

Y se me ha olvidado felicitar a Marcos Martin (no eres el artista verdad?), un articulo muuy interesante,muchisimas gracias y felicidades! 🙂

Jordi Molinari
Autor
28 marzo, 2013 21:46

Obviamente que una parte importante siempre es la monetaria, Libradus. Cambiar lo que recibían los autores en Vertigo inició el declive en los últimos años. La libertad creativa no siempre da de comer, y muchos vienen a las grandes más por el cheque que por poder escribir obras maestras, aunque naturalmente todo tiene un punto.

Pero también es cierto que en DC Comics no tienen claro que rumbo quieren tomar en muchas series (eso les pasa por no tenerme a mi de “gran arquitecto”), y sólo te respetan si generas mucho beneficio o tienes un poder inusitado dentro de DC (la única explicación que Levitz siga haciendo lo que le sale del nabo).

Pero antes de empezar a meter mano, deberían dejar el primer arco/primeros números para ver que tal funciona la cosa tanto de crítica como de ventas, lo que no puede ser es aprobar un arco y luego a los dos días decir “¿Hey, recordáis las disculpas de DiDio por el trato recibido y que si se aprobaba un arco argumental, ya no se tocaba? Pues hemos decidido que nos sale más a cuenta no pedir disculpas”. 

El cabreo por la marcha de Fialkov me durará durante mucho tiempo, y la salida de Diggle dependerá del nuevo equipo equipo creativo, puede que según lo que venga después me haya dejado menor cabreo que la recontratación de Gail Simone por “oh no, ¡nos tacharán de sexistas!”.

Javié
Javié
Lector
28 marzo, 2013 22:26

 Sin embargo se da la paradoja de que cuando vas a las entrevistas con editores, hay la sensación en el ambiente de que es mas fácil, (entrecomillando muy mucho lo de fácil), que te den trabajo en Marvel que en DC, como que DC está mucho mas cerrada a nuevos artistas, al menos artistas nobeles. 

Tildoras
Tildoras
Lector
28 marzo, 2013 22:39

 Sí, sí, todo en DC está horriblemente mal…. ¡pero no se para de hablar de DC! ¡todo el mundo habla de DC!

Todo es un montaje en el cual DC se ha convertido en el Telecinco de los comics. La única forma que han encontrado para que la gente siga sus series es que estén pegados a su actualidad de reality y Salvame Deluxe.

¿no lo entendeis? hace poco en DC los equipos creativos eran cambiados a los pocos números de empezar la serie. Luego pasaron a dejar la serie al mes de empezarla como la de He-Man y ahora ¡los autores dejan las series antes de empezar!

Es el nuevo programa de DC, que consiste en ver cuánto son capaces de superarse. Pronto contratarán autores que se irán una hora más tarde… porras, ahora mismo ya hay artistas que sin haber sido contratados por DC ya están planeando dejarla. :-S

Javié
Javié
Lector
28 marzo, 2013 23:15

El trabajo que está haciendo C.B. Cebulski para Marvel es muy grande!!

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
28 marzo, 2013 23:16

Bueno, en la acera de enfrente es cierto que en ese sentido parece que están mejor, al menos dan más sensación de buen rollito y de estar agusto. Pero en algunos casos a efectos del lector viene a ser lo mismo. Sin ir más lejos me acabo de enterar que en el sexto número de Nova cambian el equipo creativo. Con un par. Esas son las cosas que mantienen a los lectores, si señor.

Es cierto que parece que la transición se hace de buen rollo, porque seguramente ya estaba pensada desde el principio. Pero a mí como lector me sienta como una patada ahí mismo.

Igverni
Lector
28 marzo, 2013 23:19

Muy bueno Tildoras, ahí le has dado !!!

Realmente el problema de DC no es uno, son muchos, según mi opinión,  por eso la bola de nieve es tan grande… algunos podrían ser:

1º y principal: Orgullo
* Creo que tienen un mal entendido concepto de que sus personajes son los mejores, los más importantes, ICÓNICOS del mundo (y quizá en eso tengan razón)… pero en el fondo deben creer que sus comics venden solos, p.ej. Batman, no importa quien lo escriba… o Superman… o si no, no se entiende que provocaran la dimisión de un maestro como George Pérez, o no les importe que Diggle se largue nada más empezar…
*Orgullo de pensar que los editores, que no son más que unos asalariados más de la empresa, saben mejor que nadie que es lo mejor para dichos personajes, y en el fondo… no busquen mas que “negros” que les hagan el trabajo que realmente ellos no saben/pueden realizar…

2º Obcecación (¿orgullo?)
DC Tuvo un gran éxito de ventas y crítica con 52… la serie semanal protagonizada por los personajes de “segunda”… y a alguien se le metió en la cabeza ese número mágico, cuando el mercado no puede absorver tantas series, ni pueden realizarlas con el mínimo de calidad exigible… y casi 2 años despues, no hay quien les baje del burro !!!
Pero de lo que se olvidan, es que si 52 fue un éxito fue por los escritores involucrados, ya que no hay personaje malo, sino malos autores que no saben sacarle partido… (pero ahí volvemos al punto 1)

3º Falta de rumbo
Con tanta intromisión editorial “a pie de calle”, dan la sensación de que no están planificando realmente lo quieren hacer con el Universo, no se, a 6/9 meses vista…

4º Falta de vision real de mercado…
Hace 15 años, excepto honrosas excepciones, el mercado de movia al antojo de Marel y DC…
ahora disfrutamos una Edad de Oro creativamente hablando, con más y mejor oferta y pposibilidades de distribución que nunca… Image, Dark Horse, Oni Press, etc… el mercado está lleno de gente creativa que tiene historias que contar, que se alejan y amplían el genero de super-heroes, y que con Internet ha conseguido poder difundir y darse a conocer… cuando antes tenías que pasar obligatoriamente por Dc o Marel para ser “alguien”…
pero en DC aún parecen estar en su pedestal, parece que le estan haciendo un favor a alguien cuando le contratan…

y seguro que hay muchos más motivos para sacarle punta…

Mighty Ultimate
Mighty Ultimate
Lector
29 marzo, 2013 2:19

 Irónicamente a lo que dijo Diamond, Jim Shooter se fue de DC por conflictos creativos con su editor….

Fran_FV
Fran_FV
Lector
29 marzo, 2013 4:54

 La discusion artista ejecutivo se dara siempre, pero yo el espectaculo de todas las semanas de “se anuncia x guionista para x serie´“x guionista abandona x serie antes de publicar el primer numero´´ y demas zaranjadas no lo veo ni lo he visto en otro sitio, nunca.

molon labe
molon labe
Lector
29 marzo, 2013 9:57

 De todas maneras no veo donde esta el problema, se demuestra que DC es una empresa normal como todas, con sus odios y pasiones como debe ser una empresa viva… y Marvel pues como todo buen rollito, paz, amor y lapiceros de colores, mucho mas gay ¿no?.

Jordi Molinari
Autor
29 marzo, 2013 10:18

Si molon, dile eso a Rucka 😉

TON-EL
TON-EL
Lector
29 marzo, 2013 10:52

 Hombre esta claro que en una editorial de comics hay editores que marcan a los guionistas las lineas generales de lo que hay que hacer, pero lo de DC es ridículo ya son demasiadas noticias y poco a poco  se van quedando con lo peor del mercado americano excepto los nombres que todos sabemos.

Se va por tanto poniendo de manifiesto el error que ha supuesto todo esto del New 52 que además no se planifico bien desde el principio y así les esta yendo, lo único que espero y deseo es que los jefazos de Warner se den cuenta de todo esto y pongan de patitas en la calle a toda la directiva de la editorial para intentar en algún momento futuro recuperar el prestigio perdido.

Ocioso
Ocioso
Lector
29 marzo, 2013 11:05

Epifanía, catarsis, y Crisis, pero esta vez bien hechas.

Spirit
Spirit
Lector
29 marzo, 2013 11:12

Yo creo que los directivos de la Warner se acuerdan de tanto en tanto que tienen una división que hace cómics…y ahí reside parte del problema, pues dicen “haced cosas molonas con las que se pueda hacer películas”. Y como no saben qué hacer con esa directriz, van probando cosas de manera improvisada/desesperada a ver si suena la flauta.

Yo no creo que en Marvel sea todo buen rollito (y no sólo por Rucka), pero sí que los principales espadas han sabido coger una dirección que pega con las directrices editoriales, o viceversa (es decir; que las directrices editoriales concuerda con lo que saben hacer las primeras espadas). Y a ésto no es ajeno el gran éxito de todas las franquicias cinematográficas; cuando las cosas van bien, va bien todo.

Jordi Molinari
Autor
29 marzo, 2013 13:09

Planificaron CoIE con 5 años de antelación. A los 8 años hicieron Hora Cero para intentar arreglar todos los errores que se les colaron. El problema no es el nUDC, es precisamente que sean incapaces de saber que hacer con él, cuando debería ser la cosa más jodidamente fácil del mundo. Aunque si, con algo más de planificación, seguramente ciertas cosas irían más rodadas. Y no, volver al universo pre-nUDC no sería la solución, si no posiblemente algo aún más nefasto…

db105
db105
Lector
29 marzo, 2013 19:13

Las tensiones editorial-autores es una consecuencia natural del modelo de negocio dominante en el comic americano, que en mi opinión es un modelo enfermo creativamente hablando. Habrá etapas mejores y etapas peores en cada editorial, pero cuando el sistema es seguir exprimiendo eternamente antiguas franquicias propiedad de multinacionales, rotando equipos de escritores y dibujantes a sueldo… ¿pues qué esperamos? Es como si el mercado editorial estuviera dominado por fanfiction de Harry Potter y Crepúsculo. Es el modelo que eligen los fans, que siguen poniendo su dinero en esas franquicias.

Brian Blaquesmith
Brian Blaquesmith
Lector
29 marzo, 2013 22:06

 Lo acaba de poner Breyfogle en su muro hace nada…

Yes, it’s true. DC has changed all the creative teams on BATMAN BEYOND UNLIMITED. No, I don’t know why; as I heard it, the book was doing well.

No problem. It’s just as well for me, because, for the first time in many years, I was planning on taking a long break this summer to rejuvenate and do many things I’ve had to put off for years, and I assumed I’d have to leave BATMAN BEYOND in order to do so.

I had two more issues of BATMAN BEYOND to draw before the teams changed, but then I was offered a job I felt I couldn’t turn down (and one for which I’ve signed a non-disclosure agreement; the work will be revealed this summer). I found I couldn’t do both jobs at the same time, so I left BATMAN BEYOND UNLIMITED two issues early. It was a very difficult decision for me.

I’ll be looking for more work after the summer -preferably a comics title- and would/will be able to start again in September.  Basicamente que BATMAN BEYOND UNLIMITED  cambia de equipo, y van…

Dairi
Lector
30 marzo, 2013 0:01

 Llegará el punto en donde los comics de DC estarán en segundo plano por los constantes culebrones que se arman en las oficinas, espero que las que les esten resultando como Wonder Woman salgan airadas de esto

Jordi Molinari
Autor
30 marzo, 2013 0:20

Claro, si cambian los equipos creativos en Marvel es todo un ejemplo de planificación (aunque 2 meses antes te vendieran al escritor como alguien con grandes ideas que iba a estar mucho tiempo…), pero si lo hacen en DC Comics es todo problemas y una planificación horrible.

Además, allí ahora trabajarán (en los cómics digitales) gente como Jeff Parker (Red She-Hulk) o Christos Gage (Avengers Academy), y precisamente comentan que eso es debido a los cómics digitales son llevados desde las oficinas de San Francisco.

Así que o no metemos estos cambios dentro de “la casa de los líos” o quiero a Parker y Gage en los Nuevos52 antes de finalizar el año. Una cosa u la otra, rajar y “tenerlos aislados” no 😛

Sergio Robla
Admin
7 abril, 2013 18:46

 Diría que ese anónimo es Keith Giffen, un veterano que ha estado siempre presente en la editorial de una forma o de otra, que sabe cómo funciona, y que siempre ha sabido hacer encaje de bolillos con cualquier serie que le diesen y conseguir algo desde medianamente decente a sorprendente, adaptándose como nadie a las directrices editoriales. Y que ahora se larga de la Legión, cosa que no parece nada propia de él. Mejor que se quede en Threshold, donde nadie le moleste.