Previa del segundo número de Dancer

Por
6
291

Desde mediados de los noventa, el género negro viene viviendo una suerte de época dorada hasta el punto de que -superhéroes aparte- es uno de los más prolíficos de la actualidad. Solo hay que echar un ojo a las fulgurantes carreras de gente como Greg Rucka, Brian Michael Bendis y Ed Brubaker y como pasaron de ser escritores de género especializados en relatos como Queen & Country, Torso o Point Blank a tomar las riendas de los principales universos de ficción de las grandes editoriales.

Durante los últimos años, esta tendencia se ha mantenido con sus altas y sus bajas, gracias en cierta medida a la continua revisitación de dichos entornos por los guionistas ya citados -capaces de escribir Scarlet, Criminal o Punisher a la par que Vengadores, Capitán América o Action Comics– y de otros que iban llegando o se sumaban a la moda pese a no tener demasiada experiencia en tales menesteres (caso de Robert Kirkman y su más que recomendable Ladrón de Ladrones). Dentro de estas nuevas incorporaciones a los adalides del género negro, si hay un guionista que esté destacando especialmente es Nathan Edmondson, a quien los fervientes seguidores del Nuevo Universo DC probablemente recordéis por su malogrado paso por Grifter, pero cuyas aportaciones a la causa van mucho más allá.

Para encontrarlas hay que trasladarla a la vecina Image Comics donde -junto a Tonci Zonjic– nor brindó la aclamada Who Is Jake Ellis?, un vertiginoso relato de espías protagonizado por un operativo sempiternamente acompañado por un fantasmagórico “hombre de negro” al que solo él podía ver y del que obtenia las indicaciones pertinentes para escapar con vida de sus arriesgadas misiones. Con una absorbente atmósfera de misterio constante, tras concluirla se uniría al dibujante Mitch Gerards para embarcarnos en Activity (protagonizada por un operativo secreto especializado en provocar “efectos dominó” mediante las que resolver situaciones internacionales de riesgo antes de que estas estallasen).

Dancer es su última limitada junto al dibujante de Vikings Nic Klein, y en ella recupera el buen hacer de la miniserie de Jake Ellis con uno de esos números de arranque que le impulsan a uno a querer agenciarse a toda costa el segundo. ¿Las virtudes? Una narrativa que atrapa y saber mantener ese buen gusto para adentrarnos en un elegante relato de espías ambientado entre la añeja pompa de la Europa transalpina a medio camino entre la trilogía Bourne y Casino Royale, con el condimento de cierto ramalazo psicológico/onírico a la mejor tradición de las películas de Christopher Nolan. La serie nos narra las andanzas de un asesino retirado que pasa los días junto a su amante, una joven bailarina de balet irlandesa que está de gira por Milán.

Ambos llevan una vida apacible sin que la chica sea consciente del pasado de su pareja hasta que ambos se ven asediados en el casco antiguo de la ciudad italiana por alguien que intenta acabar implacablemente con sus vidas. Para protegerlos a ambos, el protagonista de la historia deberá destapar su pasado, aunque la verdad que saca a la luz tras hacerlo… es mucho más retorcida de lo que cualquiera podamos imaginar. Si no disfrutásteis del primer número de la miniserie no dudéis en haceros con él. Y si ya lo hicistéis, este miércoles sale a la venta la segunda entrega para todos los que sigáis las novedades a través del mercado americano. Así que, buen provecho y mucha suerte en la huída.

Fuente: Comic Book Resources.

6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Reverend Dust
Lector
13 junio, 2012 12:53

El primer número me pareció muy interesante, con un apartado gráfico impecable para el tono de historia que se quiere contar (muy Brubaker), y un cliffhanger que, sin ser la cosa más original del mundo, sí que mantiene la curiosidad y no está tan manido en cómics como podría ser en películas.

Deseando que llegue este número 2.

samanosuke
13 junio, 2012 12:56

Vaya qué pintaza, qué lástima que estas cosas no se publiquen por aquí, y más sin son miniseries, que en un tomo se las ventilan y tenemos una buena historia que disfrutar sin más complicaciones.

Por cierto, yo añadiría a la lista a Azzarello y a Aaron, otros dos que tras empezar escribiendo historias de género negro han acabado formando parte importante en las grandes editoriales. 😉

Raúl Martin
Lector
13 junio, 2012 13:27

Edmonson se está convirtiendo en uno de mis guionistas básicos de la actualidad (The Light,The Activity, Who is Jake Ellis?). Sin embargo, Grifter me parece su serie más floja con diferencia, espero que la gente no lo mesure por ella, porque es capaz de mucho más. Y esta Dancer aparenta residir en la misma linea de Who is J.E.

Armin Tamzarian
Autor
13 junio, 2012 16:47

“Por cierto, yo añadiría a la lista a Azzarello y a Aaron, otros dos que tras empezar escribiendo historias de género negro han acabado formando parte importante en las grandes editoriales.”

Gregg Hurwitz, Duane Swierczynski, Victo Gischler, Charlie Huston… estos venían directamente de la literatura noir (tienen libros publicados de ese género) y también se codean ahora en las editoriales grandes escribiendo Punisher, Masacre, Caballero Luna, Lobezno…

Stasis
Stasis
14 junio, 2012 7:44

Los del género negro: probad SuperSpy, de Matt Kindt

Alex Cruz
Lector
17 junio, 2012 0:36

Buenas recomendaciones de las ultimas Novelas Negras del Comic USA… La narracion se siente en el estilo del Daredevil de Ed Brubaker y Michael Lark, lo cual no es malo. Vaya estilo cuando se junta Ed Brubaker y Michael Lark para narrar algo… La sinopsis del guion se oye bien para una adaptacion a cine.

Hay que seguir mas de cerca a este Nathan Edmondson, lastima por lo de su Grifter, pero quien diablos compra 52 comics menuales de una sola editorial??? Abrumadora de la oferta de comics en el Previews de Diamond.