Pretty Guardian Sailor Moon & Codename: Sailor V

Por
6
1559

 

Guión: Naoko Takeuchi
Dibujo: Naoko Takeuchi
Edición España: Norma Editorial
Contiene: Bishojosenshi Sailor Moon Shinsoban JAP
Formato: Tomo manga (de 12) rústica de 232 páginas
Precio: 8,00 €

 

“La bella guerrera con traje marinero
que lucha por el amor y la justicia”

Corría el año 1992 cuando se difundió el fenómeno de Sailor Moon por el mundo, más de 80 países y 42 idiomas diferentes, siendo, de hecho, el anime más doblado hasta la fecha. Miles de niñas (y niños, aunque solían ocultarlo) devoraron las aventuras de este grupo de justicieras adolescentes con uniforme de marinera y poderes mágicos y raro es quién no conozca algo de las aventuras de las guardianas de la Princesa de la Luna y el Cristal de Plata. Con ellas se dio el pistoletazo de salida a la fiebre en masa por las Magical Girls, un subgénero que no había acabado de despegar cuando ya había caído, y así Sailor Moon se convertiría en un precedente a series y mangas posteriores como son algunas obras de las Clamp, Card Captor Sakura y Kobato, o Shugo Chara! de PEACH-PIT, el anime Magical Doremi de Toei Animation dirigido por Takuya Igarashi y Shigeyasa Yamauchi o incluso reformulaciones occidentales más recientes como las Power Puff Girls de Cartoon Network creadas por Craig McCracken. Recientemente en nuestro país Norma Editorial ha empezado a publicar la obra Naoko Takeuchi, la original Sailor Moon, y también la historia previa que daría lugar a la misma: Codename: Sailor V.

Pretty Guardian Sailor Moon & Codename: Sailor V

La encargada de la obra es Naoko Takeuchi, autora de varios mangas, aunque no ha tenido ni de lejos al éxito de su Pretty Guardian Sailor Moon, ha destacado curiosamente en la composición de las canciones para la adaptación al anime de su obra más popular. Como nota anecdótica, es la esposa de Yoshihiro Togashi, creador de Hunter x Hunter y Yu Yu Hakusho.

Aunque en Sailor Moon la premisa sea utilizar la mitología clásica para contar una historia, usando como hilo conductor el mito de la diosa Selene y Endimión, lejos está la cándida muchachita protagonista de la obra de Naoko Takeuchi de ser la Selene (que no Artemisa) mitológica y Tuxedo Mask (Señor del Antifaz, para los que nos hemos criado con el doblaje español) de ser el pastorcillo hermoso del relato original. Sailor Moon es una interpretación tan fiel a este relato mitológico como pueden serlo el Saint Seiya de Masami Kurumada a sus referentes de la mitología griega o el anime Neon Genesis Evangelion de Hideaki Anno en el caso del Antiguo Testamento.

¿Y de qué va Sailor Moon? Pues de cómo una serie de chicas se convierten en las elegidas, las reencarnaciones de las guardianas de la princesa de la Luna, que tras la caída del reino han vuelto a aparecer en la Tierra. Además de buscar a la princesa y el mítico Cristal de Plata, deberán luchar contra sus enemigos que buscan robar la energía de los humanos y causar la destrucción del mundo.

Una de las cosas que más desconcierto puede causar entre el lector de este manga, si ya ha visto el anime antes, es el cambio de nombres en sus protagonistas. Como en tantas otras ocasiones en estos casos, raro es el personaje que conserva el mismo nombre que en su versión animada, así como los nombres de las transformaciones y presentaciones, por lo que los nostálgicos de “Bunny” pueden sentirse al principio desconcertados al conocerla ahora como Usagi (nombre que también significa conejo, pues en el acerbo popular japonés siempre relacionan a la Luna y los conejos), y el “Pristina Luna, ¡Dame el poder!” era en realidad en el original un “Moon Prism Power, Make Up!”. Una vez uno se acostumbra a esos cambios, algo casi instantáneo, el lector puede apreciar una cosa que no se da, y que al menos yo temía: los trazos del dibujo de Naoko Takeuchi no han envejecido mal, y aunque no sea un estilo “intento de copia Ai Yazawa como el que se suele dar tanto a día de hoy, resulta grato a la vista incluso para el lector no acostumbrado al estilo más clásico, como puede pasar al acercanos a otros mangas de cierta época.

 

Guión: Naoko Takeuchi
Dibujo: Naoko Takeuchi
Edición España: Norma Editorial
Contiene: Kodo Nemu wa Sera Bui JAP
Formato: Tomo manga (de 2) rústica de 272 páginas
Precio: 8,00 €

 

“Es un secreto, pero…
¡soy la guerrera justiciera Sailor V!”

Mucho se ha hablado de si Sailor Moon era un mal ejemplo o no para las jóvenes que disfrutaban con sus aventuras, sobre los estereotipos, la superficialidad de las protagonistas y el machismo subyacente. Pero no hay que olvidar que se trata de una obra orientada sobre todo para niñas y adolescentes, algo por lo que se vieron aún como más sangrantes esas características de niña tonta de la protagonista, aunque se suele olvidar que en este tipo de historias el héroe o heroina se ve obligado a serlo y a menudo resulta ser el menos apto en un principio. En el fondo, si se apartan esos prejuicios, Sailor Moon son las aventuras de unas adolescentes normales, con una imagen mucho menos “dañina” de la que nos ofrecen tantas series orientadas para este tipo de público hoy en día, un grupo de amigas que tienen que sacar fuerzas de flaqueza y apoyarse las unas a las otras para poder lograr el éxito, pues cada personaje tiene sus virtudes y sus defectos acusados pero no pueden salir adelante si no es como grupo, pues también sus enemigos son grupo bien organizado. La unión les da la fuerza mientras cambian y crecen como personas.

Por otro lado, el factor romántico de la obra, aunque visible desde las primeras paginas, es agradable, aunque con un toque empalagoso resulta digerible y no es el eje central de la trama, aunque suele hacerse mención a ella en casi todos los capítulos rara vez se le dedica uno en exclusiva al tema. En resumen, se podría decir que Sailor Moon es una historia llena de romanticismo, aunque no necesariamente amorosa y hay que abordarla a sabiendas de lo que en ella vamos a encontrarnos, y quién no esté dispuesto a meterse en un mundo en el que existe el Reino de la Luna, en un universo lleno de princesas con poderes y con una joya capaz de destruir el mundo o reinstaurar un reino mágico, sin duda, debe mantenerse alejado por todos los medios posibles de esta obra.

Los dos tomos de Codename: Sailor V son un complemento de la historia oficial que nos habla sobre la aparición e inicios de su andadura de esta guerrera enmascarada que se nos presenta como tal desde el principio de Sailor Moon. No aporta grandes novedades sobre lo que podemos conocer a través de la serie original y no cuenta con una verdadera introducción hasta el último capítulo. Básicamente Codename: Sailor V trata de la pelea contra la Dark Agency para evitar que roben la energía de la gente, como hacen los típicos malvados de Sailor Moon, vamos. Más que ser un complemento de la serie, es una curiosidad en dos tomos para los fans de la misma que querían saber como llegó a donde estaba la famosa Sailor V antes que sus compañeras.

6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
orco05
Lector
19 octubre, 2012 11:16

Ya, y comprar muñecos bebé con pañales y biberones y jugar a cocinitas no es “perjudicial” para las niñas… venga ya. Además, Son Goku también era bastante tonto e ignorante y nadie se quejaba de eso porque era hombre… se quejaban de la violencia, esa que nos hizo ser violentos de mayores y pegar a nuestras mujeres e hijos… ah, no, espera, que ese tipo de gente es así vea o no anime de luchas, que los demás salimos “normales” por mucha violencia que vieramos en el anime… en fin.
Yo veía de niño Sailor Moon en Antena 3 porque se suponía que había monstruos y luchas, aunque cutres, y la parte empalagosa y ñoña no llegaba a molestarme demasiado, aunque no soportaba a “Bunny”, la protagonista… sí que es verdad que era demasiado ñoña y estúpida, pero hasta yo siendo niño sabía que se trataba sólo de un personaje y que no todas las sailor eran iguales… de hecho las había independientes, inteligentes, valientes, simpáticas, bordes… como en la propia vida misma.

Mr. X
Mr. X
Lector
19 octubre, 2012 12:49

 Otro que veía Sailor Moon en la tele. De hecho, era la única serie de animación, con los Looney Tunes, que veía con mi hermana pequeña 😉

Mr. X
Mr. X
Lector
19 octubre, 2012 16:35

 “¡Qué va! Yo la veía con gusto, esperando a ver si en algún capítulo por
fin se veía algo más durante la transformación… En esa época preinternet
había que buscar teta donde fuese.”

Confieso que yo también tenía en esa época alguna esperanza en ese sentido.

JJ
JJ
Lector
20 octubre, 2012 16:35

Yo la veia sin ningun tapujo cuando la emitian en television, aunque para confirmar mi hombria, despues me iba a la sala de recreativos de mi barrio para jugar al arcade de la serie y asi demostrar a los “mirones” que pululaban por alli que Bunny y compañia sabian dar estopa de la buena. Que tiempos…

Salu2