PRDRO y MAILI, de Álvaro Ortiz

Por
0
764

Edición original: Astiberri dentro de su sello ¡Caramba!, Abril 2021.
Guion: Álvaro Ortiz
Dibujo: Álvaro Ortiz
Realización técnica: Manuel Bartual y Alba Diethelm.
Formato: Rústica con solapas. 208 páginas. 14€

Un tórrido triángulo amoroso entre mutantes, presidentas chaladas, pandemias y cayetanos.

«¿Entonces me estáis contando que, tras nuestro cruce de tuits, una versión maligna de mí contacto con Maili, y la invitó a venir a España de vacaciones justo cuando tú, Zorrezno, la estabas vigilando porque resulta que ella tiene peligrosísimos poderes mutantes y que ahora a mi doble maligno los han secuestrado unos ninjas montados en un pterodáctilo pensándose que era yo?»

En pleno confinamiento El murciélago sale a por birras (Astiberri) de Álvaro Ortiz (Zaragoza, 1983) fue todo un soplo de aire fresco que nos hizo reír en lo más duro de la cuarentena. Poco tiempo después el aragonés volvió a la carga con PRDRO y MAILI, un nuevo webcómic con el mismo espíritu y sentido del humor, pero con una premisa todavía más disparatada y bizarra. El germen de la obra es un tweet del 12 de junio del pasado año en el que Miley Cyrus pedía ayuda para combatir el coronavirus a varios líderes mundiales entre los que se encontraba Pedro Sánchez, algo que dio lugar a un intercambio de tuits entre ambos. El autor zaragozano dijo en redes que sería un buen comienzo para un cómic y alguien le respondió que no se atrevía… y vaya que sí se atrevió. Así surgió PRDRO Y MAILI. La historia de pasión que surgió del cruce de tuits más hot de nuestra democracia que apareció serializada entre junio y diciembre del 2020 en las redes sociales del maño. Casi un año después y tras más de doscientas páginas tenemos la versión física del cómic en nuestras manos editada por ¡Caramba!, el sello dedicado al cómic de humor de Astiberri.

El tweet que dio origen a la historia.

La historia arranca con un avión aterrizando en España del que se baja Maili, una cantante y antigua actriz de fama mundial. En el aeropuerto le espera Prdro, presidente de la nación. Este es el comienzo de una delirante aventura en la que, además de vivir un romance, viajaran a algunos lugares de la crónica negra del país donde se cruzaran con un mutante peludo con el que se forma un triángulo amoroso. Posteriormente se cruzarán con presidentas de comunidad malvadas, ninjas, dinosaurios, hordas de cayetanos, paradojas temporales, etc.; todo ello en un país que sigue haciendo frente a la pandemia.

Al igual que sucedía con su anterior trabajo, PRDRO y MAILI, además de ser una historia de humor muy loca en la que todo puede suceder, se convierte en una crónica, nada convencional, del segundo semestre del pasado año y que de algún modo anticipa lo que está sucediendo en la campaña electoral madrileña, que nos está deparando momentos que rivalizan en locura con lo que nos cuenta Álvaro Ortiz. Ese reflejo de la realidad desde la parodia y el humor es uno de los grandes valores de un cómic que no se casa con nadie y en que se satiriza a todos por igual, sin ningún tipo de limite, ni cortapisa. Aunque hay que reconocer que algunos políticos y personajes famosos han puesto más de su parte para ser caricaturizados, logrando que la versión del cómic se quede muy corta.

A diferencia de lo que sucedía en El murciélago, en está ocasión Álvaro Ortiz no tiene el universo y la mitología del personaje de DC para tomarla como elemento principal, lo que provoca que la historia tomo caminos imprevisibles y termine por dispersarse algo más entre las muchísimas referencias que tiene. En las páginas de esta obra podemos encontrar referencias que van desde la crónica negra de España y su gastronomía, pasando por la actualidad política y del Covid o los mutantes de Marvel, sin olvidar los realities, la música y un largo etcétera. Algo que, unido a que es una obra que fue construyendo semana a semana sin planificación previa, provoca que la historia se pierda por momentos y no tenga la frescura de su anterior trabajo, además de ser bastante más irregular. No obstante, los problemas mencionados no son óbice para que la obra nos haga reírnos a carcajadas con algunos momentos descacharrantes, en particular, en el tercio final en la que recobra la dirección y nos da los momentos más brillantes convirtiéndose en lo mejor de un trabajo que va de menos a más.

Al ser una obra surgida desde la improvisación y con una periodicidad tan ajustada volvemos a tener un apartado gráfico muy similar al de El murciélago con los personajes definidos por unos pocos trazos, así que no vamos a encontrar el acabado que caracteriza el resto de la obra del autor zaragozano, pero sí que vemos su capacidad para dotar al cómic de un gran ritmo de lectura y una claridad que lo hace accesible para cualquiera que se acerque a él. Un trabajo que no es el mejor que nos ha ofrecido a lo largo de su carrera, pero que cumple con creces con lo que demanda la historia. Para la edición en tomo se han añadido tramas y el color rosa que mejoran el resultado final.

La edición del cómic es muy similar a la de El murciélago en formato y con precio ajustadísimo, con la salvedad del número de páginas y el color elegido para el bitono. Además del webcómic original se ha añadido una escena final a modo de epilogo que conecta ambos trabajos. Hay que destacar que el cómic cuenta con dos portadas exclusivas que solo se pueden comprar en las librerías que las han promovido

Portadas alternativas del cómic

PRDRO y MAILI es una historia que es clara heredera del anterior webcómic de Álvaro Ortiz, aunque se queda un poco por debajo ya que no resulta tan brillante. Sin embargo, cualquiera que disfrutará con las andanzas del Murci lo hará con las de Prdro, Maili y Zorrezno, que como ya hemos dicho, son mucho más locas e imprevisibles y contienen el mismo sentido del humor.

Lo mejor

• Todo es posible en la obra, por delirante que parezca.
• La frescura y espontaneidad de sus páginas.
• Como sucedía con El murciélago sirve como crónica política y social de un momento muy concreto de la historia reciente.

Lo peor

• La irregularidad producto de las prisas con las que se gestó cada episodio.
• El listón estaba muy alto con El murciélago y no llega a su nivel.

Edición original: Astiberri dentro de su sello ¡Caramba!, Abril 2021. Guion: Álvaro Ortiz Dibujo: Álvaro Ortiz Realización técnica: Manuel Bartual y Alba Diethelm. Formato: Rústica con solapas. 208 páginas. 14€ Un tórrido triángulo amoroso entre mutantes, presidentas chaladas, pandemias y cayetanos. "¿Entonces me estáis contando que, tras nuestro cruce de…
Guión - 7
Dibujo (Sí. Un diez. No queremos lios con el Álvaro. ) - 10
Interés - 7

8

Delirante

Álvaro Ortiz vuelve a firmar un trabajo tan loco como divertido con la pandemia como telón de fondo.

Vosotros puntuáis: 6.88 ( 5 votos)
Artículo anteriorZNPodcast #122 – Guerra de viñetas – Píldoras azules vs. The Weatherman
Artículo siguienteBerserker Desencadenado, de Jeff Lemire y Mike Deodato Jr.
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments