Powers 15. Federales: Infiltrados

Por
6
477
 
Portada_powers_federales_infiltrados

Edición original: Powers Bureau vol 1 TPB USA (Marvel Comics).
Edición nacional/ España: Junio 2014 (Panini Cómics).
Guión: Brian Michael Bendis.
Dibujo: Michael Avon Oeeming.
Entintado: Michael Avon Oeeming.
Color: Nick Filardi.
Formato: Rústica. 160 págs.
Precio: 17,95€.

 

La veterana serie de policías y superhéroes creada hace tres lustros por Brian Michael Bendis y Michael Oeming emprende un nuevo volumen estableciendo un nuevo escenario para las investigaciones de los agentes Pilgrim y Walker: ahora los delitos de poderes ya no son un tema local, ahora son un asunto federal.

En el año 2000, Bendis y Oeming lanzaron en Image esta serie en la que pretendían retratar un universo superheroico desde el punto de vista de la policía, los medios de comunicación y el hombre de la calle. No se puede decir que el enfoque fuera muy original, puesto que en muchas ocasiones se ha escogido la profesión de policía para dar esa visión de hombre de la calle en un mundo repleto de gente con poderes (la otra opción habitual es la de reportero o periodista), pero la propuesta de estos autores tenía muchos elementos de interés y el hecho de que casi 15 años después siga editándose demuestra que cuenta con un público fiel. Durante estos años de publicación la serie y sus personajes han experimentado un grado de evolución considerable, incluyendo un cambio de editorial (ahora se edita en el sello Icon de Marvel) y cambios en los personajes adquiriendo nuevos poderes, dejando el cuerpo de policía o modificando la consideración de los “poderes” en el mundo donde se desarrolla la acción. Precisamente esto último es lo que ha propiciado en nuevo cambio de statu quo de los protagonistas. Recordemos que en el último arco argumental un caso de poderes que implicaba a supuestos dioses se desmadró hasta tal punto que casi provoca la destrucción de la ciudad de Chicago y sólo la intervención del agente Walker, imbuido de los poderes concedidos por una entidad cósmica para proteger al Tierra de amenazas alienígenas, permitió evitar el desastre, aunque el uso de dichos poderes le obligara a desaparecer tras la hazaña (se suponía que Walker había perdido sus poderes originales y estos nuevos poderes eran totalmente ilegales en el cuerpo de policía). La magnitud de lo que estuvo a punto de pasar obligó al gobierno de los USA a tomar la medida de convertir todos los delitos de “poderes” en casos federales por lo que será el FBI quien se encargue ahora de tratar estos temas.

El presente arco argumental se centra en una investigación que está llevando a cabo la agente Pilgrim, ahora en el FBI, relacionada con unos secuestradores que se dedican a raptar a mujeres embarazadas de bebés con poderes. El caso se complicará cuando se descubra que hay implicado un grupo de poderes muy peligroso. Ante esta situación, la agente Pilgrim tendrá que recurrir a su antiguo camarada, el agente Walker que lleva desaparecido desde el incidente de Chicago. Pilgrim lo convence para que se una al FBI y participe en una misión de infiltración en la banda de poderes para descubrir para quién trabajan. Por si el caso no fuera bastante complicado, los agentes Pilgrim y Walker tendrán que hacer frente a la hostilidad de algunos de sus compañeros del FBI que no ven con buenos ojos la incorporación de los expolicías expertos en poderes.

Más acción policial en esta nueva entrega de PowersInterior_powers_federales_infiltrados_2Interior_powers_federales_infiltrados_3
Más acción policial en esta nueva entrega de Powers

Este arco argumental, y es de suponer que también el resto de este nuevo volumen de la serie, supone un cambio de enfoque respecto a lo que habían hecho antes los autores en la serie. Una de las cosas que había llamado la atención desde el principio de la serie, y había provocado algunas quejas al respecto, era que los policías protagonistas realmente no resolvían los casos en los que participaban y que éstos solían resolverse solos por acción del villano de turno. En este arco argumental se nota un cambio al respecto de este punto y Bendis le da bastante importancia al desarrollo y resolución de la investigación, haciéndola más creíble dentro de los parámetros de la serie y más satisfactoria en su resolución. El autor mantiene los elementos típicos de su estilo, con un buen desarrollo de personajes y diálogos abundantes, pero además consigue que la trama avance de forma más coherente que en otras ocasiones. Sin duda un cambio de agradecer y una virtud más a sumar a las habituales de la serie. Respecto a los cambios introducidos a nivel argumental, Bendis los maneja con habilidad y consigue añadir bastantes elementos de interés a explorar en números sucesivos, como la relación de los agentes con sus nuevos compañeros del FBI o la situación de la agente Pilgrim tras el encuentro con un poder. El último cambio introducido en la serie es el hecho de que estamos ante una historia que no se cierra en este arco argumental y que éste sólo presenta el primer acto de una historia más extensa que se desarrollará en los próximos números.

Donde no ha habido cambios es en el apartado gráfico, en el que Michael Oeming sigue desarrollando su peculiar estilo, de líneas sencillas cercanas al cartoon pero no por ello de aspecto infantil. Al contrario, el excelente trabajo de iluminación que realiza el dibujante, jugando sabiamente con la tinta, consigue serio y oscuro acorde con la temática de la serie. Sin duda, el arte de Oeming es una parte tan imprescindible de esta serie como lo son los diálogos marca de la casa de Bendis.

Este nuevo volumen de la serie supone un punto y aparte en las tramas que se habían estado sucediendo en la serie desde hacía bastante tiempo e intenta ofrecer un buen punto de entrada para nuevos lectores en la serie, consiguiéndolo en buena medida. Los lectores habituales disfrutarán de las referencias a hechos pasados y de la relación entre los personajes protagonistas pero estos números ofrecen suficientes explicaciones y situaciones nuevas como para que los nuevos lectores entren en la serie sin problemas.

  Edición original: Powers Bureau vol 1 TPB USA (Marvel Comics). Edición nacional/ España: Junio 2014 (Panini Cómics). Guión: Brian Michael Bendis. Dibujo: Michael Avon Oeeming. Entintado: Michael Avon Oeeming. Color: Nick Filardi. Formato: Rústica. 160 págs. Precio: 17,95€.   La veterana serie de policías y superhéroes creada hace tres…

Review Overview

Guión - 7
Dibujo - 6.5
Interés - 7

6.8

Valoración

Vosotros puntuáis: Be the first one !
6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
jorgenexo
jorgenexo
9 agosto, 2014 14:01

Para mí Powers sigue siendo de lo mejorcito que ser publica en los USA; a mi parecer la serie, pese a sus altibajos, ha mantenido una calidad media muy por encima de lo que viene siendo habitual, y este último tomo está a la altura de los mejores arcos de la serie.
El mejor Bendis, desde luego, se encuentra en esta serie. Y oeming me sigue pareciendo muy en forma, pese a sus “licencias narrativas”.
Eso sí, uno ve las puntuaciones otorgadas y las compara con las que reciben otros productos y… asumiendo la subjetividad como algo inherente a todo ejercicio valorativo, se le queda el culo torcido: ¿ni siquiera un notable? ¿En serio? Mejor no saco a colación comics que han superado reciente y holgadamente esa nota…

Louontherocks
Louontherocks
Lector
9 agosto, 2014 21:57

El dibujo de este hombre a mí siempre me ha parecido demasiado irreal, tanto que siempre ha evitado que leyera mas alla del primer arco argumental. Es superior a mí, voy todo decidido a comprarlo, lo abro y lo dejo en la estantería.

Mr. X
Mr. X
Lector
9 agosto, 2014 23:24

Yo también lo dejé en el primer tomo. No por el dibujo, no obstante, que me parece, dentro del estilo caricaturesco, bastante bueno (aunque en ese plan los hay también mejores), sino porque no puedo, tengo un problema personal, con esos diálogos de Bendis de sitcom, esos globos alargándose como serpientes por toda la páginas de forma, para mi gusto, plúmbea e innecesaria.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
10 agosto, 2014 14:03

A mí me encantaba Powers hasta el relanzamiento después del parón, dónde en los primeros tomos se cargan básicamente toda la gracia de la serie.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
11 agosto, 2014 14:37

Yo confieso que el primer tomo de esta serie me lo pillé cuando salió en su momento. Y dejé la serie. Me pillé un rebote de tres pares de cojones cuando vi que Oeming repetía un montón de viñetas a base de corta y pega. Y reconozco que no deja de ser un recurso más y hasta que, bien empleado, da bastante juego en ciertas situaciones. Pero es que en los primeros números abusó mucho de ello. Y yo estaba hasta las narices de dicho recurso tras leer Batman: The Cultura, en dónde había una página consistente en 12-15 viñetas con el careto del malo todas calcadas.

Pero, hace cosa de un año, año y pico, volví a leer ese primer tomo y, desde entonces, estoy enganchado. Me faltan los dos últimos tomos que han aparecido pero, en cuanto pueda, me los agencio.