Desmenuzando Polar por Víctor Santos

Por
9
2247

Escrito por VÍCTOR SANTOS, a estas alturas hablar del trabajo de Víctor es tarea casi imposible, estamos ante un autor que hace mucho que dejó de ser la promesa que todos veíamos por su maravilloso trabajo en Los Reyes Elfos para convertirse en un reputado artista que irrumpió con fuerza en el mercado americano con obras como Filthy Rich junto a Brian Azzarello o su aportación a Mice Templar donde junto a sus creadores Bryan J. L. Glass, y Michael Avon Oeming colabora desde el año 2009 en la que es una de las series más interesantes de Image Comics, a esto habría que sumarle la nueva serie Furious junto a Bryan J. L. Glass publicada por Dark Horse y Black Market junto al guionista Frank J. Barbiere para Boom! Studios. Con todo, aun saca tiempo para su webcomic Polar que ha comenzado a publicar en papel Dark Horse y del que hoy nos hablará.

Para el aniversario de Zona Negativa, se me ha ocurrido hablaros del libro en el que estoy trabajando ahora mismo. Tras publicarse en Internet como webcomic (www.polarcomic.com) y a continuación como libro Polar: Came from the cold, Dark Horse recopilará la segunda temporada de Polar en un libro titulado Polar: Eye for an eye y que será publicado en 2015. Pero los cómics visualizados en internet y luego editados en papel tienen diferencias incluso respetando el formato original apaisado.

1-En primer lugar la historia está retocada y rehecha, intentando solventar lagunas y escenas confusas debidas a la periodicidad semanal del webcomic. En una de esos momentos que considero confusos del cómic original, necesito crear una escena nueva. Pero la estoy pensando directamente para un libro, así que puedo pensar en la composición no como dos páginas separadas que el lector leerá sucesivamente, sino como dos páginas que se percibirán como un todo. De esta manera, creo la composición utilizando una línea que empieza por la cornisa en la que la protagonista se posa en la primera página y que continúa con la línea del techo de la siguiente página.

Polar_01

2-Uso material de dibujo bastante variado según mis necesidades, pero básicamente lápiz azul y staedlers HB normales, una gran variedad de rotuladores pincel para conseguir diferentes texturas y acabados, y rotuladores finos para los retoques. Pero si algo es aprendido es que uno puede tirar con cualquier material que tenga a mano.

Polar_02

3- La lectura de esta obra es evidentemente horizontal, de manera que siempre intento que la mirada del lector se mueva fluidamente, sin demasiados altibajos, si es posible siguiendo fielmente esa dirección de izquierda a derecha. Las masas de negros conducirán el recorrido visual, son una especie de “carretera” para el ojo.

Polar_03

4- Para la parte digital no tengo un material demasiado sofisticado: un portátil HP y una tableta gráfica wacom pequeña. Escaneo la hoja, normalmente un Marca Mayor barato o incluso papel de imprimir.

Polar_04

5- Con el Photoshop relleno las masas de negro y hago los grises y las tramas (convirtiendo masas de gris en puntos mediante la herramienta “semitono de color”) y retoco algunas líneas con la tableta.

Polar_05

6- Las salpicaduras de tinta son salpicaduras reales creadas por mí al estilo tradicional y escaneadas. Tengo una carpeta llena de salpicaduras, manchas y efectos de tinta creados con pincel sobre papel, escaneados y tratados. Así no me arriesgo a perjudicar el material original y me permite manipularlo, clonarlo y modificarlo de mil maneras.

Polar_06

7- Uso el ordenador también para las calles de las viñetas y el color. Como Polar usa pequeños toques de color la composición cromática sirve de nuevo para conducir al lector visualmente y destacar las partes que me interesa empatizar dramáticamente.

Polar_07

8- Otra escena que debo crear. Al estar publicado en papel, me interesa que algunas partes de la historia sucedan específicamente en páginas pares o impares. Un fin de escena es mejor situarla en una página impar, de manera que al pasar la página se cree una elipsis. Las sorpresas pierden su efecto si no se sitúan en página par. Parece una obviedad, pero a menudo no se tiene en cuenta. En este caso, necesito ampliar una escena de combate para que la escena termine en página par. Hay un salto de tiempo después y el número de páginas del libro (otro factor importante) me permite añadir esa página. Así que tengo una página extra para crear una escena de combate chula.

Polar_08

9- Ya tengo mi idea. Como en el resto de la escena el color predominante es blanco o negro, quiero crear un contraste con una página que use el rojo como color conductor. El vestido de la protagonista nadará por ese fondo.

Polar_09

10- La tinta vista así parece confusa, pero los apuntes que he hecho en el lápiz me ayudarán en la fase del ordenador.

Polar_10

11-Con el Photoshop de nuevo, hago las masas de negro, retoques en línea blanca y negra, las masas de rojo y las viñetas.

Polar_11

12-Ya tengo el combate completo. Hago un último chequeo para ver si la acción se lee con la suficiente fluidez y encaja bien con el resto de la escena.

Polar_12

¡Espero que os haya gustado e incluso sido útil!

Artículo anteriorEl Spiderman que nunca veré en el cine
Artículo siguienteInformación festival ÑAM
Naci en Sabadell (Barcelona) en 1978 aunque siempre he vivido en Barbera del Vallés. Mi afición por los cómics de superhéroes se comenzó a gestar en el momento en que mi profesor de EGB, Joan, me dejó algunos números de Clásicos Marvel que contenían las historias: La muerte del Capitán Stacy, La muerte de Gwen Stacy y La última cacería de Kraven. Desde ese momento me convertí en fan absoluto de Spiderman y por extensión de Marvel Comics. Con el paso de los años aprendí a paladear el buen cómic sea cual sea la editorial, el personaje o autor. En 1999 fundé Zona Negativa como el rincón donde hablar de aquello que me apasionaba, el resto es historia.
9 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
chirripitiflautico
chirripitiflautico
Lector
29 septiembre, 2014 18:37

Me encantan estos artículos y como dibujante amateur me son super útiles, me llama muchísimo la atención la forma de integrar el rojo con el blanco y negro y lo de tener tu “biblioteca” de salpicaduras es genial, una gran idea que ademas debe ahorrar muchísimos disgustos.

Jose Angel Ares
Jose Angel Ares
Lector
29 septiembre, 2014 20:38

Victor Santos es lo mejor de lo mejor y Polar es un comicazo.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
29 septiembre, 2014 21:51

¡Ey! ¡Una máster clases!

Un lujazo que un autor nos brinde esto. Ojalá hubiese más entradas así.

Me gusta el trabajo de Víctor Santos. Y aunque sé que todavía es un tío joven y con un gran recorrido por delante, para mí siempre será el autor de Los Reyes Elfos. Me encanta esa obra. Y el poder ver cómo evolucionaba su trabajo a lo largo de la publicación de la serie me resulta un plus añadido. Y las historias cortas de Faerie (en las que trabaja con otros autores) también me molan un güevo.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
29 septiembre, 2014 21:52

Master class. Quicir.

Lono
Lono
Lector
30 septiembre, 2014 9:22

Estupendo artículo, muy interesante. Sabéis si también sigue con los Ratones Templarios? Creo que sólo falta el último arco y sería una pena que cambiasen de dibujante a estas alturas. Espero que continúe…

Julio C. Iglesias
30 septiembre, 2014 10:10

Qué lujazo de artículo. Este tipo de cosas te hace disfrutar doblemente los cómics… y mira que disfruté Polar en su momento. Me gusta muchísimo el resultado final, pero me apasiona el blanco y negro de Santos, con ese toque tan Risso, incluso Breccia. Como dice Retranqueiro, una master class por la cara que nos llevamos ^^

ross andru
ross andru
Lector
30 septiembre, 2014 15:18

Enhorabuena por el artículo. Tuve la suerte de conocer a Víctor Santos en la Expocómic de Madrid el año pasado (2013) y sólo puedo decir que es un fenómeno como persona y como profesional. Y sé de lo que hablo gracias a este gran artículo, ilustrativo como pocos.

Enrique Doblas
Autor
17 octubre, 2014 4:21

Increible! aún no lo había leído… es que os habéis marcado un aniversario que trae cola!
En fin, que magnífico e ilustrativo (nunca mejor dicho) artículo. Gracias a Victor y a ZN por traerlo.