Polar 0: Black Káiser

Espías y experimentación.

Por
0
923

Edición original:Norma Editorial
Autor:Victor Santos
Formato:Cartoné, 96 Páginas
Precio:16€

El éxito de los cuatro volúmenes de Polar ha propiciado que se reedite Black Káiser como número cero de la serie. Se trata de la primera aparición del personaje que fue editada por primera vez en 2009 por Planeta en blanco y negro. Para esta nueva edición Victor Santos ha restaurado y actualizado las páginas como podemos ver en su blog añadiendo rojos y grises y redibujando algunas partes para que se parezca más al estilo del resto de historias de Polar. La historia era un evidente homenaje tanto a los cómics de espías, en especial al Nick Furia de Steranko, como a los libros de la misma temática, sobre todo a la novela Shibumi escrita por Trevanian. Así que nos espera una historia trepidante llena de acción Pulp.

Black Káiser es el mejor asesino a sueldo que el dinero puede comprar, fue adiestrado al otro lado del telón de acero para ser un arma contra Occidente en plena Guerra Fría. Sin embargo, tras la caída del muro de Berlín se convirtió en agente libre. Ahora se encuentra en los Estados Unidos para cumplir una misión para una misteriosa organización llamada Iniciativa Damocles. La fecha elegida para la misión es el 11 de septiembre de 2001 y el lugar es justo delante de las Torres Gemelas, lo que precipitará la acción y convertirá al protagonista en objetivo de todo el mundo.

Black Káiser es una historia de espías y asesinos a sueldo que como ya hemos mencionado previamente rinde homenaje a las grandes historias del género. En ella, Victor Santos nos presenta al reverso soviético de Nick Furia, lo que le sirve para rendir cumplido homenaje a la etapa de Jim Steranko en su serie que, sin duda, fue una de las más experimentales y estimulantes que se han producido dentro del cómic mainstream. Steranko destilo todos los recursos y hallazgos narrativos de las viejas strips y del Spirit del maestro Eisner que hasta el momento no tenían sitios en los cómics de superhéroes y nos regaló algunas de las mejores páginas de su historia. Junto a su posterior Atmósfera Cero fue toda una revolución que influyo a autores posteriores y contemporáneos. Sin su trabajo es imposible entender los cómic-books de los últimos cincuenta años ya que a pesar de sus pocas obras fue uno de los grandes renovadores del género.

La aparición de Black Káiser fue un salto cualitativo en la carrera de Víctor Santos ya que fue su cómic mejor dibujado hasta la fecha. En sus páginas vemos unas ganas de innovar y descubrir nuevos caminos narrativos que ha mantenido en sus trabajos posteriores. Además, al ser un trabajo para España dispuso de una libertad que no tenía en sus trabajos para el mercado americano. Esas ansias de experimentar le llevaron a crear posteriormente el webcómic de Polar, protagonizado por Black Káiser, que ha supuesto un punto y aparte en su carrera profesional. El éxito de la serie y la película de Netflix le han permitido consolidarse como autor en el mercado americano y tener libertad a la hora de elegir sus proyectos. En las páginas del cómic se puede apreciar lo bien que se lo pasó Victor Santos creándolas y es algo que se transmite al lector. Porque lo mejor que se puede decir de este volumen es que es tremendamente entretenido con una historia que te atrapa y no te suelta hasta que la terminas. La historia tiene la mezcla justa de acción y suspense con un in crescendo continuo de ritmo frenético hasta la última página.

A nivel argumental juega con los todos tópicos del género, tanto en los personajes como en las situaciones que suceden durante la trama. En sus páginas, además de acción trepidante, tenemos conspiraciones, sociedades secretas que gobiernan en la sombra, antiguas amantes que quieren asesinar al protagonista, camaradas que se traicionan, etc… Uno de los mayores puntos de interés es el acertado uso de los diversos flashbacks para explicarnos el pasado y las relaciones del personaje, estas escenas se alternan con las que suceden en el presente. SE distinguen gracias al cambio de color entre unas y otras. Pero el gran descubrimiento de la serie es el propio Black Kaiser, que a pesar de los tópicos que cumple, nos nuestra una persona que trata de sobrevivir a los cambios que se produjeron tras la caída del telón de acero. Black Kaiser se siente fuera de lugar y mayor, así que la historia tiene un punto crepuscular que posteriormente Víctor Santos explotaría al máximo en los cuatro volúmenes de Polar.

Gráficamente Victor Santos brilla a gran altura ya que convierte el cómic en un compendio de muchas de las herramientas que tiene el lenguaje del cómic. En sus páginas podemos ver splash-pages simples, viñetas en las que se superponen otras que nos muestran un detalle de la misma, otras con un diseño de rejilla simple pero que tienen una simetría con la que las siguen, siluetas de personajes que sirven como página para narran un evento del pasado, diversas perspectivas, etcétera… muchos de estos recursos los veremos con asiduidad en otros trabajos posteriores. Sin embargo, esa necesidad de experimentar no es óbice para que la historia sea clara y legible. Además, al ser una obra en bitono vemos un gran uso del juego entre luces y sombras como ha demostrado a lo largo de toda su carrera. El resultado es un trabajo fresco y moderno que no ha perdido nada con el paso del tiempo.

Polar 0: Black Kaiser es una historia divertida que nos trae lo mejor del Pulp, la acción y las historias de espías con un apartado narrativo rompedor. Una obra que fue la precuela del enorme trabajo que vimos en las cuatro entregas posteriores de Polar.

Edición original:Norma Editorial Autor:Victor Santos Formato:Cartoné, 96 Páginas Precio:16€ El éxito de los cuatro volúmenes de Polar ha propiciado que se reedite Black Káiser como número cero de la serie. Se trata de la primera aparición del personaje que fue editada por primera vez en 2009 por Planeta en blanco…
Guión - 7.5
Dibujo - 8.5
Interés - 8.5

8.2

Acción

Victor Santos firma una trépidamente historia con una narrativa que juega con lo mejor que ofrece el lenguaje del cómic.

Vosotros puntuáis: 5.58 ( 6 votos)
Artículo anteriorRonda de Noticias DC USA – Batman: Tierra Uno Volumen III ya está terminado.
Artículo siguienteNovedades PEIC (Plataforma de editores independientes de cómic) julio y agosto 2020
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments