Planet of the Apes: Cataclysm #1-4

Por
4
867
 

Edición original: Planet of the Apes: Cataclysm #1-4.
Guión: Corinna Bechko y Gabriel Hardman.
Dibujo: Damian Couceiro.
Color: Darrin Moore.
Formato: Grapa, 24 páginas.
Precio: $3.99.

 

Poca introducción hace falta a la franquicia del Planeta de los Simios y a lo que ha hecho Boom! Studios con ella en el último año y medio luego del artículo de Enrique Ríos, así que entramos de lleno en la serie particular que aquí nos compete, Cataclysm.

Comenzando en septiembre de 2012, esta colección es la segunda en formato regular publicada por Boom! de esta franquicia, recogiendo el manto en ese sentido de Planet of the Apes a secas, y a su vez es la tercera de la pareja de guionistas Gabriel Hardman y Corinna Bechko, que luego de dos miniseries (Betrayal of the Planet of the Apes y Exile on the Planet of the Apes) se ganaron esta oportunidad de desarrollar una historia en una regular.

Este dúo se ocupó, primero con las limitadas y luego con Cataclysm, de consolidar la franquicia de los simios en Boom!, aprovechando el momentum generado por la nueva película, El origen del planeta de los simios, que revitalizó este mundo de ficción, así como apoyándose (aunque poco tenga que ver) en la mencionada primera colección regular de Daryl Gregory y Carlos Magno.

En esta oportunidad, Hardman y Bechko cuentan con el argentino Damian Couceiro como dibujante, quien ya tiene cierta experiencia en el universo dominado por los simios, habiendo trabajado en el comic de la precuela de la película más reciente además de ser portadista de la anterior colección regular.

Como decíamos, el trabajo de esta pareja de guionistas poco tiene que ver con el de Gregory, ya que el de éste se sitúa alrededor de 1000 años antes de la película original, mientras que Hardman y Bechko lo hacen más cercano al aterrizaje del “hombre llamado Taylor” (a la sazón, Charlton Heston) en la Tierra: en Betrayal of…, 20 años antes, Exile on…, 18, y ahora Cataclysm, apenas 8.

Las tres series presentan historias diferentes e independientes, pero hay ciertos tópicos que continúan, que son nada menos que aquellos que hacen al Planeta de los Simios ser lo que es: las castas determinadas que diferencian a los simios, la relegación de los humanos a animales (cada vez más, con el paso de los años), y por encima de esto, el tema general de tratar asuntos de nuestra sociedad humana mediante esta inversión de roles, mostrando problemas que nos pueden resultar muy familiares: discriminación, los conflictos que genera el progreso material, religión, política, etcétera.


Lo que tiene de (más o menos) particular Cataclysm, es que presenta un mundo apocalíptico dentro de uno que ya de por sí es post-apocalíptico para nuestra mirada; una especie apocalipsis simio dentro del ya post-apocalipsis humano. De esta manera, aquí se cuenta una historia de estas como tantas hay, pero en el particular mundo de este universo ficcional. Así, ocurren accidentes geográficos destructivos, se desatan conspiraciones entre los diversos grupos, los dramas familiares se presentan por doquiera, etcétera. No casualmente la serie se titula “Cataclismo”.

Esto hace que pueda funcionar la historia de este comic por fuera de la franquicia del Planeta de los Simios, y con esto me refiero a que puede ser atractiva e interesante para lectores ajenos a ella, considerando en especial la proliferación de historias apocalípticas (en todos los medios) que se dio en los últimos años de lo cual se infiere que el interés en el público está. Pero aparte de ello, es una historia que comienza con una primera escena llamativa por lo espectacular de lo que sucede, que incita a seguir leyendo, y cuando el lector se da cuenta está inmiscuido en el mundo de los simios mucho más de lo que se hubiera imaginado.


Aunque claro, no estoy descubriendo nada si afirmo que Hardman y Bechko son capaces de construir historias propias y nuevas utilizando elementos existentes en la continuidad de las películas. Eso ya se demuestra por sí solo con el apoyo editorial y de los lectores a lo largo de este año, tanto a las dos miniseries para dar el salto a la regular, que también continúa con los números de ventas aceptables. Y se comprueba simplemente con la lectura de sus cómics, y bien pueden empezar con Cataclysm sin importar los otros y sin perderse de mucho; se enterarán de todo, ya que no son continuaciones directas. Y siempre se puede volver atrás y conocer más a estos personajes, en los cómics previos de este equipo de autores o directamente en las películas (para lo cual otra vez refiero al artículo de Enrique), tomando en cuenta que esta serie trabaja con elementos de varias de sus películas, no sólo la original, sin entrar en detalle para que lo descubran al leer.

Para empezar con la lectura, cabe notar que los primeros cuatro números conforman el primer arco argumental, pero por supuesto con un final más que abierto, que se retoma en el #5 a partir del cual se iniciaría lo que podemos ejemplificar como un segundo capítulo de esta novela, de esta historia regular. Por lo tanto, pueden tomar los primeros cuatro para saber si les interesa y quedarse con una narración que en cierta medida cierra los conflictos presentados hasta allí, aunque con un conflicto mayor por resolverse.

Concluyamos posando la atención en el dibujante Damian Couceiro, para desembocar directamente en una entrevista realizada para acompañar esta reseña. Debo aclarar de antemano que personalmente soy un admirador de su trabajo, lo cual motiva que se incluya dicha entrevista además de la factibilidad para conseguir su palabra que no podíamos despreciar. El aprecio por el trabajo de Couceiro se debe al estilo que presenta, bastante clásico, y a su capacidad tanto para la precisa y legible narrativa secuencial como para imprimir una clara expresividad a todos los personajes que dibuja, en particular en el lenguaje del rostro. Esto lo demuestra en Cataclysm, como en sus trabajos anteriores. Si cabe una comparación, el estilo de Couceiro es claramente diferente al de Carlos Magno, pero similar al de Marc Laming, de Exile, y un tanto menos parecido aunque aún así familiar del de Gabriel Hardman, que también dibujaba además de escribir en Betrayal. Dicho esto, los dejo con la palabra del dibujante.

Entrevista a Damian Couceiro


Mariano Abrach: Empecemos por el principio. ¿Cómo llegaste a esta serie?

Damian Couceiro: Bueno, hace varios años que estoy trabajando para la editorial BOOM! Studios, en los cuales realice distintos títulos que me fueron ofreciendo. En este último tiempo hice una precuela de la reciente película Rise of the Planet of the Apes. También realicé algunas tapas para la serie regular de BOOM! del Planeta de los Simios. Supongo que con estos antecedentes era lógico que me ofrecieran esta nueva serie de la franquicia.


Dibujos entintados de la precuela de Rise of the Planet of the Apes y de Nola

M.A.: ¿Quién te contactó por primera vez de la editorial? ¿Cuál fue tu primer trabajo y qué otras series dibujaste?

Damian Couceiro: El primero en contactarme fue Bryce Carlson, uno de los editores. Él me ofreció la miniserie NOLA, sobre una chica que busca venganza de quienes quisieron matarla. Esto sucede en el contexto del huracán Katrina en New Orleans. Luego realicé otra miniserie, una adaptación de un libro del autor de Conan, Robert E. Howard, llamada Hawks of Outremer. Después trabajé en las series Dracula: Company of Monsters, la ya mencionada Rise of the Planet of the Apes, y en algunos números de las series Incorruptible e Irredeemable.


Muestra de la narrativa de Couceiro con dibujos de Hawks of Outremer

M.A.: Volviendo a los simios, ya venías trabajando en este mundo como portadista ¿Eras fan de Planeta de los Simios antes de empezar? ¿Viste las películas? ¿Cuán al tanto estabas de este mundo antes de empezar a ser parte de esto?

Damian Couceiro: La verdad que estaba bastante al tanto. Mucho antes de realizar mi primer trabajo relacionado con el Planeta de los Simios encontré por casualidad la novela en la que está basada la primera película y la leí por curiosidad. Me gustó mucho. Inmediatamente vi la película original, que nunca había visto, y me encantó. En mi opinión el final de la película es muy superior al de la novela, que es totalmente distinto. Cuando empecé a trabajar en las tapas procuré ver las demás películas, un poco por referencia y un poco por curiosidad. Por supuesto vi la última película, Rise, y me encantó. Así que creo que puedo decir que soy fan del Planeta de los Simios.

M.A.: ¿Cuánta investigación tuviste que hacer para trabajar en la serie?

Damian Couceiro: Bueno, cómo ya había visto las películas y recopilado bastantes imágenes para realizar las tapas, no necesité mucha investigación. Pero igualmente tuve que buscar más imágenes de referencia, sobre todo de personajes de las películas que aparecen en esta serie, como el Dr. Zaius, Zira y Cornelius, como también de la ropa y de las viviendas. Por supuesto lo más importante fue leer las dos miniseries anteriores que están muy relacionadas con éstas: Betrayal of the Planet of the Apes y Exile on the Planet of the Apes.

M.A.: ¿De qué trata Cataclysm?, ¿en qué momento de la línea temporal se sitúa?

Damian Couceiro: Cataclysm se sitúa 8 años antes de lo que sucede en la primera película del Planeta de los Simios. Es decir antes de que aterrice Charlton Heston en el planeta, jaja. Y a su vez es una continuación de la historia de la miniserie Exile on the Planet of the Apes (aunque se pueden leer de forma independiente).

Cataclysm trata, como su nombre lo indica, de un desastre que sufre el planeta y cómo los simios deben luchar por sobrevivir, dando lugar a los conflictos siempre presentes entre las distintas castas, orangutanes, chimpancés y gorilas, el problema con los humanos y una amenaza externa que tendrán que descubrir.


Dibujos entintados de Planet of the Apes: Cataclysm

M.A.: ¿Qué relación tenés con el resto del equipo? ¿Hay comunicación fluida?, ¿cómo es la forma de trabajo?

Damian Couceiro: En realidad la comunicación se da a través de la editora a quien yo le mando las distintas etapas del trabajo, bocetos, páginas a lápiz y páginas entintadas, y ella me transmite si hay algún comentario de parte de los guionistas Gabriel y Corinna. Como ellos vienen trabajando en la serie desde las primeras miniseries, su opinión es importante para mí. Así que aunque la relación no es directa la comunicación es fluida.

M.A.: ¿Vas a seguir en esta serie por tiempo indeterminado? ¿O ya hay algún otro proyecto en camino?

Damian Couceiro: Por el momento la serie va a seguir. Estoy terminando el segundo arco argumental y por lo menos va a haber otro más. Hasta el momento no hemos hablado de otro proyecto.

M.A.: ¿En qué otros proyectos estás trabajando, aparte de Boom?

Damian Couceiro: Por fuera de mi trabajo para BOOM! sí estoy trabajando en otro proyecto, aunque este es más bien editorial. Con un grupo de colegas, la mayoría de la ciudad de Rosario, Argentina, estamos publicando una revista de historietas que se llama Términus. Es una publicación antológica trimestral de historieta e ilustración. Son historias cortas, algunas autoconclusivas, otras en capítulos, con perfil de género, o sea, policiales, de terror, ciencia ficción, etc.; aunque los autores tienen amplia libertad. El objetivo es generar un espacio donde publicar nuestro trabajo a nivel local, ya que muchos autores que participan trabajan para el mercado extranjero, y también donde poder realizar proyectos personales con mayor libertad. Ya se encuentra el primer número a la venta y estamos dando forma al segundo. (Para más información, adelantos y puntos de ventas pueden visitar nuestra página de Facebook)


Portada del primer número de Términus

M.A.: Y ya que hablamos de ese proyecto propio que es Términus, vamos a preguntas más personales, individuales, sobre tus comienzos, con quién estudiaste, cuáles fueron tus primeros trabajos…

Damian Couceiro: Mi interés por el dibujo y la historieta vino a través de mi papá, un excelente dibujante y humorista gráfico que me enseñó mucho de chico y me trasmitió el amor por la historieta, y aun hoy su ayuda y opinión es invaluable para mí. Ya en la adolescencia inicié mis estudios en el taller de dibujo de Marcelo Frusin, donde me formé como historietista y aprendí todo lo necesario para mi carrera. Hoy Marcelo es un amigo y referente, tanto por sus consejos como a través de su trabajo.

Mi primer trabajo profesional fue para la editorial norteamericana AIT/Planet Lar para la cual realicé la novela gráfica Full Moon Fever. En el ámbito nacional me otorgaron el primer puesto del concurso de historieta que realizó la municipalidad de Rosario en el marco de los 30 años del golpe de estado. Luego realicé trabajos para guionistas independientes como la antología de historieta policial Acts of Violence, hasta que inicié mi colaboración para BOOM! Studios. En el año 2011 estuve nominado al Harvey Award como mejor entintador por mi trabajo en Hawks of Outremer.

M.A.: En Zona Negativa suele valorarse el estilo de trabajo de cada artista, así que contá un poco sobre tu método de trabajo cotidiano.

Damian Couceiro: Cuando recibo un guión nuevo lo leo entero marcando los elementos de los que voy a necesitar referencias, como objetos, escenarios, etc. Muchas veces, aunque sepa cómo es tal objeto, ver imágenes brinda más información que quizás no tenia presente y enriquece el trabajo final. Luego hago bocetos pequeños de todas las páginas que envío al editor. Una vez aprobados, empiezo con las páginas a lápiz. Como después las voy a entintar yo mismo no suelo definir demasiado el dibujo a lápiz pero la información más importante ya está ahí. A medida que me aprueban las páginas a lápiz las voy entintando para que no se me junten todas al final, y el colorista pueda ir avanzando con las páginas terminadas. Para entintar utilizo estilógrafos para las líneas, y pincel para sombras y texturas. Luego escaneo las paginas donde retoco algo donde haga falta y listo, envío las paginas terminadas. Ojalá el trabajo fuera tan sencillo como suena, jaja.

M.A.: Y eso es todo, muchas gracias por tu tiempo.

Sitios de interés para más sobre Damian Couceiro

4
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
4 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
JaviéMariano Abrachsamanosuke Recent comment authors
Recientes Antiguos
samanosuke
Lector

Muy buenas las páginas de Couceiro, y laa series del Planeta de los Simios ya hace tiempo que me llaman la atención. Por desgracia, como tantas otras obras interesantes, siguen sin que ninguna editorial se atreva a editarlas. Habrá que echarle un vistazo por internet, a ver qué tal.

Lo que no me ha quedado claro es si esta serie es regular o limitada, como las anteriores, y se van alternando a modo de serie regular… No sé si me explico xD

Javié
Lector
Javié

 Que maravilla de entrevista Mariano, enhorabuena, tanto el articulo de Enrique como tu reseña y la entrevista posterior se complementan formando un monstruo que va directo al disco duro para disfrutarlo cada vez que quiera, de nuevo felicidades.

Sobre el Tema de Cataclismo, me parece una premisa muy interesante, me despierta curiosidad por descubrir como se manejaban los simios ante este tipo de crisis sin humanos desarrollados del pasado, una pena que ninguna editorial en nuestro país se arriesgue un poco y traiga la etapa de BOOM, que me parece un gran acierto.

Y gran descubrimiento también el de Damian Couceiro, me encanta la linea de este dibujante y las viñetas en la selva son brutales, vaya forma de dibujar naturaleza.