Píldoras Nacionales 17

Por
2
333

RESEÑAS

Historias tremendas, de Enrique Sánchez Abulí, Oswal y Darko; Ediciones Glénat; 256 págs., BN, 19,95 €.

Las antologías, muchas veces, se asemejan a los “discos”: son unas pocas canciones las que más destacan y el resto acaban pareciendo de relleno. Algo de esto sucede también con Historias tremendas, trabajo que retoma el espíritu de las Historias negras de Abulí y Bernet aunque ahora, acompañando al guionista, encontremos a otros ilustradores. Es esta, pues, una obra de logros variopintos que tiene interés, sobre todo, para los seguidores más fieles de sus respectivos autores.

Del que ha sido considerado como el mejor guionista de género de nuestro país – atribución merecida por el éxito internacional del que gozó en su día la serie Torpedo 1936 – esta antología conserva diversas particularidades: su gusto por la sátira y la sordidez, los juegos de palabras y esa apetencia por ridiculizar con crueldad al zafio, al prepotente y al salvaje (para Abulí, se diría que el hombre común). Sin embargo, en ciertos momentos – sólo en ciertos momentos – es tal el ensañamiento al que somete a sus personajes que uno acaba sintiendo lástima por ellos y es, en esos casos, cuando Enrique Sánchez Abulí demuestra con más claridad que es un guionista de gran nivel que combina con habilidad la mordacidad burlona y cierto existencialismo trágico.

Por si Abulí no fuese suficiente reclamo, Historias tremendas presenta en portada a uno de los grandes dibujantes de la Historieta argentina, Oswal, cuya obra hasta la fecha ha sido publicada mayormente en nuestro país por Norma Editorial. A pesar de sus muchos años ya de profesión, Oswal sigue haciendo gala en este cómic de esa gran soltura de trazo – trazo siempre elegante y hasta cierto punto jovial, sencillo pero arrebatadoramente expresivo – que hace de él un dibujante inimitable. Años atrás le leí a alguien – creo que en una entrega de El Wendigo – que los que intentaban imitar al soberbio ilustrador italiano Ivo Milazzo sólo conseguían conjurar unas pocas líneas vacías y sin sentido, totalmente carentes de vida. Lo mismo creo que puede decirse de Oswal: su estilo es de una tal parquedad que parece imposible que comunique tanto y con tanta fuerza. Y aquí, aunque no esté al nivel de su imprescindible Consumatum Est (¡compradlo ya!), sigue confirmando que es un autor referente.

Por último, debo decir que para el que esto escribe la gran sorpresa de Historias tremendas la ha constituido Darko, un nuevo barcelonés venido del Este que maneja una gran variedad de registros estilísticos a lo largo de todo el libro. Tan pronto nos recuerda a Naoki Urasawa como a TBC, Jean Giraud o Arno y, siempre, deslumbrando por su ágil narrativa y su atractivo acabado, consiguiendo que junto a Oswal la oferta gráfica de Historias tremendas sea de alto voltaje.

De todas formas, no puedo finalizar esta reseña sin referirme a la historieta En pos del coño desbocado, el auténtico hit de este “LP” y una verdadera maravilla de concisión, humor y retrato existencial.

[Entrevista a Enrique S. Abulí en El Coleccionista de Tebeos donde se habla de Historias tremendas]

La guerra del profesor Bertenev, de Alfonso Zapico; Dolmen Editorial; 80 págs, color, 18,95 €.

Alfonso Zapico me causó buena impresión ya con su primera obra publicada en España, Café Budapest; impresión positiva que La guerra del profesor Bertenev ha refrendado. Ambos trabajos tienen sus puntos fuertes y sus flaquezas, algunos compartidos y otros totalmente particulares, pero – por encima de carencias y aptitudes – son sendas propuestas que anuncian a un autor a seguir, relativamente joven aunque dotado y ambicioso a nivel creativo.

A día de hoy, parece propia de Zapico la voluntad de tratar temáticas de gran calado, ambientadas en periodos y ubicaciones exótica e históricamente relevantes, con una difícil combinación de humor y dramatismo. De por sí, ya sólo eso le convierte en un autor atípico en el panorama historietístico español y, tal vez por dicha circunstancia, los medios franceses celebraron la publicación en su país de Bertenev – y la posterior consecución por su parte del Prix BD Romanesque – con la siguiente frase: “La primera obra exitosa de un joven autor español.” Y, siendo esta valoración manifiestamente controvertida, evidencia lo distinguible e interesante de los planteamientos de Zapico, quien aborda contextos histórico-políticos de trascendencia contrastada (los orígenes del conflicto israelí-palestino en Café Budapest, la Guerra de Crimea en Bertenev) armado con un evidente trabajo de documentación, una destacada capacidad de reflexión, un aceptable valor literario y, por encima de todo, una profunda humanidad. Y es que si algo sobresale especialmente en las obras de Zapico, vehiculado a través de un dibujo amable y de vocación caricaturesca que recuerda un tanto al grafismo de Roser Capdevila, es la calidez de sus protagonistas en historias que siempre gozan de un cierto componente coral. Así, Zapico logra lo que tantos otros nunca consiguen, que el destino de esos personajillos simpáticos nos importe y que, cuando la tragedia histórica les visité, ésta nos golpee también a nosotros con toda su contundencia. Eso es algo que sucede con mucha fuerza en Café Budapest, a caballo de una exposición más bien descriptiva de los hechos narrados, y de forma algo más desdibujada en La guerra del profesor Bertenev, donde cobra mayor importancia la rumiación sobre las sin-razones de la guerra y de ciertos discursos identitarios y, en cuyo despliegue, la composición de página de Zapico se beneficia del mayor formato del tebeo francés.

Así pues, señores, apúntense este nombre: Alfonso Zapico. Probablemente dará que hablar… si no lo está haciendo ya.

LOS EDITORES PREPARAN…

Nota: En caso de que seas un editor que publique material de autores nacionales y te interese colaborar con esta sección ponte en contacto con nosotros en la siguiente dirección de e-mail: info@zonanegativa.com

LOS AUTORES PREPARAN…

Nota: En caso de que seas un autor nacional y que estés interesado en hablarnos de una obra tuya que se va a publicar en breve por favor ponte en contacto con nosotros en la siguiente dirección de e-mail: info@zonanegativa.com

LOS PROFESIONALES RECOMIENDAN…

José Manuel Robledo (Autor Ken Games) recomienda…


La isla sin sonrisa, de Enrique Fernández; Ediciones Glénat; 56 págs., color, 12,95 €.

“Me entristece en ocasiones como la necesidad de novedades, noticias, y en general la maquinaria de la “industria” provoca que ciertas obras no puedan contar con la presencia y continuidad que se merecen.

Al menos La isla tiene detrás a Enrique, lo que le garantiza su hueco, pero me entristece dar una vuelta por la tiendas y ver cada vez menos ejemplares.

La isla de Enrique sería para tenerla en un pequeño pedestal todo el año, hasta que el más despistado de los lectores la acabase abriendo… porque abrir La isla es sentirse inmediatamente seducido por un mundo honesto y personal.

Porque La isla sin sonrisa no intenta engañar, no pretende una trascendencia maniquea, ni explicarnos el porqué de todo a través de un fluido alarde literario. Su aparente sencillez argumental es con mucho su mayor virtud, y el gran acto de valentía de su autor, que vuelve a los guiones para contar lo que realmente le importa.

Y a mi me gusta ver que todavía hay gente a la que le apetece dedicar el tiempo que supone un álbum de estas características para simplemente decir “sonríe”.”

Excepcional work in progress de una página de La isla sin sonrisa

Montserrat Terrones (Editora – Ediciones La Cúpula) recomienda…

El Martín Pescador, de Luis Durán; Dolmen Editorial; 204 págs, BN, 24,00 €.

“En esta obra, el guionista imprescindible del cómic español, nos cuenta la historia de un escritor de poco éxito que se gana la vida como profesor de literatura y que un día recibe el encargo de un político para hacer pasar como suya la autobiografía del escritor, con el fin de ganar las póximas elecciones. Este encargo permititrá al escritor recuperar sus recuerdos de infancia que permanecen tan enterrados como el pueblo en el que nació, ahora completamente sumergido bajo las aguas. Con una trama compleja y poética y una galería de personajes deliciosos, Luis Durán demuestra una vez más que es uno de los principales narradores del cómic español.”

Yexus (Divulgador y autor – Sergio Toppi. Un visionario entre dos mundos) recomienda…


Héroes del espacio, de Santiago García y Javier Peinado; Planeta DeAgostini; 48 págs, color, 09,95 €.

“Eficaz reformulación de planteamientos clásicos en la odisea de unos cadetes siderales de la Academia Espacial Europea destinados a una estación estelar. Espectacularidad, suspense y personajes bien trazados definen el primer álbum de esta serie llamada a ofrecer estimulantes sorpresas.”

Paco Cerrejón ( Director del Encuentro del Cómic y la Ilustración de Sevilla) recomienda…


Nosotros las bestias, de Abel Ippólito; Edicions de Ponent; 172 págs., B/N 16,00 €.

Abel Ippólito sorprendió hace años con su Golondrino ama a Venancia. Ahora vuelve a la primera línea de la historieta española con Nosotros las bestias, un cómic intimista y existencial, adornado con gotas de terror. Un ilustrador que busca a su hija, desaparecida hace seis años, al que le diagnostican una rara enfermedad que puede provocarle la muerte en cualquier momento. Un viaje obsesivo, extraño, monstruoso, casi iniciático. Un cómic tremendamente personal, pese a las apariencias.

Nosotros las Bestias es un magnífico tebeo, a tener muy en cuenta. Ahora a esperar que el próximo trabajo de Ippólito no se demore tanto.”

Enrique Fernández (Librero – Tajmahal Cómics) recomienda…


Los Nuevos Vengadores: Reunión 1, de Jim McCann, David López y Álvaro López; Panini Cómics; 56 págs, color, 3,50 €.

“Aunque todos la creían muerta, Pájaro Burlón había sido secuestrada por los Skrulls en su intento de invasión a la tierra. Ahora que todo ha terminado es tiempo de recuperar el tiempo perdido junto a su “viudo”, antes Ojo de Halcón y ahora Ronin. Y eso incluye salvar al mundo.

Reunión cuenta la historia de una carrera contra el reloj que llevará a nuestros protagonistas hasta la ciudad de Zaragoza para tratar de evitar un terrible atentado terrorista. Cuenta con los lápices de David López, dibujante canario afincado en Zaragoza que está cada vez más asentado a nivel internacional tras sus colaboraciones en series como Catwoman, JSA o Wonder Woman.”

ENLACES DE INTERÉS

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Toni BoixBen Day Recent comment authors
Recientes Antiguos
Ben Day
Lector
Ben Day

Er… esto está fuera de contexto, pero responde a un post que colgásteis aquí hace unos meses, al respecto de American Flagg, el comic de Howard Chaykin. Bueno, yendo al grano: ¿Se sabe algo nuevo de la posible edición en nuestro país?

Gracias.