Perfil psicológico de un personaje. Batman (1): Infancia

Por
9
7250


Batman es, quizás, uno de los personajes más famosos del comic y uno de los que gozan de una mayor riqueza biográfica gracias a la larga lista de guionistas que han querido aportar multitud de detalles a su historia personal, no sólo como superhéroe, sino como Bruce Wayne propiamente. A partir de todo lo mostrado en los comics, intentaré narrar un estudio psicológico de Bruce Wayne, tratando de comprender quién es él y cómo llegó a ser más allá de la mera razón de “para combatir el crimen”.

Datos biográficos:

Nombre: Bruce Wayne
Nombres alter ego: Batman, “Matches” Malone
Edad: en torno a los 35 años
Estado civil: soltero
Profesión: Presidente de Waynetech
Residencia: Mansión Wayne, Gotham
Padre: Thomas Wayne (fallecido)
Profesión padre: Doctor en Medicina
Madre: Martha Wayne (apellido de soltera desconocido) (fallecida)
Profesión madre: desconocida.
Otros familiares cosanguíneos no conocidos.
Familiares no cosanguíneos: Alfred Pennyworth (mayordomo de la familia). Leslie Thompkins. Dick Grayson (Nightwing).

A partir de la amplia información recibida por diversas fuentes resulta evidente que Bruce Wayne siente una unión marcadamente fuerte con su padre. Éste, hombre de gran reputación y bien valorado en los círculos sociales en los que se movía –círculos de ciudadanos privilegiados–, sin duda facilitó gran parte de los caprichos que todo niño pueda desear. Lamentablemente no comprendió que hay una gran diferencia entre lo que un niño quiere y lo que un niño necesita, y es que, hasta la edad de los 9 años, la infancia de Bruce Wayne fue tan cómoda como un padre adinerado podía adquirir, proporcionando así elitistas colegios privados, una lujosa mansión en las afueras de la ciudad y un nutrido servicio doméstico que se ocupaban de cualquier tarea.

Resulta muy llamativo las referencias frecuentes de Bruce, ya adulto, hacia su padre, algo que choca con la casi desaparición de la figura materna. Desconociendo sus abuelos, sólo se puede especular que el carácter de Thomas debía ser fuerte y autoritario, acostumbrado a tomar las decisiones que a su familia concernían. Hay que recordar que, pese la crisis económica que asoló los Estados Unidos a finales de la década de los años 20, Thomas Wayne pudo cursar la carrera de Medicina con notable éxito posterior. Sus padres, por tanto, no debieron padecer de forma acusada carencias en ese sentido y, pese ello, pese su magnífica situación económica, no se conoce que Thomas tuviera hermanos, con lo que las características propias de todo hijo único le marcarían como persona, algo que vería proyectado en su hijo, criado igualmente sin hermanos.

Martha Wayne igualmente fue hija única, pero es bien posible que su origen resultara más humilde que el de su posterior marido. Tampoco se le conocen hermanos, y todo ello parece responder al por qué un matrimonio próspero y bien acomodado decidió no tener más hijos. De carácter mucho más sumiso y conformista, perdió su apellido al casarse, una profesión que no fuera la de ama de casa y, de paso, la mayor parte de los recuerdos de su hijo, que parecen estar acaparados por la figura paterna.

Hasta el suceso traumático que marcaría la vida de Bruce Wayne, la infancia fue normal dentro de ciertos límites. Es de rigor mencionar que la soledad fue parte de su vida ya desde el inicio: sin hermanos, sin parientes próximos y viviendo en una mansión alejada de los barrios poblados, Bruce Wayne creció como un niño que no pudo apoyarse en otros de su edad para madurar como persona, obligado, por un lado, a valerse socioemocionalmente por sí mismo y, por otro, a no depender de los demás en ningún aspecto. En suma, es bien sencillo deducir que fue un niño mimado por unos padres complacientes que compensarían la carencia de compañeros con quien jugar con caprichos materiales, de crecientes hábitos despóticos al no desprenderse de la fase egocéntrica por la que pasamos todos –así como tomar como modelo a seguir a su padre– y con graves carestías en cuanto al desarrollo de las habilidades sociales. ¿Qué pudo llevar a ese, aparente, feliz matrimonio a mantener una vida un tanto apartada de los demás, cortando buena parte de los lazos con los pares? Por ahora es una incógnita que únicamente una investigación más profunda podría arrojar luz sobre ello.

El futuro de Bruce Wayne hubiera sido bien distinto si no fuera porque, a la salida de una película de cine que el niño se empeñó en ver, un ladrón callejero les asaltó asesinando al matrimonio cuando su miedo y cobardía le hicieron apretar el gatillo. Aunque las menciones al mismo fueron breves y poco concisas, se adivina que Bruce, un niño acostumbrado a salirse con la suya, descubrió de repente que más allá de los muros sobreprotectores que conformaban su mansión y los brazos de su padre, existía un mundo donde su voz y sus deseos no significaban nada en absoluto. En un abrir y cerrar de ojos, un hombre vulgar, insignificante a los ojos de quien se ha criado en el seno de una familia rica, le arrebató aquello que más deseaba: sus padres. Bruce sin duda trataría de defenderse, de luchar por ello, de mostrar su ira y deseos de vengarse de aquel asesino, pero todo ello resultaría en vano. Por vez primera descubrió el significado de la palabra indefenso.

Así se quedó. Aún con el sonido de los disparos de la pistola reverberando en sus oídos, con los cuerpos de sus padres todavía calientes yaciendo desangrados en el suelo, Bruce comprendió la verdad que llevaban toda su vida ocultándole: que el peligro podía llegar en cualquier momento y que él no podría hacer nada para impedirlo.

En los peores casos, un suceso de tal magnitud puede conducir a un trastorno postraumático que causaría múltiples síntomas: amnesia disfuncional, trastorno disociativo de personalidad, angustia, pesadillas recurrentes, sentimientos de culpa, etc. Quizás gracias a esa infancia donde siempre se vio abocado a la soledad y a valerse emocionalmente sin el apoyo social común en los demás niños, Bruce encauzó su dolor de una forma que, con matices, podríamos llamar positiva. Así como tantas personas que tras sufrir enormes pérdidas personales aportan medios, bienes y esfuerzos para evitar que se repitan en otros los males que ellos pasaron –creando asociaciones de ayuda a afectados por una enfermedad o accidentes de tráfico o violaciones– Bruce Wayne poseía la inteligencia, la capacidad, los medios materiales y la fuerza de voluntad para impedir que aquel hecho se reprodujera en otros.

Por aquel entonces era un niño y lo que hubiera debido ser una idea pasajera que con el tiempo quedase mitigada por el peso de los años y el emborronamiento de los recuerdos, Bruce siguió en sus trece. Así, su carácter egocéntrico, su marcada tendencia a lograr que el mundo se doblegase a su voluntad, cobró nueva relevancia y para ello se ajustó él mismo a los requerimientos venideros. El mundo no le gustaba, de modo que decidió cambiarlo. Lo más sensato y efectivo hubiera sido crear importantes fundaciones que diesen apoyo físico y psicológico a los más necesitados y, aunque todo ello fue llevado a cabo posteriormente, Bruce necesitaba algo más: quería ser él quien lo hiciera. No a través de él, ni gracias a él. Tenía que ser él mismo, con sus manos, con las mismas manos que en su día golpearon sin efecto a un ladrón que se deshizo de él de un manotazo. Ese fue el juramento que pronunciaría un día y que ha seguido cumpliendo a rajatabla desde entonces.

Próximamente: Perfil psicológico de un personaje. Batman (2): Adolescencia

9 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
joseramon
joseramon
15 agosto, 2008 11:19

“a la salida de una película de cine que el niño se empeñó en ver”

Muy bueno el articulo, estoy deseando leer las demas partes. Solo un apunte..¿Crees que Bruce se culpa de la muerte de los padres?

El Desertor
El Desertor
15 agosto, 2008 11:51

Si sr, muy bueno, enhorabuena.Tambien estoy deseando leer los siguientes “informes”! Y si que es verdad la ausencia tan marcada de informacion y alusiones sobre la madre…De hecho, lo unico que recuerdo haber leido relacionado directamente con ella (quitandole el protagonismo al omnipresente padre) fue en el arco de “Familia”. Y metiendome un poco donde no me llaman, yo creo que el sentimiento de culpa no es el predominante en Bruce…Diria que mas bien le hecha toda la culpa directamente al mundo y sobre el vuelca su rabia,aunque en el fondo podria haber algo de eso…Tambien es cierto que el sentimiento de culpa ha sido usado alguna vez (sin ir mas lejos, está bien presente en Batman Begins). Y una cosa que me queda pendiente: ¿donde encajaria aqui Tommy Elliot? En fin,lo dicho, que felicidades por el articulo!

Rob
Rob
15 agosto, 2008 12:29

Muy bueno el artículo, si. Cosas así te ayudan a ver a un personaje de cómic (un dibujo, vaya) más como un persona real, tridimensional (aunque sus lectores ya le tengamos tal consideración al bueno de Bruce).

Un apunte, ¿su madre no tenía trabajo conocido? Creo recordar que se dedicaba a trabajar con organizaciones benéficas, recaudar fondos para los pobres y tal… Lo leí en una historia, pero no recuerdo exactamente donde. Aunque supongo que al no ser un trabajo remunerado no se puede considerar un “trabajo oficial”, si no más bien una ocupación vocacional o algo así, tipo voluntario.

Un saludo!

Carlos Marti
Carlos Marti
15 agosto, 2008 13:38

Gracias por los comentarios de felicitación. Y, sin duda, hay muchos datos que han quedado fuera, tanto por inconsistencias por los distintos guionistas que han tratado al personaje en todo este tiempo como porque, simplemente, yo no los conocía. En los siguientes días se publicarán los siguientes artículos, cuatro en total.

Nocturno
Nocturno
15 agosto, 2008 19:02

Me parece importante destacar el importante papel que desempeña Alfred en la vida de Bruce, creo que es la pieza clave en el equilibrio mental, moral y emocional del caballero oscuro.

JaviMetal
JaviMetal
16 agosto, 2008 2:09

Carlos me sumo a las felicitaciones, leyendo estos días el cómic “Familia” de Batman Legends se comenta que el apellido de soltera de Martha era Kane y que se dedicaba a labores de defensora social, pero claro, he leído mucho de Batman y esto sólo lo he visto en la dicha obra de John Francis Moore.
Dentro de familiares no consanguíneos creo que debería estar Tim Drake al ser adoptado por Bruce en “Un año Después” uno de los momentos más emotivos que he leído dentro de las aventuras del guardián de Gotham.
Y en familiares consanguíneos ¿Podría ir Damian? el hijo que tuvo con Talia al Ghul.
Un saludo muy grande y espero ansioso las próximas entregas.

ernie_aka
ernie_aka
16 agosto, 2008 21:03

Antes que nada: felicidades por el trabajo y la recopilación de información.

Ahora, si se me permite una pequeña crítica, pregunto, exactamente, ¿cuánto de esto consideras que puede formar el perfil psicológico de alguien? Es decir, la mayoría de las conclusiones a las que llegas son interpretaciones tuyas y no sé hasta qué punto están fundamentadas.

…¿Soy muy quisquilloso? Espero que no te haya sentado mal, pero me parece un tema interesante y creo que podría sacársele mucho jugo ^^. ¡Espero impaciente los otros!

Carlos Marti
Carlos Marti
16 agosto, 2008 23:58

Este análisis es en base a parte de la “información” transmitida o contada en diversos cómics, con lo que ya se parte del hecho de que es dudoso ceñirse a unos datos y no a otros, dado que siempre hay contradicciones, etc. Yo soy psicólogo y puedo darle cierto carácter de realismo a este estudio, pero no deja de ser sino un ejercicio muy subjetivo acerca de un personaje totalmente ficticio. Otra persona podría darle un carácter distinto, claro está. Yo, básicamente, lo he hecho porque lo veo divertido, ya que Batman es un personaje ampliamente registrado en sus distintas etapas de la vida.
Probablemente, tras acabar con Batman me ocupe de probar a hacer un perfil psicológico de otro personaje: Superman, Spiderman, ¿la tia May? ¡el pato Donald!

claw
claw
17 agosto, 2008 5:23

la pelicula ke el niño se empeño en ver es la marca del zorro…es curioso este dato, ya que como se vio en batman begins, parece mas bien una especie de opera no? fijaos bien en el momento de la pelicula en el ke bruce recuerda su pasado…creo ke el ke fuera la marca del zorro tuvo muxo ke ver con ke decidiera ser una enmascarado, eso y el hecho de ke su peor miedo fueran los murcielagos debido al momento en el ke se cayo en una gran madriguera ke mas tarde convertiria en su batcueva, fue lo mas influyente para la transformación en batman.

Tb es interesante ver como el trauma cambio a un niño rico ke vivia en su burbuja y sobreprotegido, en una persona perfecta a todos los niveles, pues en el año uno se ve un breve resumen de su adiestramiento alrededor del mundo con los mejores especialistas y maestros en varias disciplinas y conocimientos tanto fisicas como mentales.

El origen de batman es harto conocido no como por ejemplo el de su antagonista el joker, pues se han hecho varias versiones ke dan lugar a dudas, como por ejemplo su nombre autentico y su ocupación antes de caer al acido, pues si compararamos la historia la broma asesina, con por ejemplo la pelicula de nicholson, tenemos ke de ser originalmente un comico poco reputado ke no llega a final de mes, cambia a ser el segundon de un gangster…¿Alguien da mas? ¿Quien es capucha roja?