Nunca desprecies un Nathan Never

Por
2
1179

El último cómic de Nathan Never publicado en nuestro país, la historia Universos Infinitos que aparece en el número 10 de la edición de Aleta, recoge lo que puede dar de si en algunos momentos esta serie y muestra con claridad cuáles fueron los referentes que la hicieron nacer.

Corresponde al número celebración del décimo aniversario de la colección. Tiene como guionista a uno de los creadores de la criatura y como dibujante al portadista habitual del momento. La premisa reza así:

Sueños extraños atormentan a Nathan, devolviéndole el recuerdo de Vlad Shreck y su búsqueda de la vida eterna, y obligándolo a hacerse preguntas sobre su propia existencia.
Las mismas dudas sobre la vida y la muerte que anidan entre los circuitos de silicio de la mente de Aldus, un robot que ha conseguido huir del centro de detención, poco antes de su juicio.
Y cuando Nathan se encuentre con su otro “yo”, proveniente de una realidad alternativa, se enfrentará a una elección oculta entre los pliegues de infinitos universos.»

Aleta/Bonelli/de Angelis

Sergio Bonelli, padre corporativo de la criatura, decía en su nota de presentación del personaje, allá por 1991, que los precedentes de la serie debían buscarse en Blade Runner, Moebius, Jeff Hawke, Virgil Finlay, La invasión de los Ladrones de Cuerpos, Alien, Buck Rogers, Ultimátum a la Tierra, Terminador, Flash Gordon… Lo mejor de la ciencia-ficción. Quizás exagerase, pero lo cierto es que Nathan Never ha sabido situarse en este género desde la doble dimensión que puede ofrecer de aventura y autorreflexión sobre la condición humana.

Y este número que ahora Aleta nos ofrece es un buen ejemplo de ello. Una entretenida reflexión sobre la mortalidad y nuestro deseo, necesidad de trascendencia. La paternidad, el destino, los caminos que pudiéramos haber tomado, son algunos de los elementos que el relato expone como telón de fondo para esta aventura nuestra de enfrentarnos a nuestra propia finitud. Y lo hace enmarcandolo todo en una dinámica historia de aventuras que también sirve de repaso a toda la biografía del personaje. No es extraño al estar guionizada por Michele Medda, seguramente, el mejor guionista que ha tenido el personaje como bien demostró en Fuerza Invisible, publicada en nuestro país por Forum.
La presente historia está también muy bellamente ilustrada por Roberto de Angelis y por todo ello podríamos decir, probablemente, que estamos ante la mejor aventura de Nathan Never que habrá editado Aleta hasta la fecha. 100 páginas. Sólo 5 euros.

Artículo anteriorQuesada pinta en la pared
Artículo siguienteAvance de Infinite Crisis #2
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
ovwqpdugyo
21 mayo, 2006 22:46

ubyntatkc oscvahys xzwmxmswum

david
david
29 noviembre, 2010 20:19

Buena historia, ciertamente. Y muy de acuerdo con lo de Medda, es el mejor guionista de lejos que tiene actualmente la serie (no en vano es uno de los 3 creadores del personaje), y se nota mucho la diferencia de calidad entre él y el resto de guionistas (algunos  realmente bastante malos..). Yo he acabado por decidir comprarme solo los números en que aparece él como guionista.