Tarzan on the Planet of the Apes #1

Reseñamos el primer número de Tarzan on the Planet of the Apes, un muy solvente cruce entre dos simiescas franquicias icónicas del siglo XX.

Por
3
1701
 
1

Edición original: Tarzan on the Planet of the apes #1 (de 5) USA, Dark Horse/ BOOM! Studios.
Guión: Tim Seeley/ David F. Walker.
Dibujo: Fernando Dagnino.
Color: Sandra Molina.
Formato: Grapa USA, 32 páginas.
Precio: 3,99 $.

 

No esperaba que un cómic así fuese a gustarme tanto. Con todo el respeto, acostumbro a huir de este tipo de cruces de personajes de franquicias provenientes de otros medios ajenos al cómic. La mayor parte de las veces suelen estar resueltos con oficio, pero sin chispa. Sin embargo, aquí se entra en el terreno de las excepciones como el genial Robocop Vs Terminator. Quizás sea debido a que en ambos casos las licencias a relacionar tienen ya una afinidad natural, y a que una de las dos partes de sendos cruces tiene ya imbricada de serie en lo más básico de su mitología el viaje temporal. Pero no es solo que no haya que inventarse un algo que mágicamente una los caminos de las franquicias: es que en estos dos casos los escritores se han esforzado unos mínimos en que los motivos del encuentro no solo tengan tengan sentido, sino que sean ingeniosos usando elementos esenciales de las dos partes convergentes.

En las primeras páginas de Tarzan on the Planet of the apes, nos encontramos en la Norteamérica de 2016. Pero esta es muy distinta a la que nos resulta cercana, y se trata del mundo descrito en la película protagonizada por Charlton Heston en 1968. Así, un grupo de gorilas evolucionados, inteligentes, dotados de habla, estilizados, montados a caballo y armados con rifles, persiguen a un grupo de humanos en estado salvaje para darles caza de forma despiadada en la selva. Pero estos tienen un protector, nada menos que Tarzan, señor de la jungla.

Saltamos al África ecuatorial de 1901. Y descubrimos que John Clayton, Lord Greystoke, tras perder a sus padres de bebé en la jungla, fue criado por Zira y Cornelius, los personajes que huyeron del apocalipsis nuclear que se cernió sobre el Planeta de los simios en su tercera entrega fílmica. Nos encontramos de ese modo no solo ante un crossover entre licencias adquiridas para el cómic por Dark Horse y BOOM! Studios, sino ante un Elseworlds o un What if? en toda regla. La pareja de chimpancés humanoides (de hecho probablemente los personajes más humanos de toda la saga) no llegaron a los Estados Unidos de los años setenta en su viaje temporal, sino mucho antes y al continente africano, se nos propone. Y así, se integraron en la sociedad de los Mangani, los gorilas dotados de inteligencia y habla descritos en las novelas de Edgard Rice Burroughs que encontraron al recién nacido Tarzan. Y así, este crece bajo el cuidado y amor de Zira y Cornelius junto al hijo de estos, Milo (el cual sabemos que acabará diciendo que no a un hombre y siendo llamado Cesar, ¿verdad?), al que toma por su hermano. Ambos niños son felices, pero varios peligros se ciernen sobre ellos: por un lado está algún componente poco escrupuloso de la familia británica de Tarzan que ha llegado a África no a buscar a su primo desaparecido, sino a cobrarse las mejores piezas de caza. Y por otro, aunque para el joven Greystoke y su hermano adoptivo todo sea una aventura, se están abriendo de forma espontánea y fugaz extraños portales a otras épocas, por los que se cuela por ejemplo algún dinosaurio. Esto por supuesto preocupa bastante a Zira y Cornelius ¿Significa esto que el tejido del espacio-tiempo ha sido dañado? ¿Han causados ellos de hecho estas anomalías cuando huyeron de su condenado mundo en aquel viaje a través de las eras?

El llegar a la selva e integrarse en la cultura de los Mangani les ha procurado un hogar en lugar del terrible destino que los lectores sabemos que les aguardaba si hubiesen seguido el camino de la pantalla grande y hubiesen aterrizado en los EEUU de finales del siglo XX entre la humanidad. Pero si no es cierto que el tiempo mismo se está deteriorando ¿cómo es posible que su hijo adoptivo aparezca en el continuum del que proceden mas de cien años después habiéndole pasado solo unos años por él?

234-14-245678

Tarzan on the planets of the apes utilize de forma inteligente trozos bien elegidos de ambas licencias. Que sea una manera inteligente no quita para que sea también conveniente o algo tramposa, como reconocían abiertamente los guionistas Tim Seeley y David Walker. No se han ceñido a una de las diversas versiones de las franquicias originarias de la literatura pero popularizadas por el cine, sino que se han servido un digamos buffet libre de elementos de varias de ellas. Por aquí usamos al Tarzan de las novelas porque necesitamos a los Mangani como uno de los elementos para justificar el relato, pero nos dejamos fuera por ejemplo a Jane junto con muchos más iconos de su mitología. Por allá, del Planeta de los Simios no vamos a utilizar la versión original de la literatura, sino la de la gran pantalla, ya que es ahí donde apareció el viaje en el tiempo que necesitamos para la historia que vamos a contar. Con sinceridad, considerando lo que se nos da a cambio, es muy fácil perdonar a Seeley y Walker por estas pequeñas trampas de las que además, ya hemos dicho que avisaron en su día durante la promoción.

No sabemos exactamente a cuál de los dos guionistas debemos agradecer esta primera entrega, ya que han usado el mismo método que Seeeley y Tom King utilizaban en el Grayson de DC, turnándose para escribir cada episodio tras haberse reunido y tomado notas poniéndose de acuerdo sobre el argumento con el editor (Scott Allie en este caso). Pero quienquiera que sea del dúo, nos ha dado una primera entrega de inteligente y pensada concepción, entretenidísima de leer, llena de acción y con enigmas que nos harán volver el mes que viene. Parece mentira, y sorprende dado lo rocambolesco y pueril a priori de la premisa propuesta.

Y luego está el apartado gráfico de Fernando Dagnino, claro. No es solo que los lápices del español sean espectaculares. Es que además sobre ellos desarrolla una labor maravillosa la colorista Sandra Molina, dotando de tonos visualmente muy atractivos al cómic.

Lo reitero: toda una sorpresa. Sí, sabíamos que las dos editoriales habían apostado fuerte y habían dejado el encargo en manos de nombres de la industria muy capaces. Pero ya les digo no me esperaba yo a estas alturas que un cruce de este tipo me fuese a gustar hasta este punto.

  Edición original: Tarzan on the Planet of the apes #1 (de 5) USA, Dark Horse/ BOOM! Studios. Guión: Tim Seeley/ David F. Walker. Dibujo: Fernando Dagnino. Color: Sandra Molina. Formato: Grapa USA, 32 páginas. Precio: 3,99 $.   No esperaba que un cómic así fuese a gustarme tanto. Con…
Guión - 7.5
Dibujo - 8.5
Interés - 7

7.7

Vosotros puntuáis: 6.32 ( 4 votos)

3
Déjanos un comentario

Please Login to comment
3 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
Sergio AguirreDreadstar_TFEsombrazul Recent comment authors
Recientes Antiguos
sombrazul
Lector
sombrazul

he leído la reseña porque soy muy fan de la saga cinematográfica del planeta de los simios y leyendo el entusiasta articulo me han dado unas ganas locas de leerlo en caso de que llegue a España.aunque si han traido batman y las tortugas ninja es probable que lo publiquen aquí

Dreadstar_TFE
Lector
Dreadstar_TFE

Aunque no me suelen gustar los cruces entre franquicias he de admitir (gracias a la reseña de Sergio Aguirre) que no pinta nada mal esta historia…

Me uno a la petición de sombrazul, a ver si alguna editorial nos trae esto recopilado en un tomo y podemos leerlo.