Mr. Milagro de Tom King y Mitch Gerads

La serie del año.

Por
48
7991

Un héroe es aquel que entiende la responsabilidad que conlleva su libertad.
Bob Dylan.

INTRODUCCION

Se pueden contar con los dedos de las manos y con algunos de los pies los artistas capaces de cambiar para siempre el medio en el que trabajan, convirtiéndose en un referente para las siguientes generaciones. Y, sí estos elegidos son poco numerosos, aún son menos frecuentes los dúos artísticos. No hablo simplemente de un guionista o de un dibujante que se llevan bien, son colegas o que trabajan de vez en cuando en algún proyecto. Hablo de una simbiosis entre dos mentes creativas en plenitud de facultades que deciden unirse para engendrar obras que no podrían nacer de otro modo. Siegel y Shuster en los años treinta. Lee y Kirby en los sesenta. Claremont y Byrne en los setenta. Koike y Kojima en los ochenta. Azzarello y Risso, Bendis y Maleev, Brubaker y Philips a principios de este siglo. Y King y Gerads en esta década.

King y Gerads. Gerads y King. Quizá sea un poco pronto para referirnos a ellos como “el nuevo referente”. Pero sí que podemos decir una cosa sobre su trabajo: son ambiciosos. Quieren hacer un comic. Quieren que ese comic se convierta en el nuevo Watchmen.
Mr.Milagro es ese comic.

PARTE 1: PERO, ¿QUIÉN DIABLOS ES MR. MILAGRO?

Cuándo Jack “El Rey” Kirby desembarcó en DC Comics a principios de los 70, lo hizo con una visión muy clara de lo que debían ser los superhéroes y los supervillanos: metáforas de aspectos inherentes a la condición humana.

Con esta idea en mente, Kirby quiso presentarnos un panteón de deidades benévolas enfrentadas contra el mal absoluto.

La estructura presentada por Kirby en su Cuarto Mundo (Jack Kirby, 1970-1975) es novedosa en el mundo del comic incluso ahora: cuatro series sin aparente relación entre sí que se desarrollarían como una novela río, de modo que solo viéramos las conexiones subterráneas en el final. Una de estas cuatro series fue Mr. Milagro.

Todos somos hijos del rey

Después de eones de luchas y guerras sin fin, Hightfather (líder de los Nuevos Dioses) y Darkseid (tirano de Apokolips) deciden que el mejor modo de asegurarse una tregua duradera es el intercambio de sus hijos primogénitos. Orión, hijo de Darkseid, se convertiría en el predilecto de Hightfader, mientras que Scott Free (Mr. Milagro) se criaría en el infierno de Apokolips.

Si Orion es un símbolo de la naturaleza belicosa del hombre, Mr. Milagro es el emblema de la indomable naturaleza humana y de nuestra capacidad para resistir y escapar de cualquier situación, por horrible que esta sea.
Nadie entendió mejor este concepto que Grant Morrison, el auténtico heredero de la espada de Jack Kirby. En Los Siete Soldados de la Victoria (Grant Morrison y varios, 2005), Morrison retorció el concepto del hombre que siempre consigue escapar, convirtiendo a Mr. Milagro en un preso de su propia mente. Con una estructura similar a la gran epopeya de Kirby, Los Siete Soldados de la Victoria se convierte en el eslabón perdido entre el Cuarto Mundo y Mr. Milagro.

Prisionero de su propia mente

Fue en el 2017, centenario del nacimiento de El Rey Kirby, cuando DC Comics decidió rendir homenaje a su figura. Para ello, publicaría una serie de especiales (cada uno de ellos dedicados a una genial creación de Kirby) y otorgaría la potestad sobre la joya de la corona a los nuevos chicos de oro: Tom King y Mitch Gerards.

PARTE 2. QUIENES SON Y COMO LLEGARON A SERLO.

Es de sobra conocido el pasado un tanto turbio de Tom King (California, 1978) como agente de contraespionaje de la CIA, así que no entraré en detalles con respecto a ese tema. Pero es innegable la influencia que esta etapa de su vida ha tenido y tiene en su trabajo.

El “caso King” (también enunciado como: ¿qué hace que un tipo con un puñado de obras publicadas, apenas seis, se aúpe hasta la cima de los dioses del cómic?) empieza a ponerse interesante con Omega Men (Tom King y Barnaby Bagenda, 2015), su primer trabajo en solitario. Tanto aquí como en Grayson (Tim Seeley, Tom King y varios, 2014), su trabajo anterior, queda patente su habilidad para pasar por el tamiz de la ficción sus experiencias vitales.

Tom King, mitad nerd y mitad Jason Bourne

La Visión (Tom King y Gabriel Hernández Walta, 2015) supuso la puesta de largo de King y su primera invitación a la fiesta de las grandes estrellas del cómic: los premios Eisner. Y no era para menos. La Visión nos presenta de manera magistral a un protagonista que se debate entre la necesidad de mantener unida a su familia y su trabajo para el gobierno. King ha declarado que durante su servicio en Irak y Afganistán su familia no tenía ni idea de a que se dedicaba realmente.

Casi al mismo tiempo que La Visión llegaría El Sheriff de Babilonia (Tom King y Mitch Gerads, 2015), su primera colaboración con Mitch Gerads (Minneapolis).

Mitch Gerads, hombre de moda.

Este artista no tenía hasta aquel momento una carrera muy destacada. Su principal contribución a la causa del comic americano había sido una etapa bastante mediocre en Punisher (Nathan Edmonson y Mitch Gerards, 2014). Claro qué todo eso cambiaría a partir de conocer a King, su guionista fetiche a partir de entonces.

King se encargaría de la serie de Batman después de la etapa de Scott Snyder. Batman (Tom King y varios, 2016-…) es un cómic bastante irregular. Casi parece prometer algo que nunca llega a alcanzar, y solo ahora (con la prometida boda de Batman y Catwoman) parece arrancar de verdad. La excepción es el especial Batman/ Elmer Fudd (Tom King y Lee Weeks, 2018), una joya inesperada, y el cruce entre Batman y La Cosa del Pantano. Mitch Gerads aportó su particular grafismo y su inteligente narrativa en este evidente homenaje a Alan Moore y presentación del ya mítico Hombre Cometa.

Y así, tras un especial de La Cosa del Pantano junto a Jason Fabok, llegamos a Mr. Milagro.

PARTE 3. MR. MILAGRO. ANÁLISIS TÉCNICO Y CONCEPTUAL.

Una vez más, Darkseid pretende alcanzar el dominio absoluto del Universo. Para ello, planea hacerse con la ecuación de la anti-vida, un ente misterioso capaz de borrar todo lo bueno de la faz de la Tierra.
Darkseid ya ha intentado dominar el Universo en otras ocasiones, pero quizá esta vez sea diferente. Porque Hightfather ha muerto, y Darkseid ya ha conseguido la ecuación de la anti-vida. Y puede que no nos hayamos dado ni cuenta.

En efecto, comenzar una historia en la que el detonante de la misma sea la victoria absoluta del mal es algo muy arriesgado. Y lo es aún más por el modo con el que King elige presentar esta victoria. Durante todo el primer número, pequeñas viñetas en negro con un breve mensaje se van intercalando en la narración. Cada vez son más frecuentes, hasta que al llegar al final el mensaje ocupa toda la página. El mensaje dice “Darkseid es”.

Poco mas que añadir

La victoria de Darkseid es total y absoluta, tanto en los campos de batalla del espacio, como en la mente de Scott (aunque pensándolo bien quizá las dos cosas sean lo mismo).

Estos juegos narrativos no serían más que una anécdota si Tom King no mostrará un dominio absoluto de los mecanismos del relato. La presentación de los personajes, del mundo donde se desarrolla la trama, de la némesis y el conflicto…todo se desarrolla como en los grandes relatos clásicos. Una lectura superficial, muy estimulante, deja paso en una segunda lectura a una revisión inteligentísima y profunda de los conflictos de pareja y a un comentario sobre la conciliación laboral, la alineación y la depresión, entre otros temas.

Merece especial atención el personaje de Big Barda. King es muy consciente del tipo de relaciones que tenemos (o deseamos tener) los fanáticos de la fantasía de la ciencia ficción. Alejandro Jodorowsky lo expresó muy bien, a su modo, en el documental Inside Moebius: “Un dibujante de comics es como un niño. Tiene que pasarse todo el día imaginando y dibujando para poder ser feliz. Pero un niño es vulnerable y necesita una madre que cuide constantemente de él”.

El personaje de Big Barda está construido en torno a esta concepción equivocada, pero entrañable a nuestro pesar, de las relaciones de pareja, mostrándonos la vida cotidiana de este par de bichos raros. Los momentos de puro patetismo se dan la mano con escenas de una ternura tal que te remueven por dentro. Big Barda es la pareja que todos desearíamos tener.

King no desaprovecha la ocasión para mostrarnos, al igual que en La Visión, como consiguen compaginar los soldados la vida civil y la vida militar, pero, más allá de la sutil construcción de personajes y la metáfora disfrazada con habilidad (detalles ya de por sí de genio), si por algo destaca Mr. Milagro es por su uso de las técnicas literarias propias del postmodernismo.

El postmodernismo, movimiento literario de mediados del s.XX, se define como una reflexión sobre el arte de relatar, así como por plantear preguntas bastante pertinentes acerca de la naturaleza de la realidad.
El primer escritor es trasladar estas técnicas a la literatura de género fue Philip K.Dick, y el primer guionista en utilizarlas en el cómic fue Alan Moore.

La influencia de estas dos figuras es evidente en Mr. Milagro (no hay más que ver la escena del hospital del primer capítulo, o el juicio del cuarto episodio), pero esto no tiene porqué ser algo necesariamente malo, sobretodo si, como en este caso, el escritor consigue ir más allá y dejar una impronta personal en la obra.

Los mañanas del ayer

Pero si Tom King brilla a un nivel altísimo en este cómic, no es menos cierto que su compañero de batallas brilla a la misma altura y quizá con más intensidad.

Gerards consigue que el apartado gráfico sea algo más que un simple acompañamiento para el guion, o un constante desfilar de tipos hipermusculados y modelos de pasarela en poses de acción heroica. El grafismo de Mr. Milagro consigue añadir nuevas capas de información a una historia ya de por sí compleja.

Por supuesto, la anatomía y la gestualidad son de sobresaliente, pero eso ya se daba por supuesto en un cómic de esta categoría. Lo que es más impresionante es que el dibujante (supongo que con la ayuda de King en el guión) construye con un trazo sucio unos escenarios minimalistas, casi como si de una obra de teatro se tratase, por los que mueve la cámara con suavidad, consiguiendo que la naturalidad se respire en cada página.

El diseño de página de Gerads es una herencia directa de la retícula de nueve viñetas de Watchmen (quién a su vez lo heredó del Bogey de Leopoldo Sánchez y Antonio Segura). Este recurso permite añadir nuevos niveles de significado y utilizar varias voces narrativas al mismo tiempo.

El color y los efectos digitales demuestran ser obra de un maestro, que sabe cómo utilizar las texturas, los colores planos y los efectos digitales, y, lo que es aún más importante, sabe cómo combinarlos.

PARTE 4. EN DEFINITIVA, ¿ES MR. MILAGRO EL WATCHMEN DE ESTA GENERACIÓN?

No lo sé.

Sinceramente, no lo sé. Para empezar, la serie todavía no ha terminado (en estos momentos los autores trabajan en el número diez de los doce previstos), y, cuando lo haga, tendremos que dejar pasar unos años hasta que podamos evaluar su influencia real.

Pero es necesario añadir una cosa.

Mr. Milagro es ambiciosa, sus autores están en estado de gracia y apelan a la trascendencia. Quieren dejar una huella, y si siguen por este camino es muy posible que lo hagan.

Y quizá en un futuro lejano nosotros podamos decir que vimos como lo hicieron.

Creo que eso es más que suficiente.

48 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
frankbanner49
frankbanner49
Lector
2 julio, 2018 19:45

Bueno, Watchmen se entendía…

Lord_Pengallan
Lector
2 julio, 2018 20:54

No te preocupes. Ya te digo yo que no. No, no es otro Watchmen. King no está haciendo nada nuevo ni diferente, y el trabajo de Gerards es malísimo. Maneja un estilo muy visto ya y una narración aburrídisima. Que no es el 3×3, es que apenas cambia nada en cada viñeta. Por último los personajes son detestables. En el nº 6 se dedican a matar a destajo mientras hablan de chorradas domésticas. Los superhéroes son lo que son por la tragedia y la épica no por el melodrama femenino, que es lo que hace King una y otra vez, y el nulo respeto por el otro. Lo único que tiene este cómic es un montón de gente que no pudo vivir la publicación de Watchmen en vivo deseando hacerlo. No es una maxiserie mala, pero casi.

Álvaro
Álvaro
Lector
En respuesta a  Lord_Pengallan
3 julio, 2018 10:35

“En el nº 6 se dedican a matar a destajo mientras hablan de chorradas domésticas.”

Hombre, otro que está de acuerdo conmigo. En ese número ambos se comportan como psicópatas para los que matar es una diversión. Nada propio de un miembro de la Liga de la Justicia.

hammanu
hammanu
Lector
2 julio, 2018 21:16

Aunque no he leído ningún numero de la maxiserie a King no le veo nada del otro jueves. Aunque claro cuando mucha gente hace “presión” para encumbrarlo como le paso a Snyder pues se glorifica a alguien que aunque sea bueno… pues no llega a niveles como Moore, Morison, Brubaker y ect… Ni sus Omega Men que eran prácticamente un descarado simil con
el panorama en Oriente Medio o la Vision tratando temas que invento Isaac Asimov y sin contar su fetiche con el tema del suicidio. Puede que escriba mejor que la media e intente otro tipo de narrativa pero para mi no es nada del otro mundo. Y su bagaje de agente secreto le limita mas que otra cosa: prefiero un librepensador de izquierdas como Morrison o Moore que tienen mas amplitud de miras

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  Pablo Menendez
2 julio, 2018 22:05

A riesgo de meterme donde no me llaman porque no ha sido mi comentario pero aunque sólo sea por hacer discusión, contesto:

1) No sabría concretar el término aplicado a este contexto. Pero sí es cierto que el mundo de King es muy masculino. En Batman las mujeres hablan básicamente de sus relaciones sentimentales con hombres y en esta obra está la figura que comentas de mujer-madre. Igual lo del melodrama va por Selina, Lois, Talia o Diana.

2) A mi modo de ver, el marketing, la prensa especializada y el boca a boca de los fanáticos hacen presión para encumbrarlo, de igual forma que cuando llegue el momento harán presión para descabalgarlo. Nada nuevo bajo el sol.

3) yo sí creo que King sí que tiene limites temáticos. Y que tiende a que en sus historias los personajes encajen en ellas a veces no de forna natural. Pero no creo que tenga que ver con su profesión sino con su sensibilidad, lo que cree que merece contarse o le inspira. No creo que un librepensador de izquierdas parta per se de una posición de superioridad creativa, hacen falta otras cosas

hammanu
hammanu
Lector
En respuesta a  Pablo Menendez
2 julio, 2018 22:21

Le contesto señor Menéndez, a excepción de la primera que no es comentario mio y que no comento porque no he leído aun nada de la maxiserie:

2.- La presión es que un boca aboca bastante potente de tanto gente que conozco en las tiendas especializada o en la web que abanderan a este escritor y guste o no lo tienes hasta en la sopa: Como a los personajes de Salvame.
De hecho la presion popular consiguio que la dubitativa ECC comics publicase sus Omega Men que en USa en su momento paso bastante desapercibida pero que fue recuperada por el fandom simpatizante del escritor.

3.- Un tio que se mete en la CIA (creo que antes era abogado) por patrioterismo
en un pais al cual expoliaron para robarles el petroleo con excusa de ser arabes.. perdon persas, que estos yanquis los confunden y que todos son al parecer son terroristas internacionales, pues parece por ejemplo que no tiene amplitud de miras como un Moore, que siendo este de izquierdas puede escribirte tanto una vision de un lado como el del contrario con mucho acierto:
Tienes a Ozymandias o un Rorschach como prueba.
Eso no quita que su experiencia como persona y lo que haya vivido le haya hecho evolucionar pero que no me lo vendan como por haber sido de la Agencia es especial (y sobretodo creativamente) a Alan Moore lo echaron del colegio por
vender alucinogenos y no me lo ensalzan como un Pablo Escobar

Save
Save
Lector
En respuesta a  hammanu
2 julio, 2018 23:19

“no tiene amplitud de miras como un Moore, que siendo este de izquierdas puede escribirte tanto una vision de un lado como el del contrario con mucho acierto:
Tienes a Ozymandias o un Rorschach como prueba.”

Pero si es justo al revés. Moore ve a Rorschach como un fascista reprimido e intenta que le caiga antipático al lector. Y le sale el tiro por la culata, porque al final bastantes lectores empatizan con él o piensan que es un tipo guay.

Moore tendrá muchas cosas pero amplitud de miras no ha tenido en su vida y su carrera lo demuestra una vez tras otra.

elBlueNules
elBlueNules
Lector
En respuesta a  Save
3 julio, 2018 10:22

¿Para encumbrar más aún a King necesitas hacer de menos a Moore? xD Lo último que he visto, vamos…

Save
Save
Lector
En respuesta a  elBlueNules
3 julio, 2018 14:45

Ya te digo, lo proximo será ver a alguien decir que Alias de Bendis es un comic más importante que Locas de Jaime Hernández

elBlueNules
elBlueNules
Lector
En respuesta a  Save
3 julio, 2018 14:55

qué locurón, vaya… xD

hammanu
hammanu
Lector
En respuesta a  Save
4 julio, 2018 23:32

Crei que era entendible que Ozymandias intenta crear una visión Utopica socialista cometiendo una barbaridad, y que Rorschach de carácter mas facistoide o conservador busca destapar la verdad aunque suma al mundo en el caos con ello.

Y con amplitud de miras me refiero a la representacion de sus personajes y no como le haya dado la gana encauzar su carrera. Si quieres un buen ejemplo los guionistas de Hollywood de los 40 y 50 (los mejores) pertenecian al Partido Comunista y el McCartismo los marco.

JuanCF
JuanCF
Lector
En respuesta a  hammanu
3 julio, 2018 12:22

Por el amor de… Pero si Roschach te representa lo peor de la visión de “derechas”, y Ozzymandias igual. Como fascistas dictatoriales que manejan vidas en una ecuación básica. Yo no lo tomaría como ejemplos de visión de derechas. Comparto con Save en que hay muchos lectores que les causa en gracia el personaje al hacer una lectura superficial, pero es que en si el personaje es una bestialidad.

elBlueNules
elBlueNules
Lector
En respuesta a  Pablo Menendez
3 julio, 2018 10:05

¿Si Mr. Milagro está al nivel de Watchmen, su mejor obra (con abismal diferencia), Vision, es el mejor cómic de la historia? Se ha columpiado, señor Menéndez xD

Álvaro
Álvaro
Lector
En respuesta a  elBlueNules
3 julio, 2018 10:38

La Visión es un millón de veces mejor que Mr. Milagro.

elBlueNules
elBlueNules
Lector
En respuesta a  Pablo Menendez
3 julio, 2018 12:08

Tranqui, Pablo, lo del “artículo” no iba a malas. Es sólo que cansa esa tendencia de encumbrar obras que no lo merecen sólo para hacer quedar según qué compañías o autores por encima de la media. Aún así, se agradece tu entusiasmo.

Por otra parte, si el objetivo de los autores era realizar una obra a la altura de Watchmen en cuanto a repercusión, han fallado totalmente. King ya escribió esa obra, La Visión, considerado el mejor cómic mainstream autocontenido moderno, y uno de los grandes de la historia. Mr Milagro es el intento de DC de aprovechar a King como lo aprovechó Marvel en 2015-2016, dándole libertad en una maxiserie sobre un personaje secundario de culto con apenas etapas reseñables, para que pueda sentar cátedra y realizar otro clásico moderno (como lo es Visión). El problema es que el King que vemos aquí no está en la misma forma que el que trabajó brevemente para Marvel, y parece que Mr Milagro no le apasiona tanto como el sintezoide marvelita, aunque ambas sean historias familiares esencialmente parecidas.

Me atrevería a decir que Mr Milagro es una serie que carece de alma, y lo único que ha hecho King es seguir con su blockbuster de Bonnie & Clyde (o Sr. y sra. Smith) pijameros que está escribiendo en Batman con Selina, pero aquí con Big Barda. Ni veo unos personajes reconocibles, ni veo una historia que realmente me importe. Y lo peor, lo que veo más insulso, es el tratar de imitar exageradamente las formas de Moore para atacar la nostalgia del lector y camuflar Mr Milagro como un buen cómic.

En lo referente a Mitch Gerads, aunque aquí no esté mal, se le nota que no está tan cómodo como en Sheriff of Babylon o su etapa en Punisher con Nathan Edmondson, su mejor trabajo, aunque fuese con guiones mediocres. Es un dibujante que parece disfrutar más dibujando historias realistas de tintes bélicos, que pijameo como tal. Igualmente, el dibujo no es para nada un problema en esta historia, al fin y al cabo Gerads dibuja los guiones de King, y lo hace estupendamente, aunque éstos sean simples, planos y superficiales.

Lo dicho, ni Mr Milagro es el Watchmen actual, ni King es el nuevo Moore. Aunque a algunos les sepa mal, hay que decirlo.

Álvaro
Álvaro
Lector
En respuesta a  Pablo Menendez
3 julio, 2018 10:37

Respecto al segundo punto, sí estoy de acuerdo con otros en que a raíz de la Visión (para mí obra maestra) hubo un movimiento en Internet espontáneo para nombrar a King el nuevo Alan Moore. Esas proclamaciones tan rápidas son muy arriesgadas y el fandom ya se ha dado cuenta de que por escribir un par de buenas historias no eres automáticamente el mejor escritor de cómics del siglo XXI.

Lord_Pengallan
En respuesta a  Pablo Menendez
5 julio, 2018 21:37

Por alusiones. 1º punto. Melodrama femenino: melodrama en el que el problema es de pareja o familiar. Si eres de España las pelis que ponen en abierto los findes de sobremesa. Lo único que con King no lo protagoniza una mujer sino un hombre.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
2 julio, 2018 21:46

Gracias por el artículo! Me ha gustado el planteamiento y tu forma de estructurarlo. Sobre si King es el nuevo Moore o esta obra el nuevo Watchmen… como dices es pronto para decirlo. Y si bien el último número publicado en España me parece que ha bajado un poco el excelente nivel de los anteriores me parece una historia fascinante en lo que plantea y en la forma de hacerlo. Habrá que leerla hasta el final mes a mes, releerla de forma unitaria y dejarla reposar. Te animo a que escribas una reseña cuando finalice la obra.

Y una puntualización. En tu texto das a entender que Hombre Cometa es presentado por King con Gerads en el número con la cosa del pantano, cuando en realidad lo hizo King con lápices de Iván Reis en el epílogo de “Yo soy Gotham”. Y aprovecho para reivindicar el trabajo de Mitch y Gerads en la historia en dos partes “azoteas”, que debería estar en la biblioteca de cualquier fan del Murciélago!

Matches_Malone
Matches_Malone
Lector
3 julio, 2018 1:38

¿Se puede decir que King tocó techo con La Visión? Ojalá y no, pero no he vuelto a leer nada tan bueno de él. Es muy difícil mantener ese nivel.
Yo añadiría a Jeph Loeb y Tim Sale al Panteón de Dúos Dinámicos.

elBlueNules
elBlueNules
Lector
En respuesta a  Matches_Malone
3 julio, 2018 10:20

King hizo un artículo ligado a Vision que leí en alguna parte, en el que decía no sólo que de pequeño casi todo lo que leía era Marvel, sino que además tenía muchos puntos en común con Roy Thomas o Kurt Busiek en el sentido de que veía el universo Marvel como las relaciones familiares entre Magneto-Pietro-Wanda-Vision-Wonder Man-Ultron-Pym-etc… Algo que lleva a cabo de forma magistral en Vision. Vamos, un frikazo de la Marvel sesentera y setentera. Igual por eso le quedó tan buena obra…
También leí cuando se hizo cargo de Mr Milagro que es fanático de lo hecho por Kirby en DC, el Cuarto Mundo y tal, y que de pequeño también le fascinaba ver al dibujante de los 4F haciendo de DC un universo totalmente nuevo, pero no llegó a entender del todo lo que Kirby quería contar hasta que creció. Y bueno, tampoco es que Mr Milagro sea nada del otro jueves.

Álvaro
Álvaro
Lector
En respuesta a  Matches_Malone
3 julio, 2018 10:39

Yo creo que tenía esa buena historia dentro de él, la soltó en el momento oportuno y con un buen dibujante y le salió redonda. Pero no me parece un genio.

Matches_Malone
Matches_Malone
Lector
3 julio, 2018 1:39

¿Esta serie se da un aire a Crisis Final? Espero que no por favor.

Matches_Malone
Matches_Malone
Lector
En respuesta a  Pablo Menendez
3 julio, 2018 13:35

A mí el planteamiento e ideas de Crisis Final me gustó mucho, pero la narración y desarrollo, uf… digamos que Morrison me mola cuando no se pone en plan psicotrópico. Su Batman y Robin me parece lo mejor que hizo por esa época.

Japacore
Lector
3 julio, 2018 8:45

Como todos los cómics, los gustos son personales.

En mi opinión decir que estamos antes un nuevo Watchmen está pasado de rosca. Ni siquiera ha terminado la mini, ¿y ya estamos encumbrándola a esos niveles?
Para mí una mini entretenida, bien dibujada, que engancha… pero no creo que me llegue a cambiar la vida. No se profundiza demasiado en los personajes. Hay que tener una base de conocimiento importante de los Nuevos Dioses para entenderla bien.

Le daré una nota alta, igual que a Visión (otra que sin conocer el trasfondo y pasado reciente del personaje pierde mucho, pero mucho). Pero de ahí al Olimpo creo que hay un buen trecho.

elBlueNules
elBlueNules
Lector
3 julio, 2018 10:08

Menudo “artículo”… xD

Jose Angel Ares
Jose Angel Ares
Lector
3 julio, 2018 10:17

King dota de realidad a sus personajes, tanto en sus conductas como en sus diálogos, por eso este tipo de obras tienen una voz propia y, para mi gusto, se aleja del tebeo de puro consumismo (y entretenimiento). No tiene que gustar a los que buscan peleas y pasar el rato, pero está claro que a otros nos da un nivel más de disfrute. No le veo nada negativo a los tebeos de capas y peleas, pero siempre veo que desde ese lado sí se ve negativo este tipo de obras más emocionales. Se ve a dos enamorados hablar de lo importante en su vida, que no es cambiar muebles de sitio, sino justamente del por qué de ello – y es algo importantísimo – y muchos se quedan en lo superficial, pero esta obra en cada grapa te invita a meterte dentro de sus cabezas, de lo que dicen y cómo lo dicen, mientras hacen lo que hacen.
Si no gusta, no hace falta buscar argumentos cansinos, simplemente no es tu tebeo, búscate otro que a buen seguro lo encuentras, nadie obliga a quemarse leyendo algo que no gusta para ponerlo a parir.
Estas grapas me hacen seguir la relación de Milagro y Barda como en su día seguía la de Ciclo y Jean, Spidey y Mary Jane o incluso Apollo y Midnighter. Quiero seguir a su lado mientras vencen pesadillas y me aterroriza lo malo que les pueda pasar. Esto es construir personajes, que es lo que recuerdas con los años, no cuantas veces le pegan a Darkseid en una splash.
Lo mismo me pasa con Batman y Catwoman; ya hay 15 tebeos de Batman pegándose con alguien, poniendo énfasis en su coche o lo que logra sangrar antes de vencer. Pero algunos solo tenemos uno donde ambos personajes hablan de lo que les hace personas.

Álvaro
Álvaro
Lector
En respuesta a  Jose Angel Ares
3 julio, 2018 10:41

“King dota de realidad a sus personajes”
No estoy en absoluto de acuerdo. Los personajes de esta maxi se comportan como autómatas en muchas ocasiones. El mejor ejemplo es el número donde van asesinando a guardias. Parecen dos androides recitando con voz de Loquendo lo que le ordena el guionista.

Jose Angel Ares
Jose Angel Ares
Lector
En respuesta a  Álvaro
3 julio, 2018 10:49

Dos personajes que desde niños se han criado en medio de torturas y guerra, veo lógico que hablen hasta de si tienen calor o frío mientras causan una matanza, como hay soldados en la vida real que cuentan chistes mientras bombardean asentamientos civiles. Yo lo veo así, así que en desacuerdo vamos a estar sí o sí y poco importa.

Álvaro
Álvaro
Lector
En respuesta a  Jose Angel Ares
3 julio, 2018 12:03

Es contradictorio con el pasado del personaje y horrorizaría a Batman y Superman si supieran a qué clase de frío asesino han metido a la Liga.

Lord_Pengallan
En respuesta a  Jose Angel Ares
5 julio, 2018 21:47

La particularidad dambos es que esa terrible educación no es les ha pasado factura. Respetan la vida y saben que hay un momento para cada tema. Si no lo es así es que no conoces cómo eran estos personajes. Hablar de tomas personales mientras se abre la cabeza a un secuaz anónimo tras otro me parece de psicópatas. El asunto no tiene nada que ver con querer sólo leer peleas. Si no aguantas las críticas a algo que te gusta no busques argumentos cansinos para defenderlo.

Álvaro
Álvaro
Lector
3 julio, 2018 10:33

Ya he dicho en varias ocasiones, aquí y en otros sitios, que esta serie se está desinflando rápidamente, así que nadie me podrá acusar de sumarme al carro de los detractores de King después de lo de Batman.

La serie comenzó de una manera interesantísima, presentando una historia opresiva con ese “Darkseid is” omnipresente que hacía presagiar cosas muy chungas. Sin embargo, poco a poco se ha ido convirtiendo en un extraño y soso drama familiar tambaleante. Me interesa entre poco o nada la relación entre Milagro y Barda y si van a reformar la cocina o no. Además, los personajes hablan como robots. El peor capítulo es aquel en el que recorren Nuevo Génesis matando a guardias como si nada mientras hablan de reformar la casa: absolutamente hipster en el peor sentido de la palabra, un ejercicio estilístico sin ninguna sustancia ni tensión detrás. El número en el hospital fue donde dejé de leer.

Lord_Pengallan
En respuesta a  Álvaro
5 julio, 2018 21:48

Salga de mi cabeza!! 😀

Sardath
Sardath
Lector
3 julio, 2018 11:35

Yo lo tengo pendiente para cuando acabe la serie. Cada vez me desespera más esperar un número nuevo de una trama que me deje intrigado. Pero he de decir que el dibujo, de lo que he visto no me termina de convencer. Sobre el debate de si esto es o no una nueva obra para la historia solo el tiempo dirá. Y más ahora en tiempos redes sociales donde las modas son más efímeras que nunca.

Aprovecho el tema para preguntar, ¿para la boda de Batman qué números son necesarios haberse leído?

JuanCF
JuanCF
Lector
3 julio, 2018 12:15

Comparto gran parte de lo comentado en el artículo Pablo. Y sí, es un ARTICULAZO.
De momento, me parece mejor que la Visión. Ahora falta rematar. Al final King sabe sobrecogernos de mala manera y jugar con los sentimientos, aportándonos toda emoción en un comic de androides, dioses o lo que sea. La idea de como pelean esta pareja por su supervivencia y ese posible futuro juntos es magnífica, como se demuestra en ese último número. Son seres que han estado en los pozos de Apokolips y han sufrido lo indecible a manos de personajes como Darkseid y la Abuelita Bondad, pueden estar en la Liga sí, pero está claro que no son un “Superman”. En mi caso no tuve problemas para entenderlo teniendo en cuenta que hay todo ese misterio que no se ha resuelta ya que vamos por el ecuador de la serie. Eso sí, tampoco es que Watchmen sea el mejor comic de Moore, el mejor cómic de Moore es From Hell. De primeras no le veo rival en el ambito mainstream actual.

Lord_Pengallan
En respuesta a  JuanCF
5 julio, 2018 21:49

Sí que has tenido problemas porque no lo has entendido.

JuanCF
JuanCF
Lector
En respuesta a  Lord_Pengallan
9 julio, 2018 21:42

Me lo vas a explicar tu no? 😉
Venga hombre.

Forager
Forager
Lector
3 julio, 2018 13:58

Treinta y dos comentarios. No sé si será una obra tan revolucionaria como para ser el nuevo Watchmen (¿lo fueron a su modo Authority o Planetary? Por saber de lo que hablamos cuando hablamos de «un nuevo Watchmen»). Evidentemente hay que ver cómo King remata la faena. Pero el debate que se ha montado aquí ya da idea de la ambición que demuestra el amigo, y bienvenida sea tal ambición en el género.

A mí su Batman, con las irregularidades que queráis, ya me está pareciendo una delicia. Una delicatessen para el mainstream.

MCastroE
MCastroE
Lector
4 julio, 2018 2:44

En lo personal Mr. Miracle es un buen comic pero no es de lo mejor que hay o habrá. Mas allá de si nos gusta o no esta mini-serie, se debe reconocer la buena narrativa aunque tampoco es sobresaliente. A mi parecer el trabajo que mas se ha acercado a Watchmen en cuanto a nivel narrativo y estructural es Multiversity de Morrison y considerando el trabajo que le costo al autor de The Invisibles terminar esa obra dudo que veamos algo de ese nivel en un buen tiempo.

Algunos comentarios mencionan que Mr. Miracle es solo un melodrama (en un sentido peyorativo) y la verdad es cierto, pero se debe justificar esta afirmación.

Características del melodrama

1.-Sus personajes demuestran características opuestas, por ello encontramos villanos exageradamente malvados, pero inteligentes, mientras el protagonista es víctima y sufrido llega en extremos a pecar de inocente. Por ello los personajes son simples.

2.-Es un arte que extrae conclusiones positivas, su moral es individual e infantil. Tiene dos posibles esquemas temáticos:
El protagonista triunfa en un conflicto gracias a sus virtudes y el antagonista sale derrotado siempre.
El protagonista sucumbe por sus virtudes, puede o no ganar, pero el hecho de perder conmueve al espectador.

3.-Es socialmente intrascendente, se comenta que después de haber visto un melodrama el público no recuerda cómo terminó, pero vive intensamente las emociones, tiene un sentido catártico momentáneo.

4.-Los temas son la comprensión e incomprensión, el dolor humano, intrigas, bajas pasiones.

5.-No hay una reflexión el espíritu, la ética, la conciencia brillan por su ausencia.

6.-Los tonos pueden parecerse al de la tragedia y la comedia.

Claramente Mr. Miracle cumple con todas las características del melodrama pero también casi todos los comics que se publican en la actualidad. También es claro a partir de las características del melodrama el valor literario de Watchmen y el porque es difícil encontrar algo que tenga su nivel de complejidad.

Espero que mi comentario aporte mas leña al fuego a esta discusión (es una broma). Saludos.

Nota: Las caracteristicas del melodrama y otros generos dramaticos se encuentran en https://portalacademico.cch.unam.mx/alumno/tlriid3/unidad4/interpretacionteatro/generosdramaticos

Ziggy
Lector
4 julio, 2018 8:40

A mi me ha gustado.

Pagliacci
Pagliacci
Lector
10 julio, 2018 10:37

Igual llego un poco tarde, pero es que acabo de ponerme al dia con la serie.

Con cada cosa nueva que leo de Tom King me queda mas claro que la genialidad que se vio en la Vision fue cosa de Walta.

Salvo su Batman, las cosas de King me gustan, creo que son comics que estan sobre la media, pero ni de lejos está en la cumbre de los grandes guionistas de comics de la historia, y ni siquiera de la actualidad (donde creo que Aaron y Lemire se llevan la palma).

En su Sheriff de Babilonia nos dio algo bastante correcto, un soplo de aire fresco para una Vertigo que estaba agonizando desde hace tiempo, pero no me parece una obra para la posteridad, se recordará por el nombre que tiene escrito en la portada. Y esto no es malo, no todas las obras pueden ser supertrascendentales para la historia del medio.

Con sus Omegamen, mas de lo mismo, una buena obra pero no sería tan recordada si no fuera porque King la había escrito. Su Batman no lo aguante mas allá del primer arco, soy incapaz de verle la “genialidad” por ningún sitio.

Con esto quiero decir que King, sin ser un mal guionista para nada, no es un guionista excelente como se le pone, y, su obra magna (que si que me parece una jodida maravilla), la Vision tiene bastante mas de Walta que de King.

Cuando vi el director cut de La Vision fue cuando me di cuenta, descripciones escuetisimas con apenas los dialogos y poco mas, Walta fue el que le metió todo el trasfondo. Siempre se habla de apoyar el “producto nacional”, pero cuando lo tenemos delante de nuestras narices, y aun con la calidad que demuestra Walta, se nos van los ojos a la estrella mediática. Lo veo bastante similar al caso de Lee y Kirby, y no me extrañaria nada que en un futuro Walta diera un golpe sobre la mesa en ese sentido.

Yendo ahora con Mr Milagro, creo que King intenta hacer el mismo ejercicio que con La Vision; personaje secundario en una trama bastante personal. Pero la diferencia radica en que Gerards no es capaz de sacar algo de los guiones de King como si lo hacia Walta.

Parece que King se ha acostumbrado a que Walta le rellenase “sus huecos” y espera que Gerards haga lo mismo, pero desde luego no da la talla. Primero por su estilo, mucho mas moderno, con una narrativa mucho mas rapida, copypasteando muchos recursos que dejan de ser novedosos cuando ya los has usado un par de veces.

Esto da lugar a una historia que mola bastante pero peca de pretenciosidad y desde luego no esta a la altura de ninguna de las grandes.

En conclusión, King es un buen guionista y tiene buenas historias, y Mr Milagro es una de ellas, pero le debe la fama de “uno de los mejores guionistas” a la genialidad de otro.

MCastroE
MCastroE
Lector
13 septiembre, 2018 1:40

Acabo de releer los 10 números que se han publicado de Mr. Miracle, y aunque ya había mencionado antes que esta obra es un melodrama, creo que las virtudes de Mr. Miracle radican en el uso de un buen lenguaje narrativo, y no solo por usar una cuadricula de 9X9, sino por usar la distorsión de cuadros y la representación de la inestabilidad en la figura de Darkseid con la frase “Darkseid is”. Esta obra no es tan buena a nivel técnico y narrativo como las mejores obras de Moore, pero es mucho mejor que gran parte de los comics americanos que se publican actualmente.

En lo personal creo que el gran problema (o virtud, depende de a quien se le pregunte) de los comics de King es el de mostrar historias de soldados con problemas propios de esa profesión pero en el contexto superheroico. Además, King no se preocupa tanto de ver como afectarían a la realidad unos seres con superpoderes y como seria su relación con el mundo, sino que simplemente disfraza soldados estadounidenses de superheroes. Se entiende que los mas cercanos a los superheroes en la vida real sean los soldados o los agentes secretos y que por eso se la haga fácil a King escribir historias como la de The Vision, pero esta manera de escribir sus historias deja en relieve su intención de reivindicar la vida militar estadounidense, más allá de los inconvenientes que está pueda tener.

Con lo discutido lineas arriba creo que si se debe llevar a cabo una comparación con un autor esta debería ser con Frank Miller en sus mejores años, ya que las virtudes y defectos de ambos son casi las mismas, mas allá de como desarrollen sus historias. Una comparación con Alan Moore me parece inadecuada mas allá de lo técnico ya que los objetivos de ambos en sus historias son completamente opuestos, solo hay que ver Watchmen o Shadowplay: The Secret Team.

Saludos.

MCastroE
MCastroE
Lector
En respuesta a  MCastroE
18 septiembre, 2018 2:58

Fe de erratas: En el primer párrafo donde dije que usan cuadriculas de 9×9 quise decir en realidad que usan cuadriculas de 3×3.

AlbierZot
AlbierZot
Lector
9 febrero, 2019 12:05

Experimento fallido. Un ejercicio exclusivo de metalenguaje que resulta tedioso en la forma. Podemos perdernos en los torrentes de ideas de Morrison, Miller o Moore pero no por falta de contexto. Algo que sí cuidó King en sus obras anteriores, a este Mr. Milagro le falló precisamente eso, su sentido de escapismo.