Miguel Núñez, Mil vidas más, de Pepe Gálvez y Alfonso López

Pepe Gálvez y Alfonso López nos relatan la biografía del luchador por la libertad Miguel Núñez y como nunca se doblego ante la dictadura franquista, pese a las torturas y la cárcel.

Por
0
392

Edición original: Miguel Núñez, Mil vida más (Desfiladero Ediciones, 2021)
Guion: Pepe Gálvez
Dibujo: Alfonso López
Realización técnica: Pablo Herranz
Formato: Rústica. 272 páginas. 14,90€

Una lucha por la libertad desde la dignidad.

“Tantas batallas que pelear, me quedan ganas de mil vidas más.”

Vivimos en un país que tiene un enorme problema de memoria histórica producto de 40 años de una infame dictadura que creo una historia paralela en la que los que lucharon por la democracia y la libertad fueron calificados en su totalidad de malvados rojos antidemocráticos, unos tópicos falsos que ha perdurado hasta hoy en día, perpetuados por los privilegiados del régimen franquista. Una visión capciosa que, por desgracia, sigue instalada en muchas partes de la sociedad como buena parte de los bulos que se siguen contando sobre la República. Una visión falsa e inexacta que resulta impensable en países de nuestro entorno como Alemania, un país en el que los luchadores contra el nazismo son considerados como héroes y su memoria ya no está manchada por las mentiras que propago el aparato propagandístico nazi. Sin embargo, en España todavía se sigue teniendo la visión creada por el franquismo y casi a diario vemos como los herederos políticos de esas ideas siguen usando las mismas mentiras para descalificar e insultar a sus rivales políticos vejando la memoria de los cientos de víctimas que provoco el Golpe de Estado y los cuarenta años de salvaje represión del régimen fascista del dictador que aboco la país hacia una mentalidad gris, rancia y retrograda que, por desgracia, todavía tiene demasiado peso en la actualidad. Entre esos hombres y mujeres que lucharon por devolver la democracia al pueblo podemos citar a Miguel Núñez (Madrid, 1920 – Barcelona, 2008), el protagonista de Mil vidas más, el cómic en el que Pepe Gálvez y Alfonso López nos contaron su vida y su lucha por la libertad del que podemos disfrutar de nuevo desde hace unas semanas gracias a la fantástica nueva edición que ha realizado Desfiladero Ediciones. Esta nueva edición cuenta con 37 páginas adicionales de cómic y numerosos extras que no aparecieron en la primera edición de la obra realizada por Edicions de Ponent en el año 2010 que fue galardonado con el Premi Nacional de Còmic de Catalunya en 2011. Esta obra ya fue objeto de análisis en esta misma casa de la mano de Toni Boix.

Pepe Gálvez (Fuentes Claras, Teruel, 1950) y Alfonso López (Lleida, 1950) son una de las parejas artísticas más importantes del cómic español de las últimas décadas. Juntos han producido algunos de los cómics más destacados y comprometidos que ha aparecido en nuestro mercado. Comenzaron a colaborar a mediados de los noventa con el comic Asesinato en la Mezquita y entre sus trabajos conjuntos destacan otros trabajos como Color café, La juventud del Capitán Trueno, Llegará el invierno o la próxima 8 Horas, además de varios comics institucionales que abordan diversas problemáticas sociales como el racismo, la precariedad laboral o la libertad sexual.

Mil vidas más es una novela gráfica que nos cuenta la vida del histórico dirigente comunista Miguel Núñez. A través de su vida conocemos la historia de España del siglo XX. Asistimos a la proclamación de la Segunda República, la Guerra Civil, la Dictadura y la Transición. Gracias a su biografía somos testigos de primera mano de como las libertades de las que la población gozaba durante la Segunda República desaparecen para dar paso a una sociedad en las que se vuelve a una mentalidad casi medieval, lo que lleva a la desaparición de los derechos que habían conquistado los trabajadores o las mujeres quedando toda la sociedad controlada por la férrea moral católica y a los caprichos de las elites políticas y económicas. Los defensores de la democracia como Miguel Núñez tuvieron que vivir cuarenta años bajo el peso de la brutal represión franquista. Toda su vida estuvo marcada por la constante lucha por la libertad lo que llevo a pasar de combatir en la Guerra a posteriormente seguir con la lucha desde la clandestinidad en España y a tener que realizar permanentes cambios de identidad. Durante la Dictadura tuvo que afrontar juicios sumarísimos, la brutalidad de las torturas a manos de la Brigada Político-social y reiteradas estancias en las cárceles franquistas de Atocha, Yeserías, Ocaña, Aranjuez o Modelo de Barcelona, en las que paso 15 años de su vida. Unas prisiones completamente deshumanizadas, en la que miles de presos políticos tuvieron que sufrir hambre y todo tipo de humillaciones, mientras cumplían sus sentencias o esperaban el momento en el que los verdugos llevaran a cabo su sentencia de muerte tras un juicio sin ninguna garantía jurídica. Pero nada de esto logro quebrar los ideales democráticos, ni la dignidad de Miguel Núñez, además nunca dejo el odio y el rencor que sembraron los golpistas durante la Dictadura dominara su vida. Una vida estuvo que estuvo marcada por el humanismo, la integridad y la coherencia, unos valores que siempre defendió y que le impidieron caer en el autoengaño. Lucho permanentemente por lo que creía justo, lo que le llevo a enfrentarse a sus camaradas durante la Guerra para evitar que asesinaran injustificadamente a unos sacerdotes además de a crear en los últimos años de su vida una ONG dedica al desarrollo de América Latina y a luchar por tener una muerte digna. Todo un ejemplo de dignidad del que como país deberíamos estar orgullosos, pero que corre el riesgo de caer en el olvido.

Obras como esta son necesarias para dar a conocer lo que significó la dictadura en nuestro país, una época terrible que muchos parecen haber olvidado, pero también para hacer un ejercicio de reparación a personas que solamente trataron de recuperar las libertades que el golpe de estado había robado a todos los habitantes del país, salvo a las elites sociales, económicas y eclesiásticas, colaboradores necesarios para que la dictadura se mantuviera durante cuarenta larguísimos años. Personas como Miguel Núñez y sus compañeros fueron imprescindibles para conseguir la democracia de la que disfrutamos hoy en día, pero su papel ha sido silenciado para otorgar casi todo el mérito a figuras como Adolfo Suarez o el rey emérito, que, sin duda, jugaron un papel clave e imprescindible, pero no fueron los únicos artífices, ni los únicos que merecen reconocimiento, sino que debería ser extensible a todos los que fueron venciendo al miedo gracias a la solidaridad para ir consiguiendo pequeños pasos en pos de la libertad y la democracia. Trabajos como este sirven, en parte, para rendirles un homenaje más que necesario.

La novela gráfica no es una obra que cuenta la vida de Miguel Núñez de manera exhaustiva, puesto que nos relata una serie de anécdotas que vivió a lo largo de su trayectoria que sirven para que conozcamos tanto su personalidad como la vida que llevo. Aunque es un trabajo en el que los autores se posicionan, no es una mera hagiografía dedica a loar al protagonista, sino que es un duro retrato de la lucha antifranquista y la vida en la clandestinidad, además de mostrarnos de primera mano las torturas que se infligían a los presos políticos. Dos elementos que raramente han sido tratados en el cómic español y que son uno de los grandes aciertos de este trabajo gracias a el dibujo de Alfonso López. Un trazo lleno de fuerza con un enorme dominio del blanco y negro, además de ser narrativamente soberbio. En las escenas más duras de tortura opta por dar a sus lápices un toque más expresionista que sirve para realzar la inhumanidad y barbarie que sufrieron todas las víctimas. Sin embargo, pese a la crudeza de todo lo que nos cuentan, no es una obra revanchista, ya que el espíritu idealista y lleno de esperanza de Miguel Núñez, además de su sentido del humor, se cuelan en cada página.

Desfiladero hace una edición muy buena que cuenta con 31 nuevas páginas de cómic que no aparecieron en la edición previa de la obra. También cuenta con una presentación, un epílogo y una guía de lecturas recomendadas del guionista Pepe Gálvez, un prólogo de Carlos Giménez Villarejo, exfiscal jefe de la Audiencia de Barcelona, además de unidad didáctica extraída del libro Memoria y viñetas. La memoria histórica en el aula a través del cómic escrita por David F. de Arriba y actualizada para la ocasión.

Mil vidas más es un precioso homenaje no solo a la vida de Miguel Núñez, sino también a sus ideales y a su lucha por libertad, la dignidad y la democracia. Un cómic imprescindible para conocer la lucha antifranquista y la brutal represión del régimen contra la que tuvieron que luchar.

Lo mejor

• Dar a conocer a una figura imprescindible de la historia democrática de España.
• A través de Miguel Núñez conocemos la historia reciente de nuestro país y algunos de los crímenes que cometió la dictadura contra los defensores de la libertad.
• Lo bien que están narrada la escena de la tortura.

Lo peor

• Que la vida de figuras como Miguel Núñez estén en la oscuridad por culpa del escaso interés en la memoria histórica que hemos tenido en España hasta hace bien poco.

Edición original: Miguel Núñez, Mil vida más (Desfiladero Ediciones, 2021) Guion: Pepe Gálvez Dibujo: Alfonso López Realización técnica: Pablo Herranz Formato: Rústica. 272 páginas. 14,90€ Una lucha por la libertad desde la dignidad. "Tantas batallas que pelear, me quedan ganas de mil vidas más." Vivimos en un país que tiene…
Guión - 8.5
Dibujo - 8.5
Interés - 9

8.7

Memoria histórica

Mil vidas más es el reflejo de una época y una lucha por la libertad que no deben permanecer en el olvido. Un trabajo soberbio de memoria histórica que sigue siendo necesario.

Vosotros puntuáis: 8.62 ( 3 votos)
Artículo anteriorReseñas DC USA – Batman: Reptilian #1
Artículo siguienteKill or be killed: Volumen 3, de Ed Brubaker y Sean Phillips
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments