Medea a la deriva, de Fermín Solís

Por
1
776

Edición original: Medea a la deriva (Reservoir Books, Mayo 2021)
Guion: Fermín Solís
Dibujo: Fermín Solís
Formato: Cartoné. 144 páginas. 17,90€

Medea contra todo y todos.

“La capacidad que tiene el ser humano de poder amar es su mayor gloria, pero para mí ha sido la mayor de las tragedias.”

En los últimos años Fermín Solís ha estado centrado en el público infantil, con sus series de cómics Astro-ratón y bombillita (Bang) y La tribu chatarra (Beascoa) y la serie de novelas ilustradas Las colosales aventuras de Harry & Cerdon (Montena). Aunque hemos podido leer algunas historias breves de carácter intimista en algunas revistas como La resistencia o Usted está aquí, desde la aparición de Mi organismo en obras (La Cúpula) en 2011 no habíamos podido disfrutar de un cómic suyo de larga duración. Han pasado diez largos años que tenían que haber sido nueve, ya que Medea a la deriva iba a publicarse en mayo del año pasado con una portada distinta, pero como sucedió con tantas cosas se cruzó la pandemia en su camino y no ha sido hasta esta semana cuando Reservoir Books la ha traído a nuestras librerías. Por fortuna, la espera a merecido la pena, ya que estamos ante un gran trabajo que rompe con todo lo que había hecho hasta la fecha el autor tanto temáticamente como en el apartado visual, con un resultado magnífico en todos los aspectos.

Se trata de una obra que llevaba en la cabeza de Fermín Solís desde hace más de diez años, cuando durante la promoción de Buñuel en el laberinto de las tortugas (Reservoir Books) leyó una noticia en un periódico que trataba sobre un bloque de hielo que se había desprendido, con unos científicos a bordo que estuvieron a la deriva hasta que pudieron rescatarlos, según confeso en una entrevista de Gerardo Vilches para la web caninomag. En esta novela gráfica ha cambiado a los científicos por la Medea de la mitología griega. Una mujer a la que los dioses han condenado a vagar a la deriva en un solitario tempano de hielo que va menguando cada día. No tiene ninguna posibilidad de escapa, ya que, además los dioses la han vuelto inmortal y sus intentos por suicidarse fracasan, ya que se vuelve a despertar en el tempano. Una terrible condena a vivir hasta el fin de los tiempos para pagar por sus pecados. Su día a día consiste en contar los pasos que puede dar en el tempano mientras reflexiona en un soliloquio sobre su vida poblada de sus alegrías y tristeza, sus triunfos, sus miserias y sobre lo humano y lo divino.

La obra toma como base la interpretación de la leyenda de Medea que hizo Eurípides en su tragedia. Medea era la princesa maga de la Cólquida, hija de Eetes y de la ninfa Idía. Tras ayudar a Jason a conseguir el Vellocino de oro tuvo que huir de su reino y acompaño al héroe en sus aventuras posteriores convirtiéndose en pieza clave en sus éxitos, mientras huían de la ira de su padre. Jason se casó con ella y le prometió que siempre le sería fiel. Tuvieron dos hijos que ella asesino para hacer sufrir a Jason por haberla traicionado. Lo que provocó que tuviera que huir de la furia de humanos y dioses por todo el Mediterráneo. Al igual que sucede con la interpretación de Eurípides la Medea de Solís es una mujer fuerte, independiente y capaz, a años luz del prototipo de la época. Como todas las feministas se rebeló ante el rol al que las mujeres estaban condenadas, y al igual que sucede ahora, la sociedad patriarcal la juzgo y culpabilizarlo por atreverse a cuestionar un sistema que las convertía en ciudadanas de segunda clase, siempre dependientes de un hombre.

Medea a la deriva es una obra que aleja a Solís de las historias intimas con claro un componente autobiográfico que han caracterizado su carrera, igual que sucedió con Buñuel en el laberinto de las tortugas, aunque en este caso se trata de un trabajo mucho más disruptivo, ya que supone un cambio que va más allá de lo temático, apostando por un estilo gráfico todavía más sintético y dotando de mayor importancia a las pausas y los silencios. Algo que le permite ampliar el público al que se dirige y descubrir nuevos caminos que transitar en su carrera. Como sucedía con el nuevo coloreado de Buñuel, Solís opta por usar una paleta de colores apagados, aunque en esta ocasión es bastante más reducida con únicamente azules y gris además de algunas pincelas de rojos para destacar algunos elementos como la sangre, el fuego y el sol.

La obra es un largo soliloquio de Medea, que es el único personaje de la obra, deudor de las tragedias griega de la antigüedad, que acerca al cómic al teatro, pero sin perder la esencia del lenguaje del cómic. En su soliloquio la protagonista se cuestiona tanto sus actos, como los de los dioses, ya que ella está en un punto de intersección entre ambos. También indaga sobre la justicia, cuestionando el distinto trato que da según el origen y el género del presunto criminal, además de otros temas como la venganza o el perdón. Temas de gran calado que nos obligan a una reflexión sobre la sociedad actual, algo que siempre ha caracterizado a las grandes historias de ficción, sea cual sea el medio elegido para transmitirlas.

Reservoir Books hace una edición con la calidad habitual que acostumbran a tener sus productos, siempre pensando en el formato más apropiado para cada obra, en esta ocasión se trata de una obra de un tamaño reducido, pero perfecto para el estilo gráfico empleado por Solís.

Medea a la deriva es una obra muy esperada, en la que Fermín Solís ha asumido muchos riesgos, pero que ha obtenido con un gran resultado. Una reflexión profunda sobre lo divino y lo humano y sobre el papel de las mujeres en la historia.

Lo mejor

• La reinterpretación del mito de Medea.
• El fantástico uso de las pausas y los silencios.
• El final.

Lo peor

• Se hace corto.

Edición original: Medea a la deriva (Reservoir Books, Mayo 2021) Guion: Fermín Solís Dibujo: Fermín Solís Formato: Cartoné. 144 páginas. 17,90€ Medea contra todo y todos. "La capacidad que tiene el ser humano de poder amar es su mayor gloria, pero para mí ha sido la mayor de las tragedias."…
Guión - 8.5
Dibujo - 7.5
Interés - 8.5

8.2

Mejor sola

Una vuelta de tuerca al mito de Medea tan interesante en lo grafico como en las reflexiones que nos obliga a hacer como lectores. Una gran vuelta al cómic para adultos de Fermín Solís.

Vosotros puntuáis: Be the first one !
Artículo anteriorZN Indie: Novedades USA #47
Artículo siguienteHay algo matando niños 1, de James Tynion IV, Werther Dell’edera y Miquel Muerto
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Lord_Pengallan
Lord_Pengallan
Lector
6 mayo, 2021 0:06

Voy a pecar de pedante, pero no es una crítica a este cómic ni a nadie. En ningún caso Medea fue una feminista, nunca se rebeló contra los roles de género, siempre fue esposa y madre, y no fue perseguida por nadie porque era una diosa, esto no lo parece pero sus 2 padres eran 2 dioses menores, así que ningún antiguo griego le aplicó criterios morales humanos. De hecho en los mitos vuelve a aparecer como la nueva esposa de Egeo, el padre de Teseo, y cuando este llega Atenas ella se va con el hijo que tiene con Egeo, que es el futuro padre de los persas. Para entender el mito de Medea hay que saber que para los griegos los hijos eran del padre. La madre sólo los empollaba. Así que en realidad no mató a sus descendientes y además ella es inmortal y tanto Jasón como sus hijos eran mortales. Eurípides modificó un poco el mito para alertar a sus conciudadanos de que no se debe tratar cruelmente a los otros (bárbaros, mujeres, etc.) porque donde las dan las toman. Pero Medea no es una madre cualquiera que sufre tal y pascual como se la interpreta actualmente quedando así tanto el mito como la tragedia un tanto incomprensibles. Ante todo Medea no es humana y por eso puede hacer lo que hace.