MAX Furia 1. Mis guerras perdidas

Por
21
957
 

Edición original:MAX Fury #1-6. Abril-Sep. 2013.
Edición nacional/ España:Marzo 2013.
Guión:Garth Ennis.
Dibujo:Goran Parlov.
Entintado:Goran Parlov.
Color:Lee Loughridge.
Formato:Libro con solapas. 144 páginas.
Precio:12,00€.

 

El equipo creativo formado por el guionista Garth Ennis y el dibujante Goran Parlov, responsables de algunas de las mejores historias que se han hecho nunca sobre Punisher, centran ahora su atención en otro de los tipos duros de Marvel, Nick Furia, y lo llevan a recorrer la parte oculta de los conflictos bélicos que tuvieron lugar durante la Guerra Fría.

Este tomo recoge los seis primeros números de la serie MAX Furia, donde Ennis pretende reconstruir el pasado del agente secreto más famoso del Universo Marvel utilizando como trasfondo las operaciones secretas de la CIA durante la Guerra Fría.

La primera de estas operaciones sitúa a Furia en la Indochina francesa en 1954, en pleno conflicto entre las tropas coloniales francesas y el Vietcong. Furia es un héroe de guerra convertido en agente de la CIA que está allí para observar la situación e informar sobre si la participación norteamericana es necesaria o no. En este conflicto Furia conoce a Hathely, el que será su mano derecha durante años, al congresista McCuskey, un político que quiere medrar en Washington a costa de la lucha contra el comunismo, y a Shirley Defabio, la secretaria de este último y una mujer de armas tomar con la que comenzará un tórrido romance. Las circunstancias llevaran a Furia al frente de batalla donde comprobará en primera línea la intensidad de la guerra que se avecina.

La segunda de las operaciones, está situada siete años después, en la víspera de la invasión cubana por parte de fuerzas opositoras al régimen de Castro, la famosa debacle de Bahía Cochinos. Furia ha seguido manteniendo relación con McCuskey y éste le encarga una misión muy especial, asesinar a Castro para garantizar el éxito de la invasión. La intentona de asesinato fracasa y Furia y sus compañeros sufrirán las represalias de las fuerzas castristas.

Ennis no podría haber encontrado una serie mejor para volver a Marvel ya que tiene todos los ingredientes que el irlandés sabe manejar a la perfección: un protagonista duro y violento, ambiente bélico, crítica al sistema establecido y mucha libertad para incluir sexo y violencia. Y lo mejor de todo es que Ennis mezcla todos estos ingredientes sin estridencias consiguiendo un equilibrio ejemplar entre el realismo de las ambientaciones escogidas y la propia trama de ficción. Por supuesto que hay escenas violentas marca de la casa pero están bien integradas en la trama y las escenas de sexo son necesarias para definir a los personajes implicados, pero lo que realmente le importa a Ennis es la revisión crítica de un periodo y un conflicto, la Guerra Fría, donde las grandes potencias no tuvieron escrúpulos a la hora de organizar operaciones secretas para enfrentarse en un tablero de juego donde los peones eran naciones enteras.

El Furia que nos encontramos en estas historias no es el que habitualmente aparece en las series Marvel, líder de una gran organización supertecnológica de espías que se enfrenta a temibles organizaciones criminales como Hydra. Ennis nos presenta a un Furia anterior a todo eso, nos presenta al agente de la CIA, que actúa en operaciones encubiertas sin ningún apoyo y que debe lidiar con los aspectos más sucios de la política y del gobierno. Es un Furia que no se codea con superhéroes sino con gente real, soldados y políticos, y donde las muertes que le rodean son violentas e irreversibles.

La serie no tiene reparos a la hora de mostrar los entresijos políticos que van vinculados a las operaciones de la CIA, como tampoco cae en maniqueísmos sobre buenos y malos. La visión que ofrecen Ennis y Parlov es bastante ecuánime, quizás por su nacionalidad (Ennis es irlandés y Parlov croata) y muestran la falta de moral y escrúpulos que hay en todos los bandos del conflicto. Así no tiene problemas en enseñar como el senador americano traiciona a los anticastristas que ha usado para intentar derrocar a Castro, o como los soldados vietnamitas que luchan por la libertad de su país asesinan a soldados heridos e indefensos. Y en medio de todos ellos Furia se erige como testigo de la historia pero también como una parte activa de las operaciones donde se ve involucrado que le llevan a adoptar una moral en la que no se plantea si lo que hace está bien o mal sino que simplemente debe actuar porque es lo que se debe hacer en cada momento.

Nick Furia repasa sus guerras privadas
Nick Furia repasa sus guerras privadas

Si Ennis consigue unos guiones muy logrados, no se queda corto Goran Parlov en la parte gráfica. El estilo de Parlov es bastante simple, con trazos limpios y claros, y el resultado obtenido es muy efectivo tanto en expresividad de los personajes como en la ambientación. Es muy de agradecer abrir un cómic y ver que cada personaje está perfectamente caracterizado y que sus rostros expresen emociones bien definidas. Un buen ejemplo de esto es la escena en la que Shirley se encuentra con el senador después de haber escapado de los anticastristas y tiene que tragarse su orgullo y quedarse con él, momento mostrado por Parlov con un primer plano de la cara de ella que pocos dibujantes podrían conseguir. También es de agradecer que una historia que pretende ser realista y que esté ambientada en un ambiente bélico refleje ese entorno siendo precisa y realista en el material mostrado. Todo esto lo consigue Parlov, acompañado además de una narrativa envidiable y de una buena planificación de páginas. Es, sin duda, el complemento perfecto al guión de Ennis.

Este tomo supone el regreso por la puerta grande de un equipo artístico que puede conseguir grandes cosas con un personaje como Nick Furia en un escenario sumamente interesante. Es una pena que la serie no haya tenido el suficiente apoyo por parte del público USA y vaya a llegar sólo hasta su número 13.

21 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Raúl López
Admin
3 abril, 2013 10:56

Bienvenido al equipo Alejandro!! Y vaya debut te has marcado, enhorabuena por esta primera (de muchas) reseñas.

Ivan Rivas
3 abril, 2013 11:06

 Oye, Raúl, a ver si te estiras un poco y amplías las oficinas de ZN que aquí al fondo estamos ya un poco apretujados. 

Alejandro, bienvenido y que veamos muchas reseñas tuyas como esta.

marcus
marcus
Lector
3 abril, 2013 11:41

Bienvenido sea el nuevo redactor. Tú tranquilo, en la rueda de prensa de presentación di que has sido hincha de Zona Negativa desde pequeño y todo irá como la seda. Buena reseña, por cierto.

Spirit
Spirit
Lector
3 abril, 2013 17:37

Yo también doy la bienvenida al nuevo redactor y me alegra que se incremente la plantilla, que eso significará que se harán post con más frecuencia si cabe.

Sobre la obra en sí, la tengo recién comprada y en un lugar preferente de la pila de lectura. Es Ennis escribiendo a Nick Furia, y tengo tan buen sabor de boca de su anterior serie Max con este personaje que si encima tiene a Golav como dibujante ya llego al orgasmo. Me hace más ilusión este tomo que todo el marvel now entero, la verdad.

Spirit
Spirit
Lector
3 abril, 2013 17:41

Y, por cierto, además del contenido hay que elogiar el continente; tomo de 6 cómics en buen papel a 12 euros. Así, sí. 

Vale que es Panini, es Marvel y es Ennis, pero tampoco Nick Fury y la línea Max es el colmo de la comercialidad.

Claro que la misma editorial presenta el segundo tomo de Jennifer Blood del mismo autor por 3 euros más, con las mismas características. No es un precio sangrante, pero…¿alguien sabe por qué?

Swamp Thing
Swamp Thing
Lector
3 abril, 2013 17:43

 Soy seguidor acérrimo de Garth Ennis y Goran Parlov me parece lo más de lo más.

¿Cómo no me iba a gustar el cómic? 

Pues resulta que me ha dejado frío, tan frío como me dejó la miniserie Furia: Pacificador, también de Ennis. Que le vamos a hacer.

the drummer
the drummer
Lector
3 abril, 2013 21:28

enhorabuena por el artículo y por el ‘ascenso’ alejandro, da gusto ver que la gente ‘de la casa’ va creciendo y asumiendo mayores responsabilidades.

en cuanto a la serie, suscribo lo escrito por spirit en el comentario #7. ennis+parlov, satisfacción garantizada; en cuanto termine de disfrutar del segundo album de blacksad (gracias molon) me pongo con este tomo.

Ocioso
Ocioso
Lector
3 abril, 2013 21:34

Alejandro ¿quién eras antes de venderte al capital?

Jordi T. Pardo
Autor
3 abril, 2013 21:54

Muy buen debut, Alejandro 😉 Bienvenido al equipo. 

Respecto a la obra, no la tengo acabada, pero lo que he leído me esta gustando, no esperaba mucho después de leer el anterior tomo de Garth Ennis del personaje publicado en España, pero este es radicalmente distinto. Yo a veces creo que Garth Ennis debe tener desdoblamiento de personalidad o algo parecido… En todo caso, también hace mucho Goran Parlov, uno de los mis dibujantes preferidos en los últimos años.

Jose Maria Vicente
Autor
3 abril, 2013 22:00

“Sí que es una lástima que series como esta que se salen un poco de la norma dentro de una de las grandes editoriales no tengan el apoyo suficiente del público para conseguir mantenerse. Entre la cancelación de esta serie y la de Punisher MAX de Aaron nos han dejado huerfanos de tipos duros.”

Todavía nos queda uno: Lobezno MAX, que según los medios yanquis no está nada mal.

BLUNTMAN
BLUNTMAN
Lector
4 abril, 2013 21:04

 Bienvenido Alejandro y muchas felicidades por este articulo tan bueno.

En los u´ltimos tomos editados en españa de The Boys, se nota a un Ennis un tanto cansado de la tematica parodica de los superheroes y más interesado en las historias bélicas o de contraespionaje.

Esto viene a cuento porque ya con la primera serie de Nick Fury Max, se presentaba ua un director de SHIELD completamente pasado de vueltas y adicto a la guerra (aunque no al nivel de Castle) que ha participado en tantos conflictos y en tantos asustos turbios que no es capaz de quedarse en uun despacho.

Personalmente desde que vi lo que es capaz de ofrecer Ennis cuando se pone serio, me parece genial que retome estas historias de corte duro y paramilitar que seguro serán un pasote. además el dibujo de Parlov no podria estar mejor guiado. Compra fija con tan solo ver el mombre de los autores.

Un saludo.

Juan Luis Daza
Autor
4 abril, 2013 21:40

 Me lo he comprado hoy, ya comentaré.

¡Enhorabuena Alejandro!

train hard. fight hard. party hard.
train hard. fight hard. party hard.
Lector
5 abril, 2013 1:14

 ahora ya sabemos de que tamaño es el pene de nicky

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
9 julio, 2013 17:52

Un tomo genial. Género bélico, sin buenos ni malos, mostrando la crueldad de la guerra y unos personajes muy muy humanos. Y para colmo, un Parlov que realiza un trabajo perfecto.
Que cuenten conmigo para el segundo tomo.