Marvel Saga 21. El Castigador 3. Cocina Irlandesa.

Ennis continúa narrando la cruzada sin fin de Castle, y esta vez lo lleva al terreno que mejor conoce... la mafia irlandesa.

Por
0
1746
 

Edición original:Max Punisher. 7-12
Edición nacional/ España:Panini Comics
Guión:Garth Ennis
Dibujo:Leandro Fernández
Color:Dean White
Formato:Libro en tapa dura. 160 páginas
Precio:15 €

 

Siete números. Tan sólo siete números. Eso es lo que tarda Garth Ennis en llevar la colección de El Castigador dentro de la línea Max al territorio que más le gusta; Irlanda del Norte, aunque no llegue a salir de Nueva York.
Y es que Garth Ennis es norirlandés, algo que no sólo nunca ha sido ocultado por el escritor, sino de lo que ha hecho gala siempre que ha podido en casi todos sus cómics. De esta forma, reflejó el conflicto entre Irlandeses e Ingleses en su larga y célebre etapa en Hellblazer, volvió a abordar dicho tema en Predicador, y por supuesto debía tocarlo en su Punisher.
Sin embargo, no era la primera vez que Castle, Ennis e Irlanda protagonizaban un cómic, pues fue en Punisher Volumen 2, 18 cuando dentro del sello Marvel Knights, Garth Ennis decidió situar al Castigador en el centro de ese antiguo conflicto… mirándole a la cara y riéndose a carcajada limpia de todos sus protagonistas, pues así era el Punisher de Ennis en Marvel Knights, una excusa violenta y ultra cebada desde la que poder hacer prácticamente lo que quisiera.
Por ello, era claro que los viejos odios y resqueremores entre Irlandeses e Ingleses iban a ser aboradados en el Castigador de la línea Max, pero de una forma más adulta y realista, pues éste es el carácter que Ennis le estaba imprimiendo a la serie desde su aclamado principio.
Le acompañaba en esta aventura el dibujante Leandro Fernández (Lobezno, Spiderman, Increíble Hulk) artista argentino cuyo estilo duro y detallista a la hora de detenerse en cada aspecto de las escenas por gores que éstas sean, sentaban como anillo al dedo a Frank Castle.

La historia comienza cuando El Castigador está en unbar irlandés buscando información sobrelos movimientos de las distintas bandas de escoria criminal que pueblan la ciudad… estallando una bomba delante de sus narices que comienza una guerra entre las distintas facciones de la mafia irlandesa que hará las delicias de cualquier fan de las historias de gangsters.

Y es que eso es lo que son lor irlandeses para Ennis: Mafiosos y Gangsters del tres al cuarto. Lejos quedaron los tiempos de la lucha por la independencia a través del IRA y de sus herederos, pues esa batalla hace tiempo que se perdió, sirviendo su recuerdo tan sólo para reclutar a jóvenes idealistas que usar como carne de cañón y que, si sobreviven se convierten en capos de la droga que usan un romántico recuerdo sobre el Norte de Irlanda para obtener pingües beneficios a costa de distintos negocios ilegales.

Resulta curioso el sentir de cada uno de estos bandos irlandeses al respecto de la independencia de su país, y como lo único que les une a todos ellos es el dinero, siendo Castle el menor de sus problemas, pues su guerra es exclusivamente es entre ellos y los inocentes que se les pongan por delante, nada más… y nada menos.
Torturas, bombas caseras, secuestro de niños, policías británicos con venganzas oxidadas que reavivar… Ennis teje con maestría una historia de crimen y pérdida mezclada con una suerte de “búsqueda del tesoro” que no puede sino acabar por hacer sonreír sádicamente al lector.

Mención especial al principal antagonista de esta historia, Finn Cooley, antiguo terrorista del IRA que como si un villano de James Bond se tratara tiene un reconocible defecto físico, que esta vez se traduce en la falta total y absoluta de cara. Y es que a estas alturas, a nadie le es extraño que casi la totalidad de las historias de Garth Ennis están siempre aderezadas por casquería innecesaria y sobrante a la paz que endiabladamente divertida.
Igualmente me quedo con Maginty, el líder dublinés de raza negra al que ningún irlandés blanco respeta pero todos temen, siendo magnífica y desternillante la construcción de personajes realizada por el escritor.
En este caso, Ennis rebaja un poco el tono soez del guión, y no es que las palabras malsonantes no aparezcan en el tomo, desde luego que no, pero esta vez sólo lo hacen cuando añaden tensión o personalidad a la trama, sin dar esa sensación de lenguaje prefabricado que podíamos ver en el arco argumental anterior.

En conclusión, Cocina Irlandesa es un imprescindible para aquellas que aman las batallas entre las distintas mafias criminales y la clásica idiosincrasia luas bandas irlandesas, cuya lucha queda relegada a la absoluta nada cuando se trata de dinero.

  Edición original:Max Punisher. 7-12 Edición nacional/ España:Panini Comics Guión:Garth Ennis Dibujo:Leandro Fernández Color:Dean White Formato:Libro en tapa dura. 160 páginas Precio:15 €   Siete números. Tan sólo siete números. Eso es lo que tarda Garth Ennis en llevar la colección de El Castigador dentro de la línea Max al…
Guión - 7
Dibujo - 8
Interés - 7

7.3

Divertido

Ennis continúa narrando la cruzada sin fin de Castle, y esta vez lo lleva al terreno que mejor conoce... la mafia irlandesa.

Vosotros puntuáis: 7.34 ( 9 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments