Marvel Limited Edition. Spiderman: Capítulo Uno

Spiderman: Capítulo Uno debía dar carpetazo a los infames años 90 en Spiderman. Y lo hizo pero no como en Marvel esperaban

Por
36
4524

Edición original: Spider-Man: Chapter One 0-12 (1998-1999)
Edición nacional/ España: Panini Cómics y SD Distribuciones, 2021
Guion: John Byrne
Dibujo: John Byrne
Entintado: John Byrne, Al Milgrom
Color: John Kalisz, Joe Andreani, Steve Buccellato, Christie Scheele, Mark McNabb, Mark Bernardo, Joe Rosas
Formato: Tomo en tapa dura
Precio: 40,95 euros

Rebootear, Retconear y Reimaginar

Cuando Marvel o DC plantean un relanzamiento de su universo superheroico, llámese Legacy, Marvel Now! o Rebirth, los aficionados tiemblan. Y tiemblan porque no saben cómo de profundos serán los cambios introducidos en sus personajes favoritos. ¿Se tratará tan solo de un ligero cambio de pintura que dejará intactos los elementos más importantes de su historia? ¿O será un reinicio que barra con toda la continuidad anterior?

Estas estrategias de reseteo o reinicio reciben distintos nombres, un vocabulario específico que ni siquiera es exclusivo del mundo del cómic. Muchas de estas palabras o expresiones pueden encontrarse en otros ámbitos de la cultura popular como el cine o las series de televisión. Es lo que tienen las “Propiedades Intelectuales” tan demandadas por los grandes conglomerados de contenidos multimedia en el siglo XXI: cualquiera de ellas es susceptible de ser alterada hasta hacerse casi irreconocible.

Retconear, acortamiento de Continuidad retroactiva en inglés, indica una historia en la que se alteran aspectos fundamentales del pasado de un personaje o universo. Los retconeos pueden hacerse para simplificar el origen caótico de algún personaje (sí, Hawkman, te miro a ti), para actualizar elementos pasados de moda o que “chirrían” en épocas más modernas (traspasar el origen de Iron Man de Vietnam a Afganistán/Irak) o simplemente porque a Brian Michael Bendis le da la real gana de cambiar algo. Ya que este es una reseña sobre un cómic de Spiderman, recordar a los lectores de ZN muy brevemente un par de retconeos de la historia del lanzarredes en este siglo: Norman Osborn teniendo sexo con Gwen Stacy, y la aparición de Seda, una segunda persona picada por la araña radioactiva además de Peter Parker. Ambos cambios en el pasado del personaje duramente criticados (con razón) por los aficionados.

Reimaginar es lanzar una nueva historia en la que se utiliza el material original como inspiración o punto de partida para desviarse de ello en uno o varios aspectos esenciales. Suelen ser reinterpretaciones y lo normal es que protagonicen proyectos puntuales como What if? en Marvel o la línea Elseworlds en DC. La reimaginación puede ser más estética que narrativa como ocurre con este Spiderman: Capitulo Uno (otra reimaginación más estética que narrativa, este caso aplicada al cine, sería la versión de Romeo y Julieta dirigida por Baz Luhrman)

Por último, el concepto más importante. Un Reboot es (citando a Michael D’Agostino como parte dentro del Keywords for Comic Studies) una historia que reorganiza la continuidad -ya sea eliminándola completa o casi completamente como en un hard reboot o simplemente haciendo innecesario su conocimiento previo como en un soft reboot– para iniciar un nuevo relato desde el principio, reintroduciendo o incluso en ocasiones recreando un personaje o concepto en un contexto de tábula rasa, convirtiendo tanto la historia como el personaje en mas accesibles para los nuevos lectores. El considerado como primer reboot de la historia del cómic de superhéroes sigue siendo el ideado por Julius Schwartz para Flash en la Silver Age, deshaciéndose del “peso” de la historia de Jay Garrick para dar paso a Barry Allen.

La compañía “reina” en lo que se refiere a reboots es, sin duda, DC con dos hard reboots que afectaron a todo el universo (Crisis en Tierras Infinitas y Los Nuevos 52) y varios soft reboots (Hora Cero y Crisis Infinita por nombrar solo dos). La estrategia creativa de rebootear el universo DC de formas más o menos drásticas, y teniendo en cuenta la larga y complicada historia de algunos de sus personajes, ha creado más de un problema a los aficionados -y a los editores- con algunos personajes como Hawkman o La Legión de Superhéroes, con orígenes alterados, cambiados, retconeados o sencillamente simplificados al mínimo para hacerlos inteligibles al lector neófito. Otro nombre por el que se conoce en el mundillo a los soft reboot es “relanzamientos”, que suena más inofensivo y ayuda a fomentar más el hype que el hate en redes sociales.

John Byrne

La segunda era Marvel de John Byrne se inicia en 1989 y es considerado el inicio de su declive como creador y estrella. Y aún así, sería un error menospreciar el trabajo de Byrne en los 90. Todavía en Marvel, el británico-canadiense nos entregará una revolución en los Vengadores Costa Oeste, un agradable ejercicio retro en Namor y, sobre todo, la divertidísima Hulka. Además, sería en los 90 cuando crearía su obra personal más longeva, Next Men, en Dark Horse; una serie muy reivindicable que Norma reeditó completa entre 2013 y 2014.

Pero a la altura de su segunda etapa en DC a partir de 1995, las cosas comenzaron a torcerse en serio y Byrne nunca llegaría a recuperar su estatus como vaca sagrada el mercado norteamericano. Si bien su interpretación de los mitos Kirbynianos (¿o será Kirbyescos?) en Los Nuevos Dioses se lee razonablemente bien, la cosa empeora cuando comienza a encargarse de Wonder Woman como autor completo. Su muy polémica etapa en la serie de la Amazona -mejor no hablar de lo que hace Byrne con Donna Troy- supone la constatación de que Byrne ha perdido su toque mágico. El dibujo es cada vez mas esquemático, el trabajo de fondos es, o abiertamente barroco en los detalles como en varias splash-pages, o directamente inexistente en incontables viñetas. Como dibujante, además, irá poco a poco “cartoonizando” a sus personajes, descuidando progresivamente las proporciones sobre todo de las cabezas y las piernas. Y qué decir de la excesiva, brutal, incomprensible abundancia de texto en estos cómics, lo que los estadounidenses llaman Exposition Dump, que convierten en ocasiones la lectura en algo tedioso. A pesar de algunos números meritorios, como el enfrentamiento entre Wonder Woman y Doomsday, la etapa en su conjunto se consideró fallida.

Y sin embargo, tras su éxito en Los 4 Fantásticos y Superman, la fama de Byrne como “resucitador” de personajes le (per)seguiría durante años. ¿Tienes un personaje clásico que lleva tiempo siendo maltratado por guionistas mediocres y sin imaginación? ¡Llama a John Byrne! ¡Calidad y polémica aseguradas!

Si había un personaje maltratado en Marvel en la primera mitad de la década de los 90 ese era Spiderman (aunque Tony Stark estaba, por aquellos años, en el banquillo esperando su oportunidad de ser destrozado por la Casa de las Ideas). La saga del clon había quemado a los fans y la prensa especializada se preguntaba qué narices estaban haciendo en Marvel con el personaje. Tras cerrar la debacle del clon con la saga Revelaciones, las colecciones del lanzarredes carecían de rumbo. En El Asombroso Spiderman, Tom DeFalco era incapaz de insuflar vida al personaje y además veía cómo la gran esperanza de la línea, el espectacular dibujante Steve Skroce aguantaba en el título apenas 8 números para marcharse a ganar (suponemos) más dinero y reconocimiento realizando storyboards en Hollywood. El Sensacional Spiderman -nueva cabecera creada ex-profeso para que el flamante nuevo fichaje Dan Jurgens tuviera manos libres con el Spiderman Ben Reilly, era menos de un año después donde Todd DeZago narraba las aventuras más desenfadadas y sin pretensiones del cabeza de red apoyado en otro gran dibujante como Mike Wieringo. En Spiderman, John Romita Jr. desperdiciaba su talento en los guiones que le entregaba Howard Mackie, con historias de corte urbano y “sucio”, mafiosos y villanos de segunda con pistolones enormes. La colección más completa de la época diría que es El Espectacular Spiderman con un J.M Dematteis demostrando que quien tuvo retuvo, especialmente en la mezcla de drama y humor que ha caracterizado buena parte de su carrera.

Bob Harras, Editor en Jefe de Marvel en la época, había visto cómo el relanzamiento post-clon de Spiderman era un fracaso creativo y en ventas. Había visto también cómo en 1997 y 1998 los personajes prestados a Jim Lee y Rob Liefeld eran relanzados en su vuelta a la continuidad clásica con nuevos #1 y tenían un gran éxito de crítica y público apelando a historias de descarado aroma clásico. ¿Acaso no podía repetirse este éxito con el mismo estilo en Spiderman? ¿Y quién, dentro de la profesión, es conocido por relanzar personajes dándoles un gusto retro?

John Byrne, claro.

Marvel preparará un relanzamiento en el que, lejos de limitar el número de títulos protagonizados por el lanzarredes, se limitará a “reorganizarlos” puesto que seguiría habiendo 4 series del personaje: Asombroso, Peter Parker, Webspinners y Capítulo Uno. Recordando a lo que el autor había hecho una década antes con Superman, Marvel pondrá a Byrne como autor completo en una serie nueva, además de convertirle en el dibujante de El Asombroso Spiderman. El dibujante en Peter Parker: Spiderman sería John Romita Jr. ¿El guionista de ambas cabeceras? Nada más y nada menos que Howard Mackie a quien no se le recuerda una sola historia que merezca la pena recuperar. Serán Mackie y Byrne quienes se encargarán del relanzamiento pero también de cerrar la anterior etapa, para lo cual “idearán” dos de las peores sagas en la historia del trepamos: La Unión de los Cinco y Capítulo Final. Ojalá fuera exageración pero estos cómics son de lo peor que haya leído nunca sobre el personaje, mucho MUCHO peor que casi todo lo publicado en la saga del clon. ¿El gran giro de guion final con que nos sorprenden ambos escritores? El regreso de la tía May. Sí, amigos, el personaje que todos necesitábamos de vuelta. No solo es una manera no ya de devaluar sino de escupir sobre el excelente trabajo de DeMatteis y Mark Bagley en El Asombroso #400, sino un insulto a la inteligencia atendiendo a la forma de llevar a cabo esta resurrección. La persona que murió era una actriz pagada por Norman Osborn inyectada con ADN de la tía May. No creo que haga falta añadir más.

Capítulo Uno

La estrella del relanzamiento arácnido ser llamaría Spiderman: Capítulo Uno y sería escrita y dibujada por el propio Byrne. Desde sus inicios, para la mayoría de aficionados y prensa especializada, se trataba de un proyecto sin demasiado sentido puesto que el autor se proponía contar en 12 números (+ un número 0) las primeras 18 entregas de El Asombroso Spiderman a cargo de Stan Lee y Steve Ditko + el Anual #1 + Amazing Fantasy #15 publicadas originalmente en los años 60. ¿Recuperar las aventuras de Spiderman en sus primeros años como superhéroe? Ya lo había hecho y con gran acogida Kurt Busiek con Las Historias Jamas Contadas de Spiderman (como puya a Byrne, su Capítulo Uno también se conocería como Twice Told Tales -historias contadas dos veces- en referencia al título original de la serie de Busiek -Untold Tales-). ¿Recontar de nuevo lo ya conocido? Quien quisiera leer esas historias tenía a su disposición a finales de los 90 los cómics originales en una colección de clásicos conocida como Marvel Masterworks y en el caso de esos 20 números tanto en tapa dura como en tapa blanda. No, decía Byrne, no vamos a recontar esos números; vamos a “reordenarlos”. La idea era adaptar aquellas historias a paladares más modernos, cambiando referencias pasadas de moda y arreglando lo que, diríamos nosotros, no necesitaba ser arreglado porque nunca estuvo roto en primer lugar.

Creo realmente que cuando el lector empieza a leer Spiderman: Capítulo Uno se da cuenta de que John Byrne está haciendo lo que puede. Los dos primeros números son bastante decentes, con un dibujo más que aceptable y un evidente cariño del canadiense hacia Spiderman -no así hacia Peter porque lo retrata como un insufrible imbécil en varios momentos como por ejemplo cuando se niega a detener al ladrón que mataría a tío Ben-. Pero tras la pelea contra el Camaleón, todo se desmorona y nos encontramos con cómics de lectura farragosa y dibujo ramplón, con multitud de detalles absurdos. O simplemente podríamos decir que Capítulo Uno es un cómic terriblemente aburrido.

Vamos a entrar más en detalle por lo que se refiere a los tremendos problemas que tiene este cómic. En primer lugar el ritmo. Si hablamos de condensar 20 números en 13, y teniendo en cuenta lo llenos de acción y, bueno, “cosas” que estaban los cómics de la época; ¿cómo se puede llevar a cabo esta tarea? Claro, eliminando cosas que sí aparecían en los cómics originales a la vez que se mezclan líneas argumentales para poder alcanzar el objetivo. La estructura de cada número acaba haciéndose predecible y tediosa, con un inicio en media res al principio de un número para pasar a tener cada entrega partida por la mitad, con el final del número anterior y dejando colgada la aventura, que acabará en el siguiente, y así en bucle hasta llegar al #12. No hay ninguna “reinvención” más allá de los horribles nuevos diseños de Electro y el Doctor Octopus. Byrne se limita a incluir referencias modernas y explicar cosas que nunca estuvieron allí (como el parentesco que se saca de la manga entre Norman Osborn y el Hombre de Arena porque… ¡su pelo es similar!)

Fuera las referencias a la Guerra Fría pero se mantiene todo lo que tiene que ver con la radiación. Fuera todo lo que tiene que ver con el Gran Hombre pero mantenemos (mínimamente) a los Forzadores, ahora manipulados por Norman Osborn. Byrne se hace trampas al solitario, haciendo que Osborn sea la mente maestra detrás de el Hombre de Arena, Electro y, se insinúa, también Misterio. La total desaparición del Gran Hombre lo explica todo. En la versión de Byrne solo tiene importancia aquello que será importante en el futuro. Se pierde todo el sentido de lo orgánico/caótico del estilo Lee-Ditko en pos de una pretendida “coherencia” que nunca llega a alcanzarse. ¿El ejemplo más claro de esto? La “expurgación” de la muerte del hermano de Betty Brant, un momento fundamental en los primeros años de la serie y una de las razones tanto del odio de Betty a Spiderman durante años y, probablemente, del alejamiento de Peter y la propia Betty. Para Byrne no es un evento importante porque, bueno, Betty no es MJ o Gwen, suponemos.

¿Qué significaba para Byrne modernizar estas historias? Muy criticado en su momento fue el detalle de cambiar el microscopio que tío Ben le regalaba a Peter en Amazing Fantasy #15 por un ordenador. De hecho, Capítulo Uno está LLENO de ordenadores. ¡Ey, chicos, este no es el Spiderman de vuestros padres! Otra actualización sangrante es unir los orígenes de Spiderman y Doc Ock a través del mismo accidente radioactivo -muy Hollywoodiense e innecesario-. La supuesta coherencia que da Byrne a las nuevas historias no es tal ni siquiera cuando intenta justificar lo que en los originales no lo estaba. Es el caso de la razón por la que el ladrón entra en casa de los Parker, algo que ya se explicó en El Asombroso #200.

Las actualizaciones en los orígenes de un héroe no tienen porqué ser un error ni dar lugar a malas historias. Ejemplos exitosos hay muchos, también en Marvel. Fuera de la continuidad, el éxito de público y crítica de Ultimate Spiderman es el primero que se me viene a la cabeza. Pero dentro de la continuidad, El Hombre sin Miedo de Frank Miller y John Romita Jr. es un cómic extraordinario que respeta y actualiza los primeros cómics de Daredevil y además le sirve como soporte para muchas historias futuras. El fracaso de Capítulo Uno es el de la mala planificación, la falta de dirección y un creador en franco declive. Es mejor leer estos cómics como un fan-fiction o, como afirmó el mismo Byrne en 2005, un What If. Según el propio Byrne, las ventas no fueron nada mal y permitían un segundo año que, siempre según su versión, rechazó para no tener que cargar con la etiqueta de ser “el tipo que transcribía a Stan Lee”.

Byrne no entiende lo que hacían especial ni a estos personajes ni aquellas historias. Es descorazonador leer estos cómics y darse cuenta de la total y absoluta falta de humor en ellos. Y si alguien cree que no había humor en los originales que vuelva a leer la mala leche con la que Stan Lee escribe los diálogos de Jameson o lo ridículo que acaba comportándose Flash. Piense el amigo lector en lo siguiente. En el #2 de este Capítulo Uno, para superar los problemas financieros que acucian a su tía May, Peter se plantea robar el dinero y desecha la idea por miedo a que le pillen. Literalmente dice “si alguien como los 4 Fantásticos me localizaran y me pillarán… le rompería el corazón a tía May”. No dice que todo gran poder conlleva una gran responsabilidad. No. Voy a no robar por si me pillan. Si alguien está buscando leer cómics de Spiderman, Capítulo Uno le puede servir. Si alguien busca a Peter Parker en estos cómics, yo aún no lo he encontrado.

Edición original: Spider-Man: Chapter One 0-12 (1998-1999) Edición nacional/ España: Panini Cómics y SD Distribuciones, 2021 Guion: John Byrne Dibujo: John Byrne Entintado: John Byrne, Al Milgrom Color: John Kalisz, Joe Andreani, Steve Buccellato, Christie Scheele, Mark McNabb, Mark Bernardo, Joe Rosas Formato: Tomo en tapa dura Precio: 40,95 euros…
Guion - 4
Dibujo - 6
Interés - 4

4.7

Vosotros puntuáis: 2.98 ( 9 votos)
36 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
AlbierZot
AlbierZot
Lector
29 mayo, 2022 13:18

uf si Los hijos de la medianoche ya era el MLE de tenerlos cuadrados esto ya es un teseracto. Sí creo en su alto valor de interés arquelógico; no deja de ser un Byrne bien empaquetado. Ambrosía para los tiempos que corren. El Batman Año Uno del Spiderman de los últimos 15 años. Perfect timing

Hijo de Jor-El
Hijo de Jor-El
Lector
29 mayo, 2022 15:14

La saga del Capítulo Final yo diría que hasta fue reescrita sobre la marcha. En la primera historia, Alison Mongrain, la «enfermera» que secuestra a la bebé de los Parker, habla con Mary Jane. Ésta corre después a buscar a Peter presa de un ataque de nervios, y le dice entre lágrimas, «¡ha dicho que May Parker està viva!» En el siguiente número, Spiderman acude a la dirección indicada por Mongrain y se encuentra a … ¡la vieja May Parker! O eso está mal escrito, o está reescrito, o intentan tomarle el pelo al lector.

Lo peor fue cuando en Amazing hicieron oficial ese relanzamiento, introduciendo un enemigo que conectaba directamente con el origen narrado en el Capítulo Uno.

A años luz de las Untold Tales de Busiek o el Ultimate de Bendis.

Y sobre la mala leche de los diálogos clásicos de Jameson, yo me quedo con el «Parker, vete a jugar al tráfico».

narutin
narutin
Lector
En respuesta a  Hijo de Jor-El
29 mayo, 2022 22:48

Aún tengo pesadillas con esa etapa.

No sólo los guiones iban a la deriva y tiraban de Osborn casi con exageración, sino que en muchos números se nos dejaba entrever que la «enfermera» estaba cuidando de alguien: a veces parecía una cuna de fondo, otras parecía que le daba juguetes de bebé..

y de buenas a primeras, cuando parece que el mierdolo de reunión de los 5 va a tener algún significado importante (y no un Deus Ex machina para que Osborn sea más poderoso by the face), resulta que te sueltan de nuevo a la tía May.

Pero eh! Que aún no hemos acabado con el horror! Osborn le deja a tía May para que le haga pruebas, después le explica toda la movida de la actriz suplantadora (meándose, como dicen, en el Amazing 400), después desenmascara y mata a Spiderman (pero era un sueño de Resines), después la Tía May tenía una bomba termonuclear que trasnformaría a todos en Goblins (¿¿??) imposible de operar(se la quitan en 3 viñetas) y finalmente el reeencuentro feliz y el final de mi etapa como lector de Spiderman durante 20 años.

narutin
narutin
Lector
En respuesta a  narutin
29 mayo, 2022 23:03

Ah mira, acabo de leer la razón:

«Tom DeFalco, who had left months earlier with his Spider-Man: Identity Crisis storyline, had originally intended Peter and Mary Jane‘s daughter, May Parker, to be returned to them by Kaine (this story thread was later used as the branching point for the MC2), but Mackie and Byrne insisted they have the older May revived so she could fit into their new relaunch.»

Hijo de Jor-El
Hijo de Jor-El
Lector
En respuesta a  narutin
30 mayo, 2022 7:28

Lo del sueño de Resines es tal cual XD
Recuerdo haberme quedado impactado al final de ese tebeo en el que el Duende Verde asesina a Spiderman. Incluso no pasé página para leer el desenlace hasta días después porque quería saborear el momento. Obviamente estaba claro que Spiderman no iba a morir, pero eso de «Capítulo Final», el fin de la numeración tradicional (ahora cada dos por tres se empieza con un nuevo Amazing Spiderman 1, pero entonces era la primera vez que se reiniciaba la colección desde 1962) y el dramatismo del momento te hacían preguntarte qué demonios iba a pasar.
De ahí que cuando me decidí a continuar la lectura del comic mi decepción fue mayúscula.

narutin
narutin
Lector
En respuesta a  Hijo de Jor-El
30 mayo, 2022 11:52

Según leo por internete, parece ser que la idea original era, efectivamente, que rescatase a su hija. De ahí todos los guiños durante tantos números, sobretodo por Tom DeFalco.

Peeeeero Tom DeFalco se piró y Mackie y Byrne pensaron que era mejor retomar de nuevo a la tía May para que «tuviese sentido» en su relanzamiento. Vamos, un volantazo que tuvo que ser de última hora para dar sentido a la mascletá de mierda que pusieron.

Carlitos
Carlitos
Lector
29 mayo, 2022 20:56

Recuerdo estos comics con mucho cariño porque cuando estrenaron Spiderman de Sam Raimi, había un periódico que los daba, no recuerdo si el Marca o el As. Yo con 12-13 años, sin haber leído nunca nada de Spiderman, estaba encantado.

Supongo que si los leyera de nuevo ahora, me llevaría una decepción. Aun así, no me importaría hacerme con el tomo por pura nostalgia.

Matches_Malone
Matches_Malone
Lector
En respuesta a  Carlitos
30 mayo, 2022 0:27

Era el Marca. En esa edición leí por primera vez “La Noche que Murió Gwen Stacy” y Tomb Raider, que me encantó, todavía la tengo de ahí.

Matches_Malone
Matches_Malone
Lector
En respuesta a  Matches_Malone
30 mayo, 2022 0:28

Lo he mezclado con los libritos de El Mundo creo, que fue por la misma época jajajaj.

qwerty
qwerty
Lector
29 mayo, 2022 23:31

Tebeo horrible que hizo que me bajara de Spiderman después de más de quince años como lector.

No sé qué fue más horrible: el capítulo uno o las dos series principales bajo la batuta de Mackie.

Aquí Byrne está horroroso, los personajes le cabezonean de una forma exagerada. Creo que además se entinta él mismo. Tal vez otro entintado le habría ayudado; no sé…

Su Electro, horrible. Su Doc Ock, horrible. El parentesco Osborn – Sandman tb horrible (imagino que Zach LaVine, el jugador de los Bulls tb es un Osborn …)

Y todo lo de la hija/tía es criminal…

Uno repasa los últimos ¿Veinte? Años del personaje y es para echarse a llorar: La saga del clon, esta bazofia de las Mays, sins past, el mefistazo, … Es deprimente

Matches_Malone
Matches_Malone
Lector
En respuesta a  qwerty
30 mayo, 2022 0:29

Wells viene fuerte.

xavi martin
xavi martin
Lector
En respuesta a  Matches_Malone
30 mayo, 2022 0:38

Yo lo siento mucho, pero estos dos numeros que han salido hasta ahora me han parecido muy entretenidos, y me apena bastante ver que todas las criticas de los numeros vayan solo al mal movimiento publicitario que ha hecho marvel con la portada del segundo numero, y no al contenido del numero en si, y que, por lo tanto, la calidad que pueda o no tener la etapa, de momento este quedando en un segundo plano. Es como ir a ver Dr strange y que el debate no es si sea mala o buena, sino que cameos aparecen o dejan de aparecer, aunque en este caso de spiderman haya sido por culpa de los malos movimientos publicitarios de marvel, claro.

Hijo de Jor-El
Hijo de Jor-El
Lector
En respuesta a  xavi martin
30 mayo, 2022 0:40

Sí, es que además la portada del número 2 no tiene nada que ver con lo que se cuenta en el interior. Uno de esos casos de portadas engañosas.

xavi martin
xavi martin
Lector
En respuesta a  Hijo de Jor-El
30 mayo, 2022 0:44

Si, a eso mismo me referia. Ademas no es solo la portada, sino que la descripcion del numero hablaba de la relacion de Peter y MJ. Tristemente una maniobra que no para de ocurrir en cualquier tipo de medio. Aun asi, a lo que voy es que, lejos de eso, la trama, a mi parecer, no va por mal camino, aunque es pronto para juzgar.

Hijo de Jor-El
Hijo de Jor-El
Lector
En respuesta a  Matches_Malone
30 mayo, 2022 0:39

Todavía es pronto para cantar victoria, pero me parece, ME PARECE, que se ha dado carpetazo al infantilismo de Slott y Spencer. El tono de las historias es claramente distinto.

Aún es pronto, pero.

xavi martin
xavi martin
Lector
En respuesta a  Hijo de Jor-El
30 mayo, 2022 0:47

Bueno, yo creo que hubo momentos bastante fuertes en la etapa de Spencer, pero entiendo lo que dices. Para mi, spiderman es un superheroe cuyas historias deben tener humor, pero sin ningun tipo de miedo de ponerse serias cuando sea necesario o incluso mas veces. Con esta etapa concretamente yo creo que han querido volver al tono que straczynski tenia (se nota incluso en que las etapas comparten dibujante).

xavi martin
xavi martin
Lector
En respuesta a  qwerty
30 mayo, 2022 0:31

Hombre, pero eso es solo lo malo, tambien hemos tenido muchas cosas buenas y destacables, y si nos ponemos a repasar, seguro que no han sido pocas.

kursal
kursal
Lector
30 mayo, 2022 12:29

Es cierto que no es de sus mejores obras, pero un Byrne de 4,7 es mejor que el 99% de los autores actuales.

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
Lector
En respuesta a  El azote del perpetuo pontificador
29 mayo, 2022 17:34

Igual es cuando está en Superman pero no en esa serie, sino cuando empieza a compaginarla con Star Brand. Más interesado en defecar sobre el legado de Shooter que otra cosa se le va la olla cosa mala.

Para mi lo ultimo suyo que me gusta es Namor. Pero ahi ya era una ex-estrella que habia perdido el mojo comercial que en ese momento tenian los tipos de Image.

Hijo de Jor-El
Hijo de Jor-El
Lector
En respuesta a  El azote del perpetuo pontificador
30 mayo, 2022 15:30

Para mí el problema principal del Superman de Byrne es que en su afán por humanizarlo o marvelizarlo se pasa de rosca.

Hijo de Jor-El
Hijo de Jor-El
Lector
En respuesta a  El azote del perpetuo pontificador
30 mayo, 2022 16:57

Fíjate los números que dices que están bien … aquellas premisas que él había desechado de la serie. Supergirl, la zona fantasma, esa nueva Tierra (de «bolsillo», pero nueva Tierra al fin y al cabo) con las que las Crisis habían acabado, ese regreso a Krypton del que en Man of Steel poco nos cuenta. Si hasta Jurgens lo primero que hace al llegar es construirle a Superman una Fortaleza de la Soledad que ni tenía.
Ojo, que casi todo lo que hizo fue canon durante mucho tiempo, prácticamente hasta el siglo XXI. Por eso me gusta también el Superman de comienzos de los 2000, porque intenta recuperar algunas cosas buenas que tenía el Superman anterior al suyo.

The Junction to Everywhere
The Junction to Everywhere
Lector
En respuesta a  El azote del perpetuo pontificador
3 junio, 2022 11:54

A mi me gustó mucho cómo caracterizó a Lex Luthor, las dinámicas que tenía con Superman eran de lo mejorcito de la etapa.

Hijo de Jor-El
Hijo de Jor-El
Lector
En respuesta a  The Junction to Everywhere
3 junio, 2022 17:48

Ese Lex Luthor fue más cosa de Wolfman que de Byrne.

Hijo de Jor-El
Hijo de Jor-El
Lector
En respuesta a  El azote del perpetuo pontificador
30 mayo, 2022 18:06

A ver, lo cierto es que en apariencia no son … pero en el fondo lo son. Eran conceptos que iban indisolublemente ligados al lore, y que con el tiempo acabaron regresando. Antes incluso de que se fuese él.

Last edited 1 mes atrás by Hijo de Jor-El
Hijo de Jor-El
Hijo de Jor-El
Lector
En respuesta a  El azote del perpetuo pontificador
31 mayo, 2022 7:25

A mí Supergirl sinceramente no me molesta. Todos los principales héroes siempre han tenido una contraparte femenina. La de Superman podía pasar el filtro, y ser otra superviviente kryptoniana.
¿Superboy? Pues una especie de sidekick puntual, como tenían otros héroes. ¿Forzado? ¿Ilógico? Sí, pero es que formaba parte del lore de Superman. Tanto, repito, que Byrne tuvo que traerlos otra vez, incluso antes de irse.
Es decir, que ese escenario planteado acabó necesitado de esas cosas que en un principio había dejado de lado. Supergirl, Superboy, más Tierras, la Fortaleza de la Soledad, la Zona Fantasma … y cuando llegó el siglo XXI, eso se hizo aún más patente. Y no creo que sea cosa mía únicamente cuando la saga «Regreso a Krypton» de Loeb y Kelly, que reescribía el origen de Byrne abrazando al Krypton pre-crisis, se convierte en el tebeo de Superman más vendido desde su Muerte en 1992.
Es decir, que Byrne hizo lo que debía teniendo en cuenta el momento y contexto de la DC y Superman de aquella época, pero que para mí se pasó de rosca, y hubo que recular en muchas cosas, tanto él como los que vinieron después.

Jaime Sirvent
Jaime Sirvent
Lector
En respuesta a  El azote del perpetuo pontificador
31 mayo, 2022 16:30

A mí, por unirme al debate, me parece que el Superman precrisis tenía dos problemas: el primero todos esos conceptos que habéis comentado (Zona fantasma,supervivientes kriptonianos,ciudad de Kandor,kriptonitas de colores,poder casi ilimitado de Superman, Superboy…).

El segundo problema era fundamentalmente el tono absurdo y naïf de las historias.

Byrne limpió la casa a fondo, necesitaba muchísimo esa limpieza, sacó los trastos,puso orden y desinfectó.

Luego con esa casa ordenada sus sucesores fueron construyendo, añadiendo cosas, retomando detalles de decoración (conceptos que han ido volviendo).

En mi opinión lo más importante es que algunos de esos conceptos han ido volviendo,pero lo que no ha vuelto nunca ha sido el tono ridículo de las historias.Por este motivo,los conceptos han podido volver sin problema y no por ello Superman ha vuelto a ser un personaje ridículo. Después de Byrne ha habido muchos autores que han sabido darle lustre a la mitología de Superman y contar sus historias con acierto. Empezando por esta saga de Exilio que aparece en este tomo,que es una maravilla.

Saludos.

Hijo de Jor-El
Hijo de Jor-El
Lector
En respuesta a  Jaime Sirvent
31 mayo, 2022 16:41

Yo estoy bastante de acuerdo. Y ahí está por ejemplo All Star Superman, considerado por muchos el mejor cómic de Superman, y que juega con todos esos conceptos de la edad de plata.