Marvel Héroes. Los Cuatro Fantásticos. Imaginautas.

Mark Waid y Mike Wieringo unieron fuerzas en el año 2003 para regalarnos una recomendable y a menudo olvidada etapa de la Primera Familia.

Por
7
2844
 

Edición original:Fantastic Four Vol 3, 60-66 y 56 USA.
Edición nacional/ España:Panini Comics.
Guión:Mark Waid.
Dibujo:Mike Wieringo.
Entintado:Karl Kessel.
Color:Paul Monts.
Formato:Tomo en pata dura, 180 páginas.
Precio:10€.

 

Tras tres años sin que se supiera nada de ellos, la Primera Familia marvelita vuelve a estar en boca de todos, y es que, ha sido anunciado por la Casa de las Ideas que, dentro de su relanzamiento bautizado como Marvel Fresh Star, Los Cuatro Fantásticos volverán a contar con colección propia a cargo de nada más y nada menos que de Dan Slott y Sara Pichelli. El anuncio ha tenido sin lugar a dudas el efecto deseado. Y es que, nada es mejor para que el fandom eche de menos a determinados personajes, que cancelar su colección, alimentando año a año las voces que claman por el retorno de aquella familia de cuatro miembros (más tarde seis) que diera origen a lo que hoy conocemos como Universo Marvel.
Sin embargo, no venimos hoy a hablaros de lo que supondrá este relanzamiento, de lo que en su momento, y una vez podamos valorar la inminente etapa como se merece ya opinaremos, si no a recordaros la existencia de otras aventuras de los Cuatro Fantásticos que merecen ser leídas, disfrutadas y desde luego, reseñadas en esta casa. En el caso que nos ocupa, me refiero a la genial etapa que comenzó en el mes de Mayo de 2003 con el escritor Mark Waid (Kingdom Come, Avengers) y con el ilustrador Mike Wieringo (Flash, Friendly Neighbour Spiderman), que desgraciadamente nos dejó en el año 2007, generando un agujero en el noveno arte que nunca podrá volver a ser llenado.

Era la época de la Marvel de Joe Quesada, una Marvel que buscaba reencontrarse a sí misma como editorial y que necesitaba, tras el fiasco de la década de los 90 que culminó con los controvertidos eventos Heroes Reborn y Heroes Return darle a sus míticos personajes las colecciones que estos merecían. En el caso de los Cuatro Fantásticos, estaba claro que cualquiera no podía encargarse de escribirles ni de dibujarles, al ser la Primera Familia durante muchos años el buque insignia de la editorial, y aquellos héroes con los que el Universo Marvel como tal irrumpió en los quioscos, de la mano de Stan Lee y Jack Kirby que daban así cierre a la era Timely, comenzando la inacabable Era Marvel de los Cómics.

De este modo, Mark Waid se plantó delante de su ordenador y nos regaló una etapa en la que ante todo, los Cuatro Fantásticos eran tratados como lo que eran: Familia unida ante cualquier adversidad, y exploradores de lo desconocido. Y es que, Waid quería dejar clara la idea de que no estábamos ante superhéroes convencionales, pues lo que movía a los Cuatro Fantásticos no era la defensa de la justicia como tal, aunque ayudaran siempre a todo aquel que lo necesitase, si no una familia que encabezada por Reed Richards y Sue Storm, investigaba otros planetas y dimensiones con el fin de arrojar la luz de la razón y la ciencia sobre todo aquello que pudieran. En ese sentido, nadie dudaba de que si alguna amenaza asolaba el planeta, los Cuatro Fantásticos no faltarían a la cita de defender a su querida bola azul del sistema solar, pero como digo, su afán era más investigador que superheroico y Mark Waid lo dejó bien claro en estos primeros números.

En cuanto a la vertiente familiar, seremos testigos en este tomo de la tirante pero a la vez unida relación de Johnny Storm y Ben Grimm, de los problemas matrimoniales que atraviesan Sue y Reed, de lo complicada que es para estos la paternidad, y de como Johnny es algo más que un play boy inmaduro, convirtiéndose aquí en alguien en quien su familia puede confiar para gestionar sus intereses.

En lo que respecta al dibujo, Mike Wieringo hace gala aquí de un estilo cercano al cartoon y a la caricatura en el que nos muestra una cara muy amable de Los Cuatro Fantásticos, con suavidad en el trazo y variedad en sus formas, ejecutando unos innovadores e inteligentes diseños de cada extraño enclave que es pisado por estos investigadores de lo desconocido.

Esta etapa fue publicada por Panini en dos tomos de su recordado y recomendable coleccionable Marvel Heroes, que tenía una cadencia quincenal con tomos de 10 € de precio, y que nos regaló obras muy recomendables con las que iniciarse como lector en su universo, necesitándose que la editorial reedite estos cómics, no muy recordados por los fans de los 4F, pero sí muy disfrutables.

Sin embargo, dejaremos el desenlace de estos números, contenido en el siguiente tomo publicado por Panini para más adelante, pues sería en éste en el que Mark Waid y Mike Wieringo pondrían toda la carne (previamente quemada y afectada por un accidente químico) en el asador marvelita.

  Edición original:Fantastic Four Vol 3, 60-66 y 56 USA. Edición nacional/ España:Panini Comics. Guión:Mark Waid. Dibujo:Mike Wieringo. Entintado:Karl Kessel. Color:Paul Monts. Formato:Tomo en pata dura, 180 páginas. Precio:10€.   Tras tres años sin que se supiera nada de ellos, la Primera Familia marvelita vuelve a estar en boca de…
Guión - 6.5
Dibujo - 7.5
Interés - 7

7

Fantástico

Mark Waid y Mike Wieringo unieron fuerzas en el año 2003 para regalarnos una recomendable y a menudo olvidada etapa de la Primera Familia.

Vosotros puntuáis: 6.8 ( 4 votos)

7
Déjanos un comentario

Please Login to comment
3 Comment threads
4 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
6 Comment authors
GarracRaúl GutierrezRakuSaveJack Knight Recent comment authors
Recientes Antiguos
elBlueNules
Lector
elBlueNules

El vol.3 de los 4F es más que recomendable. Tras unos primeros números de Lobdell pillan Claremont y Larroca la colección y entregan algunas sagas buenísimas; luego viene lo de Pacheco y Marín con Loeb, que podría haber sido algo grandioso de haberles dado más libertad. Waid con Wieringo harían una etapa bastante entretenida, con Impensable como una de las mejores historias de Muerte. JMS haría una etapa de transición aceptable, pero sin alardes. Millar y Hitch, equipo de lujo, harían entrar a los 4F en el siglo XXI con elementos de mucha calidad (aunque El maestro de Muerte terminaría siendo un despropósito). Finalmente, Hickman empezaría su mágico periplo marvelita, con una gran saga que empalmaría con SHIELD y sus Vengadores, desembocando inevitablemente en Secret Wars, la mejor etapa moderna de los 4F y el mejor Reed Richards sin dudas. Y Julián Eme Clemente no los quiere reeditar en buen formato… Sin embargo, ¿qué os jugáis a que reeditaría encantado las mediocres etapas de Fraction o lo de Robinson? La tirria que le tiene a Hickman es legendaria e incomprensible.

Jack Knight
Lector
Jack Knight

Y te dejas sin comentar una etapa de transición de unos 10 números de McDuffie con Pantera Negra y Tormenta de miembros que para mi gusto es de lo mejor de los 4F en lo que llevamos de siglo, solo por detrás de las etapas de Waid y Hickman.

Garrac
Lector
Garrac

Lo secundo completamente. Una de las etapas modernas más divertidas del grupo, y la pena es que no durase más, la verdad.

Save
Lector
Save

Impensable es un despropósito que se pasa por el forro el trabajo de caracterización de autores anteriores solamente porque a Waid no le gusta que Doom sea un personaje con un lado noble y según sus narices tiene que ser malo malísimo (cuando Victor es infinitamente más interesante moviéndose en una franja de grises). Y un cuerno de las mejores historias de Doom.

Raku
Lector
Raku

¿Cuánto dura esta etapa de Waid y Wieringo?