Marvel Gold. Peter Parker, el Espectacular Spiderman 1 ¡La Tarántula pica dos veces!

Mientras queda en pausa la recopilación de la serie en Marvel Héroes, damos marcha atrás para recordar el inicio de El Espectacular Spiderman

2
2929

Edición original: Peter Parker, The Spectacular Spider-Man 1-24 USA (Marvel Comics, 1976-1978)
Edición nacional/España: Peter Parker, el Espectacular Spiderman 01: ¡La Tarántula pica dos veces! (Panini Cómics, 2022)
Guion: Gerry Conway, Jim Shooter, Archie Goodwin, Bill Mantlo, Chris Claremont, Elliot Maggin
Dibujo: Sal Buscema, Ross Andru, Jim Mooney, Mike Zeck, Frank Springer
Entintado: Mike Esposito, Jim Mooney, Frank Giacoia, John Tartaglione, Ernie Chan, Dave Hunt, Bruce D. Patterson, Frank Springer
Color: Glynis Wein, Dave Hunt, Don Warfiled, Janice Cohen, Marie Severin, Stan Goldberg, Phil Rachelson, George Roussos, Irene Vartanoff, Mary Ellen Beveridge, Mary Titus, Bob Sharen
Formato: Tapa dura. 440 páginas. 44,95€

Aumentando la familia arácnida

«Por citar un viejo lema: ¡Este es un trabajo para Spiderman!»

Al empezar a preparar esta reseña tuve un profundo deja vu a lo escrito por mí mismo en la reseña del primer Marvel Gold dedicado a Marvel Team-Up. Es 1976 y han pasado 4 años desde el debut de la segunda cabecera que Marvel dedicara a las aventuras de Spiderman, el personaje más famoso de la editorial en aquellos años. Si saltamos a 2023, creo que a nadie se le escapa que las empresas del entretenimiento, y el cómic no es una excepción, buscan y siguen buscando excusas para sobre-explotar a sus personajes y universos más conocidos. En algunos casos hasta la extenuación. En Marvel tenían claro que había mercado para una tercera colección regular que contara las aventuras del lanzarredes (sin contar tiras de prensa y reimpresiones varias) así que era cuestión de tiempo que Peter Parker, el Espectacular Spiderman viera la luz.

La razón que arguyó Marvel en aquel momento para lanzar esta nueva colección era, entre otras cosas, que Spiderman y sus personajes secundarios carecían del espacio (en páginas, se entiende) para desarrollarse adecuadamente. Al fin y al cabo, Marvel Team-Up era una serie centrada en la acción, siempre con héroes invitados y sin, supuestamente, sitio para nada más. Y El Asombroso Spiderman, bueno, son 20-22 páginas de cómic. ¡No pretenderás darle cancha a un personaje y sus secundarios en tan poco espacio! (Inserte aquí el nombre de tu guionista favorito que hizo eso mismo en tu etapa favorita de tu personaje favorito). Para más inri, desde el bullpen se prometía que El Asombroso y El Espectacular se relacionarían la una con la otra en un “ballet bien estructurado” que reforzaría la continuidad del personaje. Sobre el papel, muy bien. La realidad, una cosa un poco distinta.

Hay otra teoría para explicar la génesis de esta serie y es una que se centra en los entresijos editoriales y las tradiciones no escritas. Una de estas últimas era que el Editor en Jefe de Marvel siempre tenía que escribir a uno o dos de los personajes insignia de la Casa de las Ideas. A caballo entre las décadas de los 60 y los 70, no era raro que, al igual que Stan Lee, el mismo escritor se encargara tanto de Los 4 Fantásticos como de El Asombroso Spiderman. El primer guionista de El Espectacular sería precisamente el Editor en Jefe en aquel momento, Gerry Conway (en aras del contexto histórico, el mismo mes que se ponía a la venta el #1 de El Espectacular, Len Wein escribía El Asombroso y Roy Thomas Los 4 Fantásticos). Esta teoría gana peso cuando vemos que el sustituto de Conway en El Espectacular sería… el siguiente Editor en Jefe de Marvel, Archie Goodwin.

El paso de Conway por la serie sería efímero, tan solo los tres primeros números. El guionista entrega un número de presentación lleno de acción y desarrolla una saga en tres capítulos que enfrentan a Spidey contra Tarántula, Kraven el Cazador y el Señor de la Luz. Salvo las tres páginas del #6 (que es una reedición de material antiguo, el Marvel Team-Up #3), a partir del #4 se encargará de la serie Goodwin, tampoco durante demasiado tiempo, hasta el #8. Los #4-5 presentan una trama sin mucho sentido en la que se mezclan Spiderman, el Buitre, una copia del Castigador llamado el Mercenario y unos mafiosos de segunda. También insustancial será la segunda historia de Goodwin, en la que Morbius es controlado por una entidad de otra dimensión que recibe el nombre de Empatoide. Estos 8 números muestran no solo que las promesas que llevaron a la creación de la serie eran papel mojado sino que la limitación de ideas de los escritores era preocupante. No hay desarrollo de personajes, las apariciones de secundarios son anecdóticas, las subtramas -si exceptuamos una y muy cogida por los pelos entre Flash Thompson y su novia vietnamita Sha Shan- no existen. Hay un par de detalles graciosos sobre los problemas que sufre Peter Parker para guardar y recuperar su ropa de civil cuando se enfunda el traje de Spiderman pero poco más.

En el #9 (con una notable portada de George Perez) debuta Bill Mantlo, que venía de escribir Los Campeones y que estaba a un par de años de su trabajo más importante en Hulk. En 1977 es lo que llamaríamos un valor al alza en Marvel. Esta primera etapa de Mantlo en la colección se extendería hasta el #42 y sin ser la mejor, el escritor consigue aquí darle a la serie un tono propio, que podrá gustar más o menos, pero al menos es coherente, dejando aparte dos fill-ins en el #9 y #16, flojísimos, a cargo de Chris Claremont y Elliot Maggin. Mantlo decide centrar la atención en la Empire State University, donde estudia Peter, e introducir en la serie a una creación suya, el Tigre Blanco. En ambos casos, tanto el entorno universitario como el superhéroe latino, hacen que el guionista se anime a incluir elementos de comentario más que de crítica social.

Tras un primer choque entre Spidey y el Tigre Blanco (#9-10), Mantlo presenta una aventura en 4 entregas (#12-15) altamente lisérgica en la que Spiderman tiene que salvar a Sha Shan de una secta controlada por el Aborrecedor que en realidad es el Hombre-Bestia. Para hacerlo contará con la ayuda de uno de los superhéroes más ridículos de los 70, el Jabalí y su casco-capucha-lo que sea con la forma del conocido gorrino. Los #17-18 son la excusa que Mantlo utiliza para cerrar un par de cabos sueltos de su etapa en Los Campeones juntando al Ángel y al Hombre de Hielo con el lanzarredes. En los #19-20 tenemos de nuevo al Señor de la Luz y de postre a los Forzadores, en el #21 el Escorpión repite su ya cansino interés en acabar con J. Jonah Jameson, mientras que en los #22-23 Spiderman hace team-up con el, por aquel entonces, ascendente Caballero Luna. El último número del tomo, el #24, es otra locura en la que el villano es el hipnosapo, perdón, el Hipnotizador, un ladrón disfrazado como DJ de discoteca de los 70.

Lejos de ser perfecta, la labor de Mantlo en el título es, como mínimo, muy profesional. La parte de la acción es poco imaginativa pero bueno, estamos hablando de la Marvel de finales de los 70, probablemente una de mis épocas “menos favoritas” de la historia de la editorial. El guionista brilla en el desarrollo del universo de secundarios. La incorporación del Tigre Blanco funciona mejor de lo que podría parecer en un principio y siempre es agradable tener como secundario importante a Flash. Mantlo tiene el detalle también de incluir una conversación entre MJ y Peter tras el rechazo de la pelirroja a la propuesta de matrimonio de nuestro héroe acontecida en El Asombroso Spiderman #183.

En cuanto al dibujo, la mayor parte del volumen está ilustrado por el clásico Sal Buscema. Tengo una gran debilidad por este dibujante, como muchos de los que crecimos leyendo a Spiderman a finales de los 80-principios de los 90. Buscema siempre es profesional y cumplidor pero no considero tampoco esta parte de su carrera como especialmente destacable. Los que le hemos seguido a través de los años reconocemos sus clásicos tics como las expresiones faciales de los personajes con la boca abierta o esa forma que tiene Spiderman de dar puñetazos pero aquí se muestra como un dibujante un tanto limitado. La acción es fluida y su Spiderman es clásico sin estar pasado de moda pero su labor en escenas fuera del primer plano o plano medio (utilizando el lenguaje audiovisual) es muy mejorable así como los fondos, en muchos momentos inexistentes. Buscema volverá a la serie una década después, mucho más pulido como dibujante y realizará dos muy buenas etapas, la primera de ellas curiosamente con Gerry Conway y la segunda (para mí un clásico) con J.M. DeMatteis que Panini reeditará ¡por fin! este verano de 2023.

Recuerdo con qué ganas comencé a leer estos cómics por primera cuando fueron reeditados a principios del siglo XXI dentro de la recordada línea Excelsior. Visto con la perspectiva del tiempo y esta segunda lectura, este primer volumen de Peter Parker, El Espectacular Spiderman es una pieza de coleccionismo para fans del lanzarredes. Contiene elementos de interés pero en conjunto es un lanzamiento con muchas más sombras que luces.

Lo mejor

• La edición y detalles en la caracterización de los secundarios por parte de Bill Mantlo

Lo peor

• Son 24 números de aventuras arácnidas intrascendentes

Edición original: Peter Parker, The Spectacular Spider-Man 1-24 USA (Marvel Comics, 1976-1978) Edición nacional/España: Peter Parker, el Espectacular Spiderman 01: ¡La Tarántula pica dos veces! (Panini Cómics, 2022) Guion: Gerry Conway, Jim Shooter, Archie Goodwin, Bill Mantlo, Chris Claremont, Elliot Maggin Dibujo: Sal Buscema, Ross Andru, Jim Mooney, Mike Zeck,…
Guion - 5.4
Dibujo - 5.7
Interés - 6

5.7

Vosotros puntuáis: 5.3 ( 10 votos)
Subscribe
Notifícame
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
Lector
9 abril, 2023 20:07

Comics muy flojitos. Es curioso pero parece que, aunque fuera la tercera cabecera del personaje, pero aún asi siendo este el personaje estrella de la editorial, hasta Mantlo nadie se lo tomaba suficientemente en serio.

Jaime Sirvent
Jaime Sirvent
Lector
12 abril, 2023 8:37

Pasaré por caja por puro completismo llegado el momento.

Gracias por la reseña.