Marvel Deluxe Lobezno 6. Lobezno va al infierno

Reseña del volumen Lobezno va al infierno con un magnífico Jason Aaron a los guiones y un impresionante elenco de artistas entre los que destaca Daniel Acuña y Renato Guedes.

Por
9
3888
 
MD-Lobezno-va-al-infierno

Edición original: Wolverine The Road To Hell Falling y Wolverine v4, 1-9 USA (Marvel Comics)
Edición nacional/ España: Marvel Deluxe Lobezno 6. Lobezno va al infierno (Panini Comics)
Guión: Jason Aaron
Dibujo: Renato Guedes, Daniel Acuña, Jason Latour, Jamie McKelvie y otros.
Color: Matthew Wilson, Daniel Acuña
Formato: Tapa dura, 280 páginas
Precio: 25,95€

 

A finales del año 2010 Marvel Comics inició la publicación del que sería el cuarto volumen de la serie regular de Lobezno, y lo haría de la mano del guionista estrella Jason Aaron quien curiosamente había entrado en el mercado americano tras ganar un concurso en dicha editorial participando con una historia corta protagonizada por el pequeño canadiense y que se publicaría en el número 175 del primer volumen. Cinco años después volvería al personaje, primero para una pequeña incursión de tres números a la que continuaría la serie regular Wolverine Weapon X donde realizaría una docena de números y una posterior miniserie en la que Logan compartiría protagonismo con Spiderman. Todos estos trabajos suponen sin lugar a dudas un master avanzado para lo que estaba por venir con el relanzamiento de la serie y el sugerente título de Lobezno va al infierno.

La historia realmente arranca en el especial Wolverine: Road to hell donde en tan sólo siete páginas vemos como Logan despierta en lo que es una caída al infierno, él no es consciente de donde se encuentra, al menos en las primeras secuencias pero en cuanto comienza a encontrar personas que han muerto en sus manos no tarda en atar unos cabos que terminan de confirmarse con la aparición de Creed y le suelta la premonitoria frase de : “Será mejor que te pongas a caer, hasta el fondo. Allí te estamos esperando todos.” A pesar de la fantasmagórica aparición de Creed nada hace suponer el tortuoso camino por el que tendrá que pasar Logan.

El trabajo del guionista es más que notable, por un lado fracciona la trama en dos historias que han de cruzarse, en primer lugar asistimos a ese descenso de Logan al infierno como os comentaba anteriormente donde tendrá que lidiar con los muchos males que él ha cometido mientras trata de recordar que es lo que le ha llevado a esa situación, allí tendrá que vérselas nada menos que con Satán amo y señor de las profundidades y contará para ello con un sorprendente aliado. Por otro lado, en la tierra el cuerpo de Logan ha sido poseído por un demonio y está dispuesto a destruir todo aquello que significa algo para Logan. No son pocas la veces en las que se han adueñado de su cuerpo, quizás las más destacadas hayan sido cuando Apocalipsis lo convirtió en uno de sus jinetes del Apocalipsis, Muerte, o cuando La Mano le devolvió a la vida a su merced en probablemente uno de los mejores trabajos de Mark Millar, lo que sí ha acompañado a todas estas posesiones son los combates llevados al extremo que ha mantenido Logan con los que antaño fueron sus compañeros de armas de La Patrulla-X. No será menos en esta ocasión, el sendero de destrucción que nuestro protagonista demonizado deja a su paso es terrible, y Aaron demuestra con cada escena que se ha empapado de cada cicatriz de Logan, de cada personaje que ha dejado huella en él, extrae los momentos más relevantes de su pasado y los retuerce para hacer sentir al lector el mismo dolor por el que el que él protagonista de la historia va a pasar. Mariko, Samurai de plata, Jean Grey, Yukio, su hija adoptiva, su padre,… todo vale para ponerle en la más compleja de las situaciones a nivel emocional.

Hablar de posesiones demoníacas en el universo Marvel implica – especialmente en los últimos años – que personajes como Hellstrom o el Motorista Fantasma tengan su cuota de página como así sucede, su papel en la trama no sólo será relevante sino que además se erigen como la última oportunidad de exorcizar a Logan.

Este primer arco argumental está magníficamente dibujado por Renato Guedes (Superman, Constantine) quien no sólo realiza un trabajo inmenso en las escenas de acción sino que además la forma en la que representa el infierno es absolutamente pavorosa, quizás, y por buscarle un fallo menor al apartado artístico de esta parte de la historia decir que quizás el color de Matthew Wilson no sea el más apropiado pues resulta excesivamente apagado y llega incluso a confundir el trazo de Renato.

Si la primera parte de este volumen sirve para ver esa doble lucha en el infierno y en la tierra, en esos extraños aliados que se encuentra en el infierno y en quien le traicionó para llevarlo a esta situación, en la segunda parte del volumen encontramos el esperado enfrentamiento entre Logan y La Patrulla-X comandada por Cíclope, aunque a nivel guión no resulta tan brillante como la primera parte, es cierto que los diálogos están muy bien llevados así como las motivaciones y comportamiento de los personajes, en lo que sí destaca es en la parcela del dibujo pues estos capítulos están dibujados por Daniel Acuña quien como siempre raya a un nivel más que excelente, creando secuencias memorables, la simulación del combate contra Logan es de esos que te dejan sin palabras por la brillantez de su ejecución.

Renato y Daniel no son los únicos dibujantes de este volumen y es que tras cada episodio encontramos pequeñas historias de seis-siete páginas con autores tan interesantes como Jason Latouer, Jamie McKelvie o Michael Gaydos que sirven para enseñarnos las visitas que el Logan demonizado hizo a algunos de amigos con el único objetivo de quebrantar su alma, todas ellas también con guiones de Jason Aaron.

Como conclusión decir que estamos ante una de las mejores etapas de Lobezno, también advertir que falta un segundo volumen con el que se completa la historia, con todo resulta una historia de lo más impactante e interesante y como no, recomendable para todos los seguidores de sus aventuras.

  Edición original: Wolverine The Road To Hell Falling y Wolverine v4, 1-9 USA (Marvel Comics) Edición nacional/ España: Marvel Deluxe Lobezno 6. Lobezno va al infierno (Panini Comics) Guión: Jason Aaron Dibujo: Renato Guedes, Daniel Acuña, Jason Latour, Jamie McKelvie y otros. Color: Matthew Wilson, Daniel Acuña Formato: Tapa…

Valoración

Guión - 8
Dibujo - 8
Interés - 8

8

Valoración

Una propuesta de lo más interesante de la mano de un Jason Aaron en estado de gracia.

Vosotros puntuáis: Be the first one !
9 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Daniel Gavilán
16 diciembre, 2015 8:18

A pesar de que no le faltan sus detractores y el apartado gráfico de la parte dibujada por Guedes podría haber sido mucho mejor, me parece todo un derroche de imaginación este OB Logan que se marcó Aaron. A ver si Lemire y Taylor se entonan con las series actuales del personaje, porque se echa en falta historias de este nivel tras los tropiezos de Cornell y el inexplicable desastre que fue Lobeznos (inexplicable porque es difícil de entender lo poco y mal que supieron sacar provecho a ese grupo de personajes, vamos)

Louontherocks
Louontherocks
Lector
En respuesta a  Raúl López
16 diciembre, 2015 20:11

El caso que Lobeznos empezó bien, luego perdieron el rumbo…

Snow
Snow
Lector
16 diciembre, 2015 13:16

La verdad es que no puedo ser tan entusiasta como ustedes, chicos. Aaron escribe de manera dinamica y entretenida, pero ¿realmente les parece una buena idea el concepto plasmado aca de que….

SPOILER SPOILER SPOLIER SPOILER SPOILER

“cualquiera que tenga brazos para escalar puede salir del infierno?”.
Idea, por otra parte llevada al absurdo en Amazing X-Men con eso de que…

SPOLIER SPOILER SPOILER SPOILER SPOILER

“si te construyen un portal, puedes revivir. y no estamos hablando de un portal mistico -esoterico, sino uno que Reed o Hank pueden construir antes de irse a la cama”….

Thorin_II
Thorin_II
Lector
16 diciembre, 2015 13:52

A mi esta etapa me gustó, no tanto ese baile de dibujantes que había en algunos números. Creo que se quedó una etapa muy maja pero en cuanto se marchó Aaron me bajé del carro, después de irse este señor la serie parecía un pollo sin cabeza.

Cristian Miguel Sepulveda
Autor
17 diciembre, 2015 1:21

Excelente reseña Raúl, me han dado ganas de meterme en el Lobezno de Aaron, porque me quedé en Millar.

flashpoint
flashpoint
Lector
17 diciembre, 2015 11:59

Wolverine fue una serie que seguí por años, desde que Forum publicó los tomos morados donde recopiló desde el número uno de Claremont y Buscema hasta el final de la era Hama Silvestri, para seguir a Hama con un vaivén de dibujantes estrellas, y a su partida empezaron a pasar muchos otros guionistas, hasta el año 2004 o algo así, cuando Logan pasó a ser prostituido a más no poder por Marvel y Bendis lo incluyó en sus Vengadores.
Desde ahí en adelante el personaje se hizo insoportable. La colección en general no aportaba nada, y al recuperar la memoria luego de House of M, peor porque en vez de contar nuevas historias nos enviaron a descubrir su pasado y en especial su relación con el Soldado de Invierno. Luego llegó Millar y junto a Romita Jr, hicieron algo, no se que realmente hicieron pero algo nos contaron.
Pero Aaoron, no hizo más que vender humo. Es más a partir de esta historia donde Wolverine estuvo literalmente en el infierno y volvió, que impide a Marvel traerlo de regreso con sólo chasquear los dedos?
Ojo uno se entretiene leyendo estas historias, porque al final del día no existen historias malas, sólo distintas interpretaciones de ella.

Sith
Sith
Lector
18 diciembre, 2015 20:23

Es muy dificil defender esta etapa y ojo que los comics de Logan siempre han sido irregulares pero esta etapa es cualquiera, el argumento es rebuscado y las explicaciones que da resultan bizarras.

Y coincido con que los dibujos de Guedes dejan mucho que desear.

goonzamo
goonzamo
Lector
6 julio, 2016 13:17

Una pregunta a raíz de los números de lobezno en este formato ¿sabríais aconsejarme entre Los hombres de adamantium, imparable (x men de Whedon) y el mañana nunca muere?