Manifest Destiny #7-12

Por
7
570
 
Manifest Destiny_portada_07

Edición original: Manifest Destiny #7-12 (Skybound – Image Comics).
Guión: Chris Dingess.
Dibujo: Matthew Roberts.
Entintado: Matthew Roberts.
Color: Owen Gieni.
Formato: Grapa, 32 páginas.
Precio: $2,99.

 

Cumplidos los doce números que dan frutos a un nuevo tomo recopilatorio, decidimos revisitar esta serie de Chris Dingess y Matthew Roberts que tan bien comenzara hace un año atrás. Repasando su premisa, Manifest Destiny toma la historia real de la expedición de la Louisiana encargada por el Presidente Jefferson a los Capitanes Meriwether Lewis y William Clark y la presenta con añadidos ficcionales, fantásticos, entre los cuales destaca la introducción de criaturas extraordinarias que deberán ser relevadas y, en lo posible, eliminadas por esta misión.

Luego de enfrentarse con hombres-búfalos y con una epidemia parecida al virus de los zombies, en el #7 nos encontramos con la misión embarcada nuevamente y en las páginas finales de este número se evidencia que esta parte de la historia transcurrirá sobre el río, dado que su barco se estanca con algo debajo del agua y no puede avanzar. En efecto así será, y durante los cinco números que conforman el arco argumental propiamente dicho la misión de Lewis y Clark se deberá enfrentar a diversos problemas y situaciones a resolver. En parte algunos de estos conflictos ocurrirán por los nuevos pasajeros rescatados en el volumen anterior de La Charette, el último asentamiento euro-americano, quienes aportan un par de subtramas a la mezcla de Manifest Destiny; especialmente esto sucede con los personajes femeninos, la jovencita Irene Lebrun rodeada de hombres deseosos de saciarse con ella, y Madame Boniface, quien se convertirá en asistente de hecho del Capitán Lewis en su tarea de diseccionar las criaturas que encuentre, generándose entre ellos una relación interesante de leer por sus personalidades diferentes y sus posturas enfrentadas constantemente.

Subrayamos el hecho de que se añaden estas nuevas tramas dado que todo lo previo continúa en su lugar, progresando y desarrollándose firmemente: nos toparemos con nuevas criaturas tenebrosas, espeluznantes y sorprendentes (ranas y mosquitos extraordinarios, principalmente) que darán lugar a interesantes escenas y aún más atractivas resoluciones; los capitanes seguirán lidiando con su tripulación algo irregular y por momentos indisciplinada, produciéndose enfrentamientos varios entre ellos, y más. Todo ello a un ritmo narrativo muy bien marcado por las acciones y las escenas de tensión y suspenso con otras más calmas, con dejos de comicidad que alivian un poco el drama. No obstante eso, en este segundo volumen se nota que a los autores les importa el desarrollo de sus personajes tanto o más que el contar la historia, enfocándose fuertemente en ellos y en sus relaciones.

manifest_destiny_interiores_02 manifest_destiny_interiores_03

En lo que continúa intacto desde el #1 hasta el #12 también está el trabajo de Matthew Roberts en el dibujo, gran responsable de los elogios que recibe este cómic. Roberts no sólo tiene un muy buen trazo que ofrece dibujos agradables y dignos de observar, sino que también es un gran narrador con capacidad creativa para el diseño de personajes (y, en igualdad de importancia, de las criaturas) y para la disposición y composición de páginas con lo que ofrece diversión y una lectura atractiva desde el mismo diseño de la página, que se suma a la calidad del contenido en dibujos, diálogos e historia. Y reconocemos también nuevamente la tarea del color que realiza Owen Gieni, dando aún más vida a estas páginas y aportando lo suyo a la narrativa.

Decíamos antes que el arco argumental se extiende por cinco números y en efecto es así, ya que el #12 es un gran interludio en el cual los autores aprovechan para puntualizar dos cuestiones hasta ahora no vistas y que son importantes para la historia. Por un lado, se adentra en el origen de la misión, incluyendo una aparición en flashback de Jefferson en el momento en que encomendaba la expedición a Lewis, brindando interesantes detalles de cómo sucedió esto. Y por otro, revela las motivaciones de la guía Sacagawea para colaborar con la misión. Ambas cosas se presentan en medio de un encuentro con una tribu nativa, con los jefes de la cual conversan los capitanes de la expedición y Sacagawea oficia de intérprete. Además, también se da un nuevo indicio de que la historia mayor que se desarrollará mes a mes tiene todo que ver con los arcos gigantes que se han topado antes y también en esta segunda aventura. Con estos detalles, se sientan las bases para hacer una lectura aún más interesante, conociendo más de estos tres personajes tan importantes para el desarrollo de la historia, acumulando tramas atrapantes y que darán gusto ver desenvolverse.

manifest_destiny_interiores_01

La combinación de personajes bien caracterizados, varios conflictos entremezclados, humor, aventura y fantasía dan lugar a este cómic entretenido y de buena calidad, fruto del buen trabajo de guionista, dibujante, colorista y demás involucrados. Su tarea es reconocida por un público cautivo que se mantiene desde el comienzo, con números de ventas que rondan los 14 mil ejemplares mensualmente (en los datos de la distribuidora Diamond), con un pico de 20 mil del #7 seguramente gracias al tomo recopilatorio que también amasó una buena cifra. El segundo tomo, dicho sea de paso, estará a la venta desde enero próximo ya que el citado #12 salió a la venta en diciembre.

Con este público y con su buen nivel, Manifest Destiny seguramente continuará sus planes de publicación hasta cuando los autores quieran, cerrando un gran primer año y generando el mismo interés que tuviera desde el #1 para el año dos.

  Edición original: Manifest Destiny #7-12 (Skybound - Image Comics). Guión: Chris Dingess. Dibujo: Matthew Roberts. Entintado: Matthew Roberts. Color: Owen Gieni. Formato: Grapa, 32 páginas. Precio: $2,99.   Cumplidos los doce números que dan frutos a un nuevo tomo recopilatorio, decidimos revisitar esta serie de Chris Dingess y Matthew…

Review Overview

Guión - 8.5
Dibujo - 8.5
Interés - 8.5

8.5

Manifest Destiny cierra un gran primer año de publicación y sostiene el interés en su público seguidor.

Vosotros puntuáis: Be the first one !
7 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
dhaldon
dhaldon
Lector
20 diciembre, 2014 15:49

Mi comic favorito a día de hoy, desde que leí el primer número me enganchó y ningúno de los siguientes me ha decepcionado. Mientras haya cómics así que se queden Marvel y DC con sus crossovers, remuneraciones, resurrecciónes y demás trucos de manos.

Ossho
Ossho
Lector
20 diciembre, 2014 17:52

Un comic muy interesante que puede que pille si lo publican por aquí, al ser d skybound deberia de publicarlo planeta, espero que se fijen en él

Mathieu
Mathieu
Lector
20 diciembre, 2014 18:53

Tendré que desenterrarlo de la pila (el n1). Menos trabajar y más leer, mi deseo para el 2015

Daniel Gavilán
Autor
20 diciembre, 2014 22:23

Con todos lo palos que se le dieron a esta serie cuando empezó a publicarse -otra como el Shutter de Keatinge- pensaba que era el único al que le estaba molando. Pero la verdad es que todo este rollo colonial a medio camino entre El Dorado y Tambores Lejanos en medio de un entorno fantástico plagado de los más retorcidos peligros me priva bastante.

dhaldon
dhaldon
Lector
20 diciembre, 2014 23:59

Le dieron muchos palos? Yo recuerdo que comenté aquí cuando salió el primer número y discuti con alguien de los habituales (no recuerdo con quien, la edad es muy mala) que decia que era mala, pero aparte de eso no sabía que tenía maldad r críticas. ¿ En los foros americanos o en páginas especializadas?

Daniel Gavilán
Autor
28 diciembre, 2014 14:27

Pues creo recordar que fue un poco de todo, y que tanto en las páginas americanas como por conocidos de fb bastantes asiduos al indie, así como por estos lares de hablaba de ella como un cómic sin demasiado interés

De todas formas, tampoco creo que Manifiesto de Destino tenga el arranque más espectacular de las series indies actuales, y ante todo es un cómic al que le tiene que otorgar cierta complicidad y paciencia para que se vaya cociendo número a número.

Probablemente fuera otra de las victimas de la ansiedad del quererlo todo para ya del mercado actual, en el que guardarse algo para el segundo número ya se considera demasiado tarde